Cristianoctubre 23, 2020
sustentabilidad-1.jpg

4min22

Por: Gerardo Azcuy | Director General de AZCUY

Desde hace años me dedico al desarrollo de edificios residenciales en los cuales la sustentabilidad tiene un rol primordial a la hora de diseñarlos. En este tiempo he aprendido que la misma debe abarcar tres facetas: la relación con la naturaleza, el aprovechamiento de la tecnología y los sistemas constructivos para reducir el consumo de energía y la generación de un impacto social y cultural positivo en la comunidad.

En lo que respecta al primer punto, sin dudas las áreas verdes son y serán el centro del estilo de vida que promueve la Arquitectura sustentable, pero es indispensable que la vegetación se incluya de forma consciente. Al diseñar estos espacios se debe tener en cuenta su funcionalidad y aprovechar sus características naturales como: aislamiento, regulación de la humedad, y control de la contaminación acústica y polución ambiental. Asimismo, es relevante promover un vínculo entre las personas y la naturaleza incluyendo huertas o espacios de compostaje.

En cuanto a las cuestiones eminentemente técnicas, las posibilidades son infinitas. Lo primordial es elegir correctamente el equipamiento: sistemas de climatización que permitan ahorrar energía, paneles solares, y materiales, aberturas, vidrios y cerramientos con capacidad de aislamiento térmico.

También tenemos los recursos que nos ofrece la Domótica, a través de los cuales es posible controlar diversos aspectos para optimizar el consumo eléctrico: apagado de luces, horarios para la abertura de persianas y así aprovechar el ingreso de la luz solar, etc.

Existen, además, sistemas de gestión de edificios que permiten centralizar todos los datos del funcionamiento del mismo. Esta tecnología brinda la posibilidad de conocer el consumo de energía y agua, alertar cuando quedan luces o aires acondicionados encendidos y realizar diagnósticos periódicos para llevar adelante acciones que acrecienten el ahorro de energía.

Por último, debemos abordar la faceta “socio-cultural” de la sustentabilidad, que se expresa en la obligación que tenemos los desarrolladores como actores sociales de promover la concientización y crear espacios para incentivar prácticas amigables con nuestro entorno: disponer de estacionamientos para bicicletas, terminales de carga para vehículos eléctricos y áreas que permitan la separación de residuos. Asimismo, consideramos dentro de este espectro la responsabilidad de impulsar programas que impacten de manera positiva en la comunidad de los lugares donde se ubican nuestros proyectos, ya sea colaborando en un sentido ambiental o agregando valor con iniciativas que promuevan el arte y la cultura en el barrio de influencia.

La sustentabilidad es un cambio en la forma en la que vivimos, que interpela a todas las facetas de nuestra actividad, y como arquitectos, nos obliga a pensar y diseñar espacios que inviten a una vida, no solo más confortable, sino también más consciente.


Cristianoctubre 23, 2020
postpandemia.jpg

12min20

La evolución de los métodos alternativos y otras tendencias de la construcción en cifras. Surgen nuevas alternativas para conciliar entorno natural, trabajo y conexión.

Métodos renovados y alternativos, ganan terreno dando espacio a nuevos paradigmas que priorizan la sustentabilidad, el consumo eficiente de energía y otros valores que cobran fuerza en la sociedad y se ven manifestados también en la construcción.

El criterio de durabilidad es otro de los que se modifica y da lugar a pensar en términos de construcción inteligente: con menos desperdicio de material, optimización en los plazos de obra y trabajo y mejores alternativas para la logística, uno de los grandes desafíos del sector.

Según el análisis de CAPP (https://webcapp.com/) -la primera comunidad y marketplace colaborativo de la construcción- “un indicador que puede medir, al menos parcialmente, la evolución de los métodos alternativos de construcción, es el consumo de placas de yeso per cápita”.

En este punto desde CAPP observan que el crecimiento del consumo per cápita en Argentina se encuentra en 0,9 m2 por habitante (2019 INCOSE), acumulando un crecimiento del 30% desde el 2014.

“Aunque es un número alentador, cuando nos comparamos con otros países de la región vemos que la oportunidad es más significativa aún ya que, en Chile por ejemplo, el consumo está en 2,6 m2/habitante y en Uruguay, 1,1 m2/habitante. Siendo un mercado que está aún en desarrollo”, señala Julio Quel -Ingeniero Industrial y CoFundador de CAPP.

Aunque la tendencia de crecimiento es sostenida a lo largo de los últimos años, la pandemia ha acelerado varios aspectos del cambio cultural. “En primer lugar, ha instalado en la cabeza de las personas otras opciones, y esto ha sucedido por cuestiones de escasez de ladrillos cerámicos como también por la oportunidad cambiaria que significaba el precio del acero a dólar oficial. En segundo lugar y ya fuera de lo meramente situacional, se encuentra el respeto por el medio ambiente. Donde los consumidores han asumido mayor compromiso y buscan reducir los gastos a largo plazo, aislando de manera correcta sus viviendas”, precisó Quel.

En la misma línea, se expresa Marcelo Marincovich, CEO de MJM Inversiones “en nuestro caso somos precursores en incentivar la sustentabilidad e innovación en el sector. Nuestros desarrollos promueven la construcción sustentable y de primera calidad. El sistema constructivo que implementamos es innovador, logrando rapidez en la obra y aprovechamiento inteligente de los recursos.

En el último tiempo, y sobre todo en el marco de la pandemia hemos visto un crecimiento del interés sobre los proyectos que desarrollamos, los argentinos buscan encontrar nuevas alternativas donde se priorice el uso responsable de energía, la disminución de la contaminación y los residuos y la huella de carbono. Nuestros desarrollos permiten que todo esto sea posible, conciliando una vida en un entorno que priorice la naturaleza contando con todo lo necesario para trabajar y estar conectados”.

Y precisa: “El sistema constructivo que utilizamos es innovador y tiene amplia adhesión en otros países y cada vez más en Latinoamérica. Algunos de los beneficios es que la rapidez de ejecución de la obra y precio conveniente. Con el sistema de hormigón proyectado y aislamiento de EPS se logra: ahorro energético de hasta el 70%, Aislación termoacústica, Rapidez de construcción, Versatilidad arquitectónica, Certificación CAT y CAS, Resistencia al fuego y antisísmica”. 

Estas tendencias encuentran correlación en las gestiones y cotizaciones que se realizan a través de webcapp.com -con más de 85 mil usuarios- si se comparan las cotizaciones que se realizaron en los períodos de Diciembre 19 – Abril 20, prácticamente fuera de pandemia y comparado con Mayo 20 – Septiembre 20 ya dentro de este nuevo escenario.

Método constructivo

Crecimiento en cotizaciones

Placas de yeso

480%

Steel framing

290%

Hormigón celular (HCCA)

286%

 

Asimismo, respecto al crecimiento de demanda de estos materiales alternativos, naturalmente, los ladrillos cerámicos o comunes siguen representando un insumo básico y de gran tracción. Aunque a raíz del contexto actual de pandemia gran parte de la demanda no pudo ser abastecida en su totalidad y esto también potenció otras alternativas como las ventas de perfiles y placas de yeso. “Sin embargo, no en todos los casos las placas de yeso y perfiles reemplazan el uso del ladrillo cerámico. Esto solo sucede por ejemplo en el caso de una división interna, donde coexisten las dos opciones y son mutuamente excluyentes”, advierte el Cofundador de CAPP.

Otro de los insumos estrella en pandemia ha sido el aluminio. “Nuestro crecimiento en los últimos 6 meses fue del 400% en la facturación total. Los productos estrella fueron los disipadores de calor, los perfiles de carpintería llamados t-tracks y algunos perfiles utilizados en la fabricación de muebles (como manijas de cajones). Si bien, como es sabido, la cuarentena afectó negativamente a muchos sectores, creemos que sucedieron dos cosas principales que hizo que nuestras ventas se dispararan. Por un lado, muchas personas se vieron la necesidad de reinventarse para generar nuevos ingresos y comenzaron a realizar trabajos en forma independiente, utilizando el aluminio como materia prima. Por otro lado, la situación económica actual y el crecimiento sostenido del dólar, condujo a aquellas personas que tenían un ahorro o un capital en pesos disponible, a invertir en un material que no se desvaloriza como es el aluminio”, precisó Florencia Allevato -CEO de PerfilesDeAluminio.net

Desde una perspectiva macro, según últimos datos del INDEC en julio el indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC) mostró una caída de 12,9% respecto a igual mes de 2019. Teniendo además, una caída acumulada de los siete meses de 2020 del 34,0% respecto a igual período de 2019.

“Si ahora analizamos algunos de los principales insumos, nos encontramos con bajas de 67,6% en hormigón elaborado; 13,5% en cemento portland y 5,3% en hierro redondo y aceros respecto a igual mes de 2019. Mientras tanto, se observan subas de 25,3% en ladrillos huecos; 10,0% en placas de yeso, entre otros”, describe Quel.

Acerca de lo nuevo y el futuro de la construcción pos pandemia  “veo con buenos ojos la bioconstrucción, que implica utilizar materiales de bajo impacto ambiental o ecológico, reciclados, reciclables o extraíbles mediante procesos sencillos y de bajo costo. Además, es imposible no hacer referencia a la metodología BIM que aunque no implica directamente un nuevo método alternativo constructivo, si está generando una disrupción en la manera de desarrollar un proyecto. Es evidente que la construcción está atravesando un proceso de innovación y digitalización que se ve acelerado por el contexto actual. Por esta razón es que cada día tendremos nuevos métodos, materiales y metodologías que busquen optimizar la productividad del rubro. La clave acá será estar informado y aprendiendo sobre las nuevas metodología para cumplir con los requerimientos de los nuevos clientes”, destacó  Julio Quel.

En resumen: nuevos materiales, técnicas, cambios de paradigma, sustentabilidad, digitalización y construcción inteligente, algunas de las palabras claves que guían el presente de la construcción y marcan el rumbo del futuro pos pandemia.


Cristianoctubre 21, 2020
musgo.jpg

5min30

La Agencia de Protección Ambiental estima que los estadounidenses pasan el 90 por ciento de su tiempo en espacios interiores. Esto nos desconecta del mundo exterior y nos afecta completamente, desde la productividad hasta la salud mental. Además, se potencian algunos problemas físicos, como la mala circulación o la inhalación de contaminantes presentes en el aire.

Un método para reconstruir nuestra conexión con la naturaleza es mediante el uso de elementos vivos. Por ejemplo, las paredes de musgo vivo utilizan una de nuestras plantas más antiguas para aumentar el bienestar general de los espacios y mejorar su apariencia visual.

Durante la década de 1980, el biólogo estadounidense Edward O. Wilson popularizó el término “biofilia“, relacionado con cómo los seres humanos buscamos innatamente conexiones con la naturaleza. El diseño biofílico enfatiza la manera en que los elementos se conectan e interactúan entre sí para estimular nuestra productividad y bienestar. Crear un entorno así requiere de más acciones que únicamente aumentar la iluminación natural o ubicar una planta en una esquina.

Como una de nuestras especies más antiguas y resistentes, con casi 15.000 variedades, el musgo carece de raíces, por lo que busca todos los nutrientes en el aire. Crece en prácticamente en cualquier superficie y puede sobrevivir en un estado “inactivo” durante años, y revivir cuando se expone a la humedad. El musgo ayuda a estabilizar el suelo y se utiliza para evitar inundaciones y la erosión del suelo. En los jardines japoneses tradicionales, el musgo se ha utilizado para crear espacios serenos y tranquilos.

En un ambiente interior, una pared de musgo vivo es ideal para agregar espacios verdes saludables. Al igual que otras formas de paredes vivas, crean un ambiente cómodo y acogedor, entregando incluso un olor agradable. Se ha demostrado que la vegetación reduce el estrés, eleva el estado del ánimo y mejora la concentración y otras funciones cognitivas. En entornos de atención médica, se ha demostrado que las paredes vivas reducen la ansiedad del paciente y estimulan los receptores de placer en el cerebro, ayudando a su recuperación.

Sin embargo, los beneficios para la salud van más allá de la comodidad. El musgo proporciona un sistema adicional de filtración del aire, que absorbe los contaminantes mientras produce oxígeno. Algunas investigaciones realizadas en 2018 mostraron que tres días después de la instalación de una pared de musgo, el nivel de dióxido de carbono disminuye en un 225 por ciento. El musgo también produce iones negativos, cuyos efectos positivos se están estudiando actualmente en numerosos trabajos de investigación.

En comparación a otros muros vivos, el musgo ofrece una alternativa más barata, ya que no requiere de mantenimiento continuo, ni tampoco de reemplazo regular o el uso de pesticidas. Su rentabilidad y efectividad puede estimular conversaciones sobre otras aplicaciones y nuevas tecnologías para diseñar edificios e interiores ecológicos.

Por: www.plataformaarquitectura.cl


Cristianoctubre 21, 2020
decisiones.jpg

5min22

Fuente: Manual de Ejercicio Profesional del Arquitecto (MEPA)

Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo (CPAU)

Buena parte de las decisiones que toman un comitente y su arquitecto están condicionadas por las opciones o disyuntivas que surgen de la terna costo / calidad / tiempo y repercuten, especialmente las dos primeras, no solo en el costo de la obra, sino también, en los costos y gastos originados por el uso y mantenimiento del futuro edificio.

Las decisiones que son propias del proyecto, construcción y operación del edificio pueden clasificarse en:

Decisiones básicas. Son las que se refieren a la conveniencia de decidir la construcción del edificio, sus alternativas de emplazamiento y envergadura, así como los montos a invertir y a financiar. Un error al tomar este tipo de decisiones tiene el máximo peso económico, ya que representa un vicio de origen en la concepción del edificio, no subsanable por más acertadas que sean las decisiones posteriores. Salvo que el arquitecto brinde un asesoramiento previo al respecto, casi todas estas decisiones son de incumbencia exclusiva del comitente.

Decisiones funcionales. Consisten en el análisis y definición del conjunto de requerimientos que, respetando las decisiones básicas, permiten formular un programa detallado de necesidades y un cronograma que prevea en forma tentativa el curso y duración del lapso proyecto / construcción. Un programa bien formulado es necesario para que el edificio cumpla en forma óptima sus funciones y la temprana adopción de un cronograma permite, por una parte, adecuar el flujo de inversiones a los recursos y por la otra, adoptar previsiones que incidirán en el proyecto, adjudicación, contrataciones y construcción de la obra, las cuales son ineludibles cuando este lapso se aparta de lo normal o razonable. La responsabilidad por esta serie de decisiones que tienen directa incidencia en el costo de la obra, pertenece en conjunto al arquitecto y su comitente y a este último exclusivamente si desatiende objeciones formuladas por el arquitecto.

Decisiones de diseño. De acuerdo con el programa de necesidades y el cronograma previsto, el arquitecto ejecuta el anteproyecto y proyecto y lo concreta en planos, especificaciones y otros documentos que definen el tipo y calidad de la construcción y que servirán de base para la adjudicación, contratación y construcción de la obra.

Decisiones de producción. Se refieren al plan de trabajo adoptado para la construcción de la obra en función del cronograma contractual y a las tareas de seguimiento y control que monitorea que el mismo se complete en el plazo fijado y controla el cumplimiento de las exigencias técnicas y económicas especificadas en la documentación de proyecto.

El conjunto de las decisiones de diseño y de producción, aunque deben contar con la aprobación del comitente, pertenecen al área de las responsabilidades del arquitecto, salvo que algunas de ellas obedezcan a requerimientos expresos del comitente.

Debe quedar claro que estos grupos de decisiones no pueden ser delimitados en forma tan taxativa, ni siguen un ordenamiento tan lineal o estricto. Por ejemplo, al adoptar morfologías durante la etapa anteproyecto, el arquitecto debe hacerlo en función del cronograma previsto y decidir simultáneamente cuáles son las tecnologías más adecuadas para materializarlas; al tomar decisiones durante la etapa de documentación de proyecto, debe prever si son compatibles con los tiempos de construcción previstos y cuál será su incidencia económica en las etapas posteriores de construcción y uso del edificio.

 

 


Cristianoctubre 19, 2020
perfiles-aluminio.jpg

9min50

Todo empezó hace dos años atrás con un aviso en Mercado Libre. Un movimiento aleatorio que despertó una reacción insospechada. A partir de dos perfiles de aluminio ofrecidos inicialmente por quien hoy es uno de los inversionistas e impulsores de PerfilesDeAluminio.net, la demanda del producto creció exponencialmente y dio paso a una idea de negocio.

El gran movimiento que se produjo no solo fue el factor que confirmó que los consumidores estaban buscando productos de este tipo sino que dio origen a una startup enfocada en la venta de perfiles de aluminio a través de internet.

“Decidimos apostar por un sitio de ecommerce propio”, introdujo Florencia Allevatto -34 años, Ingeniera Química con estudios de postgrado en el Instituto Balseiro-, hoy CEO y Fundadora de PerfilesDeAluminio.net. “Cuando detectamos el alto interés de los consumidores para la compra de este tipo de productos, confirmamos además que internet era un canal muy potente para este segmento, consideramos que con un ecommerce propio podíamos acompañar la venta con atención y asesoramiento, uno de nuestros grandes diferenciales”.

Así nació en 2018 PerfilesDeAluminio.net, una startup dedicada al e-commerce de perfiles de aluminio.

La compañía pasó de concretar una primera de venta fundante de 5000 pesos a facturar 1 millón de pesos por mes en cinco o seis meses de lanzada la plataforma.

Al sitio de ecommerce, se le agrega una oficina de atención que al día de hoy queda chica. “Estamos en una crisis de crecimiento”, advierte con optimismo Allevatto. “La oficina que tenemos en Villa del Parque rápidamente nos quedó chica, necesitamos más espacio para depósito, estamos planeando una fuerte inversión en ese sentido y estamos avanzando en cuestiones de logística porque la pandemia, además, aceleró nuestro crecimiento con una explosión en las ventas”.

PerfilesDeAluminio.net estima superar los 85 millones anuales para 2021. Basta con buscar en Google cualquier producto de perfilería de aluminio y PerfilesDeAluminio.net será una de las primeras empresas en aparecer.

El salto en ventas durante la pandemia también se explica, entre otros factores, por su capacidad de intervenir en nichos que venían siendo atendidos por material importado, particularmente de China, tal el caso de los accesorios para las impresoras 3D o los disipadores para aplicaciones Led o térmicos y otros productos que se encuentran disponibles en la tienda online.

Pero no sólo se trata de sustituir importaciones. El plan de expansión de PerfilesDeAluminio.net incluye, además, seguir avanzando en su proceso de internacionalización, ya que la visión de la compañía es “ser el mayor proveedor de soluciones en aluminio para toda América Latina”.

Ese mismo plan de expansión tendrá otro hito en diciembre, cuando lance una nueva iniciativa en e-commerce con DistribuidoraDeAluminio.net, una plataforma a través de la cual buscarán hacerse fuertes en el segmento mayorista, para compras de grandes volúmenes de perfiles normalizados, es decir aquellos que,  “a través de diferentes tratamientos, pueden alcanzar una importante diversidad de colores y tonos, que ayudan a su adecuación a los fines estéticos y materiales de los espacios de trabajo”, según se explica en el blog de PerfilesDeAluminio.net, otro espacio muy apreciado por los usuarios.

La empresa ya emplea cerca de 10 personas, en su mayoría jóvenes y con una mujer al frente, dos datos disruptivos en un rubro donde predominan los hombres y de otro rango etario y también proyecta crecer en este aspecto.

En la página de PDA (PerfilesDeAluminio.net) se puede acceder a una amplia gama de productos de perfilería de aluminio para decoración, electrónica, iluminación, carpintería, entre otros.  Sin embargo, además del diferencial en calidad, costos y respaldo que suponen el vínculo estrecho con la provisión de una fábrica nacional de gran trayectoria, la clave de la compañía es la estrategia de interacción con los usuarios, en cuanto a asesoramiento, respuestas rápidas y con soluciones a medida. PerfilesDeAluminio.net ofrece asesoramiento personalizado en tiempo real, las 24 horas del día los siete días de la semana, mediante un chat dentro de la página, WhatsApp y otras alternativas. La startup da soluciones a medida a los distintos tipos de clientes con los que interactúa, se trate de consumidores, emprendedores, constructores, estudios de arquitectura, fábricas e industrias.

“Para nosotros Internet no es un canal más de venta. Somos, en sí, una empresa de internet. Va más allá de contar con una página y publicar en ella nuestra oferta de productos. Es más que postear en instagram o llevar a cabo una estrategia de redes sociales. El e-commerce para nosotros parte de concebir una forma particular de relación con los usuarios, con el cliente final, donde la web no es solo un canal o un lugar donde meramente estar sino una propuesta de valor y de solución integral, basada en el servicio”, apunta Allevatto, que tiene un currículo que impacta, en el que se destacan estudios de grado en Universidad de Buenos Aires, luego en el Instituto Balseiro y trabajos de investigación en la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), además de su paso por otros puestos en empresas del sector privado.

Con un sólido presente y gran proyección de futuro, PerfilesDeAluminio.net se consolida como caso de éxito innovando en un rubro que a priori se encuadra dentro de los más tradicionales.

“Luego de dos años, aún decimos y pensamos que estamos en el comienzo y nos entusiasmamos con el valor que podemos brindar desde Argentina para toda América Latina”, concluyó la CEO de PerfilesDeAluminio.net.

Video: https://perfilesdealuminio.net/nosotros


Cristianoctubre 15, 2020
arquitectura-sustentable-3.jpg

4min60

Por Juan Pablo Apud | www.impulsonegocios.com

La cuarentena expuso la necesidad de rehabitar los espacios del hogar y de utilizar materiales sustentables, duraderos y accesibles.

Después de superar los 200 días de cuarentena, no sólo cambiaron las formas del consumo, sino que también las personas comenzaron a darle más tiempo y dedicación a sus hogares y las prioridades y los conocimientos cambiaron radicalmente a la hora de buscar una nueva casa.

Martín Mom, CEO en Sudamérica de Rehau, empresa especializada en polímeros y energías renovables, aseguró que el consumidor final es mucho más consciente y activo a la hora de buscar un inmueble.

Por su parte, Facundo Garófalo, ingeniero y gerente de proyectos en De Stefano 1913, agregó que, antes, ellos tenían un rol mucho más fuerte a la hora de asesorar, mientras que ahora “el cliente ya sabe qué es”.

“La pandemia trajo un manto de igualdad”, explicó Garófalo, para quien el mercado argentino ahora está en el mismo nivel que el de Europa y Estados Unidos, que solían ser más avanzados.

Y admitió que es un gran desafío “durante la primera fase, la pandemia puso un freno, pero hace un mes que se está reactivando un poco y hay más consultas”, dijo.

Para Mom, la reactivación fue a todo vapor ya que “las personas quieren saber de qué se trata esto de las energías renovables y cómo lo pueden llevar a sus casas, tanto para ahorrar cómo para ser sustentables”, explicó.

Además, aseguró que los desarrolladores también son más conscientes en el uso de los materiales, pero el consumidor final es todavía más experto; “quieren que su vivienda sea agradable y cálida”, dijo.

En tanto, la arquitecta Tatiana Bilbao aseguró que toda arquitectura debería ser sustentable y que la sociedad debe ser responsable con el entorno social y también con el ambiente; “la arquitectura debe responder a su entorno, a su tiempo y a su contexto”, explicó.

“La pandemia nos expuso a todas las carencias que veníamos cargando, ojalá que nos hayamos dado cuenta de la importancia de los espacios en los que habitamos”, dijo.

Además, aseguró que un espacio puede ser sustentable, pero igual discriminar porque no es adecuado para personas que viven en él.

“Hay dos ambientes que resaltan: la cocina, que deja de ser un área solamente funcional y pasa a ser un espacio de sociabilización, y el baño, donde las personas logran encontrar intimidad”, explicó Garófalo.

Con respecto a los materiales de construcción, Bilbao aseguró que se deben utilizar los elementos que son inmediatos y accesibles al lugar.

“Espero que se construya más responsablemente, hay que invertir en espacios que respondan al número económico y que sea un lugar al que las personas puedan llamarlo vivienda”, concluyó.


Cristianoctubre 15, 2020
expoconstruir-1-1280x720.jpg

4min68

En un año muy especial para todo el mercado de la construcción, la nueva edición de Expo Construir Argentina se realizará en 2020 de manera virtual. La nutrida agenda de actividades reserva este año un lugar muy especial para la arquitectura: el Congreso de Arquitectos de la Argentina, que reunirá a un importante número de especialistas y se desarrollará de manera gratuita entre los días 27, 28, 29 y 30 de octubre.

Bajo el título “El rol central de la arquitectura en la reactivación de la construcción en la Argentina”, el congreso puntualizará sobre el espacio protagónico que tendrá la construcción en la economía de pospandemia.

En este marco, se discutirá sobre las mejores prácticas de la arquitectura, eje rector de lo que se vaya a construir de ahora en más, y sobre cómo poner a la disciplina en el centro de la escena. Los arquitectos como garantes de la edificación de calidad, sustentable, accesible, inclusiva e inspirada en las demandas surgidas de la nueva normalidad.

El Congreso reunirá la visión de las voces más destacadas: las nuevas generaciones, los arquitectos maduros y los consagrados, los maestros, las autoridades públicas y los representantes institucionales. Todos ellos se referirán a las nuevas tendencias, los desafíos, oportunidades y amenazas para el futuro de la disciplina arquitectónica en Argentina.

Entre los oradores que ya confirmaron su presencia se destacan, el presidente de la Sociedad Central de Arquitectos (SCA), Darío López, la presidente del Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo (CPAU), Valeria Del Puerto, los desarrolladores Flavio Galli, CEO del Grupo Tueroc y el arquitecto Juan Manuel Santagada, la arquitecta y doctora en Historia Moderna, Rosa Aboy, el arquitecto Andrés Borthagaray, Marta Ruarte, presidente del Colegio de Arquitectos de Santa Fe, el arquitecto Carlos Savransky, director de ENRE, la arquitecta Florencia Schnack, socia del Estudio Bares, y el arquitecto y urbanista Gabriel Lanfranchi, magister en Economía Urbana de la Universidad Di Tella.

También disertarán los destacados arquitectos, Rodolfo Miani, socio del Estudio BMA, la arquitecta Silvana Parentella, socia del Estudio R2B1, el arquitecto Daniel Becker, socio del Estudio Becker Arquitectos, la arquitecta e interiorista Viviana Melamed, Ana Rascovsky, socia del Estudio Planta y la arquitecta y diseñadora Claudia Faena.

Participarán de Expo Construir 2020 las principales empresas proveedoras, exponiendo sus productos y servicios a desarrolladores, compradores, inversores y a los principales players del sector, en diferentes locaciones de todo el país.

Bajo el lema “La construcción se recuperará y será el gran motor de nuestra economía”, el evento 100% digital ofrecerá un recorrido, simple e interactivo por cada empresa para conocer las novedades, tendencias y ofertas de sus productos y servicios

La inscripción gratuita a Expo Construir Argentina Digital ya se encuentra disponible en su sitio web, https://www.expoconstruir.com/.


Cristianoctubre 14, 2020
arquitectura.jpg

4min62

La enseñanza ortodoxa de la arquitectura pone especial énfasis en la formación de diseñadores, valorizando los aspectos socioculturales de la producción arquitectónica.

Confía -excesivamente- en que los aspectos técnicos se completen fácilmente en los primeros años de actividad profesional, mediante la observación de los modos de producción de obra, tomando como base los conocimientos aprendidos en las asignaturas técnicas.

El éxito de un profesional se basa especialmente, en su aptitud para llevar a feliz término la materialización de sus proyectos. Quien nos encarga una obra, tiene especial interés en contar con un buen edificio el cual satisfaga sus expectativas y necesidades. No le interesa encargar solamente un buen proyecto ni un buen material gráfico (carpeta técnica). Es por ésta razón, que el profesional debe poseer los conocimientos necesarios para lograr concluir técnicamente una obra.

Pero no solamente eso, sino además, llevarla a cabo dentro de los costos previstos, en el plazo esperado y con la calidad requerida, respetando fielmente el proyecto original.

La aplicación racional de los recursos se consigue con la implementación de métodos de trabajo los cuales no pueden adquirirse solamente mediante la experiencia. Es necesario incorporar el conocimiento teórico sistemático, el cual permite aprehender la experiencia.

Si tenemos que entregar una obra completa en un determinado plazo, no esperaremos hasta el final para saber si lo cumpliremos o no, sino que aplicaremos las técnicas de control de avance para saber (en todo momento), si lo estamos cumpliendo.

En otro campo, al sospechar que una determinada tarea puede ser optimizada en cuanto a su rendimiento, la observaremos con una mirada crítica, buscando modificar el método de trabajo para hacerla más eficaz.

En este sentido, los recursos de producción son los medios técnicos, materiales y económicos capaces de permitir obtener un producto mediante un determinado proceso de manufactura. Separada del contexto industrial, dadas las singulares características del producto final, la construcción de edificios se caracteriza porque su materialización es llevada a cabo en el lugar de su implantación (in situ), a diferencia de cualquier otro producto industrial.

La utilización de los recursos debe adaptarse a esa particular modalidad, a pesar de las dificultades que ello representa en orden a la falta de aptitud de la obra para ser el propio ámbito donde se construye (clima adverso, distancias importantes a sortear para la entrega de materiales, etc.).

Salvando este primer escollo, podemos considerar que, para construir una obra, debemos disponer de recursos humanos para llevar a cabo el trabajo de producción, de recursos materiales para corporizarla y de componentes mecánicos para aumentar el rendimiento de los dos anteriores.

Toda mejora en la productividad supone una disminución en el precio del producto (en este caso, la obra), ya que representa un mejor aprovechamiento de los recursos utilizados. Esto permite mejorar los salarios del trabajador, disminuir el precio de los productos y aumentar los beneficios de la empresa.

Aspectos para nada desdeñables que la “Ortodoxia Arquitectónica” debería revisar.

 

Por el Arq. Gustavo Di Costa

Editor de Revista ENTREPLANOS


Cristianoctubre 9, 2020
flujo-de-aire.jpg

7min92

Hace unos días más de 200 científicos a nivel internacional publicaron una carta abierta en la que aseguran que el coronavirus puede quedar suspendido en el aire, propagarse e infectar a una persona cuando respira. La Organización Mundial de la Salud (OMS) respondió que esto es posible, sobre todo en lugares cerrados.

Aunque hasta el momento no existen pruebas concluyentes sobre esta modalidad de contagio, el equipo transdisciplinario integrado por Akurat Arquitectura, Eosis, Bforesight y Granta, basado en una perspectiva científica, de innovación y bienestar emocional, creó un modelo integral con distintas metodologías y tecnologías para conformar espacios más seguros y reducir al mínimo el riesgo de contagio por Covid-19.

Además de consultar artículos científicos en torno a SARS-CoV-1, el grupo de especialistas utilizó varias tecnologías para rediseñar el flujo de aire y el tránsito de las personas en un edificio corporativo de 54 pisos operativos, ubicado en la Ciudad de México.

La empresa farmacéutica busca prepararse para reanudar labores en sus oficinas de la manera más segura posible, por lo que contactó a Akurat Arquitectura, despacho proveedor de integraciones BIM (building information modeling) para proyectos inmobiliarios, que a su vez incluyó a otros especialistas en el proyecto.

El primer paso fue entender el metabolismo del inmueble y el comportamiento del aire en espacios cerrados a través de análisis cualitativos, explica Adela Rangel Fediuk, directora de Akurat Arquitectura.

A través de una cámara con tecnología láser (con margen de error de 1 milímetro) el edificio fue escaneado y luego plasmado en un modelo BIM para detallar la infraestructura y distribución actual del inmueble.

Con base en planos tridimensionales, se realizó una simulación peatonal para recrear de qué manera arribará la gente en el regreso al trabajo postCovid-19, cómo transitará y ocupará los espacios.

Microsimulación evita congestionamientos

La simulación de fluidos (conocida como CFD) permite probar condiciones reales mediante un modelo matemático para predecir comportamientos y condiciones de operación, con la finalidad de establecer entornos de trabajo seguros, libres de partículas dañinas.

Los reportes mostraron a detalle parámetros para definir la calidad de seguridad, número de personas, horarios escalonados, niveles de servicio y tiempos de recorrido. “El software utiliza diferentes algoritmos para determinar opciones de trayectos con base en todas las combinaciones”, explica Carlos Monroy, fundador y director de Granta, empresa de ingeniería y diseño de implantes óseos para el cuerpo humano.

El análisis de fluidos sirve para evaluar el movimiento del aire y cómo éste puede llevarse las partículas nocivas de un lugar a otro. Este esquema muestra la velocidad a la que sale el flujo de aire al respirar; el color rojo marca la mayor energía y el azul claro la menor.

Si una persona está a una distancia menor a 1.5 metros, todo lo que expira cae en la nuca o la ropa de quien está adelante. La contaminación en los artefactos (fómites) es todo aquello que puede transportar al virus. Cuando alguien habla, camina y, más aún, corre esta distancia se amplifica, con la diferencia de que el aire se va hacia atrás.

“Una persona que camina por la calle deja una estela de dos metros, mientras que una persona que va trotando deja una estela de seis metros, aumenta conforme la velocidad. Por ello, no es recomendable caminar detrás de alguien”, asegura el investigador.

Una descarga de aire acondicionado (HVAC) pudo haber sido creada para generar el mejor aprovechamiento energético o confort, aunque no ofrece la mejor ruta para la circulación del aire inyectado ni evita la dispersión de partículas en el ambiente, señala Monroy.

El aire en los elevadores

En los elevadores, al no tener una salida fácil, el aire recircula a una velocidad mayor cerca de la cara de los usuarios, por lo que las partículas tienen mayor oportunidad de llegar a una vía aérea. La solución que encontró el grupo de especialistas fue cambiar la circulación del aire hacia un trazo más vertical y una recirculación en la zona inferior. La modificación se hizo tanto en dirección como en velocidad.

Bienestar emocional

Otra metodología utilizada en este proyecto fue WELL. Si bien el edificio no va a ser certificado en este momento bajo este estándar, fueron tomadas sus recomendaciones para procurar el bienestar de los usuarios.

El modelo también incluye una estrategia para mitigar temores y conectar con propósitos de colaboradores, clientes y proveedores. Al respecto, Guillermo Buendía, director de BForesight, encargado del diseño de la estrategia y su implementación, menciona que en el planteamiento de esta nueva realidad se puso al ser humano en el centro para entenderlo. “Es impresionante cómo a través de tecnología utilizada en el automovilismo, como el flujo del aire, podamos crear espacios más seguros de virus.”

Por: Georgina Baltazar | obras.expansion.mx


Cristianoctubre 9, 2020
contactless.jpg

13min77

Imagine que se acerca a la puerta de cristal de un corporativo, ésta se abre y un robot le da bienvenida. Mientras interactúa con usted le toma la temperatura y mide su oxigenación. Con su celular, usted mismo realiza su registro de entrada y una aplicación le da un código digital en su móvil, el que sólo tiene que acercar al área de escaneo para activar su ingreso a los elevadores, automáticamente ya asignan el ascensor que lo conducirá a su destino. Durante este trayecto sus manos no han tocado ninguna superficie. Está a salvo del contagio. Bienvenido a la era contactless.

La pandemia del Covid-19 está cambiando hábitos e imponiendo nuevos. De la mano de la tecnología, la consigna de no tocar para no contagiarse, se vuelve realidad en detrimento de uno de los sentidos, más gozosos, pero en prevención de un contagio que puede ser mortal.

En la Guía de acción para los centros de trabajo ante el Covid-19, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social explica el que nuevo virus se transmite “de una persona infectada a otras a través del aire al toser y estornudar, al tocar o estrechar la mano de una persona enferma, o al tocar un objeto o superficie con el virus y luego tocarse la boca, la nariz o los ojos antes de lavarse las manos”.

Por esa razón, hoy los diseñadores se quiebran la cabeza en el intento de idear la manera en que la humanidad del siglo XXI pueda seguir en movimiento: entrar y salir de espacios, moverse al interior de estos, trabajar, comer, hospedarse, divertirse, todo con el menor contacto posible con las superficies.

Más allá de “limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso común en oficinas, sitios cerrados, transporte, centros de reunión, entre otros”, ya es parte de la rutina cotidiana. Los esfuerzos se encaminan hacia el despliegue de diseños y tecnologías que hagan posible el tránsito en un espacio con el menor riesgo posible.

Roomie-Bot Covid-19 es un robot programado por el mexicano Aldo Luévano para identificar medir la temperatura y el nivel de oxígeno de las personas, y así determinar si tiene una enfermedad. El robot también hace un cuestionario del estado e identifica si la persona tiene dificultad para respirar, de modo que se convierte en un filtro de acceso que puede usarse lo mismo en una sala de hospital que en la recepción de una empresa.

La grifería con tecnología contactless, también ha cobrado un nuevo impulso pues mediante sensores infrarrojos detectan las presencia de manos para activar el chorro de agua. Lo mismo que los dispensadores de jabón, y los sensores para la descarga de agua de los inodoros.

Recientemente una firma estadunidense, Cad Crow, lanzó un concurso para diseñar productos contra el coronavirus, entre los proyectos que arribaron destaca un gancho para abrir una puerta sin tener que tocar la jaladeras, del diseñador Steve Brooks

Pero mientras el uso de estos diseños se masifican, los sectores inmobiliarios toman medidas inmediatas de la mano de la tecnología, para reactivar su economía.

La nueva forma de hospedarse

En el sector hotelero, uno de los más afectados por las restricciones de la pandemia, algunas de las soluciones propuestas por las grandes cadenas son “la digitalización del guest journey y el empleo de tecnologías contactless para evitar el contacto y reducir el riesgo de transmisión del virus”, apunta la inmobiliaria CBRE en sus tendencias Inmobiliarias publicadas a principios de julio.

De acuerdo con la consultora, los teléfonos inteligentes están haciendo realidad la posibilidad de alojarse en un hotel sin tener contacto físico con ninguno de sus empleados. “Las posibilidades son infinitas, desde registrarse en el hotel hasta solicitar el servicio de habitaciones, pasando por chats para efectuar todo tipo de consultas”.

Del mismo modo, las llaves físicas y las tarjetas magnéticas pierden terreno ante las Mobile Keys o llaves digitales, que no es sino “un sistema que genera un código que se transmite a una app instalada en un teléfono inteligente para abrir las puertas de las habitaciones, eliminando así posibles superficies de contagio”, señala CBRE.

Otra opción permite hacer el check-in y el check-out o la codificación de la llave de manera automática mediante terminales instaladas en los vestíbulos.

La domótica o automatización con Internet de las cosas, permite a los visitantes de algunos hoteles, como los de la cadena Virgin, realizar acciones como “encender o apagar las luces o controlar la temperatura de la habitación mediante la voz o el móvil sin necesidad de tocar mandos o interruptores”.

Tanto en algunos hoteles como en corporativos los sistemas biométricos de reconocimiento facial y corporal ya comienzan a ser usados. “Estos sistemas, que emplean inteligencia artificial, también son capaces de facilitar el conteo de personas. De esta manera, se garantiza la gestión del aforo y el tráfico de usuarios dentro de las áreas comunes”, apunta la firma inmobiliaria.

La consultora también se detiene en el renacimiento de los códigos QR, cuya invención se remonta a 2012, y hasta hace un a año parecía que no iba a trascender, sin embargo ahora “se impone como una vía de información instantánea y de ‘cero contacto’ físico”, que permite a los huéspedes seleccionar y descargar información y contenidos, como un mapa de la ciudad o un menú.

“Parece que ya estamos más cerca del llamado turismo 4.0. El ‘hotel inteligente’, en el que todas sus acciones se pueden ejecutar desde un teléfono móvil, es sólo un ejemplo de las muchas tecnologías que marcarán el futuro éxito de la industria”, concibe CBRE.

Covid acelera robotización en las industrias

En lo que toca al sector industrial Rafael McCadden, director Industrial y Logística, de Colliers International, dijo a Obras que hay una tendencia a la que le llaman low touch o don’t touch, que consiste en garantizar que haya el menor contacto humano posible con los productos, en el trayecto entre productor y consumidor final, “por eso la automatización se está dando tanto en la manufactura como en la logística”, y parte de la consigna de que “entre menos contacto haya con los productos más seguridad hay de que no existan contagios”.

Para McCadden la tecnología es “un factor importante de aceleración del cambio que se está dando hacia la robotización, Ya tenemos la tecnología y el coronavirus está siendo un detonador muy importante hacia este cambio”, el que además repercute en el diseño de naves industriales con mayor altura por la robotización y automatización. “La pandemia ha sido un catalizador que está acelerando la modernización hacia la industria 4.0”.

En entrevista con Obras Caroline Hoarau, directora de la División de automatización industrial de Schneider, mencionó que de vuelta a la nueva normalidad “Para evitar tocar cosas, hay muchos botones inalámbricos que se puede presionar con el codo o con el pie. Y admitió que sí existe un “replanteamiento de cómo disparar la señal evitando el uso de la mano”.

Pone por ejemplo el tema de los torniquetes de acceso que ahora podrían ser reemplazados por torretas que ofrecen la posibilidad de comunicarse con luces infrarrojas para detectar temperaturas.

Caroline Hoarau destacó, sobre todo, el uso de software que permite a nivel de la planta industrial tener una especie de control remoto de los activos. “Como compañía en general estamos apuntando al desarrollo de la tecnología EcoStruxure Secure Connect Advisor porque permite no depender de que alguien venga a visitar la planta para resolver un problema de mantenimiento, y que se resuelva vía remota, cumpliendo con el tema de distanciamiento social”.

Explicó que en sus plantas inteligentes emplean la tecnología EcoStruxure como industria 4.0, basada en una serie de sensores en ciertos puntos, donde recaban información, y usan el internet de las cosas para llevar esos datos a análisis con el fin de tomar una buena decisión. El tema es captar todos esos datos para tomar decisiones más informadas, en tiempo real, conectados a alarmas y algoritmos que permiten ser predictivos y exactos para evitar parar la planta.

En el plano residencial. Son muchas las opciones de domótica que ya existían, antes de la pandemia, y ahora cobran fuerza. LG eletronics es uno de los proveedores de sistemas de hogares inteligentes conectados al Internet de las cosas (IoT), para conectar electrodomésticos, iluminación, calefacción, aire acondicionado, seguridad y otros dispositivos. La tecnología que oferta “recopila datos y los aplica a la medición automática de las condiciones del hogar, la administración de los electrodomésticos, el control del acceso al hogar, entre muchas otras funciones”.

Las opciones para no tocar son tan amplias como la creatividad lo permita, pues la tecnología parece estar dando manga ancha para hacer las ideas realidad.



Auspician Entreplanos




Newsletter