Alejandrajunio 22, 2021
destacada-1280x853.jpg

6min14

El proyecto de la casa X busca resolver mediante un sistema, un lenguaje, una forma única, una multitud de interrogantes planteados al habitar específicamente el terreno dado: Cómo proteger y brindar protagonismo a un pino de dimensiones y apariencia impresionantes ubicado en la parte alta del terreno, el cual dificulta cualquier acceso y acercamiento directo a la vivienda; cómo no tomar partido entre las vistas al mar y las vistas a la montaña, y permitir ambas visiones en direcciones opuestas; cómo neutralizar con la forma la presencia de las casas contiguas, para construir un asilamiento ficticio respecto a los vecinos; cómo duplicar las vistas principales, permitiendo visuales de calidad a la parte frontal, pero también, a las zonas traseras de la casa; cómo resolver tantos aprioris con un simple movimiento que brinde respuesta a todas y cada una de esas voluntades sin explicar ni priorizar ninguna de ellas…

La forma, una forma única, englobadora y muy medida, es el resultado de un extenso proceso de búsqueda a respuestas individuales ante cada uno de los desafíos descriptos. La forma no es pues “un a priori”, sino un esfuerzo por lograr una respuesta unitaria la cual satisfaga cada uno de los diversos interrogantes planteados. La Casa X es también una exploración constructiva: La aplicación a pequeña escala de una técnica habitualmente utilizada para construcciones de ingeniería como puentes y túneles, se desarrolla buscando sumar al mundo de la construcción eficiencia y cierta disminución de costos. La utilización de una técnica mixta, basada en el empleo de un hormigón de alta densidad, permite proyectar el material a alta presión sobre el encofrado de una sola cara, y adquirir importantes resistencias en lapsos sumamente acotados. Así, se consigue proyectar muros continuos de 6 m de alto, sin necesidad de encofrar las dos caras, como se ejecuta normalmente. La casa es pues una expresión viva de dicha técnica, y acumula en su piel los diversos aprendizajes continuados sobre el sistema. El planteo se encuentra en la parte alta de una ladera del valle de Cabrils, en las afueras de Barcelona, España.

El terreno, de pronunciada pendiente y vistas remarcables, presenta el acceso desde una única calle situada en la parte superior del terreno. La localización de la casa en el lugar responde a una voluntad de minimizar la excavación y posibilitar, dentro de lo factible, el uso de la parte no construida de la propiedad. El acceso a la vivienda se encuentra deprimido dos metros respecto a la cota de la calle, enfatizando con sus muros totalmente ciegos la voluntad de incrustarse en el terreno y desaparecer respecto a la calle, mientras se priorizan las fachadas abiertas al valle.

 

La casa consta de dos plantas. La planta superior, más allá de albergar un garaje y de permitir el acceso a la vivienda, se plantea como una suite privada de los propietarios de la unidad: Habitación principal, con su baño y vestidor, y un estudio. La planta inferior distingue un sector frontal -de carácter totalmente abierto y público-, articulado en una sala de estar en doble espacio y un comedor-cocina dispuesto alrededor de una gran mesa de mármol de ocho metros de largo. En la parte posterior de la vivienda, se localizan las habitaciones y zonas de servicio, brindándoles a través de los patios vistas directas sobre el valle, el mar y la montaña. Así el proyecto de la casa X consigue a través de la forma, cualificar espacios de muy distinta índole otorgándoles a cada uno de ellos un carácter único, atendiendo siempre al paisaje como el principal actor.

 

Ficha Técnica:

 

Obra: Casa X.

Localización: Cabrils, Barcelona, España.

Proyecto: Cadaval & Solà-Morales.

Autores: Eduardo Cadaval & Clara Solà-Morales.

Colaboradores: Bruno Pereira, Pamela Diaz De Leon, Daniela Tramontozzi y Manuel Tojal.

Aparejador: Joaquin Pelaez.

Compañía constructora: TOPCRET.

Estructuras: Carles Gelpi.

Fotógrafo/s: © Santiago Garcés, © Sandra Pereznieto, © Iwan Baan.


Alejandrajunio 22, 2021
01-Auditorio-Mendoza-Argentina-1280x856.jpg

2min15

Este Auditorio fue concebido como una ampliación al existente Centro de Prensa dentro del denominado Centro Cívico de Mendoza. Esta zona de la ciudad se encuentra formada por edificios aislados en medio de parques, por ello, se priorizó dicho carácter, diseñando un proyecto responsable de reducir al máximo la obstrucción de las visuales.

A su vez, la obra ganadora de un concurso de proyecto y precio, debía reunir la máxima economía posible, destacando una fuerte identidad más una simple conexión con los demás locales, simultánea a su posible total autonomía.

La obra conforma un salón multiuso con capacidad para 1.800 personas, divisible en dos, que resuelve la estructura sísmica, los requerimientos acústicos y el movimiento previo del público y los participantes internos dentro de una caja de planta circular (donde se podían llevar a cabo todo tipo de eventos, incluso los deportivos), dentro de la cual, se inscribe un rectángulo, materializando así el salón principal.


Alejandrajunio 18, 2021
GEA3-1280x1133.png

3min44

En respuesta al crecimiento de sus operaciones y a la consecuente incorporación de nuevos colaboradores, GEA Logistics, empresa que brinda un servicio integral de transporte terrestre en la Argentina y países limítrofes,  reacondicionó y  amplió a más 300 m2 su espacio de oficinas en el Gran Buenos Aires, con el fin de adaptarse a las nuevas circunstancias por efecto del COVID y para continuar asegurando las mejores condiciones.

Con estos objetivos, la compañía mudó su departamento de cargas internacionales a un nuevo espacio, lindante con el anterior,  especialmente diseñado para facilitar el trabajo en equipo respetando las medidas de distanciamiento, los requerimientos de ventilación y todas las condiciones necesarias para seguir brindando servicios de  valor agregado de forma segura, aun en contextos complejos.

 

En sus oficinas tradicionales del Gran Buenos Aires, ahora GEA Logistics cuenta con más de 300 metros cuadrados disponibles: se ampliaron las salas operativas y de reunión, se habilitaron baños para hombres y mujeres, se acondicionaron boxes debidamente separados para cuidar el distanciamiento social y se actualizó el equipamiento tecnológico de forma alineada con la estrategia de digitalización, en el marco de la visión de futuro sustentable de la compañía.

 

En el mismo sentido, el operador logístico continúa mejorando su política de gestión de residuos con nuevos contenedores de clasificación, para asegurar sus objetivos de reciclaje. También, se diseñaron los espacios para maximizar su utilización, garantizando un lugar saludable y de bienestar para sus colaboradores.

 

Con el propósito de representar esta nueva visión, en consistencia con la estrategia de modernización y evolución, la empresa introdujo cambios en la identidad de su marca. “Nuestra esencia sigue siendo la misma, nos centramos en nuestros clientes y socios estratégicos. Adaptarnos a sus necesidades, es el motor de nuestros equipos, todos nuestros cambios persiguen la mejora continua. Nuestro slogan ‘Haciendo tu camino’, nos definió desde un principio y hoy nos define más que nunca”, indicó Javier Carrizo, fundador y CEO de GEA Logistics.


Alejandrajunio 17, 2021
ECOPact-de-Holcim-en-Aña-Cuá-3-1280x853.png

4min67

Holcim Argentina, compañía integral en la producción de cemento, hormigón, agregados pétreos y servicios para la construcción, lanza su hormigón ECOPact con 30% menos emisiones de CO2 (dióxido de carbono), con respecto a un hormigón normal de iguales características, que en una primera etapa se comercializará en Buenos Aires y Córdoba. La nueva solución sustentable del Grupo Holcim, que ya se utiliza en varios países del mundo, se enmarca en su compromiso asumido Net Zero y contribuye a la economía circular con una genuina reducción del impacto ambiental.

 

Holcim ofrece al mercado este nuevo hormigón ECOPact, único a nivel mundial, que posee un diseño de mezcla optimizado, destinado a desarrollos y obras sustentables, y de alto desempeño como parte de su estrategia para avanzar hacia una construcción sustentable, con conciencia ambiental, con bajas emisiones de carbono y promoviendo la economía circular conservando recursos. Este hormigón sustentable ya se está utilizando en la construcción del proyecto en la represa Aña Cuá que forma parte del complejo hidroeléctrico Yacyretá que, debido a su desempeño superior, resistencia y durabilidad, le aportará mejores resultados ambientales a la obra en general.

 

 

José Villacreses, Gerente del negocio de Hormigones en Holcim Argentina comentó: “ECOPact juega un papel significativo en la estrategia global de la compañía para capitalizar su rol como un productor de hormigones premezclados líder en sustentabilidad.  Además, es un gran orgullo estar con ECOPact en una obra de relevancia como Aña Cuá, ya que con éste cubrimos las necesidades de nuestro cliente y además contribuimos a reforzar cada día más nuestra estrategia de sustentabilidad, reduciendo con nuestras soluciones las emisiones de CO2”.

 

 

ECOPact obtuvo recientemente la certificación de “The Solar Impulse Foundation”, que reconoce las tecnologías líderes en el mundo que protegen el medio ambiente. En este sentido, con un metro cúbico de ECOPact se evitan emisiones iguales por ejemplo a 108 kg de carbón quemado, 89 años de carga de la batería de un teléfono celular o 1.025,15 km recorridos por un auto promedio. Con ECOPact, Holcim Argentina marca un hito en su dirección hacia el desarrollo sustentable asumiendo la responsabilidad que conlleva ser el líder mundial en materiales y soluciones de la construcción, y seguirá impulsando el desarrollo de soluciones innovadoras, que enriquezcan su portafolio de productos en la vía de la sustentabilidad y cuidado del medio ambiente.

 

 


Alejandrajunio 17, 2021
Probidad-1280x649.png

10min24

La regla o principio de “Buena Fe” impone a las partes el deber de comportarse correcta y lealmente en las relaciones mutuas, desde el inicio de las tratativas preliminares de un proyecto hasta momentos incluso ulteriores a la finalización de la relación comercial.

 

Como consecuencia, las partes deben obrar en forma íntegra, en cada una de las etapas contractuales, con la finalidad de resguardar la buena fe, transparencia y los aspectos éticos. De esta forma, en función de lo antes mencionado, serán exigibles las siguientes conductas:

 

  1. Realizar la contratación del diseño de un proyecto considerando los aspectos objetivos y técnicos por sobre los aspectos económicos.
  2. Estimar, de igual forma, para la adquisición de productos aplicados en el desarrollo del proyecto, tanto los aspectos económicos como los técnicos propuestos.
  3. En el caso de ser requerido para revisar el trabajo de otro socio o de un tercero, se deberá proceder con un comportamiento profesional, actuando con la debida justicia y cortesía.
  4. Toda persona tiene la obligación de guardar secreto profesional respecto de la información cuya divulgación no hubiese sido explícitamente autorizada y pudiera perjudicar a un tercero, socio o no, por razones morales. Sin embargo, lo anterior no impide dar cumplimiento a la obligación de denunciar los ilícitos sobre los cuales se tome conocimiento ante las autoridades competentes.
  5. Evitar todas aquellas conductas contrarias a la libre competencia.
  6. Cuando se realice un proceso de licitación, se garantizará la equidad y participación de todos aquellos interesados quienes cumplan con los requisitos impuestos.
  7. Seleccionar la modalidad adecuada de Contrato conforme a los antecedentes entregados. Para estos efectos, las partes deberán considerar, entre otros, los modelos de Contratos propuestos por el CPAU y otras entidades reconocidas del sector.
  8. Establecer contratos capaces de resguardar un mayor y justo equilibrio de las partes, para lo cual, se considerará, al menos, los siguientes aspectos:

 

8.1. Integridad:

 

  1. a) No imponer contratos que contengan cláusulas abusivas.
  2. b) Incorporar cláusulas que contengan los principios generales que inspiran y sirven para interpretar el Contrato, tales como:

 

b.1. Buena fe de las partes, en lo relativo a la obligación de ejecutar el contrato manteniendo el equilibrio económico propio.

b.2. Voluntad de las partes, con el objeto de que los errores o las culpas en que cada una pueda incurrir no afecten económicamente a la otra.

b.3. Decisión de los contratantes, para que cada parte haga frente a los riesgos correspondientes, considerando la naturaleza del contrato que los liga.

 

  1. c) Verificar que los deberes y obligaciones establecidos en el contrato sean equivalentes y equitativos para las partes.
  2. d) Identificación clara de la matriz de responsabilidades de los contratantes, limitando la imposición de cláusulas que endosen, a una sola parte, los errores o descoordinaciones de un determinado proyecto. Asimismo, se deberá establecer en el contrato la correcta y mejor asignación de los respectivos riesgos, radicando en cada parte aquellos inherentes. Se deberá, también, destacar las consecuencias derivadas de una mala asignación de riesgos, en caso de ocurrir un siniestro.
  3. e) Estudiar seria y rigurosamente los antecedentes del contrato y del proyecto, solicitando todas las aclaraciones necesarias, evitando así obtener mayores beneficios por errores que éste pudiese contener.

 

8.2. Administración del Contrato:

 

  1. a) Dar estricto cumplimiento a los plazos acordados.
  2. b) Transparentar y explicitar todas las modificaciones sufridas por el proyecto hasta antes del inicio de la obra.
  3. c) Verificar y velar que el grado de terminación y coordinación del proyecto sea compatible con la modalidad de contrato propuesta.
  4. d) Incorporar un grado de flexibilidad, acorde con el contrato, el cual permita a las partes conocer, en un tiempo razonable, los mayores o menores costos y/o plazos involucrados en el desarrollo del proyecto.
  5. e) Mantener un óptimo ordenamiento administrativo del contrato observando, especialmente, el cumplimiento de todas sus cláusulas, plazos contractuales y administrativos.

 

8.3. Incentivos:

 

  1. a) Aplicar multas contractuales no excesivas o desproporcionadas respecto del daño causado.
  2. b) Implementar un sistema de premios para situaciones determinadas, en las cuales se pueda identificar a priori un incentivo respecto de la parte cumplidora.
  3. c) Evitar incentivos que pudiesen afectar la calidad o estándar del proyecto.

 

  1. No recurrir a tráfico de influencias para obtener beneficios que permitan conseguir una mejor posición o ventaja en relación a los otros actores del proceso de construcción.
  2. No tomar el trabajo de otro, socio o no, antes que sea notificado por el cliente de la terminación del encargo contratado anteriormente.
  3. Combatir y luchar contra la corrupción, en su más amplia acepción, debiendo denunciar estas conductas ante las autoridades pertinentes.
  4. Revelar conflictos de interés que puedan existir en cualquier etapa de la cadena productiva.
  5. Evitar tomar acciones que, por descuido o con intención, dañen la reputación de un socio o un tercero.
  6. Cuidar los intereses legítimos del cliente y realizar los trabajos profesionales con integridad y lealtad.
  7. Brindar cumplimiento a la normativa que establece la responsabilidad penal de las personas jurídicas en los delitos de lavado de activos, financiamiento del terrorismo y delitos de cohecho.

Glosario:

 

Buena Fe: Convicción de estar actuando o haber actuado correctamente, con rectitud, lealtad, confianza y honradez.

Calidad: Grado en el que un conjunto de características inherentes cumple con los requisitos del proyecto.

Cliente: Persona natural o jurídica que accede a un producto o servicio a partir de un contrato.

Comunidad: Grupo o conjunto de personas, que habitan dentro del marco geográfico emplazado en el área contigua a la cual se desarrolla o desarrollará un proyecto.

Conductas contrarias a la libre competencia: Cualquier hecho, acto o convención que impida, restrinja o entorpezca la libre competencia o tienda a producir esos efectos.

Contrato: Acuerdo de voluntades de dos o más partes, que tiene por objeto crear derechos y obligaciones.

Corrupción: Conducta ilícita consistente en la utilización de funciones y/o medios de las organizaciones en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores. Se considerarán incluidos dentro de este concepto la estafa, el soborno, la colusión, la extorsión, el lavado de dinero, entre otras.

Ética: Conjunto de normas de bien común que rigen la conducta humana.


Alejandrajunio 15, 2021
Viviendas-6-1280x513.png

8min66

 

Con el objetivo de garantizar estándares mínimos de habitabilidad, mejorar las condiciones de las viviendas sociales y generar la inclusión social de los grupos más vulnerables, se están llevando a cabo diversos proyectos a lo largo y ancho del país y el uso de paneles de aislamiento térmico es una tendencia en alza.

 

En Argentina, 3,8 millones de hogares sufren un déficit habitacional de acuerdo con la Asociación civil por la igualdad y la justicia (ACIJ). Esta problemática requiere una solución que contemple tanto el diseño como la implementación de políticas de vivienda, las que constituyen un punto clave para revertir las desigualdades actuales.

El proyecto GEF (Fondo del Medio Ambiente Mundial por sus siglas en Inglés) “Eficiencia Energética y Energías Renovables en la Vivienda Social Argentina”, tiene como objetivo, contribuir a la disminución de emisiones de gases de efecto invernadero en nuestro país, mediante o a través de la disminución del consumo de energía en la vivienda social. A partir del año 2020, se estableció en la Resolución 59/2019 del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Viviendas, que todas las viviendas construidas con fondos del Estado, deben presentar para su aprobación, el cálculo del Índice de Prestaciones Energéticas mediante la utilización del Etiquetado de Viviendas. Esto permite incorporar estándares mínimos de eficiencia energética no sólo en los equipos que se instalen en dichas viviendas, así como también en los sistemas constructivos que se utilizan.

 

Tal es el caso del proyecto de la erradicación de El Pozo en Godoy Cruz, Mendoza. El Pozo era una depresión que funcionaba como depositario de residuos urbanos del municipio, tanto por parte de las personas como de las empresas cercanas. Esto generó un asentamiento de familias que vivían en ese lugar y recolectaban residuos como metal, cartón, vidrio y plástico para vender.

 

En noviembre de 2018, con el propósito de sanear del lugar a raíz de la detección de una concentración de enfermedades peligrosas para las personas que vivían allí, el municipio de Mendoza cortó la evacuación de residuos y comenzó con un proyecto de reubicación de familias en viviendas sociales construidas con tecnología que permitiera hacerlo en el menor tiempo posible. Se buscó no sólo llevar a cabo un proyecto constructivo, sino también uno social, permitiendo asegurar a la comunidad una continuidad en su forma de sustento.

Se buscaron distintos métodos de construcción para definir el camino más veloz para realizar la gestión, y el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) de Mendoza aprobó un sistema de construcción no tradicional con la utilización de paneles de poliestireno para las paredes y paneles de poliuretano para las cubiertas de las viviendas. Complementando técnicas de construcción tradicionales y de construcción en seco, se construyeron un total de 120 viviendas en menos de 6 meses.

 

 

Lo más interesante del proyecto del Pozo no fue simplemente el hecho de la velocidad de gestión sino que durante el montaje de las viviendas, se puso en práctica un programa de capacitación de familias para que ellas mismas trabajaran en la construcción. Se terminaron constituyendo 8 cuadrillas a las cuales el municipio brindó herramientas para el trabajo. Hoy en día, muchas de esas personas continúan realizando el oficio, por lo que el proyecto tuvo un impacto social positivo.

 

La técnica de uso de paneles termoaislantes de poliuretano (PUR) y poliisocianurato (PIR), comúnmente denominados paneles sándwich, consiste en la utilización de placas fabricadas con láminas de metal “rellenas” con estos materiales. El poliisocianurato destaca por su mayor protección en caso de incendios a comparación de materiales utilizados en construcciones tradicionales y ambos materiales cuentan con un alto poder termoaislante, propiedades de capa barrera de vapor y humedad, consiguiendo así que las construcciones que los utilizan, logren ofrecer un considerable confort térmico, eliminando condensaciones interiores, reduciendo el uso de sistemas de ventilación extra y logrando una mayor eficiencia energética en las estaciones de invierno y/o verano.

Hoy en día los gobiernos deben pensar en los beneficios que llevan a la sociedad cuando se eligen materiales de construcción en seco para las viviendas sociales. No se trata solamente de garantizar una mayor seguridad a estas viviendas -debido a las capacidades de resistencia al fuego de los paneles de poliisocianurato, por ejemplo-, sino también de la reducción en el impacto ambiental, dado que las construcciones son más limpias, se ahorra un 100% de agua, y el ahorro energético mensual que se obtiene debido a la termoaislación es de hasta aproximadamente un 73%. Esto último, también se traduce en un beneficio para el Estado, quien hoy en día subvenciona una gran parte de los servicios eléctricos y de gas.

 

Se están llevando a cabo y analizando proyectos de viviendas sociales en todo el país y el replanteo de los métodos utilizados en dichas construcciones resulta indispensable para asegurar que la inversión sea la más conveniente en la ecuación costo-calidad. En tiempos de escasez de recursos naturales y clamor por la sostenibilidad, los sistemas de construcción con tecnologías de paneles termoaislantes transforman una obra tradicional hecha con mampostería en una construcción más productiva y sustentable haciendo uso racional de la energía y beneficiando a quienes construyen la obra, a los que la ocupan y al planeta.


Alejandrajunio 14, 2021
Camara-evento-17-06.png

2min58

Buenos Aires, 14 de junio de 2021 – La Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO), a través de su Escuela de Gestión, realizará un encuentro para debatir la actualidad y el futuro de la formación profesional en el sector de la construcción. El evento se realizará el próximo jueves 17/06, entre las 9.30 y 12.30 hs y será el primero del Ciclo CAMARCO 2021, una serie de encuentros para pensar la (co)construcción de la industria.

 

Se trata de “Construyendo el futuro de la formación”, un espacio de reflexión e intercambio para conocer las estrategias y rumbos de la preparación profesional en un contexto de gran complejidad y cambios repentinos.

 

El encuentro contará con expositores de renombre, como el destacado autor Andrés Hatum, columnista de La Nación y Profesor de Management y Organización en la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella. 

 

Participarán también expositores internacionales, como Carolina Briones, Directora del Centro Tecnológico para la Innovación (Chile), y José Antonio Viejo, Director de Formación de la Fundación Laboral de la Construcción (España). 

 

Además, el evento contará con representantes de universidades, instituciones y organismos que marcan el rumbo de la capacitación laboral, quienes contarán qué está ocurriendo hoy en la formación profesional y qué va a pasar en el futuro, tratando de vislumbrar de qué manera la tecnología afectará el trabajo como lo conocemos, especialmente en nuestra industria de la construcción.

 

El evento es gratuito y requiere inscripción previa. Haciendo click en la imagen  


Alejandrajunio 14, 2021
Proyecto-1280x853.png

7min50
Por el Arq. Gustavo Di Costa
Editor de Revista ENTREPLANOS

 

Cita el Decreto-Ley 7887/55, con Jurisdicción Nacional, que proyecto es “[…] el conjunto de elementos gráficos y escritos que definen con precisión el carácter y la finalidad de la obra y permiten ejecutarla bajo la dirección de un profesional”. Contendrá todos aquellos planos generales, incluyendo plantas y elevaciones principales o acotadas, de carácter puramente técnico en cuanto a simbología y básicas en relación a su rápida interpretación durante la ejecución de todas sus estructuras e instalaciones. Abarca planos generales y pliegos de detalle, con todas las especificaciones y planillas correspondientes, acompañado de presupuestos, contratos o pliegos de condiciones, llamados a licitación cuando sea el caso y estudio de propuestas. En pocas palabras, se trata de una documentación que sienta decisiones tomadas sobre todos los aspectos que hacen a la obra tal y como se llevará a cabo. Si quisiéramos ahondar en estas definiciones, el Art. 3 del Decreto Provincial 6964/65, nos habla del “[…] conjunto de elementos gráficos y escritos que definen con precisión el carácter y finalidad de la obra y permite solicitar la aprobación de las autoridades respectivas, licitar, cotizar y adjudicar, dirigir y ejecutar la obra, e involucra:

 

Planos generales: Plantas, cortes y vistas. Ubicación de las instalaciones, máquinas, conductores, plantaciones y demás accesorios. Son los documentos básicos para la ejecución de estructuras e instalaciones.

Planos complementarios: Todos aquellos planos de conjunto y de detalle, ya sea estructuras, instalaciones, elementos constructivos, planillas, etc.

Pliego de condiciones: Contiene y determina las cláusulas y condiciones que regirán los distintos trabajos que intervengan en el proyecto.

Memoria descriptiva: Incluye toda aquella información técnica que amerite ser documentada.

Cómputo métrico: Todos aquellos cálculos surgidos de los planos generales y complementarios, a fin de cuantificar la obra y sus elementos integrantes.

Presupuesto detallado: A partir del cómputo métrico, arribará a un costo anticipado de la obra.

Estudio de propuestas: Es la revisión y verificación de las propuestas ofertadas para la ejecución de la obra, incluyendo toda documentación respaldatoria gráfica, escrita o verbal que se deba suministrar para facilitar la adjudicación de dichas propuestas.

Documentación para actuaciones oficiales: Todos aquellos elementos que el comitente requiera para llevar a cabo las aprobaciones pertinentes, tanto en entes privados como públicos, municipalidad, etc.”

Queda claro, entonces, que cuando hablamos de proyecto se trata de un proceso de composición, donde empezamos por aquellos elementos flexibles, amigables al ojo de aquel “que no es del palo” y que resultan claves para la toma de decisiones. Decisiones que deben ser guiadas por el profesional, pero demostradas en un soporte que lo prescinda como tal, que le dé lugar al cliente de expresar también su punto de vista. Al final de cuentas, nuestro aporte profesional sólo es eso, un aporte -fundamental, claro- pero quien habitará el edificio no seremos nosotros. Los croquis deben hablar por sí mismos. Luego pasaremos a afinar el lápiz, a pasar a lo técnico sin excluir por completo al comitente, será misión del anteproyecto que este último comprenda las elecciones propuestas, sus fundamentos y termine de cerrar la idea, dejándola lista para su ejecución. En dicha ejecución, o para ella, se buscará tener el ojo más crítico y técnico posible, el más detallista y completo, capaz de no dejar aspecto alguno librado al azar, capaz de poder prever en su máxima posibilidad los costos, plazos y beneficios del proyecto. Un aspecto fundamental para tener en cuenta en esta última etapa es que cuando hablamos de proyecto, no debemos perder de vista que siempre hablamos de documentos, pliegos, contratos. En resumen, papeles. Allí entra en juego un punto clave: La responsabilidad del proyectista como autor de su obra. Casi como si fuera a enfrentarse a un jurado anónimo, es imprescindible que el proyecto se encuentre completo y sea claro para todos sus intervinientes: Desde el sanitarista, hasta el director de obra, el marmolero y ni hablar del cliente. Las horas que demande el proyecto valdrán en moneda, puesto que es la etapa de mayor peso dentro del proceso completo de la obra a construir. Finalmente, en la materialización, entran en juego otras estrategias las cuales facilitan la dirección y ejecución. Tales son los planos específicos a cada gremio, donde las plantas son “limpiadas” a fin de permitir una rápida lectura y entendimiento con el contratado, evitando distracciones y eventuales errores por verse información superpuesta a otra que no es necesaria en ese preciso momento. A su vez, el proyecto no es un ente estático, por ende, siempre debe ser considerado viable de correcciones, modificaciones -en ocasiones provenientes del cliente- y mejoras.


Alejandrajunio 3, 2021
balconies-1031241_1920-1280x853.jpg

8min46

Los propietarios de toda edificación, los copropietarios sometidos al régimen de Propiedad Horizontal y condominio, así como los superficiarios, usufructuarios, usuarios, tenedores, fiduciarios o beneficiarios de fideicomisos, están obligados a conservar y mantener el terreno, el inmueble, la obra y las instalaciones en óptimas condiciones de seguridad, higiene y salubridad e informar su estado de acuerdo lo que fijen los Reglamentos Técnicos.

 

Los requisitos de acreditación, de conservación, de periodicidad de las inspecciones, eximiciones, profesionales conservadores e inspecciones, se deben regir de acuerdo a lo enunciado en la reglamentación que del presente realice el organismo competente en materia de fiscalización y control. La obligación de conservación y mantenimiento es extensiva a todo edificio librado al uso. Una vez finalizada la obra, los profesionales intervinientes deben garantizar el perfecto estado de uso, así como el funcionamiento y calidad en todas las prestaciones a los fines de alcanzar su optimización y garantizar la salubridad, seguridad, durabilidad y sustentabilidad.

 

Manual de Mantenimiento Preventivo de los Edificios Librados al Uso

 

Una vez finalizada la obra, ya sea sobre el edificio en su conjunto, o bien sobre sus diferentes partes e instalaciones, parcial o totalmente terminadas, el constructor o profesional responsable debe registrar ante la Autoridad de Aplicación la documentación completa de las características técnicas del edificio y las indicaciones para su mantenimiento, las cuales conformarán el manual de mantenimiento del edificio.

 

Conservación de Fachadas

 

Debe realizarse el mantenimiento de los siguientes elementos, no siendo taxativo el siguiente listado:

 

  1. Balcones, terrazas y azoteas.
  2. Barandas, balaustres y barandales.
  3. Ménsulas, cartelas, modillones, cornisas, saledizos, cariátides, atlantes, pináculos, crestería, artesonados y todo tipo de ornamento sobrepuesto, aplicado o en voladizo.
  4. Soportales de cualquier tipo, marquesinas y toldos.
  5. Antepechos, muretes, pretiles, cargas perimetrales de azoteas y terrazas.
  6. Carteles, letreros y maceteros.
  7. Todo tipo de revestimientos existente utilizados en la construcción.
  8. Cerramientos con armazones, vidrios planos, lisos u ondulados, simples o de seguridad (laminados, armados o templados), moldeados y de bloques.
  9. Conductos e instalaciones.
  10. Soporte de antenas y antenas.

 

 

Conservación de las Instalaciones Eléctricas

 

Las instalaciones eléctricas serán conservadas en buen estado, para preservar la seguridad de las personas. Todas las anormalidades potenciales o efectivamente detectadas de la instalación, ya sea en los materiales eléctricos y/o en sus accesorios, deben ser corregidas mediante su reemplazo o reparación, bajo responsabilidad y supervisión de profesionales matriculados.

 

Conservación de Instalaciones Termomecánicas

 

Las instalaciones termomecánicas serán conservadas en perfecto estado de uso, funcionamiento, seguridad, higiene, salubridad y estética, llevando a cabo una verificación periódica de acuerdo a lo establecido en los reglamentos técnicos.

 

Conservación de los Medios Mecánicos de Elevación

 

Todo edificio que cuente con instalación de ascensores, montacargas, escaleras mecánicas, caminos rodantes, rampas móviles y guarda mecanizada de vehículos, debe disponer obligatoriamente de un servicio de mantenimiento y asistencia técnica para su atención por parte de un conservador, quien debe estar inscripto en el Registro correspondiente a efectos de su conservación y mantenimiento. El propietario es responsable de mantener en perfecto estado de conservación, así como de impedir su utilización cuando no ofrezcan las debidas garantías de seguridad para las personas y/o los bienes.

 

Conservación de las Instalaciones Térmicas

 

Todo edificio que cuente con artefactos térmicos debe inscribirse en el registro que corresponda, a efectos de su certificación, conservación y mantenimiento. El propietario es responsable de presentar, en perfecto estado de conservación y mantenimiento, así como de impedir su utilización cuando no ofrezcan las debidas garantías de seguridad para las personas y/o los bienes.

 

Conservación de las Instalaciones contra Incendio

 

Todo edificio que cuente con instalaciones fijas contra incendio debe inscribirse en el registro correspondiente a efectos de su mantenimiento.

 

Obras en Mal Estado o Amenazadas por un Peligro

 

Se considera a un edificio o estructura en peligro de ruina, si sus muros o partes resistentes están comprendidos en los siguientes casos:

 

  1. Caso de muros: Cuando un muro se encuentra vencido, alcanzando su desplome al tercio de su espesor, o cuando presenta grietas de dislocamiento, aplastamiento o escurrimiento, el organismo competente debe ordenar su demolición, previo apuntalamiento, si correspondiera. Cuando un muro tenga sus cimientos al descubierto o con profundidad debilitada e insuficiente, el organismo competente debe ordenar el recalce hasta alcanzar la profundidad correcta de acuerdo con los requisitos mínimos establecidos por las normativas vigentes.
  2. Caso de estructuras: Cuando los elementos resistentes de una estructura presenten grietas de dislocamiento, signos de aplastamiento o escurrimiento, o se hayan rebasado los límites de sus dimensiones y colocación, el organismo competente ordenará su demolición o refuerzo previo apuntalamiento, según lo evaluado como más conveniente.

 

Edificios o Estructuras Afectados por otro en Ruinas u otros Peligros

 

Cuando por causa de derrumbe o ruina de un edificio o estructura se produzcan resentimientos en los inmuebles linderos, el organismo competente practicará los apuntalamientos necesarios como medida preventiva.

 

Instalaciones en mal estado

 

Se considera una instalación en mal estado cuando, siendo librada al uso o en funcionamiento, se encuentra en condiciones de peligrosidad latente, sea respecto de la seguridad en general como de la higiene. En estos casos, el organismo competente debe efectuar las intimaciones y aplicará las sanciones conforme a la normativa vigente.



Auspician Entreplanos




Newsletter