Se busca Jefe de obra

Por el Arq. Gustavo Di Costa

Editor de Revista ENTREPLANOS

 

Al destacarse las características de un buen Jefe de Obra precisamos primero discernir dos tipos de conocimientos fundamentales que hagan a una persona desempeñarse bien en su trabajo y liderar personas. Las mismas son: Conocimientos técnicos o competencias duras de la profesión y conocimientos al momento de saber cómo liderar un equipo de trabajo, trabajar en equipo, planificar tareas y hacerlo de manera eficiente. A todas esas cualidades las llamamos “competencias blandas”.

Al momento de seleccionar a un competente Jefe de obra, en una entrevista de trabajo, se pueden relevar muchos conocimientos técnicos, e incluso, formular una evaluación práctica en dicho proceso, pero claramente, de una evaluación al trabajo en sí mismo en el lugar de obra, pueden detectarse diferencias. Algunas de las tareas técnicas de todo Jefe de Obra serán, planificar las tareas: Un buen líder de obra debe caracterizarse, en primer lugar, por planificar una obra desde cero, demostrando conocimientos técnicos de suelo, análisis del contexto barrial y urbano, implantación donde se levantará cualquier edificación, materiales a utilizar, técnicas de materialización. Es decir, demostrar que es un experto en su quehacer. Todo ello, le brindará, por un lado, confianza y esa confianza le facilitará el trabajo en obra, ya que será el canal de consulta de sus trabajadores, otorgándole así reconocimiento a su sapiencia. Además, al demostrar conocimientos en construcción y materiales, beneficiará adoptar el producto más adecuado para cada obra, generando así un ahorro sustancial en el presupuesto a invertir en la construcción.

Además, un destacable Jefe de obra sabrá organizar el trabajo. Una correcta asignación de tareas a los empleados garantizará dos aspectos. El primero, la inexistencia de superposición de tareas y competencias internas, mal uso del tiempo y la generación de conflictos internos. La segunda, asegurarse que cada uno sabe lo que tiene que hacer y responsabilizarse por ello. En cuanto a los contratistas, garantizar que el tiempo de labor se cumpla, caso contrario, generará más gastos de los planificados.

También, un óptimo Jefe de obra deberá controlar la seguridad e higiene del trabajo. En este caso, todo trabajo deberá cumplir con el cuidado y seguimiento de la Ley de Higiene y Seguridad en el Trabajo Nº 19.587, la cual establece todas las normas técnicas que debe seguir un empleador en la República Argentina para salvaguardar la integridad física de sus empleados. La misma, cuenta con varias directrices de actuación que determinan: Elementos de protección personal adecuados según el trabajo que realizará el empleado; Señalización a instalar en todo medio donde se vaya a desenvolver la tarea; regulaciones que se deben cumplir para garantizar la protección del trabajador; acciones a llevar adelante en caso de sufrir incidente o accidente laboral; ente de control y protección del empleado en caso de accidente de trabajo (ART); multas que puede sufrir el empleador por incumplimiento; entre otros puntos.

Comentarios

Auspician Entreplanos




Newsletter







Comentarios