Cristianenero 8, 2021
maderadesauce.jpg

9min135

Por Daniel Lassalle

Gerente Comercial de la Cámara de la Madera de Argentina (CADAMDA).

Las construcciones de casas y edificios con madera son las más utilizadas en el mundo moderno. ¿Por qué? Porque la madera es uno de los productos estrella para el desarrollo sostenible. Es renovable, reciclable y carbono neutro o positivo.

En un mundo que tiene el desafío de absorber el crecimiento de la población, la inclusión en el bienestar de millones de pobres, y en un contexto de recursos escasos y cambio climático, las opciones de productos amigables con un desarrollo sostenible son pocas y la madera es una de ellas. Provee materia prima para productos de primera necesidad de la población, como viviendas, muebles, papeles, energía, químicos, reemplazando en muchos casos, el uso de productos no renovables provenientes de la minería y los combustibles fósiles.

Con las nuevas tecnologías, como la nanotecnología y las biorefinerías, se agregan un sinnúmero de otras aplicaciones. Estados Unidos, Canadá y casi toda Europa destacan a la madera como material principal de la construcción de hogares y casas, e incluso, edificios. Los sistemas de entramado de madera conforman esqueletos que sostienen a los 1,5 millones de nuevas viviendas construidas anualmente sólo en los EEUU.

Este sistema constructivo ya es tendencia en Argentina y la Cámara de la Madera de nuestro país, a través de su ferviente promoción para su uso en la construcción y los nuevos cursos online, capacita y educa desde hace años en cómo implementar este modelo en nuestro suelo.

El platform frame en Argentina

La madera es un recurso natural y sustentable el cual, debido a su velocidad de respuesta, la capacidad disponible del recurso forestal y el procesamiento industrial, permite dinamizar el empleo y las economías regionales, agregando valor a la materia prima proveniente de bosques cultivados, como así también, por los claros beneficios ambientales, económicos y constructivos de los sistemas utilizados.

Se trata de una cadena de valor que potencia un efecto multiplicador desde la semilla, la plantación, resina y todos sus derivados, manejo forestal, cosecha de rollos, destino de rollos finos para celulosa y papel y de rollos para madera aserrable, aprovechamiento de desperdicio como chip y viruta para la generación de energía renovable, maderas y molduras con destino en la construcción y viviendas con madera y muebles, entre otros usos.

Especialmente en la construcción, y en comparación con otros materiales, la madera resulta ser renovable, reciclable y carbono neutro. Ello contribuye con la mitigación del cambio climático y el calentamiento global, siendo el material de menor demanda energética para su fabricación. Debido a su capacidad aislante, superior a cualquier material de uso tradicional en el país, promueve un bajo consumo energético, lo cual implica un sostenido ahorro para el usuario y la sociedad, en un contexto energético deficitario. Asimismo, la madera cuenta con una gran resistencia estructural en relación a su peso, obteniendo un óptimo comportamiento antisísmico, posee una buena resistencia ante el fuego, es durable, estética y cálida.

De hecho, la construcción en seco con madera, representada por el sistema Platform Frame presenta como principal ventaja el tiempo de ejecución del proyecto, hasta un 60% menor en comparación al sistema tradicional. Esto permite bajar costos, ya que los plazos de la obra se acortan y se cumplen de forma estricta, aspecto difícil de lograr en la construcción tradicional. Por su parte, la aislación térmica es entre 7 y 14 veces más efectiva respecto de los materiales convencionales. La construcción con madera podría contribuir con unas 50 mil viviendas extras por año ayudando a reducir el déficit habitacional, principalmente, por la velocidad de ejecución de este tipo de obra.

En ese sentido, se calcula que para la construcción de tipo húmeda de una vivienda de unos 60 m2 demanda unos ocho meses para finalizar la obra, en cambio, con sistemas de construcción de madera los plazos descienden a tres meses en promedio. No sólo la velocidad y el ahorro de costos son factores determinantes, la sostenibilidad ambiental juega un papel preponderante en el mundo de la construcción.

Hoy la arquitectura de vanguardia apunta a materializar obras de una manera más amigable con el ambiente, y en ese terreno la madera obtiene enormes ventajas. Si se compara la cantidad de energía aplicada para producir, por ejemplo, aluminio, hierro o cemento, comparativamente con la madera, la diferencia resulta abismal. Otro punto crítico es la huella de carbono neutral de la madera, ya que en su vida el árbol secuestra carbono de la atmósfera, almacenándolo en una viga o un machimbre, contribuyendo así a mitigar los efectos del cambio climático.

Argentina cuenta con una superficie de 1,2 millones de hectáreas de bosques cultivados y ostenta una de las mejores tasas de crecimiento mundiales, en especies como el pino o el eucalipto, las más utilizadas en el mundo para la construcción. Un pino natural de Canadá tarda unos 80 años en crecer, aquí en la Mesopotamia se calculan unos 18 años, dadas las condiciones del suelo y el clima. Lo mencionado aporta una ventaja enorme para obtener materia prima accesible y renovable. Además, esa superficie forestada se puede duplicar o triplicar sin competir con otras actividades rurales.

Finalmente, otro punto destacable es el menor consumo de energía de la vivienda, ya sea en verano o invierno, la aislación del sistema de Ballon Frame correctamente instalado, supera en promedio unas 15 veces al hormigón, produciendo miles de pesos en ahorro energético y menor contaminación ambiental.

El desarrollo del mercado de la construcción con madera es fundamental para la contribución al déficit habitacional, a la preservación del ambiente, al aprovechamiento de los recursos forestales del país y a la generación de empleo y bienestar en múltiples economías regionales.

Sin dudas, es un tren al que Argentina debe subirse para aprovechar, de manera sostenible, un recurso existente y convertirlo en una gran solución para la población.


Cristiandiciembre 10, 2020
bombillas.jpg

2min147

Mejorar la alimentación de los dispositivos inteligentes en los interiores de los edificios o viviendas es el objetivo de la investigación que están desarrollando el Imperial College London, la Universidad Soochow en China y la Universidad de Cambridge, que han descubierto nuevos materiales ecológicos que podrían ser útiles para la recolección de luz en interiores.

La investigación, cuyos hallazgos se han publicado en Advanced Energy Materials, tiene como objetivo convertir la luz interior que proporcionan las bombillas en energía, de manera similar a como lo hacen los paneles solares con la recolección de energía solar. De esta forma, se podrían alimentar múltiples dispositivos.

Materiales ecológicos

Para la investigación, se están estudiando nuevos materiales que actualmente se están desarrollando para los paneles solares de próxima generación. En concreto, el equipo se ha centrado en los materiales inspirados en perovskita. La perovskita es un material con una buena eficiencia de captación de luz y su fabricación es más barata, pero contienen sustancias de plomo tóxicas.

Los materiales inspirados en perovskita se basan en elementos más seguros como el bismuto y el antimonio. Aunque estos materiales no son tan eficientes para absorber la luz solar, los investigadores descubrieron que sí lo son para la luz interior, ya que consiguen recolectar la energía suficiente para operar en los circuitos electrónicos. Estos hallazgos permitirán diseñar dispositivos autoalimentados.

Esta investigación fue financiada por EPSRC y la Fundación Nacional de Ciencias Naturales de China.

Con información de: www.casadomo.com


Cristiandiciembre 9, 2020
hogar-sostenible.jpg

7min74

Nuestro hogar es nuestro pequeño mundo. Nuestro espacio privado, donde pasamos incontables horas con los nuestros. Hoy en día tenemos múltiples opciones para tener un hogar más sostenible, con muchísimas soluciones que lo hace un sitio más sano para nosotros y al mismo tiempo hacerlo más eficiente y eco-friendly.

De esta forma, desde nuestra propia casa, también podemos aportar nuestro granito al cuidado del medio ambiente. Ahorrar energía, agua, utilizar productos menos contaminantes, aprovechar las energías renovables, tener espacios más verdes y vivos, mejorar el aislamiento… estas son solo algunas de las acciones que podemos realizar para crear un hogar sostenible.

Ahorra agua en casa

El primer punto que seguro podemos mejorar en casa es el de los suministros básicos: luz y agua. No somos realmente conscientes del preciado bien que es el agua porque lo tenemos siempre disponible, pero lo cierto es que podemos poner mucho de nuestra parte para ahorrar en su consumo y, de paso, reducir un poco la factura mensual.

 

Para ahorrar agua en casa podemos instalar grifería ecológica en baños y cocina, que viene preparada para ahorrar hasta un 50% del agua gracias a los sistemas de reducción de caudal que llevan integrados. En este mismo punto, también existen reductores de presión que podemos colocar junto al contador y que, como su nombre indican, reducen la presión del agua que entra en la vivienda y cuyo ahorro puede ascender hasta el 30%.

Los aireadores en los grifos son un clásico, pero siguen siendo muy efectivos y se colocan en un minuto, mientras que en los inodoros podemos optar por varias soluciones para reducir los litros de agua tras cada descarga, como las cisternas de doble pulsación o los contrapesos que limitan el volumen total del tanque.

Por otro lado, ¿por qué no aprovechar el agua de la lluvia? Si tienes espacio, un depósito pluvial nos permite almacenar cientos de litros y aprovecharlos para regar nuestras plantas o el jardín.

Ahorrar energía

El otro suministro fundamental y en el que podemos ahorrar para tener una casa más eficiente es la electricidad. Aquí un punto clave pasa por elegir electrodomésticos con la mayor calificación de eficiencia energética posible y así ahorrar en nuestra factura de la luz.

El paso a una iluminación LED de bajo consumo es fundamental en todas las estancias. Ahorraremos en consumo (gastan hasta 5 veces menos energía) y las cambiaremos mucho menos, ya que tienen una vida útil 10 veces mayor.

También es ideal aprovechar los programas de ahorro energético de los distintos electrodomésticos y, en el caso de tener calefacción en casa, aprovechar la programación por horarios de los termostatos para regular la temperatura justo en las horas que necesitamos ese confort.

Materiales sostenibles y renovables

Uno de los puntos claves para mejorar la eficiencia energética del hogar es el aislamiento. Una vivienda bien aislada nos permitirá ahorrar, y mucho, en el consumo de calefacción y aire acondicionado, así como en el aislamiento acústico respecto al exterior, sobre todo en ciudades más transitadas. Esto lo podemos conseguir tanto con aislamientos de obra en paredes y techos, como con la instalación de ventanas y cristales más eficientes con mejor coeficiente de transmisión térmica y rotura del puente térmico.

Con un presupuesto más ajustado, unos simples burletes en ventanas antiguas o bajo las puertas nos ayudan muchísimo a evitar las fugas de calor.

Por supuesto, la instalación en casa de sistemas para aprovechar las energías renovables nos permiten dejar de depender tanto de las compañías eléctricas y aprovechar la energía inagotable, gratuita y limpia que nos da el Sol mediante la instalación paneles solares.

Si realmente queremos tener un hogar más saludable y estar más comprometidos con el medio ambiente, solo tenemos que proponérnoslo porque literalmente podemos empezar por donde queramos. Todo tiene margen de mejora, desde las opciones comentadas hasta el uso de productos más sostenibles como maderas y pinturas más respetuosas con el medio, materiales textiles con certificación Eco Green y mucho más.


Cristiannoviembre 9, 2020
nuwa-sustentable.jpg

4min335
Sebastián Rodríguez es un joven tucumano, estudia arquitectura en la Universidad Nacional de Tucumán y a los 30 años se animó a proyectar una ciudad nada más y nada menos que en Marte. Aunque pueda parecer irreal, junto a su compañero Gonzalo Rojas, un treintañero oriundo de Santiago del Estero,  diseñaron Nüwa, un lugar sustentable en el planeta Rojo.
La idea surge del concurso internacional “The Mars Society “que convocó a diferentes profesionales de la disciplina para realizar este diseño. Rodríguez y su compañero forman parte del estudio de arquitectura Abiboo y están bajo la dirección de Alfredo Muñoz. Pero además, formaron parte del equipo internacional The Sustainable Offworld Network (SONet), una comunidad de profesionales de distintos países del mundo que desarrollan proyectos sostenibles enfocados en Marte y la Luna, encabezados por el astrofísico del Instituto de Ciencias del Espacio Guillem Anglada-Escudé.
Los estudiantes hicieron renders, editaron el video de la presentación y le imprimieron una parte muy creativa a la ciudad donde en un primer momento, podrían vivir 200 mil habitantes.  Este proyecto calificó entre los mejores 10 de los 175 que se presentaron en el concurso y ahora están buscando inversionistas que quieran llevarlo adelante.
En una nota con el diario Infobae comentaron que Nüwa se construyó en base a una serie de estudios de factibilidad para la vida humana. Se haría de manera vertical, con orientación sur y en un acantilado de un kilómetro de alto con edificios conectados  por un sistema de túneles transparentes que permitan ver el contexto exterior y a su vez protejan del clima hostil. También planificaron que la ciudad tenga espacios deportivos, culturales, educativos y de esparcimiento.
Entre los materiales, planificaron plásticos, metales y minerales muy fáciles de conseguir en el suelo marciano. Las construcciones tendrían paneles solares y reactores nucleares para el suministro eléctrico y se fomentaría el reciclaje. El desafío principal es la obtención de agua y oxígeno que es distinta que en la Tierra y que solo se puede enviar seres humanos cada dos años para colonizar.
“El viaje tendría una duración de ocho meses y el valor aproximado del ticket sería lo que cuesta un departamento de dos ambientes en Barcelona. Buscan jóvenes que quieran formar allá su familia y no necesariamente ser científicos”, señalaron los autores.

Con información de: www.eltucumano.com

Cristianoctubre 9, 2020
contactless.jpg

13min279

Imagine que se acerca a la puerta de cristal de un corporativo, ésta se abre y un robot le da bienvenida. Mientras interactúa con usted le toma la temperatura y mide su oxigenación. Con su celular, usted mismo realiza su registro de entrada y una aplicación le da un código digital en su móvil, el que sólo tiene que acercar al área de escaneo para activar su ingreso a los elevadores, automáticamente ya asignan el ascensor que lo conducirá a su destino. Durante este trayecto sus manos no han tocado ninguna superficie. Está a salvo del contagio. Bienvenido a la era contactless.

La pandemia del Covid-19 está cambiando hábitos e imponiendo nuevos. De la mano de la tecnología, la consigna de no tocar para no contagiarse, se vuelve realidad en detrimento de uno de los sentidos, más gozosos, pero en prevención de un contagio que puede ser mortal.

En la Guía de acción para los centros de trabajo ante el Covid-19, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social explica el que nuevo virus se transmite “de una persona infectada a otras a través del aire al toser y estornudar, al tocar o estrechar la mano de una persona enferma, o al tocar un objeto o superficie con el virus y luego tocarse la boca, la nariz o los ojos antes de lavarse las manos”.

Por esa razón, hoy los diseñadores se quiebran la cabeza en el intento de idear la manera en que la humanidad del siglo XXI pueda seguir en movimiento: entrar y salir de espacios, moverse al interior de estos, trabajar, comer, hospedarse, divertirse, todo con el menor contacto posible con las superficies.

Más allá de “limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso común en oficinas, sitios cerrados, transporte, centros de reunión, entre otros”, ya es parte de la rutina cotidiana. Los esfuerzos se encaminan hacia el despliegue de diseños y tecnologías que hagan posible el tránsito en un espacio con el menor riesgo posible.

Roomie-Bot Covid-19 es un robot programado por el mexicano Aldo Luévano para identificar medir la temperatura y el nivel de oxígeno de las personas, y así determinar si tiene una enfermedad. El robot también hace un cuestionario del estado e identifica si la persona tiene dificultad para respirar, de modo que se convierte en un filtro de acceso que puede usarse lo mismo en una sala de hospital que en la recepción de una empresa.

La grifería con tecnología contactless, también ha cobrado un nuevo impulso pues mediante sensores infrarrojos detectan las presencia de manos para activar el chorro de agua. Lo mismo que los dispensadores de jabón, y los sensores para la descarga de agua de los inodoros.

Recientemente una firma estadunidense, Cad Crow, lanzó un concurso para diseñar productos contra el coronavirus, entre los proyectos que arribaron destaca un gancho para abrir una puerta sin tener que tocar la jaladeras, del diseñador Steve Brooks

Pero mientras el uso de estos diseños se masifican, los sectores inmobiliarios toman medidas inmediatas de la mano de la tecnología, para reactivar su economía.

La nueva forma de hospedarse

En el sector hotelero, uno de los más afectados por las restricciones de la pandemia, algunas de las soluciones propuestas por las grandes cadenas son “la digitalización del guest journey y el empleo de tecnologías contactless para evitar el contacto y reducir el riesgo de transmisión del virus”, apunta la inmobiliaria CBRE en sus tendencias Inmobiliarias publicadas a principios de julio.

De acuerdo con la consultora, los teléfonos inteligentes están haciendo realidad la posibilidad de alojarse en un hotel sin tener contacto físico con ninguno de sus empleados. “Las posibilidades son infinitas, desde registrarse en el hotel hasta solicitar el servicio de habitaciones, pasando por chats para efectuar todo tipo de consultas”.

Del mismo modo, las llaves físicas y las tarjetas magnéticas pierden terreno ante las Mobile Keys o llaves digitales, que no es sino “un sistema que genera un código que se transmite a una app instalada en un teléfono inteligente para abrir las puertas de las habitaciones, eliminando así posibles superficies de contagio”, señala CBRE.

Otra opción permite hacer el check-in y el check-out o la codificación de la llave de manera automática mediante terminales instaladas en los vestíbulos.

La domótica o automatización con Internet de las cosas, permite a los visitantes de algunos hoteles, como los de la cadena Virgin, realizar acciones como “encender o apagar las luces o controlar la temperatura de la habitación mediante la voz o el móvil sin necesidad de tocar mandos o interruptores”.

Tanto en algunos hoteles como en corporativos los sistemas biométricos de reconocimiento facial y corporal ya comienzan a ser usados. “Estos sistemas, que emplean inteligencia artificial, también son capaces de facilitar el conteo de personas. De esta manera, se garantiza la gestión del aforo y el tráfico de usuarios dentro de las áreas comunes”, apunta la firma inmobiliaria.

La consultora también se detiene en el renacimiento de los códigos QR, cuya invención se remonta a 2012, y hasta hace un a año parecía que no iba a trascender, sin embargo ahora “se impone como una vía de información instantánea y de ‘cero contacto’ físico”, que permite a los huéspedes seleccionar y descargar información y contenidos, como un mapa de la ciudad o un menú.

“Parece que ya estamos más cerca del llamado turismo 4.0. El ‘hotel inteligente’, en el que todas sus acciones se pueden ejecutar desde un teléfono móvil, es sólo un ejemplo de las muchas tecnologías que marcarán el futuro éxito de la industria”, concibe CBRE.

Covid acelera robotización en las industrias

En lo que toca al sector industrial Rafael McCadden, director Industrial y Logística, de Colliers International, dijo a Obras que hay una tendencia a la que le llaman low touch o don’t touch, que consiste en garantizar que haya el menor contacto humano posible con los productos, en el trayecto entre productor y consumidor final, “por eso la automatización se está dando tanto en la manufactura como en la logística”, y parte de la consigna de que “entre menos contacto haya con los productos más seguridad hay de que no existan contagios”.

Para McCadden la tecnología es “un factor importante de aceleración del cambio que se está dando hacia la robotización, Ya tenemos la tecnología y el coronavirus está siendo un detonador muy importante hacia este cambio”, el que además repercute en el diseño de naves industriales con mayor altura por la robotización y automatización. “La pandemia ha sido un catalizador que está acelerando la modernización hacia la industria 4.0”.

En entrevista con Obras Caroline Hoarau, directora de la División de automatización industrial de Schneider, mencionó que de vuelta a la nueva normalidad “Para evitar tocar cosas, hay muchos botones inalámbricos que se puede presionar con el codo o con el pie. Y admitió que sí existe un “replanteamiento de cómo disparar la señal evitando el uso de la mano”.

Pone por ejemplo el tema de los torniquetes de acceso que ahora podrían ser reemplazados por torretas que ofrecen la posibilidad de comunicarse con luces infrarrojas para detectar temperaturas.

Caroline Hoarau destacó, sobre todo, el uso de software que permite a nivel de la planta industrial tener una especie de control remoto de los activos. “Como compañía en general estamos apuntando al desarrollo de la tecnología EcoStruxure Secure Connect Advisor porque permite no depender de que alguien venga a visitar la planta para resolver un problema de mantenimiento, y que se resuelva vía remota, cumpliendo con el tema de distanciamiento social”.

Explicó que en sus plantas inteligentes emplean la tecnología EcoStruxure como industria 4.0, basada en una serie de sensores en ciertos puntos, donde recaban información, y usan el internet de las cosas para llevar esos datos a análisis con el fin de tomar una buena decisión. El tema es captar todos esos datos para tomar decisiones más informadas, en tiempo real, conectados a alarmas y algoritmos que permiten ser predictivos y exactos para evitar parar la planta.

En el plano residencial. Son muchas las opciones de domótica que ya existían, antes de la pandemia, y ahora cobran fuerza. LG eletronics es uno de los proveedores de sistemas de hogares inteligentes conectados al Internet de las cosas (IoT), para conectar electrodomésticos, iluminación, calefacción, aire acondicionado, seguridad y otros dispositivos. La tecnología que oferta “recopila datos y los aplica a la medición automática de las condiciones del hogar, la administración de los electrodomésticos, el control del acceso al hogar, entre muchas otras funciones”.

Las opciones para no tocar son tan amplias como la creatividad lo permita, pues la tecnología parece estar dando manga ancha para hacer las ideas realidad.


Cristianseptiembre 18, 2020
modular.jpg

8min444

Durante la pandemia de coronavirus en el mundo, el uso de la tecnología en todos los sectores se aceleró , incluso en la industria de la construcción. No sólo en la adopción de herramientas de comunicación entre los miembros de un equipo de trabajo, sino también en formas de optimizar la producción y evitar, en la manera de lo posible, el contacto de las personas.

La consultora McKinsey indica que se espera un aumento gradual en la fabricación fuera de sitio, ya que la construcción modular permite acelerar la entrega de proyectos y edificar en entornos controlados. Además, contempla que se espera mayor introducción de productos con Inteligencia Artificial, asimismo el uso de simulaciones 4D y 5D.

Autodesk, empresa que provee estas herramientas tecnológicas para la industria, ha participado en la construcción de edificios prominentes que destacan no sólo por su estructura, sino por la innovación en los procesos constructivos y los ahorros revisados. Estas son algunas de las obras:

Skystone Building en Nueva York

Se trata del hotel modular más alto del mundo. Es decir, la mayoría de sus componentes no fueron hechos in situ, sino que se produjeron en un entorno cerrado y después se trasladaron, “Esto significa menos demoras debido al clima, reducción en el tráfico peatonal en el lugar de trabajo y menor riesgo de lesiones. También significa mayor calidad y una entrega más rápida para los desarrolladores”, explica Autodesk.

El inmueble cuenta con 168 habitaciones en 26 pisos, y se convirtió en el proyecto realizado en menor tiempo de la constructora, pues las herramientas usadas permitieron reducir en 25% el periodo de edificación.

 

Skystone Building. (Foto: cortesía Autodesk)

Torre Chapultepec Uno en la Ciudad de México

Es uno de los edificios más emblemáticos de avenida Reforma, debido a que es la segunda torre más alta de la capital mexicana. Tiene 241 metros de altura y está diseñada para soportar sismos de nueve grados de magnitud.

Para su diseño se usó la tecnología BIM 360 de Autodesk, con lo que fue posible eliminar los errores de choque de estructuras metálicas con tuberías, conexiones y sistemas de aire acondicionado.

“Se recurrió a esta útil herramienta de software puesto que, de realizar un proyecto de esta envergadura con tecnología convencional o con planos en segunda dimensión representaría un gran reto debido a que los desarrolladores no habrían podido tener una visión real de lo que pasaría en la obra o en el proceso de construcción, provocando gastos no planificados”, detalla la empresa.

 

Modelado BIM de Torre Chapultepec. (Foto: cortesía Autodesk.)

MaRS Office en Toronto

El edificio, cuyo objetivo es albergar investigaciones sobre el futuro de la construcción y la computación, fue diseñado a código abierto. Para su creación se usó tecnología para generar, evaluar y desarrollar miles de opciones de diseño. Asimismo, se ocuparon algoritmos basados en Inteligencia Artificial para realizar la investigación de su desarrollo.

Se logró crear un inmueble para 300 personas con características de sustentabilidad y bajas emisiones de carbono, “además de la fachada con tablones de madera implica el uso de algoritmos personalizados entrenados para detectar nudos en ella, llevando el poder del aprendizaje automático al mundo físico”, indica la empresa de tecnología.

 

MaRS office. (Foto: cortesía Autodesk)

 

Con información de: www.obras.expansion.mx


Cristianseptiembre 16, 2020
IA-arquitectura.jpg

8min422

La industria de la construcción ha evolucionado durante los últimos años para apostar por el mercado de la sostenibilidad y de esta manera sumar esfuerzos para el cuidado del medio ambiente, el consumo responsable de energía y una buena calidad de vida de las personas. Los edificios sustentables promueven el uso eficiente de energía, agua y materiales, y se destacan por su mejor diseño, construcción, operación y mantenimiento.

Existen diferentes actores dentro del sector que juegan un papel importante para que la construcción sostenible sea una realidad guiada por el avance tecnológico y la innovación.

Tres tecnologías están transformando a la construcción en una industria más verde: Calculadora de carbono emitido, BIM y Diseño generativo.

Calculadora de carbono emitido

El impacto de la construcción es innegable, contribuye con casi el 40% de las emisiones de CO2 en todo el mundo. Se estima que para 2060, la cantidad de espacio de construcción se duplique; eso equivale a construir la ciudad entera de Nueva York cada mes, durante 40 años.

Además, al menos la mitad de la huella de carbono de estos nuevos edificios adoptará la forma de carbono incorporado. El carbono incorporado es el gas de efecto invernadero emitido en la cadena de suministro de materiales de construcción, incluidos la extracción de materias primas, el transporte, el refinado y la fabricación de materiales de construcción.

¿Cómo se puede mitigar la proliferación del carbono incorporado? Existe una herramienta para alinear, evaluar y presentar los impactos de carbono incorporado de una manera fácil, la Calculadora de Carbón Incorporado en la Construcción (EC3, por sus siglas en inglés).

Esta solución -incluida en softwares como BIM 360 de Autodesk-, le permite a la industria de la construcción acceder y visualizar los datos de emisiones de carbono de los materiales; lo que facilita la toma de decisiones inteligentes.

Esta herramienta permite tener en minutos los resultados que a expertos les hubiera llevado días. Actualmente está siendo utilizada por Microsoft en la remodelación del campus en su sede corporativa en Redmond, Washington y en el puerto de Seattle, Estados Unidos, para proyectos piloto.

BIM (Building Information Modeling)

BIM Building Information Modeling, por sus siglas en inglés-, es una metodología de construcción que a través de un modelo inteligente permite tener una simulación de la edificación antes de ser construida físicamente. De esta manera se puede validar u optimizar un proyecto desde etapas tempranas.

Esta herramienta centraliza toda la información en un único archivo, incluyendo datos arquitectónicos y de ingeniería como estructuras de carga, conductos y tuberías. Así como también información sobre sostenibilidad, materiales de construcción y cálculos de energía, por mencionar algunos.

Mediante el uso de BIM los proyectos de construcción sustentable son más rápidos de gestionar porque la herramienta reúne en un mismo archivo información tal como:

Datos necesarios para los cálculos de energía. BIM habilita que se ejecuten múltiples escenarios con el fin de lograr el diseño de energía más eficiente, lo que permite seleccionar los mejores materiales y orientación del edificio, por mencionar algunas características.

Uso óptimo de los materiales. BIM permite seleccionar el mejor diseño para que los recorridos de tuberías y conductos sean más cortos y óptimos; lo que ahorra materiales, mejora el flujo de agua/ aire y minimiza fugas.

Reducción de costos. BIM ayuda a reducir costos durante todo el ciclo de vida de una construcción desde las etapas de diseño, operación y hasta el mantenimiento.

Diseño generativo

Es una tecnología de exploración de diseño que utiliza algoritmos basados en Inteligencia Artificial para generar simultáneamente múltiples soluciones válidas.

El diseño generativo promete revolucionar la industria de la construcción al ser capaz de generar posibilidades infinitas de un solo objeto, tomando en cuenta no solo las condiciones del terreno sino las climáticas; y generando ahorros en materiales y tiempos.

De esta manera es posible rediseñar espacios compartidos para establecer y mantener el distanciamiento físico apropiado tanto entre mobiliario como con ocupantes, aprovechando al máximo su capacidad y siguiendo las medidas necesarias de adaptación de espacios.

El software de diseño generativo está siendo empleado actualmente para diseñar piezas de máquinas y edificios. Por ejemplo, LMN Architects utilizó el diseño generativo para crear un reflector acústico para la nueva sala de música del edificio Voxman, de Facultad de Música de la Universidad de Iowa.

La construcción sostenible no solo causa un gran impacto en el medio ambiente y la huella de carbono, sino que también mejora la calidad de vida de las personas en los planos físico, emocional y social. No cabe duda de que, a medida que la sustentabilidad avanza, abarca cada vez más sectores. Y la tecnología la acompaña.

Por: *GB | www.clarin.com

*El autor es Director  de Ventas para Autodesk Argentina​


Cristianseptiembre 10, 2020
casa-inteligente.jpg

13min339

Bajo el título El futuro de los hogares y edificios inteligentes, jornada organizada por Tecnalia, se puso de manifiesto el lugar que ocupa la casa inteligente y la tecnología en el proceso de edificación. Capaz de ofrecer al usuario la mejor experiencia teniendo en cuenta la sostenibilidad y el consumo responsable de los recursos, durante la sesión se mostró las diferentes tendencias tecnológicas en el sector de los hogares y de los edificios en general, así como su potencial tecnológico y de mercado.

Qué tecnologías son válidas para el funcionamiento de un hogar inteligente

  • El Internet de las cosas
  • BIM
  • La construcción industrializada

Soluciones tecnológicas en la construcción y funcionamiento de edificios y hogares sostenibles

  • Fachadas dinámicas
  • Aprovechamiento de las energías renovables
  • Dispositivos inteligentes que ayudan a reducir el consumo energético sin renunciar el confort

Cuando hablamos de edificios inteligentes podemos pensar en un tipo de edificio que utiliza la tecnología para garantizar el funcionamiento óptimo del mismo teniendo en cuenta aspectos como la conectividad, la seguridad, el uso eficiente de los recursos a través de la sostenibilidad aplicada a los edificios o el confort de los usuarios.

Este mismo planteamiento se puede trasladar a un hogar inteligente o que incluye una serie de funcionalidades de manera automatizada a través de las diferentes tecnologías que ofrece el mercado. Unas y otras ya disponibles en mayor o menor grado de desarrollo.

Qué tecnologías son válidas para el funcionamiento de un hogar inteligente

El Internet de las cosas

Para empezar un hogar conectado es posible gracias a tecnologías como el Internet de las cosas o de cómo muchas de las “cosas” que forman parte de nuestra vida cotidiana, se interconectan a través de internet. Evidentemente esas “cosas” son objetos o sistemas físicos  como la calefacción o el aire acondicionado, la iluminación o las persianas, que incluyen un hardware que permite dicha conectividad. Objetos que además se pueden programar para la realización de ciertas tareas incluso desde el teléfono móvil.

Como referente mencionar el proyecto Connected Home over IP que desde 2020 lidera un grupo de trabajo compuesto por diferentes empresas tan conocidas como Google, Apple, Amazon y empresas pertenecientes a  Zigbee Alliance como IKEA, Legrand o Samsung entre otros. Estas compañías están desarrollando un estándar de hogar conectado sobre IP, de conectividad libre cuyo objetivo consiste en aumentar la compatibilidad entre productos para un hogar inteligente. El protocolo de internet IP permite conectar dispositivos domésticos inteligentes con las aplicaciones móviles  y los servicios en la nube. El criterio básico consiste en que estos dispositivos domésticos inteligentes sean seguros, confiables y fáciles de usar.

BIM

La tecnología BIM acrónimo de Building Information Modeling aplicada a la construcción de edificios inteligentes permite gestionar toda la información inherente al diseño del mismo incluyendo también las fases posteriores del su ciclo de vida completo. Trabajar con BIM ya es requisito imprescindible en la mayoría de los estudios de arquitectura e ingeniería para el diseño y construcción de edificios de cualquier uso. Y como abarca todas las fases del ciclo de vida del edificio podemos afirmar que BIM una metodología de trabajo que integra a todos los agentes que intervienen en el proceso de la edificación: arquitectos, ingenieros, constructores, promotores, personal de mantenimiento, etc. Mediante un software específico se obtiene como resultado una réplica virtual del edificio a través de un modelado en 3D que incorpora toda la información relacionada con el mismo durante todo su ciclo de vida. Desde su diseño y construcción, pasando por su funcionamiento y fin de vida.

La tecnología BIM aplicado a hogares inteligentes, y en realidad a cualquier tipo de edificio, permite una gestión eficiente de los mismos en su fase de operación y mantenimiento. Gracias a esta tecnología junto con la gestión inteligente y la inteligencia artificial, se puede simular, analizar y planificar las actividades en el edificio a través de una plataforma accesible para el gestor del edificio. Una propuesta de Tecnalia en la que se traslada el concepto de gemelo digital al edificio para hacer posible la gestión más eficiente y óptima del mismo. Los beneficios van desde el ahorro energético y la reducción del consumo hasta la reducción del coste por mantenimiento del edificio.

La construcción industrializada

La construcción industrializada cambia radicalmente el concepto de construcción de un edificio. El proceso edificatorio con esta tecnología se basa en la fabricación de elementos o conjuntos de elementos que posteriormente se ensamblan o instalan en la obra. Al ser un proceso industrializado se consigue reducir notablemente los plazos de ejecución y por lo tanto los costes asociados.

BoKlok es un ejemplo de construcción industrializada aplicada a la construcción de viviendas. Se trata de la propuesta liderada por IKEA  junto con la constructora Slanka, ambas empresas de origen sueco, para la construcción de viviendas prefabricadas en madera con un precio más asequible. La vivienda se compone de tres partes que se ensamblan y se instalan in situ con la ayuda de una grúa. Posteriormente se llevan a cabo tareas de acabado exterior e interior y de las instalaciones. El sistema BoKlok también permite la construcción de bloques de viviendas  y el tiempo de montaje puede ser de un bloque por día, de dos plantas con tres viviendas por planta.

Por otro la construcción industrializada también integra otras tecnologías más avanzadas como la robótica o la impresión en 3D en el proceso edificatorio. En Tecnalia han desarrollado una tecnología que permite instalar fachadas de manera totalmente automatizada mediante el uso de robots. Por otro lado impresión 3D permite la total industrialización de la construcción incluyendo en un solo proceso la ejecución de la estructura y el aislamiento térmico y acústico.

Soluciones tecnológicas en la construcción y funcionamiento de edificios y hogares sostenibles

La aplicación de las tecnologías anteriores permite la construcción de viviendas de consumo de energía casi nulo. Es lo que se conoce como Net Zero Energy Buildings (Nzeb). Edificios con una reducida demanda energética que aprovechan las energías renovables para compensar el escaso consumo energético para su normal funcionamiento. La reducida demanda energética se consigue mediante la aplicación de estrategias pasivas en el diseño de la envolvente térmica del edificio: alto nivel de aislamiento, protección solar, hermeticidad, reducción de puentes térmicos, etc.

Fachadas dinámicas

Pero dichas estrategias también pueden ser activas. Ejemplo de ellos son las fachadas dinámicas que integran sistemas de protección solar de alta tecnología para reducir el consumo energético asociado a la refrigeración. Se trata de fachadas adaptativas que interactúan con el entorno en función de las condiciones climáticas cambiantes modificando su geometría a través de mecanismos programados y por lo tanto automatizados. Otro ejemplo más sencillo es el de vidrios de ventanas que se hacen más o menos opacos, gestionada incluso a través de una aplicación móvil por el propio usuario.

Aprovechamiento de las energías renovables

En cuanto  a la generación de energía mediante el aprovechamiento de las energías renovables podemos encontrar soluciones que se integran perfectamente en la arquitectura como son los vidrios o los tejados solares. Sistemas que provechan la radiación solar para producir energía eléctrica limpia, que pueden incluir también el almacenamiento energético. La geotermia o la eólica también tienen cabida en mayor o menor grado.

Dispositivos inteligentes que ayudan a reducir el consumo energético sin renunciar el confort

Y para reducir el consumo de recursos en el hogar el mercado también nos ofrece pequeños dispositivos que nos ayudan a ahorrar. Pequeños aparatos que informan de la temperatura en el interior de nuestra vivienda y que se pueden controlar a través del teléfono móvil, compatibles con sistemas de calefacción y climatización incluso en el hogar, o que sirven para gestionar el consumo de agua de forma responsable en el hogar.

Conclusión

Sin duda la tecnología ya es una realidad en nuestras vidas. Desde pequeños dispositivos que nos facilitan la gestión de nuestra propia vivienda hasta técnicas más avanzadas y/o complejas que aportan un nuevo concepto de construcción más próximo a la fabricación con altos niveles de calidad y eficiencia. Unas y otras dirigidas a dar respuesta a las actuales necesidades demandadas por la sociedad, de resiliencia y adaptación a un entorno cambiante.

Por: Paula Serrano | blog.caloryfrio.com


Entreplanosseptiembre 4, 2020
Creadores-de-Capp-1.jpg

7min496

En Bahía Blanca, por la iniciativa de tres jóvenes emprendedores, nació una novedosa startup llamada Capp, una aplicación que promete revolucionar el sector de la construcción. Se trata de la primera comunidad colaborativa de ese ámbito con la que se puede establecer cuántos materiales se necesitan para una obra, a qué precio y dónde encontrarlos.

Francisco Brañas, Ingeniero Mecánico, el Ingeniero Industrial Julio Quel, y el físico Leonardo Dimieri, con experiencia en apps, diseño gráfico y web, son los tres emprendedores que idearon este proyecto.

Todo comenzó en 2015 cuando Quel pensó el proyecto de edificar su casa y fue cargando en un Excel todos los datos del proceso: gastos, cálculo de materiales, cantidades, proveedores, y precios.

Ayudado por su amigo Brañas, ese Excel mutó a una página web, donde cargaron los primeros datos. Con esa base, fueron a ver a Dimieri, quien sentenció: “Con esto hay que hacer una aplicación”.

Con Capp se puede comprar, vender y gestionar todo lo necesario para edificar sin salir de casa, desde un celular o una pc.

La aplicación permite calcular en forma sencilla y funcional las cantidades de material estrictamente necesarias para construir una casa o edificio y los costos que la compra de esos insumos supone en función de los precios promedio de los corralones disponibles en la app.

Si el corralón con el que alguien prefiere trabajar no está en la aplicación, el usuario puede cargar él mismo los precios de su proveedor de confianza y hacer igual el cálculo. “Esto nos sucede mayormente en otros países, donde ya tenemos muchas descargas pero aún no contamos con corralones. Por ejemplo en México y Brasil, cargan ellos sus referencias de precios o directamente se limitan a usar nuestra herramienta de cálculo para obtener las cantidades”, apunta Brañas.

La herramienta de “cálculo y cotización” es uno de los aspectos más apreciados por los profesionales y por los usuarios en general. Permite planificar la obra sobre la base de certezas fiables, ir regulando el presupuesto y salir al mercado a obtener cotizaciones con una referencia.

La herramienta sólo demanda del usuario una operación fácil y amigable, de carga en, por ejemplo, metros cuadrados de lo que se quiere construir y el tipo de material que piensa utilizarse. La respuesta será una estimación de cantidad de material y su precio.

La información sobre la cual se proyecta el presupuesto surgirá de la base de datos de los corralones que están dentro de Capp. Los mismos tienen, a su vez, un sistema de carga muy sencillo para volcar la información de su oferta, pese a que un comercio mediano de esas características puede manejar hasta 15 mil ítems.

A su vez, Capp ofrece a cada corralón un ranking actualizado con los 100 productos que representan el 80% de lo que se vende en el mercado. La app también permite calcular el costo de la mano de obra, ya que tiene cargado el valor hora por categoría del sindicato UOCRA.

En cuanto a costos, Capp no cobra por asociarse sino que obtiene una comisión variable del 5% por cada venta realizada a través del marketplace, que es el primero del mercado 100% dedicado a materiales de construcción.

Además de profesionales, usuarios finales y corralones, el proyecto tiene una cuarta pata, que son las empresas que fabrican los productos que los corralones venden en el Marketplace de Capp.

“Nosotros somos para las marcas una herramienta para mejorar las ventas a sus distribuidores, y ellos son para nosotros una red inmensa de corralones a los cuales  queremos llegar”,  detalla Brañas.

A esta dimensión se le agrega otra forma colaborativa, la de comunidad, ligada a las “tareas” que dejan registradas las constructoras en el uso de la herramienta de “Cálculo y cotización”, también llamada  “Constructores”. Se trata de “tareas” especiales, extraordinarias, distintas a las habituales de demolición, movimiento de suelo y otras actividades comunes a cualquier obra.

Capp se encuentra en plena expansión  y ya puso un pie en la Ciudad de Buenos Aires, GBA, Mendoza, Córdoba y Rosario. También aspira, hacia fin de año, llegar a tener al menos tres corralones por región en el país. Con oficinas en Bahía Blanca, tras la pandemia, proyectan montar una en Buenos Aires y, para 2021, desembarcar presencialmente en México y Brasil.


Entreplanosagosto 27, 2020
Newsan-LG.jpg

6min505

Newsan, empresa dedicada a la fabricación, distribución y comercialización de electrodomésticos y electrónica de consumo, inauguró en el establecimiento industrial de Avellaneda, Provincia de Buenos Aires, una nueva línea de producción exclusiva para la fabricación de lavarropas de la reconocida marca internacional LG. 

Con la participación del Presidente de la Nación, Alberto Fernández; el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; el Ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas  y el Intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, Rubén Cherñajovsky, Chairman & Fundador de  Newsan,  anunció la puesta en marcha de una nueva línea de producción para la fabricación de lavarropas LG. Este proyecto demandó una inversión inicial de US$ 10 millones, que se suman a los US$ 50 millones que la compañía lleva invertidos en su planta productiva de Avellaneda. 

Esta nueva línea, que se monta sobre la maquinaria y equipamiento técnico de LG, responde a los últimos estándares tecnológicos a nivel mundial y permitirá una capacidad productiva de hasta 100 mil unidades al año. En una primera instancia, se producirán tres modelos de lavarropas de carga frontal con una capacidad de 8.5 kg con la impronta de innovación, durabilidad y diseño que distingue a LG. A su vez, cuentan con tecnología inverter y un motor Direct-Drive, un desarrollo exclusivo de la marca que evita las vibraciones y eficientiza el proceso de lavado y garantiza una durabilidad de 22 años. 

Con una relación comercial de más de diez años, en la actualidad la empresa local tiene a cargo la fabricación, distribución y comercialización de TV, Aires Acondicionados Residenciales y Comerciales, entre otras categorías. Ambas empresas acordaron para este año ampliar el compromiso a través de la instalación de una nueva línea de producción para la fabricación de lavarropas. 

La puesta en marcha de este acuerdo generará cerca de 50 nuevos puestos de trabajo directos en una primera etapa, que se suman a los más de 200 colaboradores con los que Newsan cuenta en este establecimiento fabril, y a los más de 5.500 actuales en todo el grupo económico. En este sentido, Rubén Cherñajovsky, Chairman & Fundador de Newsan expresó: “Este lanzamiento es otra muestra de nuestra confianza en el país. Para que estas cosas sucedan es necesario generar un marco con condiciones de estabilidad, seguridad jurídica y políticas a largo plazo que animen a las empresas a realizar inversiones y, en nuestro caso, nos permitan acercar lo último en tecnología a los hogares argentinos y seguir generando empleo”.

Por su parte, Enrique Laffue, CEO de LG Electronics Argentina, comentó: “En esta icónica planta, se producirán y fabricarán lavarropas hechos, con los mismos estándares de calidad, seguridad e higiene establecidos por nuestra casa matriz en Corea.  Productos que tendrán lo mejor de la marca: la innovación, la durabilidad y el diseño. Con esta inauguración reafirmamos nuestro compromiso de ofrecerle a todos los argentinos nuestros mejores productos.

De esta manera, LG continúa trabajando para que el mercado argentino pueda acceder a las tendencias en tecnología e innovación que la compañía posee a nivel global. Por su parte, Newsan continúa desarrollando negocios innovadores y de calidad tanto en la fabricación y comercialización de electrónica como también en el negocio de exportación de alimentos donde se posiciona como el principal exportador de pesca del país llegando a más de 75 países y continúa incorporando flotas, alcanzando nuevos destinos e incursionando en nuevos mercados.  

Del evento también participaron colaboradores de ambas compañías, clientes, proveedores y entidades financieras que acompañaron el anuncio con entusiasmo.

 



Auspician Entreplanos




Newsletter