Alejandraoctubre 6, 2021
destacada-1280x694.jpg

6min86

A partir de su ubicación privilegiada en el ejido urbano, contigua al área central a la vez que próxima al borde fluvial; de sus atractivos paisajísticos y de su rica historia, expresada en un importante acervo cultural patrimonial -hoy en franca recuperación- Barrio Candioti representa históricamente una de las mejores opciones para vivir en Santa Fe, Argentina. Parte importante de esa historia, calle Güemes surgió y se desarrolló en estrecha relación con la vida propuesta por el ferrocarril en su entorno, con la Estación Belgrano sobre el Boulevard Galvez como hito, nodo principal, “nave insignia” de aquella -perdida- vitalidad urbana.

En paralelo con la recuperación general del sector, la hoy avenida Güemes va cobrando nuevo protagonismo, especialmente, a partir de la reconversión planteada por el nuevo Reglamento de Ordenamiento Urbano -recientemente puesto en vigencia-, cuyas directrices la potencian como corredor vial de media y alta densidad habitacional. Resulta ser el frente más próximo a la laguna Setúbal donde se admite edificación en altura, al preservarse el resto del barrio de esas construcciones; como valor agregado, ofrece garantizadas visuales y expansiones netas hacia el paisaje fluvial. Dado ese contexto, el Conjunto Güemes se concibe como expresión de una “nueva ciudad”, más densa, pero equilibrada, respetuosa del contexto barrial; en franca vinculación con el paisaje urbano y su entorno natural: islas, costaneras, laguna Setúbal al norte y este; Puerto y Boulevar Galvez al sur, y el barrio al oeste. Se trata de la primer construcción en altura que la nueva reglamentación admite en la zona, por ello, aprovecha su enclave con 360º francos de visuales.


El agrupamiento es exento de medianeras en prácticamente todo su desarrollo: una torre de perímetro libre aloja 12 semipisos en los niveles superiores; una especie de “placa” alargada contiene 12 unidades en el basamento, a las cuales se accede mediante un palier abierto central y un corredor-galería ubicado al sur; la articulación se brinda a través de un hall semi-cubierto, visualmente “atravesable” a manera de balcón a la ciudad.
Por su ubicación al centro de la planta, este dispositivo otorga aislamiento y privacidad a las unidades -lindantes con escaso o nulo contacto entre ellas-, facilita una adecuada distribución y sectorización interior, a la vez de garantizar óptimas condiciones de iluminación natural y ventilaciones cruzadas en todas las dependencias, incluyendo baños y cocinas. La doble orientación y expansiones en los principales ambientes son características poco comunes en los ph convencionales.


La secuencia de esos espacios, palieres-balcón, corredores-galerías, la propia escalera transparente, genera una especie de “sistema” el cual refleja la diversidad y vitalidad de lo urbano a escala del conjunto, mediante lugares abiertos y permeables que invitan a permanecer, a encontrarse, a habitarlos. En el último nivel, terraza, quincho y piscina rematan la idea de encontrarse en el vecindario, comer un asado mientras se disfruta del río, las islas, la laguna, casi como si estuviéramos en una quinta de Colastine, o de Rincón, cualquiera de aquellas que tan bien describía nuestro Juan Jose Saer.


Replicar la sociabilidad intrínseca a la ciudad en conjuntos con veredas, zaguanes, jardines, patios y terrazas en altura, en una especie de reproducción a escala del tejido residencial donde se insertan, es la búsqueda. Estos conjuntos no son “edificios” en un sentido estricto, densifican sin saturar, persiguen la idea de otorgar a cada vivienda las cualidades de una casa, en oposición al departamento encajonado del edificio tipo entre medianeras. Es por esto que preferimos denominarlos, más que “edificio de departamentos”, “vecindarios en altura”.

 

Ficha Técnica:

Obra: Venindario Güemes.
Ubicación: Gral. Güemes N° 4298, esquina Córdoba Nº 1281, Santa Fe Capital, Argentina.
Autores: Arquitectos Griselda Bertoni, Eduardo Castellitti, Carlos Castellitti y José Ignacio Castellitti.
Colaboradores: Arquitectos Federico Michelini, Jaquelina Santiago, Estefanía Szupiany, Mariano Telechea y Diego Villar.
Cálculo Estructural: Ing. Gustavo Perini.
Dirección de obra: Arq. Lisandro Kranewitter y Arq. Melisa Vazquez.
Superficie del proyecto: 2.110,98 m².


Alejandraseptiembre 23, 2021
Destacada-Solaz-1280x775.png

3min192

El extraordinario entorno natural de la península de Baja California, con su paisaje semidesértico en tonos ocre que contrasta con el azul intenso del mar de Hernán Cortez, resulta el contexto ideal y elegido para emplazar un nuevo referente hotelero en la zona.

El Hotel Solaz se desarrolla frente del mar sobre una extensión de 9.5 hectáreas con formaciones topográficas únicas y con las cuales se integra armoniosamente. El concepto arquitectónico rector radicó en la correcta integración de la construcción y se logró a través de las formas orgánicas que hacen referencia al movimiento de las olas, logrando una volumetría estética la cual se adapta perfectamente al entorno. La selección de materiales, vegetación y métodos de construcción refuerzan ese concepto de integración al ser minuciosamente estudiados para resultar congruentes con ese paradisíaco terreno.


Los servicios del desarrollo se extienden para brindar más opciones de alojamiento y hospedaje a los visitantes nacionales e internacionales; conformando una propuesta la cual suma un hotel con 131 habitaciones, tiempos compartidos con 147 villas, 21 departamentos administrados por el Hotel, 18 departamentos del Club de Playa, restaurantes, spa, amenidades, entre otras alternativas.
A partir de la topografía natural del terreno, que crece de manera ascendente hacia el norte a partir del nivel del mar, se decidió conformar tres grandes terrazas curvas de oriente a poniente, responsables de albergar las habitaciones del hotel en el costado poniente y tiempos compartidos en el costado oriente. La circulación a través de las terrazas se plantean como “cañadas”, las cuales a su vez, sirven como pasillos divisorios con densa vegetación entre ambos usos, logrando una mayor privacidad.

Ficha Técnica:

Obra: Hotel Solaz Los Cabos.
Ubicación: Los Cabos, Baja California.
Directores de proyecto: Arq. Alejandro Coeto y Arq. Boris Pena.
Diseño de Interiores: Arq. Nadia Borrás y Arq. Enrique Ralph.
Superficie construída: 115.000 m2.
Superficie del terreno: 493.000 m2.


Alejandraseptiembre 7, 2021
01072019-03Ph-Gonzalo-Viramonte-0980-1280x853.jpg

4min181

En el barrio porteño de Villa Devoto, más precisamente en la calle Carlos Antonio López 3418, ciudad de Buenos Aires, Argentina, en una zona de calles angostas, pasajes tranquilos y viviendas bajas, se encuentra esta parcela atípica de tan solo 6 metros de frente. El desafío del Estudio Cifre, Lorenzo y Cifre Arquitectos radicó en cumplir con el programa sin resignar diseño, pese a las supuestas limitantes que presentaba el terreno. Surge, de esta manera, la propuesta de utilizar materiales y terminaciones tradicionales de forma poco convencional.

El edificio emplazado en un lote con forma trapezoidal, de 6 metros de frente, 12 metros de contrafrente y 41 metros de profundidad, cuenta con 19 viviendas, 8 cocheras y espacios de esparcimiento común, distribuidas en los 1.660 m2 proyectados.

Debido al interés de los arquitectos por conservar la esencia del barrio, sin resignar vanguardia, se decidió realizar una fachada de ladrillo visto. Tomando las ventajas y la estética de ese material cotidiano, pero utilizándolo de forma totalmente atípica.


En base a dicha premisa surge la síntesis del proyecto. En la fachada las paredes curvas, de 17 metros de radio, ejecutadas en ladrillo, articulan los siete niveles en forma vertical, aportándole esbeltez y presencia a la imagen del edificio, más un correcto asoleamiento a las unidades orientadas al noroeste.


Siguiendo la línea por el respeto al barrio, y gracias a la intención de no generar barreras con el entorno, se planteó un portón vidriado sobre la Línea Oficial, visualmente permeable, de manera de articular el espacio público con el privado.
Una plaza de acceso peatonal conduce hacia el hall de entrada, ubicado en el centro del lote en planta baja. Todo ese recorrido cuenta con iluminación natural, tornando difuso el límite entre el interior y el exterior. En los pisos superiores fueron proyectados departamentos de tipologías variadas, desde 1 hasta 4 ambientes en dúplex, todos con balcones aterrazados, amplias visuales y ventilaciones cruzadas.


Las terminaciones de las unidades acompañan la idea de respetar el espíritu residencial del barrio, creándose así pequeñas casas en altura. Ventanas de aluminio y DVH, muebles de cocina vidriados color blanco, pisos símil madera, terrazas jardín y detalles en quebracho, sumados al ladrillo visto en el exterior, permiten al edificio permanecer emplazado de forma armónica con su entorno.


Alejandrajulio 7, 2021
Destacada-1280x720.png

7min386

El Complejo Aires Verdes está formado por una serie de edificios que utilizan estrategias para alcanzar la sostenibilidad. Las mismas se basan en la incorporación en el proyecto de eficiencia energética, el uso de energías alternativas, la mejora de la calidad ambiental interior, la racionalidad en el consumo de agua, el desarrollo sostenible de los espacios libres de la parcela y la selección de materiales.

El edificio consiste en dos torres implantadas sobre un terreno de 1.959,51 m2. La primera se encuentra entre medianeras y retirada 4 m respecto de la Línea Municipal. La segunda es libre de medianeras con sus cuatro fachadas abiertas. Ambas torres suman nueve pisos; la planta baja se destina a jerarquizados accesos, espacios de estar y cocheras; los pisos primero al octavo a departamentos y el noveno piso cuenta con más de 1.500 m2 de amenities. La torre uno ofrece un subsuelo que contiene bicicleteros (uno para cada departamento), bauleras, salas técnicas destinadas a calderas, reservas de agua de consumo y grises, cuartos para la subestación transformadora, tanques cisternas, medidores eléctricos y grupo electrógeno. Sobre el noveno piso, ambas torres habilitan las salas técnicas de ascensores, reservas de agua para incendio, consumo y para el sistema de calentamiento de agua el cual colinda con los colectores solares ubicados en ese nivel; mientras las calderas en los subsuelos establecen el sistema de agua caliente de consumo.

Funcionalmente, ambas torres cuentan con un núcleo de escaleras ubicadas en el centro de las mismas, rodeada por una circulación responsable de habilitar el acceso a las distintas unidades de departamentos.

El nombre del Complejo responde a los jardines colgantes que cubren gran parte de sus fachadas. Canteros con forma de cintas alabeadas sugieren el movimiento del aire, que casi de modo constante acaricia las plantas, creando una sensación de suave danza a todo el edificio y sumando un diálogo con la frondosa vegetación de las manzanas próximas y las serranías del este a escasas cuadras de distancia, más las del oeste, un poco más lejanas, aunque visibles. De este modo, el habitante y el contexto se ven involucrados y contenidos en esa espacialidad ampliada, convirtiendo a Aires Verdes en un hito urbano.

Los volúmenes simples de las dos torres actúan como contenedores, grandes cuadros verdes de jardines colgantes que amortiguan el tamaño de las mismas y se relacionan con el contexto de las sierras salteñas. Un jardín frontal se retira 4 metros respecto de la Línea Municipal, ampliando así la perspectiva del espacio urbano. La vereda crece hacia la recepción siendo la misma de doble altura y vidriada, lo cual la integra totalmente con la calle. El gesto permite disfrutar de los grandiosos murales efectuados por la destacada artista salteña Adriana Margalef. Sus obras, conformadas por grandes figuras geométricas de colores intensos, se ubican de una manera estudiadamente libre y espontánea, sobre cielorrasos, paredes y pisos, expandiendo espacialmente todas las dimensiones. En esa gran escala espacial, el espectador se encuentra contenido dentro de la obra, y a la vez, expandido hacia el espacio eterno por las profundidades, direccionalidades y el contraste generado con el ilimitado fondo blanco de las figuras. Este mural rompe y contrasta con las rigurosas volumetrías arquitectónicas, generando una explosión de vida al acceder o salir del espacio, o al transcurrir frente a él.

La presencia de la naturaleza se encuentra jerarquizada mediante un jardín dispuesto entre ambas torres a nivel subsuelo. El mismo se extiende en planta baja y medianeras, como así también, en forma elevada por los jardines colgantes desde las fachadas. En este ámbito, un puente cubierto de cristales une ambas torres permitiendo suspenderse en el espacio envolvente de la naturaleza, donde la brisa genera el movimiento danzante de las plantas.

Contenidos y expandidos en ese magnífico espacio de desniveles, el habitante se siente parte de la tierra, la naturaleza, el cielo y el arte, todo impregnado de un verde el cual transcurre sin cesar….

 

Ficha Técnica:

Obra: Complejo Aires Verdes.

Ubicación: Alsina 364, Salta Capital, Argentina.

Desarrollo: Estudio DK. Arq. Carlos E. Dakak.

Colaboradores: Arq. Ana Laura Castañeda Nordman, Arq. Eliana Marisel Chares Rojas, Arq. Zulma Valeria González Fernández y Arq. Mará Emilia Issa Ereñú.

Dirección técnica: GRG Arquitectos Asociados: Arq. Ovidio Gómez de la Lastra, Arq. Lorena Gómez Paz y Arq. Luis Lozano Rengifo.

Fotografías: Arq. Rocío López de San Martín Zapata.

Superficie de la obra: 14.000 m2.


Alejandrajunio 29, 2021
MG_9998Untitled_Panorama6-FINAL-RET-1280x1141.jpg

4min474

Las ventanas de PVC fabricadas por ABERTURAS AZTK son las grandes protagonistas de este exclusivo proyecto del estudio OON ARCHITECTURE en el Barrio El Yacht de Nordelta, en el partido de Tigre, provincia de Buenos Aires.

Esta casa de diseño simple e impronta geométrica, de dos niveles y ambientes estratégicamente pensados en función de las características del lugar, logra una sinergia y funcionalidad entre los espacios interiores y exteriores, mediante el contacto estrecho con la naturaleza y actividades náuticas propias para un acceso directo al Delta.

Se trata de una vivienda unifamiliar, ubicada en el exclusivo Barrio El Yacht de Nordelta, en un lote de 1000 m² que desciende en el fondo hacia uno de los canales del barrio conectados al Río Luján.


Su distribución programática se ordena en dos niveles para dar privacidad en planta alta y dividir ambientes de las áreas comunes en planta baja; espacios siempre enmarcados con amplias aberturas corredizas y paños fijos vidriados que funcionan como divisores y conectores del interior-exterior en grandes luces.


Para obtener esta continuidad natural entre el interior y espacios exteriores mediante una solución eficiente, sustentable, moderna y estética, los arquitectos del estudio OON ARCHITECTURE eligieron las carpinterías fabricadas por ABERTURAS AZTK con perfiles de PVC de TECNOPERFILES. Cada una de las carpinterías tiene detalles y características específicas que acompañan la exclusividad y categoría de la obra.
Las puertas ventanas corredizas de 2, 3 o 4 hojas, y con dimensiones de hasta 6 mts. de ancho y casi 3mts de alto fueron embutidas al nivel de piso terminado, tanto en el interior como en el exterior, y en muchas oportunidades se utilizaron contramarcos especiales foliados en Jet Black para lograr excelentes detalles de terminación.


Lograr un producto terminado como este, requiere de un trabajo continuo, organizado y detallista, desafío al que aberturas AZTK pudo dar respuesta con gran eficiencia, calidad y profesionalismo.
“El objetivo de todos los que participamos en la obra fue alcanzar el máximo nivel de servicio y calidad en las carpinterías y brindarle al cliente un producto premium en todo sentido, con un constante seguimiento y supervisión en obra, definiendo cada detalle con la mayor dedicación y compromiso”, comenta Pablo Loudet, director de aberturas AZTK.


Alejandrajunio 22, 2021
destacada-1280x853.jpg

6min381

El proyecto de la casa X busca resolver mediante un sistema, un lenguaje, una forma única, una multitud de interrogantes planteados al habitar específicamente el terreno dado: Cómo proteger y brindar protagonismo a un pino de dimensiones y apariencia impresionantes ubicado en la parte alta del terreno, el cual dificulta cualquier acceso y acercamiento directo a la vivienda; cómo no tomar partido entre las vistas al mar y las vistas a la montaña, y permitir ambas visiones en direcciones opuestas; cómo neutralizar con la forma la presencia de las casas contiguas, para construir un asilamiento ficticio respecto a los vecinos; cómo duplicar las vistas principales, permitiendo visuales de calidad a la parte frontal, pero también, a las zonas traseras de la casa; cómo resolver tantos aprioris con un simple movimiento que brinde respuesta a todas y cada una de esas voluntades sin explicar ni priorizar ninguna de ellas…

La forma, una forma única, englobadora y muy medida, es el resultado de un extenso proceso de búsqueda a respuestas individuales ante cada uno de los desafíos descriptos. La forma no es pues “un a priori”, sino un esfuerzo por lograr una respuesta unitaria la cual satisfaga cada uno de los diversos interrogantes planteados. La Casa X es también una exploración constructiva: La aplicación a pequeña escala de una técnica habitualmente utilizada para construcciones de ingeniería como puentes y túneles, se desarrolla buscando sumar al mundo de la construcción eficiencia y cierta disminución de costos. La utilización de una técnica mixta, basada en el empleo de un hormigón de alta densidad, permite proyectar el material a alta presión sobre el encofrado de una sola cara, y adquirir importantes resistencias en lapsos sumamente acotados. Así, se consigue proyectar muros continuos de 6 m de alto, sin necesidad de encofrar las dos caras, como se ejecuta normalmente. La casa es pues una expresión viva de dicha técnica, y acumula en su piel los diversos aprendizajes continuados sobre el sistema. El planteo se encuentra en la parte alta de una ladera del valle de Cabrils, en las afueras de Barcelona, España.

El terreno, de pronunciada pendiente y vistas remarcables, presenta el acceso desde una única calle situada en la parte superior del terreno. La localización de la casa en el lugar responde a una voluntad de minimizar la excavación y posibilitar, dentro de lo factible, el uso de la parte no construida de la propiedad. El acceso a la vivienda se encuentra deprimido dos metros respecto a la cota de la calle, enfatizando con sus muros totalmente ciegos la voluntad de incrustarse en el terreno y desaparecer respecto a la calle, mientras se priorizan las fachadas abiertas al valle.

 

La casa consta de dos plantas. La planta superior, más allá de albergar un garaje y de permitir el acceso a la vivienda, se plantea como una suite privada de los propietarios de la unidad: Habitación principal, con su baño y vestidor, y un estudio. La planta inferior distingue un sector frontal -de carácter totalmente abierto y público-, articulado en una sala de estar en doble espacio y un comedor-cocina dispuesto alrededor de una gran mesa de mármol de ocho metros de largo. En la parte posterior de la vivienda, se localizan las habitaciones y zonas de servicio, brindándoles a través de los patios vistas directas sobre el valle, el mar y la montaña. Así el proyecto de la casa X consigue a través de la forma, cualificar espacios de muy distinta índole otorgándoles a cada uno de ellos un carácter único, atendiendo siempre al paisaje como el principal actor.

 

Ficha Técnica:

 

Obra: Casa X.

Localización: Cabrils, Barcelona, España.

Proyecto: Cadaval & Solà-Morales.

Autores: Eduardo Cadaval & Clara Solà-Morales.

Colaboradores: Bruno Pereira, Pamela Diaz De Leon, Daniela Tramontozzi y Manuel Tojal.

Aparejador: Joaquin Pelaez.

Compañía constructora: TOPCRET.

Estructuras: Carles Gelpi.

Fotógrafo/s: © Santiago Garcés, © Sandra Pereznieto, © Iwan Baan.


Alejandrajunio 18, 2021
GEA3-1280x1133.png

3min370

En respuesta al crecimiento de sus operaciones y a la consecuente incorporación de nuevos colaboradores, GEA Logistics, empresa que brinda un servicio integral de transporte terrestre en la Argentina y países limítrofes,  reacondicionó y  amplió a más 300 m2 su espacio de oficinas en el Gran Buenos Aires, con el fin de adaptarse a las nuevas circunstancias por efecto del COVID y para continuar asegurando las mejores condiciones.

Con estos objetivos, la compañía mudó su departamento de cargas internacionales a un nuevo espacio, lindante con el anterior,  especialmente diseñado para facilitar el trabajo en equipo respetando las medidas de distanciamiento, los requerimientos de ventilación y todas las condiciones necesarias para seguir brindando servicios de  valor agregado de forma segura, aun en contextos complejos.

 

En sus oficinas tradicionales del Gran Buenos Aires, ahora GEA Logistics cuenta con más de 300 metros cuadrados disponibles: se ampliaron las salas operativas y de reunión, se habilitaron baños para hombres y mujeres, se acondicionaron boxes debidamente separados para cuidar el distanciamiento social y se actualizó el equipamiento tecnológico de forma alineada con la estrategia de digitalización, en el marco de la visión de futuro sustentable de la compañía.

 

En el mismo sentido, el operador logístico continúa mejorando su política de gestión de residuos con nuevos contenedores de clasificación, para asegurar sus objetivos de reciclaje. También, se diseñaron los espacios para maximizar su utilización, garantizando un lugar saludable y de bienestar para sus colaboradores.

 

Con el propósito de representar esta nueva visión, en consistencia con la estrategia de modernización y evolución, la empresa introdujo cambios en la identidad de su marca. “Nuestra esencia sigue siendo la misma, nos centramos en nuestros clientes y socios estratégicos. Adaptarnos a sus necesidades, es el motor de nuestros equipos, todos nuestros cambios persiguen la mejora continua. Nuestro slogan ‘Haciendo tu camino’, nos definió desde un principio y hoy nos define más que nunca”, indicó Javier Carrizo, fundador y CEO de GEA Logistics.


Alejandrajunio 1, 2021
Chivilcoy-4497-Foto-1-1280x720.png

3min296

Ubicado en pleno corazón del barrio de Villa Devoto, en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, a tres cuadras de la plaza Arenales, en un entorno con calles arboladas, plazoletas parquizadas y grandes viviendas unifamiliares, se emplaza este edificio de 450 m2. Diseñado para brindarle al usuario las ventajas de vivir en comunidad con las comodidades que solo puede otorgar una casa particular.

En un lote en esquina de 11 x 12 metros, el Estudio Cifre, Lorenzo, Cifre, tomó como idea rectora los contrastes que surgían del programa de necesidades. Un local comercial en planta baja y dos casas en altura, forman parte de los opuestos que acompañarán en el recorrido de toda la obra.

En el frente se destacan los planos verticales revestidos en piedra pulida, pesada y oscura, los cuales protegen los espacios íntimos de las unidades de viviendas. La utilización del color blanco en las carpinterías de aluminio, dispuestas de piso a techo, mampostería y barandas acentúa, aún más, el negro boreal de la piedra.

 

Por otro lado, el basamento revestido en chapa enmarca destaca el local vidriado en planta baja. En las plantas superiores, se disponen las casas de 4 ambientes con terraza y hall privado, sumando un total de 130 m2 cada una. Una vez en los departamentos, las calles arboladas y las plazoletas parquizadas del barrio forman parte del espacio interior, mediante visuales responsables de otorgar amplitud a cada ambiente.

 


Alejandramayo 17, 2021
Viviendas-con-sistema-de-construccion-de-quincha-1-1280x897.jpg

9min396

Se edificará con tipología solar y con la técnica constructiva de quincha, lo que permitirá eficiencia térmica, económica y de sistematización. Podría estar lista antes de fin de año.

El Ministerio de Planificación e Infraestructura Pública, el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) y la Municipalidad de San Carlos firmaron un convenio para comenzar a construir la segunda vivienda ambientalmente sustentable bajo la órbita del Laboratorio Provincial de Vivienda.

El ministro Mario Isgro, la presidenta del IPV, María Marta Ontanilla, y el intendente Rolando Scanio firmaron el acuerdo con representantes de las firmas Hornero Tec y Della Constructores, quienes serán los encargados del montaje de la estructura habitacional.

La casa se edificará en San Carlos con tipología solar y sistema de quincha, que implica una técnica constructiva con tierra cruda que facilita la adaptabilidad a diferentes materiales naturales y característicos del territorio mendocino.

“Hace años venimos trabajando con el sistema de quincha que tiene huella de carbono muy pequeña, además, es aislante, prácticamente no tiene gasto de energía y es mucho más fácil y rápido, porque preparamos la estructura en galpón y la armamos directamente en la obra”, explicó Bertrand Pahaut, de la firma Hornero Tec, encargada de la construcción.

Con el sistema de quincha todo el material es montable, desmontable y biodegradable; los módulos se pueden ir ampliando progresivamente. Se caracteriza por la reducción en los tiempos de construcción, la eficiencia térmica y la sistematización del proceso.

La elección de este departamento del Valle de Uco responde a razones de condiciones climáticas, ambientales y sociales. Según explicaron desde el laboratorio, San Carlos es un lugar adecuado para este tipo de construcciones.

La casa, emplazada en La Consulta, tendrá dos dormitorios, un baño, cocina y living comedor. Será beneficiaria una familia que, por sus necesidades habitacionales, fue priorizada por el Municipio.

Al respecto, el ministro Isgro indicó: “Es una casa piloto que vamos a hacer en forma conjunta con un equipo de trabajo local que tiene experiencia y trayectoria en la construcción de viviendas con tierra, el Municipio y el Gobierno provincial. Cuando esté terminada vamos a empezar con las mediciones de funcionamiento en tiempo real”.

Para este segundo prototipo se acordó aunar esfuerzos y colaboración entre las partes, que se concretará en la donación de materiales e insumos y en el aporte de recursos logísticos. La construcción estará a cargo de Hornero Tec y tendrá la participación de Rotho Blass Argentina SRL, con las fijaciones, soportes y tornillería; Juan Blangino SA, a cargo del revestimiento; y Della Constructores, que colocará ladrillos de hormigón celular. Por su parte, el Municipio aporta el terreno y los servicios. La obra tiene un costo estimado de $4 millones. Los trabajos comenzarán en junio y se estima que culminarán antes de 2022.

A su vez, el convenio tiene como objeto la colaboración entre las partes vinculadas a la ejecución de un programa de capacitaciones en oficios teniendo como eje la sustentabilidad de las construcciones y la integración social de los sectores más desfavorecidos en la sociedad. La prestación es gratuita.

En este marco, el intendente Scanio elogió la firma de los convenios y la metodología de trabajo: “Desde el Municipio apostamos al cuidado ambiental y este sistema de construcción viene a reflejar esto, que es el inicio de futuras viviendas. Hemos firmado un convenio de capacitación que es importante porque genera fuentes de trabajo para nuestro departamento”.

 

La misión del laboratorio

Los objetivos del Laboratorio Provincial de Vivienda son investigar, promover y prever soluciones técnicas, sociales, económicas y financieras para la vivienda de carácter eficiente e innovador. En función de esa premisa, se diseñaron distintos prototipos de vivienda social ambientalmente sustentable.

El laboratorio investiga, releva y analiza nuevos sistemas para la diversificación de alternativas constructivas. Sobre la construcción de estos diversos prototipos se realizarán mediciones durante un tiempo determinado de uso, para evaluar la eficiencia energética, constructiva y económica de los modelos. La intención en un futuro no muy lejano es que el IPV pueda usar alguno de estos prototipos para licitar barrios.

Los hogares serán ocupados por familias con necesidades habitacionales reales, para dar respuesta social. Estas serán capacitadas y monitoreadas para hacer uso eficiente de las instalaciones.

 

Tipologías y sistemas de construcción

El laboratorio viene trabajando en dos tipologías de construcción, prisma y solar, y distintos materiales y sistemas constructivos, entre ellos refrigeración modular integral (Friolatina), plásticos (Proceso 3C), montaje en seco (Steel Frame y New Panel), quincha (Hornero Tec) y sismo-resistente y aislante termo acústico (Cassaforma).

Actualmente se ejecutan en el barrio Flores Olivares de Ciudad una vivienda prisma con sistema New Panel, a la que se sumará la de San Carlos con tipología solar y sistema Hornero Tec.

Para los próximos meses se está evaluando comenzar en Guaymallén la prueba de tres prototipos en un mismo terreno, es decir construir una casa con Steel Frame, otra con New Panel y la última con Cassaforma, una al lado de la otra y todas con tipología solar.

Por último, está en plan edificar una vivienda prisma en Malargüe; resta definir el sistema.

Colaboración académica

La semana pasada, el Laboratorio de Vivienda suscribió un acuerdo de colaboración con la Universidad de Mendoza. Se comprometieron a trabajar en el diseño de viviendas y obras de hábitat, incorporando criterios de sustentabilidad y eficiencia energética.

El plan de trabajo acordado establece que la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la Universidad de Mendoza brindará asesoramiento académico, científico y técnico para el desarrollo sustentable del hábitat. Esto, atendiendo al uso racional de la energía, la eficiencia energética y el aprovechamiento de las energías renovables en la proyección y construcción de viviendas sociales.

A fines del año pasado se firmó el mismo convenio, pero con la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de Cuyo.


Alejandraabril 29, 2021
Casa-Náutica-Lago-Architects-10-1280x960.png

2min407

En sus primeros debates, fue planteada como un diseño moderno, el cual se fue integrando a su entorno con movimiento y ángulos por su cercanía con el agua. Presenta una arquitectura moderna con tabiques que continúan sus formas con vidrios, cerrando los volúmenes que rodean en su contorno la construcción.

 

Situado en un lote en esquina rodeado de agua, acompañando este movimiento, el proyecto integra los espacios exteriores a los interiores. Con una piscina integrada en galería, logrando un acercamiento del agua prácticamente dentro del al casa.

 

Los servicios y las áreas de almacenamiento se organizan sobre el lateral sin vistas francas a la laguna, lo que permite que el alojamiento central se configure como una única secuencia continúa, abierta y fluida sobre la laguna. Las puertas correderas acristaladas de altura completa se alinean en el perímetro, permitiendo que los espacios de vivienda se abran a las vistas, erosionando así las divisiones entre el interior y el exterior.

 

 

 

Ubicación: Lagos del Golf, Nordelta. Dimensiones: 648 m2. Altura: 9 m.

 Lago Architecs GATARQS.



Auspician Entreplanos




Newsletter