Cristianseptiembre 23, 2020
neuquen.jpg

3min42

Con una inversión millonaria, la próxima semana se habilitará el funcionamiento de los aerogeneradores más grandes. El complejo generará energía suficiente como para abastecer a un tercio de la provincia.

El primer Parque Eólico de Neuquén, situado en el paraje Bajada Colorada, aportará desde la próxima semana un total de 100 megavatios (Mw) al Sistema Argentino de Interconexión Eléctrica, con la puesta en marcha de nuevos aerogeneradores, anunció el Gobierno de la provincia.

El presidente de la Agencia para la Promoción y el Desarrollo de Inversiones del Neuquén (ADI-NQN), José Brillo, informó que la semana que viene se van a habilitar los cuatro más grandes aerogeneradores, y la potencia se va a llevar de 80 a 100 Mw, al subrayar el avance del proyecto del primer Parque Eólico Vientos Neuquinos, que se ejecuta a 200 kilómetros al oeste de la capital provincial.

La producción es el equivalente a la tercera parte de lo que consume Neuquén, precisó Brillo, y remarcó que “elevara al 22% el volumen de energía renovable en la matriz energética, cuando se había planteado llegar al 20% en 2025“.

La obra está a cargo de la empresa norteamericana AES y se compone de 29 turbinas (molinos de viento de 120 metros de altura) cuyas primeras 10 se pusieron en marcha en junio pasado.

La inversión es de US$ 170 millones, financiados mediante la entidad financiera OPIC, de EEUU (que aportó U$S 122 millones) y un crédito de bancos argentinos por US$ 48 millones, informaron.

La conexión plena al Sistema Eléctrico en la Línea de Alta Tensión 132 kilovoltios de El Chocón-Piedra del Águila será, sin dudas, un acontecimiento trascendente de la provincia, que avanza rumbo a la ampliación de su matriz productiva, con sus consecuentes beneficios para la población en general“, detalló Brillo.

Con información de: www.impulsonegocios.com


Entreplanosagosto 31, 2020
mendoza-nave-cultural.jpg

6min117

Es el edificio público con mayor potencia fotovoltaica instalada. Quedó en funcionamiento la segunda etapa de la instalación de este sistema fotovoltaico para la generación de energía renovable, que implicará un importante ahorro energético en el lugar.

Recientemente, el intendente Ulpiano Suarez y el presidente de Empresa Mendocina de Energía S.A., Pablo Magistocchi, dejaron formalmente en funcionamiento la segunda etapa de paneles solares en la Nave Cultural.

También estuvieron presentes en el acto funcionarios de EMESA, del municipio y de la empresa que realizó el montaje de los paneles. Con estas obras, la Ciudad de Mendoza y EMESA, en conjunto, siguen apostando a la sustentabilidad y a la generación de energías limpias y renovables. La publicación Energía Limia XXI destaca los esfuezoas estratégicos que viene realizando Mendoza para fortalecer el uso de energía limpia, segura y precios más competitivos, aspecto que se hace más relevante en ruta a la recuperación Post Covid-19.

El intendente de la Ciudad Ulpiano Suarez se refirió a la obra: “Con un trabajo en conjunto, colaborativo con EMESA, hoy está plenamente operativo el sistema fotovoltaico de la Nave Cultural. Esto está en sintonía con los ejes de gestión que estamos planteando de la sostenibilidad y, fundamentalmente, en el cuidado del ambiente. La utilización de este tipo de energía genera un ahorro en el consumo de energía en la Nave Cultural, además de trabajar con las Pymes, que también es importante para la reactivación económica”.

Y proyectando el futuro expresó: “Nos planteamos nuevos objetivos para seguir instalando sistemas fotovoltaicos en otros edificios municipales que también, con acciones conjuntas, podamos concretar. Es un gran aporte para cuidar el ambiente porque este tipo de energías permite la reducción de los gases de efecto invernadero, los gases contaminantes. Esta acción es una más en la pelea que estamos dando contra el cambio climático”.

En tanto, el presidente de Empresa Mendocina de Energía S.A. Pablo Magistocchi señaló: “En el año 2018, se firmó un convenio con la Municipalidad de la Ciudad y a partir de ahí comenzamos a desarrollar energías fotovoltaicas. Empezamos con el Gimnasio 2, con la generación de unos 40 kilovatios. Luego una primera etapa de la Nave Cultural de unos 47 kilovatios y hoy inauguramos la segunda etapa de 53 kilovatios que hacen un total de 100 kilovatios. Con esta obra, la Nave Cultural se convierte en el edificio público con mayor potencia fotovoltaica instalada”.

Ahorro energético

La energía producida por los paneles permitirá abastecer parte de la demanda de energía de la Nave Cultural durante el día. Asimismo, podrá inyectar a la red de distribución los excedentes que no emplee en determinados momentos, disminuyendo de esta forma el gasto en energía que debería afrontar el municipio. Se espera que dicho ahorro alcance entre el 30 y el 35% de la facturación de energía eléctrica anual.

Concientización y desarrollo local

El rol del Estado como promotor de la generación renovable y la sustentabilidad es sumamente importante. La posibilidad de trasladar a la comunidad en general sus ventajas, ahorros e impacto, es un factor clave para la concientización sobre el cuidado del medio ambiente. En este sentido, el hecho de que hayan sido montados en un sitio tan concurrido y visible como es este edificio municipal, contribuirá con tornar más visibles y accesibles el aprovechamiento de fuentes renovables y no contaminantes, como es la energía fotovoltaica.

Distintas PyMES nacionales y provinciales se presentaron a los concursos realizados para llevar a cabo esta obra, lo que pone de manifiesto el crecimiento de empresas con capacidad para el desarrollo y la instalación de estas tecnologías, así como también la mano de obra calificada. El trabajo de profesionales mendocinos ha hecho posible que los techos de los ex galpones del ferrocarril estén completamente cubiertos con paneles fotovoltaicos, combinando arquitectura con funcionalidad y tecnologías sustentables, que contribuyen al cuidado de nuestro planeta para las generaciones futuras.

Fuente: www.energialimpiaparatodos.com


Entreplanosagosto 20, 2020
Wang-Huanting.jpg

7min426

El agua es vital para la vida en el planeta. La cantidad de agua dulce existente en la tierra es limitada, y su calidad está sometida a una presión constante. Por eso es importante lo que estos científicos han podido lograr: transformar el agua de mar en agua potable limpia y segura en solo 30 minutos.

El trabajo de estos especialistas de Australia y China se basó en utilizar estructuras metalorgánicas (MOF) y luz solar. Una solución sostenible que depende del Sol para poner en marcha el proceso de filtración en lugar de calor o electricidad, según el estudio publicado en la revista Nature Sustainability.

Usando un material poroso para absorber la sal del agua salada y salobre, los científicos pudieron crear de manera sostenible casi 40 galones de agua potable limpia por cada kilo de material metálico. Esta agua potable es incluso más limpia que las pautas oficiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Al analizar el agua resultante, los investigadores midieron sus sólidos disueltos totales (TDS) en menos de 500 partes por millón, un estándar incluso superior al recomendado por la OMS, que clasifica el agua potable limpia con TDS no superior a 600 partes por millón.

Huanting Wang, autor principal del estudio y profesor de ingeniería química en la Universidad de Monash en Australia, dijo que el enfoque de su equipo hace uso del recurso más abundante del planeta: la luz solar. Su método de energía solar desaliniza el agua salobre o estancada de manera más sostenible que los métodos anteriores.

“Los procesos de desalinización térmica por evaporación consumen mucha energía y otras tecnologías, como la ósmosis inversa, tienen varios inconvenientes, incluido el alto consumo de energía y el uso de productos químicos en la limpieza y decloración de membranas”, dijo Wang.

“La luz solar es la fuente de energía más abundante y renovable de la Tierra”, dijo el especialista a Nature Sustainability.

Wang y sus colegas explican en el estudio que una fuente de energía sostenible, como la luz solar, sería especialmente útil para las comunidades que no pueden tener acceso a una red eléctrica confiable necesaria para otros métodos de desalinización.

Si bien la luz solar es una parte importante de este proceso, otro factor clave es el material que los investigadores eligieron utilizar. Este material es un tipo de compuesto metálico que se compone de iones metálicos configurados en un patrón cristalino, no muy diferente de la sal que pretende absorber.

Debido a su estructura cristalina única, este compuesto es poroso, con tantos rincones y grietas en su interior que su superficie total es en realidad la más grande por unidad de medida de cualquier material conocido.

De hecho, es tan grande que los científicos estiman que el área completa de un campo de fútbol podría caber en una sola cucharadita de este material. Una característica que lo hace realmente efectivo para absorber la sal del agua.

Los investigadores mejoraron aún más la absorción de este material al agregar otro material a sus poros, llamado PSP-MIL-53. Este material se caracteriza por tener “efectos respiratorios” y es capaz de promover una absorción eficiente.

Después de probar este material tanto en agua salada natural como en agua salada sintética, encontraron que el compuesto era capaz de absorber suficiente agua en 30 minutos para crear casi 40 galones de agua potable fresca por cada kilogramo de material.

“Este estudio ha demostrado con éxito que los (compuestos metálicos) fotosensibles son un absorbente prometedor, energéticamente eficiente y sostenible para la desalinización”, dijo Wang.

“Nuestro trabajo proporciona una nueva ruta para el diseño de materiales funcionales para utilizar energía solar para reducir la demanda de energía y mejorar la sostenibilidad de la desalinización del agua”. Agregó.

El agua potable no es una realidad para más de 2 mil millones de personas en todo el mundo. Se espera que esta población en riesgo crezca en los próximos cinco años a medida que la crisis climática crece cada vez más áreas con estrés hídrico, según la OMS. Este trabajo científico es una gran esperanza.

Con información de: www.elfinanciero.com.mx


Entreplanosagosto 6, 2020
Costa-y-Malec-en-inauguración-Creando-1.jpeg

3min280

La cooperativa Creando Conciencia, presidida por Noelia Segovia, inauguró en Benavidez (partido de Tigre), un Polo Productivo Cooperativo, con un fuerte foco en la generación de empleo, el cuidado ambiental y el trabajo comunitario para los vecinos.

El nuevo espacio está compuesto por una nave central de 1800 m2, donde funcionan 8 oficinas, vestuarios y un comedor. Además permitirá tener un abordaje productivo diferenciado de las tres grandes unidades de trabajo de Creando Conciencia: por un lado el procesamiento del material reciclable, por otro la fabricación de útiles escolares a partir del  telgopor reciclado, y por último habrá una zona para la producción de mobiliario urbano hecho con madera plástica reciclada.

De la superficie total, el Polo cuenta con 200 metros cuadrados de construcción en altura, sin afectar el resto de la superficie. El 50% será asignado al stockeo de material,  inyección y sistema de blister skinpack para el sector de útiles escolares y de extrusión.  Mientras que el otro 50% será  utilizado para el desarrollo del mobiliario urbano.

La incorporación de una extrusora al sistema será un factor común para ambos emprendimientos (útiles escolares y mobiliario urbano). Dado que la extrusora, dependiendo de la boquilla, sirve para el paletizado y la generación de materiales para la  inyección o la producción de los listones.

“Esto nos permite dar respuesta a todo el proceso de la economía circular”, explicó Segovia, refiriéndose a los diferentes pasos necesarios para llegar desde los deshechos a los productos terminados, siendo útiles escolares o mobiliario urbano. “Separamos, reciclamos, transformamos y vendemos,  apuntando al cuidado del medio ambiente y al mismo tiempo a la inserción social y la inclusión”, añadió.

Para poner a punto el nuevo Polo, se realizaron modificaciones en la instalación eléctrica y en los sistemas de seguridad e higiene, así como también se llevaron a cabo remodelaciones de las oficinas. Actualmente la cooperativa está realizando gestiones frente a diferentes organismos, como el INAEs y el Ministerio de Desarrollo, con el objetivo de tecnificar la producción, mediante nuevas máquinas que se van a utilizar en la unidad de útiles escolares realizados con telgopor reciclado.


Entreplanosjulio 29, 2020
reciclaje-1.jpg

8min292

Por: Eric Baldwin | www.plataformaarquitectura.cl

El reciclaje ha sido durante mucho tiempo un punto de entrada al diseño sostenible. Es personal debido a la escala micro que permite las personas reducir el desperdicio y preservar la energía. Pero entre la escasez de recursos, la pérdida de hábitat ambiental y la crisis climática global, ha habido un cambio en las prácticas diarias hacia un pensamiento más cíclico. Cada vez más, la necesidad de mantener la vida es parte de un proceso continuo de producción, reabsorción y reciclaje donde los desechos se convierten en insumos para la producción.

El concepto de diseño cíclico está inspirado en procesos que se autogestionan y regulan, considerando tanto el tiempo como los ciclos de vida completos. Más allá del modelo actual de extracción de desechos, este enfoque apunta a redefinir el crecimiento, desacoplando gradualmente la actividad económica del consumo de recursos finitos y diseñando los desechos del sistema. Se centra en los flujos de desechos y contaminación, manteniendo productos y materiales en uso, y sistemas naturales regenerativos.

El diseño cíclico puede cambiar la forma en que se crea la arquitectura. Como señala el arquitecto y urbanista Eduardo Souza, “se explotan, procesan y consumen enormes cantidades de recursos, materiales, agua y energía para la ejecución de una obra y se limitan a la vida útil de los edificios”. El diseño cíclico maximiza la gestión más eficiente de los recursos y la vida útil del producto, así como minimiza o finaliza la generación de residuos. Y estas ideas ya se están implementando en una serie de iniciativas urbanas Zero Waste en todo el mundo.

Para ilustrar cómo las ideas de reciclaje y diseño cíclico pueden llevarse a una escala urbana, The New Raw lanzó el Zero Waste Lab en Salónica, una iniciativa de investigación donde los ciudadanos griegos pueden reciclar los desechos plásticos en muebles urbanos. Como parte del proyecto más grande Print Your City, utiliza un brazo robótico y el reciclaje facilita la creación de muebles a medida que cierran el circuito de desechos plásticos. La iniciativa apunta a utilizar escamas de productos reciclados para rediseñar los espacios públicos dentro de las ciudades.

Estas ideas se aplican a cómo las ciudades cambian con el tiempo. La ciudad sueca de Kiruna, a 95 millas al norte del Círculo Polar Ártico, se encuentra en la cima de la mina de mineral de hierro más grande del planeta. La mina dio a luz a Kiruna, y ahora amenaza con borrarla del mapa. Un siglo de operaciones mineras ha comenzado a desestabilizar la tierra alrededor de la ciudad. El suelo se está rompiendo, dividiéndose en grietas profundas y cayendo en sumideros, estas grietas amenazan con tragarse la ciudad.

En respuesta a esta amenaza, la empresa minera Luossavaara-Kiirunavaara (LKAB) propuso una solución directa: mover Kiruna tres kilómetros al este. En cierto sentido, y en ocasiones literalmente, reciclando la ciudad misma. El ayuntamiento existente de Kiruna, diseñado por el arquitecto sueco Arthur von Schmalensee, recibe una nueva vida en The Crystal. El diseño de Henning Larsen incorpora el icónico campanario de 1958, que representa no solo una reimaginación visual de la identidad de Kiruna, sino una continuación física de la historia de la ciudad.

El ejemplo de Barcelona (España), caracterizado por su cuadrícula uniforme, regular y extensa, muestra una ciudad sólida, mixta y muy densa con un espacio público consolidado que necesita reprogramarse y reciclarse para responder a una realidad social, ambiental y económica que cambia rápidamente. Leku Studio reinventó el programa Superblocks de la ciudad, una de las transformaciones urbanas más ambiciosas de la ciudad. El juego de herramientas en Sant Antoni está diseñado siguiendo la modulación establecida por la malla base que se agrega y combina fácilmente entre sí, dando lugar a un enfoque urbano adaptable y cíclico.

La compañía de infraestructura multinacional británica Balfour Beatty publicó un documento de innovación de 2050 que analiza tendencias más amplias del diseño cíclico y cómo podrían aplicarse en la construcción. El informe de la industria se ha convertido en un punto de referencia sobre la evolución de los métodos de construcción y describe cómo “el Internet de las cosas impulsará los edificios inteligentes con materiales nuevos, autocurativos, generadores de energía o respirables, en ciudades inteligentes que puedan modelar el futuro y adaptarse instantáneamente a las circunstancias cambiantes; con impresión 4D en la que los objetos auto transformados responden a los cambios en los niveles de calor, sonido o humedad para cambiar de forma “. La construcción y los materiales adaptables, el modelado urbano receptivo y la impresión 4D son ejemplos vinculados a tendencias circulares y ciudades integradas.

El diseño cíclico construye y reconstruye la salud arquitectónica o urbana general. El concepto reconoce la importancia del diseño que necesita trabajar de manera efectiva a todas las escalas, para organizaciones e individuos, global y localmente. Es un cambio sistémico que construye resiliencia a largo plazo para proporcionar beneficios ambientales y sociales. Este movimiento permite un replanteamiento radical de la desmaterialización, la transparencia y la inteligencia basada en retroalimentación en el urbanismo. Al considerar el reciclaje y sus efectos urbanos, las ciudades futuras recurrirán cada vez más al diseño cíclico como una forma de abordar los problemas urgentes de nuestro tiempo.


Entreplanosjulio 3, 2020
pellets.jpg

8min266

La calefacción en base a biomasa forestal es una realidad en la mayoría de los países de Europa y América del Norte. Si bien en nuestro país ya existe esta tecnología, es aún muy amplia la capacidad de crecimiento y desarrollo. La Asociación Forestal Argentina (AFoA) revela los beneficios y ventajas de esta energía alternativa, segura y altamente rendidora, gracias al calor que generan los pellets de madera. Con diseños que van desde lo antiguo y de inspiración vintage hasta modelos más minimalistas y modernos, las estufas de pellets son las nuevas protagonistas de la calefacción sustentable.

La generación de energía en base a biomasa forestal -ya sea eléctrica como térmica- es uno de los varios aportes de los árboles. No solo para lograr una matriz energética propia -que tiene mayor participación dentro de las denominadas renovables y, a la vez, menos intensa en emisión de gases de efecto invernadero (GEI)- sino, además, para ser una opción más competitiva como energía térmica para hogares, comercios e instituciones.

En Argentina existen grandes volúmenes de biomasa de origen forestal sin aprovechar. Según estimaciones de Probiomasa, se trata de subproductos provenientes de dos fuentes. Por un lado, los disponibles en la foresto industria, como consecuencia del rendimiento de los aserraderos que es cercano al 50%, y se ha estimado en 2 millones tn/año.

Por el otro, en las plantaciones quedan residuos de las podas, raleos y de la tala rasa, que se estiman en volúmenes mayores a 5 millones tn/año. A esto se suma el potencial de manejo sustentable del bosque nativo que permitiría actualmente obtener más de 9 millones de tn/año. La utilización de este volumen potencial en energía permitiría instalar del orden de 4.200 MW de generación térmica y ser una fuente de creación de má s de 5.000 empleos y mejora de la competitividad en las zonas en donde el gas natural no llega.

La madera como energia: dendroenergía

Por un lado, el uso de madera en energía eléctrica es una realidad. Las principales inversiones y anuncios de inversiones “greenfield” en el sector forestal de los últimos 5 años, provienen de inversiones en bioenergía. Ya funciona, de hecho, una planta de energía eléctrica de 40 MW en Gobernador Virasoro (Corrientes) de la empresa Fuentes Renovables de Energía SA (Fresa SA) cuyo único combustible son chips de madera.

Esta oferta se sumará a las recientes inversiones en energía en base a biomasa que ya se encuentra en funcionamiento en Misiones de Papel Misionero, Pindó y Gruber S.A entre otras. Y hay otros proyectos en marcha adjudicados en Renovar 2 y MinRen 3. Con esto el sector colabora en ampliar el componente renovable en la matriz de energía eléctrica del país.

“En Argentina el 65% de la energía consumida es energía térmica. Y creemos que en este segmento es donde tenemos un desarrollo muy importante por delante. Los chips y pellets son una opción de sustitución de energía fósil que ha tenido una rápida expansión en Europa, Japón y Corea en los últimos 10 años para cumplir las metas de energía renovable”, explica Osvaldo Vassallo, Presidente de la Asociación Forestal Argentina (AFoA).

Las tecnologías innovadoras en calderas y estufas de alta eficiencia y con potencias de menos de 100 KW permitieron la expansión de su uso en oficinas gubernamentales, escuelas, hospitales, hoteles, edificios y hogares como reemplazo del gas y otros combustibles. Además de energía renovable y carbono neutro, la producción y consumo de pellets y chips ha sido una gran generadora de empleo tanto en la parte rural como urbana. Se estima que en la Unión Europa emplea alrededor de 500.000 personas. De acuerdo a la consultora Grand View Research, el mercado de pellets estaba valuado en 2017 en 7,67 mil millones de dólares y se espera un crecimiento anual del 9,2% hasta el 2025, proveyendo una oportunidad para Argentina tanto para el mercado interno como externo.

De acuerdo a los datos locales, el uso de pellets y chips en calderas permite una mejora de costos energéticos de alrededor entre 30% y 40% si se reemplaza GLP o Fuel Oil, mejorando notablemente la competitividad de las PyMES. Esto es especialmente importante para empresas y comunidades que no tienen y especialmente, que sea muy difícil que accedan, a redes de gas natural.

En Argentina ya se tienen casos exitosos de uso de pellets en hoteles y comercios. En Puerto Iguazú la mayoría de los hoteles utilizan calderas en base a pellets. Estas calderas son de alta eficiencia y con sistemas computarizados que optimizan el uso del combustible para generar energía térmica para calefacción y agua caliente.

El país ya cuenta con unas 10 fábricas de pellets que no están trabajando aún a máxima capacidad. Para el desarrollo del mercado interno se estima que se requiere financiamiento adecuado para el cambio de tecnología (de GLP o Fuel oil a chips o pellets) y principalmente, mayor información hacia los usuarios sobre las ventajas del uso de biomasa como combustible. Se menciona también, contar con incentivos adecuados para el crecimiento inicial tanto de la oferta (chips y pellets), de bienes intermedios (calderas, quemadores y estufas) como de la ampliación del consumo. En Europa, por ejemplo, se facilitó la compra de estufas y calderas en base a pellets para su difusión que se tornó masiva, siendo la forma más popular de calefacción de hogares y comercios.

El sector forestal es un actor importante en la transición energética global colaborando en la ampliación de la matriz de energías renovables, imperativo para crecer con la menor huella de carbono posible. La expansión del uso de chips y pellets en energía térmica permite, además, mejorar los costos energéticos y crear miles de empleos regionales. Argentina tiene aquí otro camino de desarrollo sostenible disponible para el crecimiento.

Fuente: www.losandes.com.ar


Entreplanosjunio 25, 2020
aire-liquido.jpg

7min310

Comienza la construcción de la batería de aire líquido más grande del mundo, que almacenará electricidad renovable y reducirá las emisiones de carbono de las plantas de energía de combustibles fósiles.

El proyecto cerca de Manchester, Reino Unido, utilizará energía verde de repuesto para comprimir el aire en un líquido y almacenarlo. Cuando la demanda es mayor, el aire líquido se devuelve a un gas, alimentando una turbina que devuelve la energía verde a la red.

Una gran expansión de la energía eólica y solar es vital para hacer frente a la emergencia climática, pero no siempre están disponibles. Por lo tanto, el almacenamiento es clave y el nuevo proyecto será el más grande del mundo fuera de los esquemas hidroeléctricos bombeados, que requieren un depósito de montaña para almacenar agua.

La nueva batería de aire líquido, desarrollada por Highview Power, estará operativa en 2022 y podrá alimentar hasta 200,000 hogares durante cinco horas y almacenar energía durante muchas semanas. Las baterías químicas también son necesarias para la transición a un mundo sin carbono y su precio está cayendo en picado, pero solo pueden almacenar cantidades relativamente pequeñas de electricidad durante períodos cortos.

¿Qué son las baterías de aire líquido?

Las baterías de aire líquido se pueden construir en cualquier lugar, dijo el director ejecutivo de Highview, Javier Cavada: “El aire está en todas partes del mundo. El principal competidor no es realmente otras tecnologías de almacenamiento, sino combustibles fósiles, ya que la gente todavía quiere continuar construyendo plantas a gas y carbón hoy, curiosamente”, dijo.

El gobierno del Reino Unido ha apoyado el proyecto con una subvención de £ 10 millones. El ministro de energía y crecimiento limpio, Kwasi Kwarteng, dijo: “Esta nueva instalación revolucionaria formará una parte clave de nuestro impulso hacia la red cero, brindando una mayor flexibilidad a la red eléctrica de Gran Bretaña y creando empleos de cuello verde en el Gran Manchester.

«Proyectos como estos nos ayudarán a darnos cuenta del valor total de nuestras energías renovables de clase mundial, asegurando que los hogares y las empresas aún puedan ser alimentados por energía verde, incluso cuando el sol no brilla y el viento no sopla», dijo.

Se insta al gobierno del Reino Unido a hacer que la recuperación económica de la pandemia de coronavirus sea verde. «Le debemos a las generaciones futuras reconstruir mejor», dijo el primer ministro, Boris Johnson, recientemente, mientras que el canciller, Rishi Sunak, está planeando una «revolución industrial verde».

Alex Buckman, un experto en almacenamiento de energía en el grupo Energy Systems Catapult , dijo que las plantas contaminantes de gas eran la principal forma de equilibrar la red eléctrica del Reino Unido. Pero un sistema neto de carbono cero necesitaría más del 30% de energía renovable de hoy y, por lo tanto, más almacenamiento.

«Es probable que haya una necesidad de una o más de las tecnologías de almacenamiento de electricidad de media a larga duración para llenar un vacío en el mercado, y el almacenamiento de energía de aire líquido (LAES) está a la altura como una opción», dijo. La energía hidroeléctrica bombeada está limitada por la necesidad de un reservorio de montaña, mientras que el almacenamiento por gravedad, donde se levanta un peso y luego se deja caer para alimentar un generador, está menos desarrollado, al igual que la producción a gran escala de combustible de hidrógeno a partir de energía verde.

«La combinación de ser más desarrollado y más escalable brinda a LAES la oportunidad de ser competitivos, si pueden demostrar que pueden reducir los costos con una mayor escala», dijo Buckman.

Una capacidad de almacenamiento impresionante

La batería Highview almacenará 250MWh de energía, casi el doble de la cantidad almacenada por la batería química más grande, construida por Tesla en Australia del Sur. El nuevo proyecto se ubica en el Trafford Energy Park, que también alberga la planta de energía a gas de Carrington y una central eléctrica de carbón cerrada.

El proyecto costará £ 85m, y Highview recibió £ 35m de inversión del gigante japonés de maquinaria Sumitomo en febrero. La batería de aire líquido está creando 200 empleos, principalmente en construcción, y está empleando a antiguos ingenieros de petróleo y gas, con unas pocas docenas en la operación continua. Se espera que la vida útil de la planta sea de 30-40 años. «Pasará a la próxima generación», dijo Cavada.

Highview está desarrollando otros sitios en el Reino Unido, Europa continental y Estados Unidos, incluso en Vermont, pero el proyecto de Manchester será el primero. «El primero es definitivamente el más importante y es por eso que realmente valoramos el audaz movimiento del gobierno del Reino Unido para utilizar la tecnología del Reino Unido para resolver los problemas del Reino Unido y luego exportar la tecnología a nivel mundial», dijo Cavada.

Por: Damian Carrington |  www.ecoportal.net


Entreplanosjunio 25, 2020
bloques-de-hielo.jpg

4min157

En Indonesia, cerca de 60 millones de personas depende de los recursos del pesca: con más de 100.000 kilómetros de costa, entre 2014 y 2019 se ha duplicado la producción del sector pesquero en sus 800 puertos locales, lo que supone un incremento de la demanda de la cadena de frío. ¿Cómo extender esta cadena de frío a las zonas remotas y, además, crear ingresos adicionales en el ámbito local?

Para tratar de dar una respuesta sostenible a esta pregunta, se ha llevado a cabo un proyecto de colaboración entre empresas alemanas e indonesias que han desarrollado una solución: una máquina para fabricar bloques de hielo alimentada con energía solar.

De este modo, se ha creado un sistema cien por cien libre de emisiones de gases invernadero y capaz de producir una tonelada de hielo al día, no solo de forma más sostenible, sino que, además, supone una reducción de un 30% de costes respecto al uso de un grupo electrógeno diesel.

El reto era ayudar a los pequeños pescadores a poder transportar su pesca siguiendo una cadena de frío óptima. Así, se inició el desarrollo de un prototipo para crear un máquina capaz de crear bloques de hielo valiéndose de energía solar, con un sistema de almacenamiento térmico automatizado para su control en remoto.

De este modo, se ha logrado combinar dos tecnologías que, a priori, pueden parecer dispares: la energía solar y la tecnología de enfriamiento. Esta producción de hielo no requiere ni de una fuente de alimentación ni una unidad de almacenamiento de batería, por lo que estos bloques pueden producirse en zonas alejadas de la red eléctrica y utilizarse para refrigerar la pesca local.

Y esta es la transferencia tecnológica que se ha llevado a cabo en este proyecto para su producción in situ en Indonesia. Al mejorar el valor añadido de la industria de la pesca se mejorará el acceso a los mercados, lo que, según un informe de Frank Stegmueller de la German Corporation for International Cooperation (GIZ), “se traducirá en mayores ingresos para los pescadores locales”.

Se trata de un proyecto colaborativo entre empresas europeas e indonseias que comenzó en 2016 y que empezó a funcionar en una planta piloto en 2018. Dos años más tarde, en 2020, la primera planta comercial entrará en funcionamiento en Indonesia. Ademas de GIZ, las alemanas Bitzer, Ziehl-Abegg, BAE Batterien y ILK Dresden han participado en este proyecto, apuntan desde Hannover Messe. La empresa indonesia AIREF es la que está producción este sistema para su fabricación local. Otras empresas colaboradoras de este proyecto son: REC Solar, ATW Solar, Studer y Omron.

Con información de: innovadores.larazon.es


Entreplanosjunio 10, 2020
paneles-solares-doblecara.jpg

4min217

¿La mejor combinación de tecnología para la energía fotovoltaica? Paneles solares de doble cara y sistema de seguimiento solar. Esta es la receta de un grupo de científicos en Singapur, para obtener el mejor rendimiento en la mayoría de los sistemas fotovoltaicos terrestres.

Carlos Rodríguez-Gallegos y sus colegas del Instituto de Investigación de Energía Solar han firmado el nuevo estudio publicado estos días en Joule. La investigación examina la producción y la rentabilidad de las típicas granjas fotovoltaicas. En detalle, el trabajo contrastó instalaciones fijas de una sola cara y de seguimiento (de uno o dos ejes) con las de doble cara.

Los paneles solares de dos caras se han colocado rápidamente como una de las tendencias más prometedoras en el sector de la energía limpia. La capacidad de generar electricidad con ambas superficies de los módulos ofrece un plus para la producción. Pero la pregunta básica sigue siendo: ¿Es la solución realmente más barata que la tecnología convencional? Para los científicos de Singapur, la respuesta es sí, pero el sistema requiere una configuración precisa.

Para identificar los beneficios económicos globales asociados con el uso de esta combinación, el equipo analizó la radiación total que llega al suelo cada día (datos de la NASA y CERES). Por lo tanto, adaptaron esta información para tener en cuenta la influencia de la posición del módulo con respecto al sol. El trabajo se centró en los grandes sistemas fotovoltaicos compuestos por miles de módulos.

El grupo descubrió así que los paneles solares de doble cara equipados con un sistema de seguimiento de un solo eje no sólo proporcionan un mayor rendimiento que otras opciones, sino que también reducen el coste de la energía (LCOE).

En detalle, esta combinación produce casi un 35% más de electricidad en promedio, reduciendo el LCOE en un promedio de 16%. Y siguen siéndolo en el 93,1% del mundo.

El modelo sugiere que los paneles solares de doble cara combinados con la tecnología de seguimiento de un solo eje son más rentables en casi cualquier lugar del planeta, aunque los seguidores de doble eje son una solución más adecuada para las latitudes cercanas a los polos. Pero a pesar de las claras ventajas de esta tecnología, Rodríguez-Gallegos no espera que se convierta inmediatamente en el nuevo estándar de la industria.

El mercado fotovoltaico es tradicionalmente conservador“, dice el científico. “Las pruebas demuestran que la tecnología de doble cara y la tecnología de rastreo son fiables y cada vez vemos más de ellas en el campo. Sin embargo, las transiciones llevan tiempo: será necesario demostrar si estos beneficios pueden ser realmente de interés para los instaladores.”

Con información de: www.ecoinventos.com


Entreplanosjunio 1, 2020
liquido-solar.jpg

3min238

Los avances en el desarrollo de sistemas que aprovechan al máximo la energía solar llevan sucediéndose desde hace años. El último tiene como protagonistas a científicos de la Universidad Tecnológica Chalmers, en Gotemburgo, Suecia, que han creado un fluido químico capaz de almacenar la energía solar durante años, y de manera altamente eficiente, para liberarla en forma de calor cuando hace falta.

Los investigadores han denominado a esta nueva técnica de aprovechamiento de la energía solar “Sistema Solar Térmico Molecular” y afirman que es mucho más eficiente y longevo que cualquier sistema actual. Según informa la CNN, el líquido funciona como una batería recargable, pero en lugar de electricidad, la radiación solar se libera en forma de calor cuando se necesita.

El fluido es en realidad una molécula en forma líquida que los científicos de la Universidad Tecnológica de Chalmers llevan mejorando desde 2017. Esta molécula está compuesta de carbono, hidrógeno y nitrógeno, y cuando queda expuesta a la luz solar, hace algo inusual: los enlaces entre sus átomos se reorganizan y se convierte en una nueva versión energizada de sí misma, llamada isómero.

La energía solar queda atrapada entre los fuertes enlaces químicos del isómero, y permanece allí incluso cuando la molécula se enfría a temperatura ambiente”, explica el profesor Kasper Moth-Poulsen, que está al frente de la investigación. “Este sistema es muy robusto: puede soportar más de 140 ciclos de almacenamiento y liberación de energía con una degradación insignificante”, añade.

La energía en este isómero se puede almacenar hasta 18 años y seguir aportando calor a altas temperaturas pasado este tiempo, según Moth-Poulsen. De momento, el equipo investigador ha puesto a prueba un prototipo de este revolucionario sistema en el tejado de uno de los edificios de la universidad y los resultados obtenidos ya han llamado la atención de inversores internacionales, según el científico.

Asimismo, la energía solar almacenada de esta forma podría se aprovechada en la climatización de las casas y en diferentes usos industriales, aportando calor a demanda. En este vídeo se puede ampliar información. Fuente: El Diario de Madryn



Auspician Entreplanos




Newsletter