Entreplanosdiciembre 4, 2019
aislacion2.jpg

5min39

Resulta imprescindible entender a la construcción sustentable no sólo acotada al estadío de materialización de la obra, sino a toda su vida útil. Estudios del ciclo de vida de las construcciones desarrollados en Europa, muestran que los costos iniciales de materialización de un edificio, representan un 15% del total, mientras que los costos de operación y uso de la obra implican el 85% restante.

Durante la fase de uso, el consumo de energía de un edificio constituye el aspecto ambiental más relevante, significando aproximadamente el 40% del total de la demanda energética de Europa, dividido en calefacción (52-57%, dependiendo del sector analizado), calentamiento de agua (25%) y electrodomésticos (11-16%, dependiendo del sector estudiado).

Los mencionados alcances permanecen fuertemente relacionados con la problemática del cambio climático, donde algunos análisis indican que un incremento de la eficiencia energética en las construcciones puede reducir las emisiones de los edificios en un valor cercano al 42%.

Desde su creación, la Subsecretaría de Vivienda de la Nación impulsó la aplicación, en las operatorias de viviendas ejecutadas a través del Banco Hipotecario Nacional, y posteriormente, del Fondo Nacional de la Vivienda, de las denominadas “Condiciones Mínimas de Habitabilidad”. El espíritu de estas normas fue el de asegurar, en las operatorias de viviendas financiadas con dineros administrados por el Estado, niveles mínimos que debían cumplimentar las viviendas en lo referente al diseño, calidad de terminación y confort. A los efectos de asegurar el cumplimiento, por parte de los constructores de estos niveles mínimos, se establecieron normas por parte de la propia Subsecretaria, del INTI y posteriormente del IRAM, a las cuales se debían ajustar los distintos materiales.

Es así, que en relación a las condiciones de bienestar y confort, se definen para los muros y techos en las distintas zonas climáticas del país, los valores admisibles de los denominados Coeficiente de Transmitancia Térmica “K”, Coeficiente Volumétrico de Pérdida de Calor “G” y la verificación obligatoria del riesgo de condensación de vapor de agua, superficial e intersticial.

Lamentablemente, un limitado y mezquino criterio de algunos funcionarios en nuestro país, en el sentido de pretender “abaratar” los costos de las viviendas, ha posibilitado que en algunas operatorias no se respeten las normas más elementales de acondicionamiento térmico en los edificios, permitiéndose el uso de materiales y elementos, en las cubiertas y muros, los cuales no verifican los mínimos requerimientos exigidos. Contemporáneamente, en la mayoría de los casos, los citados componentes tampoco verifican los requerimientos referentes a la resistencia y vida útil.

Entendemos que la envolvente de una caja arquitectónica, deberá proyectarse con materiales, los cuales, a la par de garantizar una estructura sólida y durable en el tiempo, cumpla con las Normas de Aislación Térmica y verifique una correcta posición del plano de condensación. Asegurando una estructura de las mencionadas características, podremos eventualmente, sacrificar niveles de terminación perfectamente implementables a posteriori, sin comprometer el fundamento material de la obra.

Lo contrario significaría hipotecar el futuro, pues una arquitectura concebida con materiales que no verifiquen las mínimas condiciones de habitabilidad, en lo que a aislación térmica y resistencia se refiere, no permite amortizar la inversión realizada, resultando directamente proporcional a un elevado costo energético e inversamente proporcional a su vida útil.

Por el Arq. Gustavo Di Costa

Editor de Revista ENTREPLANOS


Entreplanosdiciembre 2, 2019
construccion-sustentable.jpg

4min45
Así, los principales objetivos de este modelo de construcción son evitar el agotamiento de recursos como el agua, la energía, la tierra; favorecer el cuidado del planeta, y crear entornos que sean habitables y amigables con los nuevos estilos de vida de la población de cada lugar.
Por todo esto, la construcción sustentable tiene ciertos principios que le dan estructura:

Ubicación en el entorno: Será de suma importancia el emplazamiento de la nueva construcción para aprovechar al máximo su eficiencia energética, como ser el ingreso de luz y ventilación natural. También se considera un punto muy importante la cercanía a los transportes públicos para que los residentes puedan viajar desde y hacia su trabajo sin necesidad de usar un vehículo personal.

Energías renovables y eficientes: Utilización de fuentes solares, geotérmicas ó aerotérmicas para reducir al mínimo las necesidades de climatización, además del uso de sistemas certificados, iluminación eficiente y materiales aislantes en losas, muros medianeros y aventanamientos.

De esta forma se busca reducir las emisiones de dióxido de carbono que cada construcción pueda generar a la atmosfera.

Consumo responsable del agua: Todas las instalaciones deben apuntar a utilizar este recurso de un modo eficiente. Será fundamental minimizar su consumo e incluso reciclarla y reutilizarla a través de sistemas de recolección de agua de lluvia, atomizadores de grifos e inodoros de doble descarga.

Calidad de vida: Un edificio “verde” cuenta con muchos beneficios que tienen que ver con la salud y el bienestar de sus habitantes no sólo desde el punto de vista del confort sino también a través de la buena calidad de aire interior que se genera en sus espacios.

Correcto funcionamiento por parte de los usuarios: Es fundamental la predisposición de las personas que habiten estos edificios a hacer correcto uso de los mismos ya que en muchos casos obliga a un cambio en sus hábitos y a cierta flexibilidad en cuanto a su empleo.

Todo esto y mas conforman la construcción sustentable, un modelo que busca darnos un hogar sin descuidar el mas preciado bien que tenemos: el planeta Tierra.

Por Hugo Torres / Director de QE2 Construcciones SRL

FUENTE: www.baenegocios.com


Entreplanosnoviembre 30, 2019
ieric4.jpg

4min29

Recientemente, se dio a conocer el Informe de Coyuntura del IERIC (Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción), con datos correspondientes a los meses de septiembre y octubre de 2019.

Los principales datos que aporta el Informe son:

  • El empleo formal en la Industria de la Construcción alcanzó en septiembre de 2019 un total de 396.545 puestos de trabajo. Este nivel representa una baja del 2,4% mensual, ubicándose por primera vez desde abril de 2017 por debajo del umbral de los 400.000 puestos.
  • La baja respecto a agosto configura la retracción de mayor intensidad observada para un mes de septiembre, período del año que presenta tradicionalmente un crecimiento de la ocupación sectorial.
  • Se completan así seis meses consecutivos de evolución mensual negativa del empleo formal de la Construcción, pero con una marcada aceleración del ritmo de caída durante el mes bajo análisis.
  • En contraste con septiembre de 2018, el volumen de ocupación marcó una disminución del 4,6% y resultó ser la caída más significativa de todo el 2019, completando 13 meses consecutivos de variaciones interanuales negativas.
  • El plantel medio de las firmas constructoras fue de 13,8 puestos de trabajo por empresa en el mes de septiembre, registrando una baja del 2,4% mensual y del 2,6% interanual.
  • Al igual que en julio y agosto, fueron las grandes firmas constructoras las que más acusaron en septiembre el impacto de la actual coyuntura recesiva, con una baja del 6% mensual en el volumen de ocupación registrada.
  • Sin embargo, el segmento liderado por las constructoras de plantel igual o superior a los 1.000 puestos de trabajo registrados exhibió un alza del 1% mensual.
  • En 21 de las 25 jurisdicciones que conforman el territorio nacional, la cantidad de puestos de trabajo registrados es inferior a la verificada en el mes anterior. Entre las Grandes jurisdicciones, el Gran Buenos Aires explica por sí solo un tercio de la caída bruta del volumen de ocupación sectorial, mientras que la Ciudad Autónoma se contrajo a un ritmo más moderado.
  • La media de las remuneraciones percibidas por los trabajadores registrados en la Industria de la Construcción fue de $30.939 en septiembre de 2019, acelerando levemente el ritmo de crecimiento hasta alcanzar un 53,6% interanual. Esta situación se produjo en todas las regiones del país.
  • En octubre de 2019 se registraron 22.228 empleadores en actividad en la Industria de la Construcción, un 0,9% por debajo del nivel de un año atrás. Ello representó la salida de actividad de 195 empleadores durante los últimos 12 meses.
  • La principal novedad es que el número de empleadores también descendió en las Grandes jurisdicciones, que hasta ahora se habían mantenido en terreno positivo.
  • Al igual que en septiembre, el descenso del universo de empleadores del sector asumió un carácter generalizado en octubre, abarcando a 17 jurisdicciones del país.

El Informe completo puede ser consultado en: https://www.ieric.org.ar/informes-de-coyuntura-43/2019


Entreplanosnoviembre 22, 2019
honorarios2.jpg

5min52

Cualquiera sea el método o la modalidad adoptada para la formulación del honorario por la prestación de un servicio profesional en el ámbito de la arquitectura, es conveniente que el mismo reúna las siguientes condiciones: Que resulte de fácil comprensión y permita al comitente conocer, desde los primeros momentos, el monto estimado del honorario; y sea de práctica utilización.

Se recomienda al arquitecto que en sus propuestas y contratos, además del honorario y su forma de pago, detalle las tareas y prestaciones a su cargo, cualquiera sea el tipo, envergadura y complejidad del encargo.

Es aconsejable señalar los servicios profesionales y gastos especiales excluidos. Aunque estos últimos figuran en el Arancel Profesional, es preferible aclarar dichos conceptos desde el principio, pues el cliente puede ignorar esas cuestiones y suponer que también forman parte o son complementarias del encargo, eventualidad la cual posteriormente, podría originar problemas. Cumplir esa recomendación presenta tres propósitos: Contribuye a evitar eventuales malos entendidos o situaciones litigiosas; pone en conocimiento del cliente los servicios que debe recibir y tiene derecho a exigir; y regula la relación prestación/honorario, que en caso de comparación con otras propuestas, puede evidenciar la diferencia en la cantidad y calidad de los servicios profesionales ofrecidos.

Cabe aclarar que los honorarios convenidos son para tareas de ejecución normal. En caso que la gestión del encargo se prolongue o discontinúe, siempre por causa no imputable al arquitecto o no constituya caso fortuito o causa mayor, los honorarios deberán ser reajustados para compensar las mayores tares y/o gastos improductivos originados.

Siempre debe aclararse la obligación, por parte del arquitecto que reviste la condición “IVA Responsable Inscripto”, de facturar ese impuesto según la condición del comitente. Conviene explicitar ese punto desde el primer momento al tratarse el tema honorarios.

El honorario debe asegurar que el arquitecto cubra los costos y gastos operativos necesarios para brindar un servicio profesional de la mejor calidad, en tiempo y forma, para lograr así obtener un razonable beneficio u honorario neto.

A los fines de salvaguardar este principio se recomienda al arquitecto, antes de proponer el honorario al cliente, establecer una comparación entre el monto aproximado de honorarios propuesto con el resultante de la aplicación de las disposiciones establecidas en el Arancel Profesional. Aunque este procedimiento no implica una garantía, es una primera comprobación de que el honorario puede ser correcto, especialmente, en encargos de mediana y reducida envergadura y complejidad.

En paralelo, el arquitecto estudiará sus costos y gastos para la producción y cumplimiento del encargo. A tal efecto, debe tener en cuenta los siguientes conceptos: Sueldos de profesionales, arquitectos, dibujantes, operador de CAD, personal técnico y administrativo en relación de dependencia; honorarios de especialistas, asesores o consultores; honorarios por gestión de trámites; retribuciones de personal afectado directamente al cumplimiento del encargo; retribuciones del profesional, arquitecto, dibujante, operador de CAD y personal técnico y administrativo; cargas sociales sobre los sueldos del personal en relación de dependencia, entre otros aspectos.

Por ello, el valor de un honorario sano y debidamente fundamentado, tanto técnica como comercialmente, aporta seriedad y justicia a la relación profesional entre un arquitecto y su comitente.

 

Por el Arq. Gustavo Di Costa

Editor de Revista ENTREPLANOS


Entreplanosnoviembre 7, 2019
CAMARCO3.jpg

5min119

El Consejo Federal de la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO) pidió este miércoles que se declare la emergencia del sector y propuso una serie de iniciativas a implementar, con vistas a normalizar la actividad.

La CAMARCO considera imprescindible la adopción de una serie de medidas. Se trata de “acciones estructurales y de coyuntura a aplicar en los primeros 200 días del nuevo gobierno, para mantener el empleo y la actividad”.

Los integrantes del Consejo Federal de la Cámara, que encabeza su presidente, Julio Crivelli, coincidieron en resaltar que “el sector sufre hoy, amplificados, los efectos de la recesión, la actual y la previsible para los próximos meses”.

Asimismo, considera que “las empresas del sector obra pública sufren graves perjuicios por los atrasos en los pagos de las obras certificadas, demoras no razonables en la tramitación y aprobación de las redeterminaciones de precios pactadas contractualmente, e incluso la aplicación de sanciones por incumplimiento del Plan de Trabajos, cuando existen razones que lo justifican”.

La entidad sostiene que “recientes medidas han agravado la situación financiera de las provincias”, ya que “el reperfilamiento de títulos de deuda afectó a sus activos financieros, lo que dificulta o imposibilita el cumplimiento de sus obligaciones de pago de las obras realizadas”.

En ese sentido, agrega que “el congelamiento de combustibles afectó las regalías provinciales, con similar efecto sobre sus posibilidades de pago. Esta medida  condicionó además, severamente, las inversiones privadas en el sector de petróleo y gas, golpeando la actividad constructora vinculada”.

“Todas esas circunstancias han provocado efectos gravísimos sobre las empresas contratistas, en el marco de un proceso inflacionario acelerado, y con costos de insumos afectados por una fuerte devaluación de nuestra moneda, que afectan incluso la provisión”, añade la declaración, aprobada tras una reunión en la sede central de Buenos Aires.

El texto resalta que debido a este escenario “tampoco existen perspectivas de iniciación de nuevas obras en un plazo razonable. Esto llevará a una abrupta caída del empleo y la actividad, si no se adoptan medidas perentorias”.

De allí que la CAMARCO considera deben implementarse de manera urgente las siguientes medidas:

  • Declarar la emergencia del sector en todo el país.
  • Calcular y consolidar la deuda devengada en los contratos vigentes, emitiendo documentos de pago negociables o compensables.
  • Abordar un nuevo y urgente plan de viviendas sociales a través de convenios con los IPV no menor a 40.000 unidades en todo el país que motorice la economía de manera federal atacando de manera directa la pobreza y la falta de empleo.
  • Reformular, mediante un esquema de adhesión optativa, los contratos vigentes, adecuándolos a las actuales circunstancias, disponiendo la neutralización de plazos sin sanciones hasta el nuevo acuerdo, el que debería incluir un régimen automático de Variaciones de Costos.
  • Establecer un régimen de excepción para empresas PyMEs evitando sanciones y dando créditos, al tiempo de equiparar los montos que definen las categorías PyME a los usados para las PyMEs industriales.
  • Suspender ejecuciones y embargos por AFIP, y permitir la compensación de deuda impositiva con créditos del Estado Nacional, implementando un sistema equilibrado, que considere la fecha de mora en la obligación y la fecha en que el Estado debió cancelar la deuda.

Entreplanosnoviembre 6, 2019
alemania.jpg

3min147

TECNOPERFILES, estará presente en la nueva edición de la exposición alemana Fensterbau Frontale, una de las ferias comerciales más importantes del mundo en tecnología e innovación para ventanas, puertas y fachadas, que se llevará a cabo del 18 al 21 de marzo del 2020 en Núremberg, Alemania.

Durante los cuatro días de exposición, TECNOPERFILES contará con un novedoso stand donde presentará sus sistemas de perfiles de PVC para aberturas de media y alta prestación; que se destacan por su calidad eficiencia, resistencia, y vanguardia en diseño.

40 países y más de 110.000 visitantes

Fensterbau Frontale se lleva a cabo desde el año 1949 en Nuremberg, Alemania; se celebra cada dos años y en su última edición, la exposición albergó a expositores de 40 países y recibió a 110.000 visitantes. Especialistas y profesionales de la construcción a nivel global aguardan esta oportunidad para conocer las innovaciones y desarrollos tecnológicos para puertas, ventanas y fachadas en materia de sistemas de perfiles, vidrios, unidades prefabricadas, sistemas de sellado, herrajes, equipos de seguridad, máquinas, instalaciones y también herramientas.

La tecnología, vanguardia en diseño, eficiencia y sostenibilidad son ejes fundamentales para poder participar de Fensterbau Frontale, y gracias al camino recorrido desde TECNOPERFILES consideramos que esos son los pilares que destacan a nuestros productos. Es un orgullo ser la primera empresa argentina fabricante de perfiles en PVC para aberturas de media y alta prestación, que tendrá un stand en la feria europea de referencia, y es una excelente oportunidad para mostrar al mundo nuestra capacidad productiva; como así también la innovación en tecnología, eficiencia, diseño, desarrollo y calidad que nos caracterizan” expresa Fernando Martinez, presidente de TECNOPERFILES.

Para mayor información visite www.tecnoperfiles.com.ar


Entreplanosagosto 12, 2019
sustentable2-1280x853.jpg

5min237

… si no les gustan tengo otros! La frase, atribuida al célebre Groucho Marx, sirve como humorada inicial para hablar -seriamente- acerca de los principios de la arquitectura sustentable. El desarrollo de las sociedades conlleva a un mayor empleo de los recursos naturales y la consecuente generación de residuos, para finalmente, sumar importantes valores en la producción de dióxido de carbono. Nuestros edificios, fundamentales para la vida y el consumo, podrían reducir sus efectos ecológicos adversos a través de un mejor diseño. Allí irrumpe en escena la denominada “Arquitectura sustentable”, concepto el cual implica brindar un giro a los sistemas convencionales aplicados actualmente. Para ello, es indispensable la innovación tecnológica, el desarrollo técnico-científico, la creatividad y los cambios culturales. Una construcción sustentable implica producir con calidad. Agregar a nuestros proyectos estudios más profundos, analizar la obra desde todos los puntos de vista: Social, económico y ambiental para superar el desmedido crecimiento insostenible. Detallaremos algunos puntos aplicables al Principio Ambiental: Optar por materiales locales, ello evitará la producción de dióxido de carbono generada por el transporte e incrementará la producción y mano de obra local; preferir materiales y tecnologías con menor cantidad de CO2 en el ciclo de vida completo del edificio, considerando sus diferentes etapas; proyectar circuitos cerrados de aguas y residuos, con el objetivo de ser lo más eficientes posibles internamente para generar la menor cantidad de emisiones al entorno; proyectar con energías renovables, preservar los recursos no renovables y la biodiversidad; y prever la utilización de materiales reciclados o reutilizados.

En cuanto a los Principios Sociales consideraremos particularmente: Garantizar un seguro laboral; cumplir con las normas impositivas, beneficiando indirectamente a los sectores sociales más carenciados; preferir materiales locales, a efectos de favorecer el desarrollo de la industria del lugar; ponderar los programas de higiene y seguridad en la obra y en cualquier ambiente local; y evitar y prevenir los compuestos orgánicos volátiles.

Desde el Principio Económico, otro de los rectores sustanciales, valoraremos: Escoger materiales durables, con mantenimiento escaso o nulo; alcanzar una aceptable eficiencia energética gracias a la elección y combinación de materiales y elementos, empleando equipos capaces de demandar la menor cantidad de energía ofreciendo el mismo servicio; acotar la demanda energética a través de las denominadas estrategias pasivas: Diseño, orientación, uso de aislantes; reutilizar y/o reciclar materiales, en la misma obra o para otras construcciones; y desarrollar modelos de simulación para obtener la solución más adecuada; rediseñar los sistemas constructivos pensando en la mayor eficiencia de los materiales y tecnologías, modularlos para que en la puesta en obra generen la menor cantidad de desperdicios.

Luego de formalizar un recorrido por los aspectos más generales de los conceptos que conforman la arquitectura sustentable, debemos materializar las citadas ideas en modos y maneras de construir, las cuales logren conferir a nuestros edificios estabilidad, confort y durabilidad. Es fundamental crear obras a partir de la innovación y la creatividad. En paralelo, es de suma importancia que los consumidores promuevan la utilización de esta nueva manera de construir.

Por el Arq. Gustavo Di Costa

Editor de Revista ENTREPLANOS


Entreplanosjulio 17, 2019
eidico2-1280x720.jpg

5min431

En un contexto en el que la construcción sustentable toma cada vez más relevancia, la desarrolladora Eidico lanzó Eco-Pack, que contiene una serie de productos que permiten generar un ahorro en el consumo de agua, gas y electricidad, cooperando de esta forma con el cuidado del medio ambiente.

El Eco-Pack incluye ventanas con doble vidriado hermético -que ofrecen mayor aislamiento térmico y acústico y disminución de la condensación, mejorando el balance de temperatura de la casa y optimizando la climatización de los ambientes, colaborando de este modo con el ahorro energético-; aireadores en canillas de cocinas y lavaderos –que ayudan a reducir el caudal de agua potable que se consume a diario, permitiendo alcanzar un ahorro de hasta el 50%-; y termotanques solares –los cuales pueden llegar a reducir hasta en un 70% la energía requerida para la producción de agua caliente sanitaria-.

“La construcción sustentable impulsa la generación de nuevas técnicas e innovaciones constructivas y busca materiales que reduzcan la demanda energética. Esta opción amigable con el medio ambiente para que los propietarios construyan su casa, nos permite crear conciencia acerca de la importancia de cuidar el presente y el futuro del planeta desde el hogar”, señaló Martín Suffern, arquitecto responsable de los proyectos de vivienda.

El Eco-Pack está disponible para los proyectos de Casas de Santa Ana (Tigre) y Casas de Santa Guadalupe (Pilar) y los propietarios pueden contratarlo abonando, en hasta 18 cuotas, un monto adicional sobre el costo de la vivienda una vez adjudicada la misma (a modo de referencia, para una vivienda que vale US$ 112.300, la contratación del Eco Pack supone un gasto 2,5% mayor respecto al de la construcción total de la misma). El objetivo es poder ofrecer este producto en todos los proyectos de casas que la empresa lance en el futuro.

Sistema de construcción con encofrado de aluminio 

En línea con su objetivo de lograr una construcción sustentable, Eidico está utilizando en sus proyectos de casas el sistema de construcción con encofrado de aluminio, el cual presenta entre sus principales ventajas la posibilidad de disminuir notablemente el desperdicio en obra.

El encofrado de aluminio permite construir una vivienda (muros, losas y vigas) en hormigón mediante la utilización de un molde de aluminio, fabricado a medida según la arquitectura del proyecto. En este sistema de construcción se utilizan materiales típicos de la construcción tradicional, como el hormigón y el acero, pero el proceso constructivo es diferente, de tipo industrializado, muy conveniente para el tipo de proyectos que realiza Eidico en barrios con viviendas que se repiten.

La empresa ya está aplicando este sistema en la construcción de Casas de Santa Ana (212 casas) y Casas de San Patricio (154 casas) en Tigre; Altos del Encuentro (88 unidades) en Pachecho; Miradores del Beagle (edificio de 76 unidades) en Ushuaia y Altos del Este (Pilar).


Entreplanosabril 13, 2018
liuzhou-1280x800.jpg

6min553

Varias ciudades se están levantando en la actualidad y estarán listas para 2020. Las leyes chinas ya se están ajustando para proteger el medioambiente.

El gigante asiático lleva años diseñando y construyendo ciudades y edificios que respetan el medioambiente. La imagen que asociamos a China en cuanto a la gran cantidad de contaminación es real. Sin embargo, quieren cambiar y evitar ser un país que continúe por este camino.

Los chinos están aprendiendo y parece que lo hacen rápido. Sus leyes ya se están ajustado para proteger el medioambiente, según señalan desde el bufete ClientEarth, llevado por el abogado más importante en la lucha contra la contaminación, James Thornton.

Pero más allá de los avances legislativos, ya se están levantando proyectos como ciudades recubiertas de árboles y plantas, edificios que se autoabastecen solos y transporte público que hará a sus ciudadanos dejar sus vehículos en casa o, directamente, prescindir de ellos.

La ciudad forestal de Liuzhou

A las afueras de Liuzhou y a lo largo de 175 hectáreas del río Liujiang se construirá la “ciudad forestal”. Los diferentes edificios de esta ciudad, que estará terminada para 2020, estarán recubiertos por más de 40.000 árboles y casi un millón de plantas de más de 100 especies diferentes.

Es más, los propios edificios, que incluirán dos colegios, oficinas, casas y hospitales, incluirán paneles solares para recoger energía y abastecer a la ciudad. También se fomentará el uso del transporte público y un tren enlazará la ciudad con Liuzhou para evitar contaminar con vehículos particulares.

El proyecto diseñado por Stefano Boeri absorberá casi 10.000 toneladas de dióxido de carbono y 57 toneladas de contaminantes al año a la vez que producirá aproximadamente 900 toneladas de oxígeno al año. De este modo, la vegetación mejorará la calidad del aire, disminuirá la temperatura y creará barreras naturales contra el ruido. Además de contribuir a la biodiversidad de la región y generar hábitats para la fauna local.

Tianjin eco-city

Este proyecto es una colaboración entre el gobierno de Singapur y el de China, que tienen la visión de esta como una ciudad respetuosa con el medioambiente y eficiente en el uso de los recursos.

El diseño de la ciudad se basa en tres puntos clave: las planificaciones del suelo, transporte y red verde y azul. ¿Qué significa esto?

La organización de los edificios es esencial. No es lo mismo tener que recorrer media ciudad para ir a trabajar o a comprar, por esto, la eco-ciudad apuesta por barrios en los que esté todo cerca: parque empresarial, comercios y casas. Con esto se evitará que se utilice el transporte privado para llegar.

Sin embargo, si es necesario utilizarlo, la mejor opción será el transporte público: el municipio tendrá una amplia red para atender las demandas de sus ciudadanos, como un tren ligero que llegará a cualquier parte de la ciudad. De este modo se contamina menos. Igualmente, esta ciudad ecológica dará prioridad a los viandantes, los ciclistas y el transporte público, con sus respectivos carriles, antes que a los vehículos motorizados.

Por último, habrá amplias redes verdes y azules, es decir, zonas de vegetación, pero también de agua.

La ciudad, que se está edificando a 150 kilómetros de Pekín desde el verano pasado, comenzó a planearse en 2007 y podrán vivir, a partir de 2020, hasta 350.000 personas. Contará con siete distritos con diseños diferentes y se aprovechará tanto la energía solar como la eólica para abastecer a esta eco-ciudad. Además, tanto las aguas residuales como las de lluvia serán tratadas para su uso.

Granjas verticales

Este diseño se ha creado debido al éxodo rural que se vive actualmente en China unido a la necesidad de nuevas ciudades ecológicas y que respeten el medioambiente. Por este motivo, la ciudad de Shenzen tendrá seis granjas verticales diseñadas por el estudio Vincent Callebaut.

Con una apariencia de piedras apiladas, pero mucho más estable, estas granjas servirán para cultivar alimentos. Además, los espacios interiores también se dedicarán a oficinas, hogares, comercios e, incluso, teatros.

Estas torres también pueden recoger y almacenar las lluvias y procesar las aguas usadas. Además, estarán recubierta por plantas para mejorar la calidad del aire exterior. Y estarán conectadas a la red. Serán ciudades verticales en sí mismas.

Fuente: hipertextual.com



Auspician Entreplanos




Newsletter