Entreplanosenero 27, 2020
Wasp2.jpg

4min17

La impresión 3D elimina barreras del sector tradicional y reduce a mínimo el tiempo de construcción, el uso de materias primas y la mano de obra necesaria.

La población mundial aumenta cada año, por lo que la demanda de viviendas seguirá subiendo de manera exponencial. Sin embargo, una empresa constructora parece haber encontrado la solución.

Los métodos tradicionales de construcción suponen un alto coste en cuanto a materiales y mano de obra, además del tiempo que hay que emplear, factores que repercuten directamente en el bolsillo de los futuros compradores.

La impresión 3D elimina todos estos contras de un plumazo, reduce a mínimo el tiempo de construcción, el uso de materias primas y la mano de obra necesaria. ¿Precio? Menos de lo que cuesta el último iPhone. La empresa italiana Wasp ha sido la encargada de tirar la casa por la ventana en cuanto a costes de producción. Su proyecto Gaia, en colaboración con RiceHouse, se basa en pequeñas casas construidas con una tecnología de impresión modular llamada Crane Wasp.

La impresora principal del sistema puede configurarse para construir estructuras más grandes y también puede imprimir con hormigón y geopolímeros, pero en el caso de Gaia, el reto también consistía en conseguir un impacto medioambiental mínimo.

La mezcla utilizada se compone en un 25% del suelo extraído en el mismo lugar en donde estará la casa (30% arcilla, 40% limo y 30% arena), más un 40% de arroz cortado con paja, un 25 % de cáscara de arroz y un 10% de cal hidráulica, que se combinan en un molinillo antes de integrarse en el sistema de impresión.

El aislamiento que supone la amalgama de materiales y los techos de madera consiguen que la temperatura en su interior se mantiene sin necesidad de aire acondicionado o calefacción.

Además, la construcción de cada módulo está pensada para aprovechar el máximo de luz solar gracias a un gran ventanal colocado con una orientación suroeste. Otro dato interesante, señalado por Tiziana Monterisi, CEO de RiceHouse, en su página web sería “su propiedad antisísmica, dado que la paja no tiene problemas de rotura estructural”.

Se podría creer que el interior de estas casas de 30 metros cuadrados, construidas en apenas 100 horas, se parece más al de un refugio que al de una vivienda, pero la realidad es que están pensadas como algo tanto temporal como fijo, por lo que el revestimiento interior está sellado con arcilla alisada con aceites de linaza. ¿Su precio? Unos 900 euros.

 

 

FUENTE: www.iproup.com


Entreplanosenero 22, 2020
concreto-leap.jpg

2min32

Un trabajo de investigación conjunta entre empresas y una universidad en Brasil ha creado un diseño de mezcla de hormigón que utiliza un 52% menos agua por metro cúbico. En consecuencia, la cantidad de cemento necesaria para esta mezcla también es menor.

La innovación partió de la cementera brasileña InterCement, en conjunto con la Escuela Politécnica de la Universidad de São Paulo (USP). El concreto formulado por este proyecto consume 176 litros de agua por metro cúbico, contra los usuales 250 o hasta 300 litros de agua por metro cúbico en concretos convencionales.

La primera aplicación real del concreto diseñado según esta formulación se dio en la construcción del Centro de Innovación en Construcción Sustentable de la USP. El hormigón de poca cantidad de agua fue usado para realizar los pilotes de fundación del nuevo edificio.

“La aplicación demuestra la viabilidad de la producción del concreto LEAP en escala industrial, con plantas de producción convencionales y mezclado en camión mixer convencional”, dijo el director de desarrollo técnico de InterCement, Carlos Massucato.

LEAP es la sigla de Low Emission Advanced Performance (performance avanzada y bajas emisiones), nombre que se está clasificando este nuevo concreto.

Por utilizar menos cemento, el concreto LEAP es considerado un importante factor de reducción de la emisión de CO2 en toda la cadena productiva de construcción.


Entreplanosdiciembre 23, 2019
torre-reforma.jpg

3min117

La Torre Reforma, proyecto del arquitecto mexicano Benjamín Romano, fue considerada con el Premio Internacional Highrise 2018.

La emblemática Torre Reforma ha evolucionado el trazo urbano de la Ciudad de México, y fue nombrada en el 2018 como el mejor rascacielos del mundo luego de que su creador, el Arq. Benjamín Romano ha figurado entre los finalistas del premio Highrise a la mejor construcción de este tipo. Así lo informó el medio digital Architectural Digest México.

Fue por unanimidad que el jurado del International Highrise Award reconoció a este edificio como el rascacielos más innovador del mundo después de que Romano y su proyecto figuraran entre los cinco contendientes finalistas de la premiación en donde más de 1000 rascacielos nuevos de todo el mundo fueran contemplados. El ganador de enfrentó a edificaciones desarrolladas por prestigiosas firmas arquitectónicos como Ateliers Jean Nouvel, Foster & Partners, Pelli Architects, Renzo Piano Building Workshop y Zaha Hadid Architects.

En actualidad, esta es la torre más grande de México y es el único proyecto latinoamericano que llegó a la final. Entre los proyectos nominados se encontraban el hotel en forma de escultura pixelada MahaNakhon en Tailandia, Büro Ole Scheeren; el residencial de lujo Beirut Terraces en Líbano de Herzog & de Meuron; Chaoyang Park Plaza en Beijing de MAD Architects, Oasia Hotel Downtown, un jardín de uso mixto en Singapur y desarrollado por WOHA.

Según el comunicado, este premio es considerado el “Pritzker de los rascacielos” y se otorga a arquitectos y desarrolladores cuyos edificios miden al menos 100 metros de altura y han sido completados en los últimos 2 años. Un jurado multidisciplinario selecciona los proyectos considerando criterios como diseño pensado en el futuro, funcionalidad, tecnología de construcción innovadora, integración en esquemas de desarrollo urbano, sustentabilidad y costo.

En el caso del edificio de Romano fue elegido por el uso de suelo poco convencional y por su respuesta a la alta actividad sísmica de la capital mexicana a través de un concepto estructural de soporte inteligente. “Es el testimonio perfecto de que la arquitectura en México es innovadora y llamativa en la actualidad”, expresó Sean Anderson, miembro del jurado.

El ganador del premio International Highrise Award 2018 se anunció en Frankfurt, este recibió US$55.128 y una escultura de Thomas Demand.

 

 

Por: Malka Mekler / www.revistaconstruir.com


Entreplanosdiciembre 18, 2019
hormigon1.jpg

4min113

Entre los distintos tipos de aditivos comercializados en nuestro país, se encuentran los superfluidificantes, también denominados superplastificantes o reductores de agua de alto rango. Su utilización posibilitó, a partir de mediados de los años ´70 del siglo pasado, una mejora sustancial en las propiedades del hormigón, en especial, de sus resistencias mecánicas. Según esta normativa, se definen como aditivos superfluidificantes a aquellos los cuales permiten realizar una reducción en el agua de amasado del hormigón mayor al 12%.

Su característica principal es que pueden agregarse en dosis importantes en el hormigón (hasta un 3% respecto del peso del cemento) sin que ello origine la aparición de efectos secundarios perjudiciales, tales como demoras en el fragüe o una excesiva incorporación de aire.

Los aditivos superfluidificantes forman una película lubricante sobre las partículas de cemento, debido a la absorción del compuesto sobre la superficie de las mismas; asimismo, se generan cargas eléctricas negativas sobre la superficie de dichas partículas, lo cual provoca la dispersión -venciendo la tendencia de las moléculas- de agruparse formando grumos. De esta forma, al dispersarse el cemento, una mayor cantidad de él puede entrar en contacto con el agua, mejorando la plasticidad de la mezcla y obteniendo una más eficiente hidratación.

En cuanto a su forma de incorporarlos en el hormigón, pueden sumarse al mismo tiempo en el agua de amasado como en la mezcla fresca, siendo ésta última la más eficiente para lograr un mejor efecto fluidificante. Es conveniente proceder a un mezclado de -al menos- 8 minutos para obtener una mezcla homogénea.

Debido a la necesidad de utilizar hormigones fluidos con asentamientos mayores a 12/14 cm, es conveniente adicionar el superfluidificante antes de comenzar la colocación del hormigón en los moldes. En el caso de tratarse de Hormigón Elaborado, que lleva implícito un tiempo de transporte, debe agregarse al hormigón inmediatamente antes de iniciar su descarga del equipo motohormigonero. Para que la aplicación del aditivo resulte efectiva, es necesario llevar el hormigón hasta la boca de descarga del mixer, disponer el aditivo y conducir nuevamente el hormigón hacia el interior del mixer, para efectuar allí el mezclado. Esta operación tiene por objeto asegurar que la totalidad del aditivo entre en contacto con el hormigón. A diferencia de los plastificantes, los superfluidificantes pueden redosificarse; se recomienda repetir hasta un 50% de la dosis inicial en una ocasión, no siendo conveniente redosificar en reiteradas oportunidades.

De cualquier forma, debemos considerar la existencia de una dosis de superfluidificante límite y que, por encima de ella, la independencia del contenido de partículas finas, el hormigón segrega.

Si bien estos hormigones son, por su grado de fluidez de tendencia autonivelante, de todas formas es necesario proceder a su compactación o vibrado en caso de tabiques o elementos densamente armados.

Si bien los superfluidificantes aportan considerables beneficios al hormigón, su empleo en el mismo no corrige los errores que pudieran surgir de una incorrecta dosificación o deficiencia de los materiales. Por consiguiente, es preciso adoptar todas las prescripciones de carácter tecnológico y las reglas del buen arte recomendadas para cualquier otro tipo de hormigón.

Fuente: Norma IRAM 1.663.


Entreplanosdiciembre 9, 2019
Reciclando-Conciencia.jpg

5min104

Reciclando Conciencia separa, trata, desarrolla y distribuye productos fabricados 100% con material ecológico a lo largo de la Costa Atlántica. Está lanzando tablas de madera plástica y produce eco bloques de telgopor, adoquines de polietileno y escombro y chapas acanaladas hechas con el aluminio  de Tetra brik.

Reciclando Conciencia, cooperativa que opera la planta de transferencia donde se reciclan residuos preclasificados en el Partido Pinamar, comenzó a producir y distribuir tablas de madera plástica, eco bloques de telgopor, objetos de plástico reciclado y chapas hechas a partir del Tetra brik, que se están aplicando en la región, para construcciones, decks, casas y objetos, que serán protagonistas de esta temporada.

Las tablas de madera plástica están realizadas con plástico 100 % de desechos post consumo, siendo un producto que permite completar la cadena de valor, ya que es la misma cooperativa, en Pinamar, es la que lleva a cabo la recolección y separado del plástico que luego se aplica a la producción de las tablas.

La madera plástica se usa principalmente para exteriores, por su alta durabilidad y fortaleza ante  dificultades climáticas. De hecho, es resistente a la corrosión, al agua, al frío, al calor y al contacto con cualquier tipo de suelo. No requiere ninguna clase de mantenimiento, no necesita barniz ni protector alguno, ya que no se reseca ni se pudre.

A nivel ambiental, posee grandes ventajas, como evitar la tala de árboles, no incrementar el uso de material virgen, reutilizar lo que ya se generó de desechos  y  disminuir la basura que se traslada a basurales a cielo abierto.

Las tablas ya se están utilizando  tanto en Pinamar como en otros balnearios que se preparan para la temporada. Por ejemplo, para la construcción de stands, casas, composteras, decks, mesas, escaleras, pérgolas y revestimientos, entre otros.

Reciclando Conciencia, a su vez, desarrolló otros productos sustenables que actualmente se aplican a la construcción en la Costa Atlántica. Entre ellos, un eco bloque realizado a partir del telgopor, un material de difícil trazabilidad y alto nivel de contampinación, que se produjo en conjunto con el Centro Experimental de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (FADU).

Actualmente la cooperativa se encuentra desarrollando -en estado experimental- un adoquín con polietileno reciclado y escombros y fabrica, desde hace un tiempo, placas de plástico reciclado, de diferentes colores y texturas, que se utilizan para distintos tipos de muebles, como mesas, sillas, macetas y buzones, cuchas etc.

Con el aluminio que se extrae de los envases Tetra brik, Reciclando Conciencia está distribuyendo chapas acanaladas. A su vez, la Asociación de Hoteles y Turismo de Cariló (AHT), le compró a la cooperativa 100 cestos para que 15 de sus hoteles comiencen con la actividad de separación de residuos.

A través de sus 120 centros de acopio, situados en Pinamar, Valeria del Mar, Cariló y Ostende, Reciclando Conciencia recibe entre 4 mil y 6 mil kilos de residuos de manera diaria, que previamente son separados por los vecinos.  Actualmente cuenta con 40 socios y desarrolla más de 16 áreas paralelas, siempre vinculadas al reciclado, la inclusión social y el cuidado ambiental.

“Tanto las tablas, como el eco bloque, el adoquín y las placas, son productos reciclados para realizar proyectos de construcción sustentable, siempre tomando en cuenta el cuidado ambiental y también los aspectos sociales que tienen que ver con la historia (huella) de cada producto”, señaló Carlos Méndez, presidente de Reciclando Conciencia, quien finalizó: “Todo esto apunta a una producción y un consumo responsable y sustentable y, junto a ello, a resolver o mejorar el problema de los basurales a cielo abierto”.

Parte del desarrollo de Reciclando Conciencia es posible gracias al apoyo de la Municipalidad de Pinamar, que los reconoce como proveedores de servicio en el tratamiento de residuos reciclables, creando una sinergia inédita entre Estado y cooperativismo. Este año, la cooperativa fue seleccionada, por su proyecto de adoquines post consumo, entre más de 3000 proyectos para INNOVAR 2019, y quedó en el puesto 30 en la categoría Tratamientos de residuos en los premios Latinoamérica Verde, donde se presentaron 7712 proyectos.

 

Reciclando Conciencia
Reciclando Conciencia 1

Entreplanosnoviembre 29, 2019
pisoradiante8.jpg

5min213

Los sistemas de piso radiante funcionan con un circuito de agua a baja temperatura (30 a 45 ºC) frente a los radiadores, quienes por ejemplo, demandan mayores temperaturas de impulsión (80 a 85 ºC). Los sistemas de baja temperatura originan menos pérdidas y la eficiencia de los generadores térmicos empleados, tales como calderas de condensación, bombas de calor, entre otras, es mayor, por lo tanto, consumen menos.

Por ello, el uso del piso radiante consume entre un 10 y un 20% menos en relación a otros sistemas de calefacción convencional.

Una de las características que más distinguen al piso radiante de los radiadores, u otro tipo de sistemas es su alta inercia térmica. Ello quiere decir que una vez encendido, tarda varias horas en calentarse todo el sistema y de la misma forma, varias horas en enfriarse. Esta característica puede ser tanto buena como mala, dependiendo de los hábitos de uso de los habitantes de la vivienda.

Una instalación de suelo radiante es conveniente para aquellos espacios en los cuales su utilización se lleve a cabo de forma continua, o en zonas muy frías, donde siempre conviene mantener una temperatura mínima. Para viviendas en zonas templadas en las cuales el uso de la calefacción va a ser puntual, por ejemplo, sólo unas horas al día (de 7 de la tarde a 8 de la mañana), es más recomendable instalar y trabajar con radiadores.

Al margen de otras características técnicas resulta prácticamente “invisible”, exceptuando un pequeño armario integrado en la pared encargado de esconder las válvulas de regulación del sistema, reservando la totalidad del espacio libre para el diseño de interiores.

Los radiadores, por el contrario, ocupan un espacio físico considerable, que debe ser tomado en cuenta a la hora de diseñar la distribución del mobiliario del proyecto.

Debemos considerar especialmente en el proyecto de una instalación de piso radiante el tipo de revestimiento que se aplicará sobre la superficie, siendo preferibles pisos de mármol o baldosas cerámicas. No es que sea incompatible con la madera, pero dependiendo de la calidad de la misma, puede generar problemas.

Con el piso radiante, la temperatura del aire cercano al suelo será ligeramente superior a la del aire a la altura de la cabeza, y el calor se reparte de forma uniforme por toda la casa, y no se acumula en zonas puntuales como en aquella más próxima a los radiadores. Además, al no producirse corrientes de aire se reduce la generación del polvo, no produce sequedad y la baja humedad consigue evitar la aparición de ácaros.

Hace años se difundió el mito de que el piso radiante fomentaba la aparición de varices debido al contacto directo del calor con las piernas, pero con las bajas temperaturas con las cuales circula el agua por el sistema, la sensación no será mayor a los 25 ºC, lo que no va más allá de una sensación agradable de confort, nunca de molestia.

Todo cuerpo, por el hecho de manifestar una temperatura superior a otro, irradia calor. Evidentemente, esta energía irradiada es tanto mayor, cuanto mayor es la temperatura del cuerpo. El ejemplo más claro de radiación que se presenta cotidianamente es la de la energía calorífica por parte del sol. En las viviendas con sistemas de calefacción por radiadores, los mismos irradian calor al ambiente.

Aunque las tres formas de transmisión del calor (Conducción, Convección y Radiación) pueden ocurrir al mismo tiempo, suele suceder que una de ellas predomine sobre las otras dos. En las viviendas, el calor se transmite desde los radiadores por convección y radiación. En el caso de contacto con ellos por conducción. Los mencionados procesos dependen, en gran medida, de las condiciones de transmisión ofrecidas en cada caso, así como de las condiciones de aislamiento presentadas por parte de los conductos de distribución.


Entreplanosnoviembre 7, 2019
desarrollo-inmobiliario.jpg

4min156

No pierda tiempo ni dinero, le presentamos una guía que lo orientará cada vez que realice un desarrollo inmobiliario

A pesar de que existe una gran cantidad de información, buenas prácticas, procesos y procedimientos preestablecidos para el sector inmobiliario, es común que en el día a día se vayan perdiendo los lineamientos básicos del cómo se deben analizar y gestionar estratégicamente este tipo de desarrollos para aprovechar al máximo esta oportunidad de negocio.

Definitivamente los empresarios, inversionistas, desarrolladores, profesionales inmobiliarios y, en general, cualquier persona que esté interesada en el desarrollo inmobiliario debe leer y documentarse constantemente para evitar desviarse de lo que realmente se quiere hacer y asegurarse de que se está ejecutando lo que realmente se necesita, y así evitar errores en situaciones que parecían de rutina o evidentes, incluso, en los profesionales más experimentados.

Por lo anterior, y con la finalidad de apoyar al sector inmobiliario, CNK Consultores de manera simplificada orienta sobre una guía de pasos básicos que debe mantener en la mira cada vez que realice un desarrollo inmobiliario:

  1. Conceptualización del proyecto: La conceptualización de un proyecto inmobiliario inicia con la identificación de una propiedad o terreno, con ciertas características que cubra una demanda o necesidad en una zona determinada. Esta conceptualización comprende la pre-estructuración legal y financiera del proyecto, estudios de factibilidad y conceptual, análisis de riesgos. Evaluación de la viabilidad del desarrollo inmobiliario.
  2. Legislación, marco jurídico y fiscal de operaciones inmobiliarias: Revisar que sea viable la obtención de los permisos necesarios de acuerdo a la legislación vigente. Considerar el régimen jurídico de la propiedad, ordenación urbanística y régimen de suelo, el registro público de la propiedad, valuación de inmuebles, cargas fiscales y marco jurídico aplicable a operaciones inmobiliarias.
  3. Plan de negocios y financiamiento:  Documentar el análisis de la información, la viabilidad y factibilidad del proyecto inmobiliario. Desarrollar la propuesta, su enfoque, su objetivo, analizando diversos factores como: el marketing y benchmarking, riesgos, contingencias y oportunidades, fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas, los recursos a emplear (financieros, jurídicos, legales, humanos, tecnológicos, etc.), alcances, costos y utilidades. Identificar las fuentes de financiamiento para el desarrollo del proyecto inmobiliario, recursos propios del desarrollador, aportes de capital de inversionistas, créditos puente y créditos directos, buró de crédito, tasas de interés, garantías, etc.
  4. Compra o aseguramiento de la propiedad: La compra o aseguramiento de la propiedad resulta trascendental y se puede efectuar después del estudio de factibilidad. Asegure el avalúo de la propiedad, que se encuentre libre de gravamen, el financiamiento, la escrituración y la gestión de trámites.
  5. Diseño, planeación y organización del desarrollo: Abarca el diseño arquitectónico, ingenierías, consultores, contratistas, servicios legales y contables, estudios, presupuestos, programas, manuales, políticas y procedimientos; así como la planeación de obra, procesos constructivos y adquisición de recursos.
  6. Estudios y permisos: Realizar y gestionar los estudios, permisos y documentación que requieran las autoridades gubernamentales para la realización del desarrollo inmobiliario.

Por: CNK consultores


Entreplanosoctubre 28, 2019
led1.jpg

3min187

En la actualidad, las edificaciones han cambiado gracias a la automatización, esto se ha convertido en un reto para los profesionales, sus propuestas no son solo es cautivar estéticamente sino además deben estar a la vanguardia de la tecnología y ser eficientes. Una de las novedades que permite esto y que es tendencia, son los focos LED con intensidad controlada, que tratan de electrónica inteligente en que distintos dispositivos de un espacio en donde estos pueden interactuar entre si e incluso modularse por sí solos a través de avanzados sensores.

Tener la posibilidad de controlar el encendido y apagado de todos los dispositivos cuando están en desuso hace que se ahorre energía que de otra manera se perdía. Por lo tanto, las viviendas del futuro estarán ligadas con la tecnología, la automatización, el sistema energético y el económico.

La utilización de tecnología LED con sensores que sean eficientes en el gasto energético, los cambios de LEDS azules a violetas, modificarán y trasformarán otra vez la industria, pues muestran colores más nítidas duran más tiempo y tienen mayor eficiencia.

Otra de las tendencias es el uso las lámparas de pie LED con luces cálidas, asimismo las luces diacrónicas con versión halógena y luces frías para mostrar más realismo. Además, para seguir con la preocupación de los entornos y la eficiencia energética se está usando lámparas con formas orgánicas.

Por otra parte, la domótica dejó de ser un add- on de lujo y ha pasado a convertirse en una partida a considerar dentro un proyecto de las obras. Los sistemas de construcción en obra y prefabricados ya deben considerar ductos especiales para este tipo de circuitos (Cable BUS), mientras que la innovación en materiales y diseño de productos, busca la integración de nuevas tecnologías.

FUENTE: Caridad Ugalde


Entreplanosoctubre 21, 2019
madera4.jpg

5min471

Durante miles de años, la madera ha sido empleada por el hombre para satisfacer muchas de sus necesidades. De las más primitivas chozas utilizadas en la prehistoria hasta las más modernas soluciones arquitectónicas contemporáneas, la madera se ha caracterizado por ser uno de los materiales de construcción preferidos. El estudio sobre este material es tan antiguo y extenso que no se podría establecer un punto determinado de su desarrollo, dado que permanentemente se asientan sobre las antiguas bases, nuevas técnicas y procedimientos. La madera conforma un elemento ampliamente utilizado durante la construcción; existen viviendas las cuales únicamente utilizan madera como elemento de construcción. Dadas su gran resistencia y durabilidad, suelen emplearse en la carpintería y como material estructural (columnas y vigas).

En el campo de la conservación, restauración o rehabilitación de construcciones de carácter histórico, la madera, por su uso, conforma un elemento muy importante a tener en cuenta. Conocer en profundidad sus características distintivas, su uso tradicional y las nuevas técnicas, resulta de vital importancia para el trabajo del constructor.

La madera la encontramos como el principal material contenido en los troncos, ramas y las raíces de los árboles. Durante miles de años ha tenido diversas funciones como combustible, materia prima para fabricación de papel, mobiliario, material de construcción, etc. El aprovechamiento del árbol se refiere, fundamentalmente, al tronco, y en menor medida, a las ramas. El tronco de un árbol presenta una forma tronco-cónica y está formado por sucesivas capas superpuestas. La importancia del conocimiento de esta estructura anatómica viene dada por la relación entre las características y propiedades de una pieza y el lugar del tronco del cual proviene, conjuntamente con la especie a la cual pertenece.

La madera constituye un conglomerado de células de forma alargada que conforman una serie de tubos paralelos al eje del árbol, variables en longitud y diámetro. Estas células son de dos tipos: Vasculares y de sostén. Las de sostén, están presentes sólo en las caducifolias (del latín cadūcus y folĭum, hace referencia a los árboles o arbustos que pierden su follaje durante una parte del año, la cual coincide en la mayoría de los casos con la llegada de la época desfavorable, la estación más fría en los climas templados).

Las vasculares se constituyen en tubos por los cuales circula líquido (la savia, ascendente y descendente). Se encuentran unidas unas a otras a partir de la materia intercelular y están trabadas, a su vez, por otro tipo de células perpendiculares en el sentido radial del tronco. Estas forman los rayos medulares, los cuales intervienen en la trabazón, alimentación y disminuyen la deformación radial pero facilitan la rotura por compresión, por ser un tejido más blando (condiciones de elasticidad y hendibilidad).

Las paredes de los tubos están formadas por una serie de capas compuestas por microfibras de celulosa enrolladas helicoidalmente alrededor del eje, embebidos en un material amorfo: La lignina. La madera es, entonces, un material versátil y liviano que compite favorablemente en algunas aplicaciones.

En cuanto a su composición química, resulta ser muy constante, no variando sensiblemente según la especie. Su composición global por masa es aproximadamente 49% carbono, 6% hidrógeno, y 0.2% nitrógeno; los elementos restantes y sus cantidades y formas varían considerablemente de una especie de árbol a otra.

Sus componentes moleculares se describen a continuación: Celulosa, 40 a 50% (red cristalina, otorga resistencia a la tracción); Lignina, 24 a 28% (amorfa incrustada en la celulosa, otorga rigidez). Estas dos constituyen el esqueleto resistente de las células de la madera. La Hemicelulosa, presente de un 20 a 25%, tiene a su cargo la unión de las fibras. El resto de sus componentes se reparten entre Taninos, Resinas, Colorantes, Aceites, Grasas, Cera, Savia. Esta última le otorga durabilidad, color y olor.


Entreplanosseptiembre 30, 2019
interiorismo1.jpg

6min807

El interiorismo conforma una disciplina directamente emparentada con la arquitectura, pues se encarga del diseño espacial de manera que los espacios interiores proporcionen belleza, confort y utilidad, adaptándose a determinadas necesidades. Cuando se trata de diseñar un espacio comercial, el interiorismo cumple una función específica de vital importancia; la de atraer al cliente y proporcionarle una positiva experiencia de compra.

Una particularidad específica del interiorismo como medio publicitario radica en que éste no es opcional. Un comerciante puede decidir si insertar o no un anuncio en la prensa. Sin embargo, no podrá prescindir del diseño de su local. A esta circunstancia vale añadirle el hecho de que, en su definición del contexto, el interiorismo afecta a todos los clientes del local, determinando por ello gran parte de las ventas. En este sentido, el interiorismo posee una función bien definida: Despertar el deseo de compra. Las técnicas comunicativas del interiorismo utilizan recursos visuales, tales como la interrelación de colores, iluminación, composición, armonía, entre otros. Sin embargo, al igual que sucede en  las artes visuales, la repetición conduce a la monotonía y el desinterés, por ende, es preciso concebir el diseño de interiores como una labor transitoria la cual demanda periódicas transformaciones. Por lo visto, podemos decir que el interiorismo, como medio comunicativo, exige:

  • Adecuación a un fin práctico.
  • Originalidad y expresividad.
  • Innovación y renovación.

Los objetivos generales del diseño de interiores resultan ser complementarios con los que cumple una vidriera. Si sobre ella recaen, principalmente, las tareas de despertar la atención del cliente y provocar el interés, el interiorismo ha de inducir a la compra y el convencimiento. Junto con los citados objetivos generales, existen otros más concretos los cuales prescinden de todo diseño de interiores:

  1. a) La confortabilidad del cliente.
  2. b) La facilidad de acceso a cualquier zona del local comercial.
  3. c) La funcionalidad de las instalaciones, tanto para el aprovechamiento espacial como para su limpieza.
  4. d) La existencia de elementos necesarios en el negocio (cámaras, mesas, probadores, etc.).
  5. e) La facilidad del traslado de artículos en la reposición de las mercaderías.

El tratamiento del espacio en un establecimiento comercial guarda relación con dos elementos presentes en este tipo de locales: Los artículos que se venderán y la unidad de conjunto. Atendiendo a esos dos factores condicionantes, es factible proyectar una distribución espacial en la cual se brinde un correcto aprovechamiento de las posibilidades del local. Cuatro son las zonas básicas de un comercio:

Zona de exposición: Está formada por la vidriera y los expositores interiores del establecimiento (estanterías, vitrinas, mostradores, etc.). Estos puntos espaciales presentan una importancia estratégica, pues en ellos recae el peso de la ya comentada atracción del cliente.

Zona de venta directa o espacio público: Conforma el espacio destinado al tránsito del cliente. Se proyecta en relación a la implantación del surtido y al recorrido óptimo del cliente. Se trata de facilitarle el recorrido por el local y la visibilidad de los distintos productos.

Zona de almacenamiento: Dedicada a almacenar las mercancías que todavía no están en la zona de venta. Entre el depósito y el área de ventas, existirá un acceso fácil, especialmente, si el tránsito entre  las dos áreas es continua (como por ejemplo, una zapatería).

Zona de gestión: En ella se llevan a cabo las labores administrativas y se resguardan los libros de contabilidad, las facturas, los catálogos, la documentación relativa a los pedidos, las computadoras, etc.

La creación de estos cuatro espacios debe adaptarse al tamaño y la configuración del local. De igual forma, la distribución de los elementos y su ordenamiento en el espacio, han de concebirse de acuerdo con un óptimo itinerario del cliente. Recordemos, como ya expresamos, que el interiorismo tiene como objetivo general inducir a la venta, acto donde los protagonistas directos son el comprador y el artículo (resultando el vendedor un mediador entre ambos).



Auspician Entreplanos




Newsletter