Alejandranoviembre 18, 2020
Julio-Quel-1.jpg

7min499

A tono con lo que ocurre en otras actividades, esta industria también se enfoca cada vez más en adoptar prácticas para el cuidado del medioambiente, respaldadas por leyes y certificaciones que lo facilitan.

El concepto de sustentabilidad está cada vez más presente en nuestras vidas, de una manera mucho más abarcativa y consciente respecto de décadas anteriores. La temática está puesta en la agenda social, dada la preocupación por la degradación del medio ambiente, y el agotamiento o “lenta”  renovación de nuestros recursos naturales, analizando las condiciones del espacio que habitamos.

En este marco, la industria de la construcción es la tercera con mayor impacto nocivo en el medio ambiente, siendo una de las principales generadoras de emisiones de CO2. Su implicancia no debe aplicarse solo a los procesos de extracción, fabricación,transporte, puesta en obra, y las energías necesarias y consumidas. Sino que, también, debe tenerse en cuenta que la obra estará implantada en un lugar, en un entorno natural, y que las personas convivirán interactuando en él.

Por el lado de las empresas, muchas de ellas ya están tomando nota de esta necesidad de modificar la manera de producir y pensar en una estructura de triple impacto: social, económico y ambiental.

Desde los profesionales y las desarrolladoras, se busca comprender las respuestas que debe brindar nuestra intervención, de manera más eficiente en el espacio natural. Cuanto más podamos aplicar y ampliar en nuestras actividades el término “sustentable”, mejores serán los resultados.

En cuanto a las herramientas con las que contamos para asegurarnos la sustentabilidad en la construcción, vale destacar que existen leyes y ordenanzas; desde el nivel municipal hasta el nacional, para incentivarlo. Por ejemplo, en elterritorio bonaerense, aplica la Ley 13.059, la cual exige el cumplimiento obligatorio de las normas IRAM, que regulan las pérdidas energéticas y la contaminación ambiental.

De la mano con esta herramienta, se está apuntando a un proyecto de ley nacional para que cada construcción tenga un etiquetado de eficiencia energética. Este documento nos permite conocer la eficiencia y requerimientos, para poder abastecer a nuestro hogar de calefacción en invierno, refrigeración en verano, calentamiento de agua sanitaria e iluminación.

Eficiencia energética

Este etiquetado energético de viviendas, similar al de los electrodomésticos, tiene como una de sus finalidades el informar al usuario y al Estado sobre las prestaciones energéticas de las viviendas, y poder compararlas con un criterio unificado. Y así poder construir una línea de base que sirva para desarrollar políticas públicas y mecanismos de incentivos, que apuntan a la sustentabilidad. Hoy, cada jurisdicción puede decidir, mediante normas provinciales o municipales, si desea exigir el etiquetado energético en determinadas circunstancias.

Mejorar el impacto ambiental

Existen además distintas certificaciones con validez internacional, que tienen como objetivo el empleo de estrategias que permitan una mejora en el impacto medioambiental a nivel global por parte de esta industria, desarrollando construcciones centradas en la alta eficiencia energética y el bienestar de las personas.

Entre las más reconocidas y validadas a nivel mundial, están las Certificaciones LEED, cuyo término significa Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental. Dicha certificación, en términos generales, es un sistema de puntuación basado en estándares científicos, que premian el empleo de estrategias sustentables.

Dentro de las líneas que son consideradas, podemos mencionar la ubicación y transporte, sitios sostenibles, el uso eficiente del agua, energía y atmósfera, materiales y recursos, calidad ambiental interior, innovación en el diseño y prioridad regional.

Al contar con estas certificaciones, no solo nos aseguramos construir de manera sustentable, sino que además permiten reducir costos operativos y de logística, disminuir consumos energéticos y de agua, y generar espacios más sanos y seguros para sus ocupantes, entre muchos otros beneficios.

El proceso de certificación se realiza por medio de consultoras especializadasen la temática, que asesoran en los proyectos y acompañan en todas las etapas. Aunque no son certificadores, ya que el único organismo habilitado para otorgarlas es el Consejo de la Construcción Verde (USGBC), de los Estados Unidos.

Por último, cabe mencionar que las estrategias de diseño y construcción sustentables deben ser consideradas desde la etapa inicial del proyecto, en participación conjunta con todas las personas involucradas, incluyendopropietarios, arquitectos, ingenieros, paisajistas, constructores, y vecinos inmediatos.

Por Julio Quel, ingeniero Industrial y cofundador de Capp


Alejandranoviembre 13, 2020
modular-1.jpg

10min603

Por: Oliver Gómez | www.civilgineering.com

Como saben todos los profesionales de la industria, la construcción puede ser un desafío costoso y que consume mucho tiempo. Los retrasos son frecuentes y pueden ser provocados por requisitos burocráticos extensos, el clima, una planificación inadecuada, escasez de personal o una gran cantidad de otras causas. Los proyectos prolongados también pueden afectar negativamente la percepción pública de un proyecto incluso antes de que se haya construido, especialmente si los experimentan retrasos o molestias a quienes viven o trabajan cerca del sitio de construcción. Además, algunos proyectos simplemente deben construirse a lo largo de un cronograma más rápido de lo que es normalmente factible para un proyecto de construcción tradicional. Afortunadamente, existe una solución para quienes buscan reducir drásticamente los plazos constructivos: la construcción modular.

¿Qué significa exactamente “construcción modular”?

Según el Modular Building Institute, “la construcción modular es un proceso en el que un edificio se construye fuera del sitio, bajo condiciones controladas, utilizando los mismos materiales y diseñando con los mismos códigos y estándares que las instalaciones construidas convencionalmente, pero en aproximadamente la mitad del tiempo”. La construcción modular también es un término general que incluye un par de tipos diferentes de construcción:

  • La construcción modular volumétrica (preferida por Modular Building Institute), que es un proceso en el que habitaciones enteras o secciones de habitaciones, incluyendo paredes, pisos y techos, se construyen en fábrica y luego se transportan al sitio para su ensamblaje. Este tipo de construcción se utiliza para proyectos modulares permanentes y reubicables (edificios que no están diseñados para ser trasladados frente a los que sí lo están, por ejemplo, hoteles y aulas temporales).

  • La construcción con paneles, que es un proceso en el que los paneles de paredes interiores y/o exteriores se construyen en fábrica y luego se transportan y se ubican en el sitio. El resto del edificio se construye in situ.

¿Cuáles son los beneficios de la construcción modular en comparación con los métodos de construcción tradicionales? ¿Significa realmente un ahorro?

La construcción modular ciertamente puede significar un ahorro, pero no es su beneficio principal. El principal beneficio de la construcción modular es el ahorro de tiempo y un retorno más rápido de la inversión. Dado que la construcción modular permite el ensamblaje industrializado que ocurre al mismo tiempo que la preparación del terreno, el tiempo total que lleva construir una estructura se puede reducir drásticamente. Habitualmente, cuando el sitio está listo (cimientos nivelados, plomería en su lugar, concreto vertido, etc.), los módulos construidos en fábrica están listos para ser ubicados. Un hotel de construcción modular, por ejemplo, puede abrir sus puertas y comenzar a generar ingresos entre un 30% y un 50% antes que un hotel de construcción tradicional. Otros beneficios incluyen una mayor seguridad de los trabajadores (todos los trabajadores están trabajando en un ambiente seguro y controlado en lugar de trabajar en alturas y/o en ambientes precarios y menos controlados), una mejor productividad, una mayor certeza de los plazos, y una mejor previsibilidad de los costos.

¿Es la construcción modular sostenible?

La construcción modular se considera una opción más sostenible que los métodos de construcción tradicionales por la siguientes razones:

  • Mayor flexibilidad y reutilización. Los edificios modulares se pueden desmontar y los módulos se pueden reubicar o renovar para un nuevo uso, reduciendo la demanda de materias primas y minimizando la cantidad de energía gastada para satisfacer la nueva necesidad.

  • Menos desperdicio de material. Cuando se construye en fábrica, los desechos se eliminan mediante el reciclaje de materiales, el control del inventario y la protección de los materiales de construcción.

  • Mejora de la calidad del aire. Debido a que la estructura modular se completa sustancialmente en un entorno controlado de fábrica, utilizando materiales secos, se elimina la posibilidad de que altos niveles de humedad queden atrapados en la nueva construcción.

¿Cuáles son los requisitos técnicos específicos para adoptarlo? Por ejemplo, ¿existen requisitos de seguridad o limitaciones de diseño?

Mientras que la construcción tradicional puede ser un proceso más fluido en el que se introducen cambios de diseño incluso después de que la construcción ha comenzado (habitualmente causando retrasos), la construcción modular requiere que los arquitectos y diseñadores colaboren y completen su trabajo por adelantado. Es durante este proceso que la construcción modular –la construcción modular permanente, en particular– generalmente se basa en BIM avanzado para evaluar el rendimiento energético e identificar las medidas de eficiencia más rentables. Luego, los diseños se entregan al fabricante para la prefabricación y la construcción industrializadas.

 

Alejandranoviembre 5, 2020
passivhaus-casa.jpg

5min565

Hablamos de la tendencia en la construcción de casas energéticamente eficientes, se denominan Casas Pasivas.

Para entender mejor este concepto, nos explica César M., CEO de American Building System, las claves de las Passivhaus.

El origen del concepto Passivhaus.

Passivhaus (del alemán casa pasiva, y del inglés passive house standard) es un estándar para la construcción de viviendas originado a partir de una conversación (en mayo de 1988) entre los profesores Bo Adamson de la Lund University, Suecia, y Wolfgang Feist del Institut für Wohnen und Umwelt (Instituto de Vivienda y Medio Ambiente)

A – ¿Qué es una Casa Pasiva o Passivhaus?

Una Casa Pasiva o de consumo casi nulo es aquella que requiere una mínima cantidad de aporte energético para su climatización, en concreto menos de 15 kW m2 /año, lo que significa casi un 90% de ahorro con respecto a la demanda energética estándar.

Se consigue mediante cinco factores clave: aislamiento en toda la envolvente, ausencia de puentes térmicos, ventanas de altas prestaciones, estanqueidad y ventilación forzada con recuperación de calor. También se tienen en cuenta criterios bioclimáticos como el aprovechamiento de la luz solar, orientación, etc.

B – ¿Cuáles son sus beneficios?

Una vivienda tan eficiente energéticamente y construida de manera industrializada tiene tres grandes beneficiados: el usuario, porque tiene un importante ahorro diario, un gran confort térmico y acústico y mayor salubridad, gracias a la calidad de un aire siempre filtrado.

El uso de madera en la estructura permite además un menor grosor de muro frente a otros materiales y por tanto mayor superficie útil. La comunidad y el planeta también salen beneficiados, ya que construir en fábricas y con materiales naturales minimiza accidentes y enfermedades laborales y reduce la huella de carbono en un 70% si la comparamos con la obra tradicional.

C- ¿Cómo empezó AMERICAN BUILDING SYSTEM a trabajar con Casas Pasivas?

AMERICAN BUILDING SYSTEM siempre ha liderado, dentro del sector modular, la preocupación por la eficiencia energética. En los años 90, mucho antes de la llegada de las casas pasivas, ya incorporábamos una tecnología propia denominada Aerogeotermia o geotermia superficial, un sistema de ventilación mediante un circuito bajo la cimentación para el atemperamiento y renovación del aire. La madera, además, es el único material estructural y aislante a la vez, lo que ha favorecido siempre la construcción sin puentes térmicos y por tanto menor consumo energético.

D – ¿Cuéntanos casos de éxito?

Hemos resuelto con nuestro sistema constructivo casos de elevada exigencia, como una vivienda de 300 m2 compuesta de ocho módulos autoportantes con grandes ventanales o una instalación turística de 20 bungalow con un sistema colectivo de geotermia superficial.

En nuestra exposición permanente de AMERICAN BUILDING SYSTEM puede verse la primera vivienda con certificación Passivhaus, 100% realizada en nuestra fábrica u otra vivienda de dos plantas con un gran ventanal de seis metros lineales que combina suelo radiante y aerotermia.

American Building System cuenta con más de 700 proyectos desarrollados y 27 años de experiencia.

Por: Andrés Sagrado Strik | www.periodistadigital.com


Alejandraoctubre 30, 2020
casas-pref.jpg

6min549

Por: Miguel Ángel Olimpo

La construcción de casas ha cambiado drásticamente en los últimos años, nuevas tendencias, mejores accesos a tecnologías y, sobre todo, métodos de construcción como la tecnología modular y las casas prefabricadas, que hoy figuran entre las decisiones predominantes de las familias que buscan renovar o construir un nuevo hogar.

No sólo por el precio, una de las principales ventajas de elegir y comprar casas prefabricadas a través de sitios que se encarguen de realizar comparativas entre empresas y modelos ofrecidos, es precisamente que el precio puede ser sensiblemente inferior al de una construcción convencional. Aunque la mayoría de las veces, los proyectos y las familias que se interesan por ellos, no ven en el ahorro de costes la principal razón para decidirse por estos sistemas de construcción.

¿Por qué conviene elegir una casa prefabricada?

  • Tiempo de ejecución del proyecto: mientras la construcción de una casa convencional puede durar entre 7 y 12 meses para ser construida -dependiendo siempre de las dimensiones y particularidades del diseño-, una casa prefabricada se puede realizar dentro de la fábrica de la empresa contratada para luego sólo tener que ensamblar la misma en el lugar que hayas dispuesto para ello. Según las estimaciones de profesionales del sector, la misma casa que duraría 7 meses en ser construida, utilizando la tecnología modular y prefabricada no tomaría más de 4 semanas.
  • Cuidado del medio ambiente: las empresas que fabrican casas prefabricadas cumplen estándares ambientales muy altos, y todos sus materiales provienen de inversión segura en materia medioambiental. Pero además, gracias a ser un proceso medido y altamente tecnificado, permite ahorrar una gran cantidad de material producto de la eficiencia tecnológica que se realiza durante el proceso de diseño, corte y ensamblado. No genera residuos ni utiliza gran cantidad de agua, como sí sucedería con una construcción tradicional.
  • Durabilidad y diseño: al ser un proceso altamente tecnológico, los resultados son espectaculares en materia de durabilidad, no existen fallos en la construcción ni en el proceso de armado, y eso brinda seguridad a las familias. Además, gracias a la misma situación de avance en el uso de tecnologías, las posibilidades de diseño, expansión y combinación de estilos son mucho más elevadas, disponibles para cualquier persona y sin que el precio varíe demasiado.

¿Cómo encontrar un modelo adecuado?

Si estás interesado en casas modulares o prefabricadas, es bastante probable que no sea la primera vez que hayas estado buscando información sobre empresas y modelos. Sabrás entonces lo complicado que puede ser encontrar tu casa ideal.

Es por ello que existen sitios como Casalium, un sitio que podría denominarse el mayor catálogo de fabricantes y modelos de casas prefabricadas, incluyendo información sobre las medidas de cada proyecto, sus precios actualizados, información sobre las empresas y hasta filtros para encontrar tu casa ideal de acuerdo a criterios como los materiales utilizados -madera, hormigón, metal, otros-, el estilo -tradicional, rústico, moderno- y con todo el contenido en imágenes y vídeos que necesites para conocer completamente cómo sería tu hogar ideal.

Una vez conocidas las razones para elegir un proyecto prefabricado, gracias a sitios como el indicado, será posible encontrar a la empresa ideal para que lleve a cabo la construcción del hogar prefabricado que se desee. De esta manera perderás muy poco tiempo en la realización de la búsqueda de un modelo de casa que vaya de acuerdo a tus necesidades, pero también te asegurarás de estar en manos de una empresa confiable y que ya habrá sido incluida en Casalium, por su calidad y la confianza en proyectos anteriores.

Las casas prefabricadas representan un ahorro de costes y de tiempo para las personas interesadas. De esta forma podrán tener el hogar de sus sueños por menos precio del que imaginan y en menos tiempo del que puedan contar, pero además de ello, será posible disponer de variedad de estilos, personalizaciones absolutas en el diseño de acuerdo a gustos o necesidades, y un gran abanico de empresas dispuestas a hacer realidad ese sueño de un hogar moderno y funcional.


Alejandraoctubre 28, 2020
aislamiento.jpg

9min484

Hay muchas ventajas del aislamiento térmico, y se pueden determinar dependiendo de los objetivos que se quieran conseguir al instalar el aislamiento.

La envolvente térmica de un edificio, casa o vivienda es la piel que lo protege de la temperatura, aire y humedad exteriores para mejorar la calidad de vida de sus ocupantes, mientras optimiza el ahorro de energía y así reduce la factura energética y las emisiones contaminantes. El diseño de la envolvenfte es la clave de la eficiencia térmica.

El empleo de los materiales adecuados hará que el acondicionamiento estructural de la edificación con un aislamiento térmico sea exitoso.

Las regulaciones en este aspecto obligan a que todas las viviendas posean un certificado de eficiencia energética, es vital laobtención del mismo si la vivienda o inmueble se va a vender o se va a ceder en alquiler.

La importancia más allá de la regulación consiste en la creación de un ambiente de calidad.

AISLAMIENTO TÉRMICO PARA INTERIOR Y EXTERIOR

El sistema de aislamiento térmico por el interior más recomendado en cubiertas, suelos y caras interiores de muros de fachada es el poliestireno extruido. Es un material aislante muy resistente y duradero.

En el caso de una fachada exterior, el Poliestireno XPS se recomienda para el sistema de aislamiento térmico por el exterior SATE. Las planchas de material rígido actúan de manera aislante y protectora de la fachada de la edificación.

Estas son 7 Ventajas del aislamiento térmico para considerar rehabilitar una vivienda:

1.- Mejora el ambiente y calidad de vida para los ocupantes
La calidad de vida es una prioridad cuando se ve afectada por los bruscos cambios climáticos. Garantiza un ambiente agradable con una temperatura ideal.

2.- Confort térmico
Los aislantes térmicos ofrecen un mayor confort a los espacios donde se instalan.

3.- Ahorro de energía
El ahorro energético es una de las ventajas derivadas de instalar un aislamiento térmico. Un uso eficiente de la energía redundará en un ahorro económico en un corto tiempo.

Reducir en un 80% el gasto energético es una cifra considerable obteniendo con el aislamiento un hogar cálido y más ecológico.

4.- Mayor sostenibilidad de las edificaciones
Elevando la eficiencia energética de un edificio, se reducen los gastos del mismo y se incrementa la sostenibilidad. Se ha determinado que este tipo de construcciones pierde 50% de energía por falta de aislamiento térmico.

5.- Disminución de enfermedades
Al elevar la eficiencia térmica, disminuyen las posibilidades de proliferación de enfermedades asociadas a los cambios de estación. El moho que se produce por la condensación es un elemento negativo, ya que genera la aparición de microorganismos perjudiciales para la salud.

6.- Beneficios inmediatos
En cuanto culmine la instalación del aislamiento térmico empezarán a sentirse de inmediato los beneficios que tiene este tipo de acondicionamiento estructural.

7.- Reducción de la contaminación ambiental y del efecto invernadero
Poder reducir la emisión de CO₂ es una ventaja significativa que se desprende del aislamiento térmico.

PROPIEDADES DEL AISLAMIENTO TÉRMICO

Las técnicas de aplicación de aislamiento térmico buscan minimizar las transferencias de calor hacia otros espacios. Ganar frío en verano y mantener el calor en invierno es lo más equilibrado que se puede buscar cuando de aislamiento térmico se trata.

Al instalar un aislamiento térmico se debe tener en cuenta que lo primordial es la conductividad del material:

– La conductividad es una propiedad que varía con la temperatura y la humedad, se expresa en W (m.k).
– La resistencia térmica de un material representa la capacidad del material de oponerse al flujo de temperatura. En el caso de materiales homogéneos como los aislantes es la razón entre el espesor y la conductividad térmica del material.
– Otra de las propiedades es la permeabilidad, se expresa en gr (m.s.Pa).
– Capacidad calorífica. Evalúa durante un periodo de tiempo el desempeño del aislante.
– Absorción de agua. Esta propiedad se expresa en % de volumen de agua por el volumen del material. Afecta la conductividad, la capacidad calorífica y la densidad.

TIPOS DE AISLANTES TÉRMICOS

Los materiales que se emplean en el aislamiento térmico puede ser de tres tipos, elegir el más adecuado, depende del área a trabajar, si es externa o interna y el coste de los materiales a emplear.

CELULARES

Se caracterizan por poseer celdas cerradas o abiertas. Se pueden instalar por proyección o mediante paneles flexibles o rígidos.

La densidad de este tipo de material es baja y son muy resistentes a la compresión. Dentro de esta clasificación entran el poliuretano, el polietileno expandido y el poliestireno expandido y extruido.

GRANULARES

Se conforma por pequeñas partículas que están elaboradas en material inorgánico, es el caso de la vermiculita, mineral de silicatos de hierro o magnesio y la perlita expandida, formada por vidrio volcánico.

FIBROSOS

Estos aislantes están compuestos por filamentos de alta porosidad, se colocan como una manta y varían de acuerdo a la temperatura.

Los de fibra de vidrio son para temperaturas sobre los 200 °C, los de fibra de alúmina o sílice para temperaturas de 700 a 1700 °C y los de lana mineral alcanzan a 70 °C.

AISLAMIENTO TÉRMICO EN SUELOS

Este es uno de los lugares más importantes de la vivienda u oficina que necesita ser incluida en el sistema de aislamiento térmico, sin embargo, es el más olvidado. El aislamiento térmico en suelos representa un ahorro del 20% de la energía resguardada.

La radiación fría proviene de los suelos sin aislamiento térmico, esto ocasiona que una vivienda no tenga el confort necesario para permanecer en ella. La prioridad en el proyecto de aislamiento se lo llevan los muros y la cubierta.

Es recomendable incluir los suelos dentro del proyecto de aislamiento térmico, sobre todo cuando en la familia los más pequeños pasan mucho tiempo jugando en el suelo de la vivienda. Es una manera agradable de mantener el nivel de eficiencia térmica, propiciando un máximo confort a toda la familia.

La solución más recomendable para el aislamiento de los suelos son los suelos radiantes. Su composición incrementa la resistencia térmica, gracias al calentamiento del sistema capaz de almacenar la energía.

Con información de: www.construnario.com


Alejandraoctubre 23, 2020
postpandemia.jpg

12min512

La evolución de los métodos alternativos y otras tendencias de la construcción en cifras. Surgen nuevas alternativas para conciliar entorno natural, trabajo y conexión.

Métodos renovados y alternativos, ganan terreno dando espacio a nuevos paradigmas que priorizan la sustentabilidad, el consumo eficiente de energía y otros valores que cobran fuerza en la sociedad y se ven manifestados también en la construcción.

El criterio de durabilidad es otro de los que se modifica y da lugar a pensar en términos de construcción inteligente: con menos desperdicio de material, optimización en los plazos de obra y trabajo y mejores alternativas para la logística, uno de los grandes desafíos del sector.

Según el análisis de CAPP (https://webcapp.com/) -la primera comunidad y marketplace colaborativo de la construcción- “un indicador que puede medir, al menos parcialmente, la evolución de los métodos alternativos de construcción, es el consumo de placas de yeso per cápita”.

En este punto desde CAPP observan que el crecimiento del consumo per cápita en Argentina se encuentra en 0,9 m2 por habitante (2019 INCOSE), acumulando un crecimiento del 30% desde el 2014.

“Aunque es un número alentador, cuando nos comparamos con otros países de la región vemos que la oportunidad es más significativa aún ya que, en Chile por ejemplo, el consumo está en 2,6 m2/habitante y en Uruguay, 1,1 m2/habitante. Siendo un mercado que está aún en desarrollo”, señala Julio Quel -Ingeniero Industrial y CoFundador de CAPP.

Aunque la tendencia de crecimiento es sostenida a lo largo de los últimos años, la pandemia ha acelerado varios aspectos del cambio cultural. “En primer lugar, ha instalado en la cabeza de las personas otras opciones, y esto ha sucedido por cuestiones de escasez de ladrillos cerámicos como también por la oportunidad cambiaria que significaba el precio del acero a dólar oficial. En segundo lugar y ya fuera de lo meramente situacional, se encuentra el respeto por el medio ambiente. Donde los consumidores han asumido mayor compromiso y buscan reducir los gastos a largo plazo, aislando de manera correcta sus viviendas”, precisó Quel.

En la misma línea, se expresa Marcelo Marincovich, CEO de MJM Inversiones “en nuestro caso somos precursores en incentivar la sustentabilidad e innovación en el sector. Nuestros desarrollos promueven la construcción sustentable y de primera calidad. El sistema constructivo que implementamos es innovador, logrando rapidez en la obra y aprovechamiento inteligente de los recursos.

En el último tiempo, y sobre todo en el marco de la pandemia hemos visto un crecimiento del interés sobre los proyectos que desarrollamos, los argentinos buscan encontrar nuevas alternativas donde se priorice el uso responsable de energía, la disminución de la contaminación y los residuos y la huella de carbono. Nuestros desarrollos permiten que todo esto sea posible, conciliando una vida en un entorno que priorice la naturaleza contando con todo lo necesario para trabajar y estar conectados”.

Y precisa: “El sistema constructivo que utilizamos es innovador y tiene amplia adhesión en otros países y cada vez más en Latinoamérica. Algunos de los beneficios es que la rapidez de ejecución de la obra y precio conveniente. Con el sistema de hormigón proyectado y aislamiento de EPS se logra: ahorro energético de hasta el 70%, Aislación termoacústica, Rapidez de construcción, Versatilidad arquitectónica, Certificación CAT y CAS, Resistencia al fuego y antisísmica”. 

Estas tendencias encuentran correlación en las gestiones y cotizaciones que se realizan a través de webcapp.com -con más de 85 mil usuarios- si se comparan las cotizaciones que se realizaron en los períodos de Diciembre 19 – Abril 20, prácticamente fuera de pandemia y comparado con Mayo 20 – Septiembre 20 ya dentro de este nuevo escenario.

Método constructivo

Crecimiento en cotizaciones

Placas de yeso

480%

Steel framing

290%

Hormigón celular (HCCA)

286%

 

Asimismo, respecto al crecimiento de demanda de estos materiales alternativos, naturalmente, los ladrillos cerámicos o comunes siguen representando un insumo básico y de gran tracción. Aunque a raíz del contexto actual de pandemia gran parte de la demanda no pudo ser abastecida en su totalidad y esto también potenció otras alternativas como las ventas de perfiles y placas de yeso. “Sin embargo, no en todos los casos las placas de yeso y perfiles reemplazan el uso del ladrillo cerámico. Esto solo sucede por ejemplo en el caso de una división interna, donde coexisten las dos opciones y son mutuamente excluyentes”, advierte el Cofundador de CAPP.

Otro de los insumos estrella en pandemia ha sido el aluminio. “Nuestro crecimiento en los últimos 6 meses fue del 400% en la facturación total. Los productos estrella fueron los disipadores de calor, los perfiles de carpintería llamados t-tracks y algunos perfiles utilizados en la fabricación de muebles (como manijas de cajones). Si bien, como es sabido, la cuarentena afectó negativamente a muchos sectores, creemos que sucedieron dos cosas principales que hizo que nuestras ventas se dispararan. Por un lado, muchas personas se vieron la necesidad de reinventarse para generar nuevos ingresos y comenzaron a realizar trabajos en forma independiente, utilizando el aluminio como materia prima. Por otro lado, la situación económica actual y el crecimiento sostenido del dólar, condujo a aquellas personas que tenían un ahorro o un capital en pesos disponible, a invertir en un material que no se desvaloriza como es el aluminio”, precisó Florencia Allevato -CEO de PerfilesDeAluminio.net

Desde una perspectiva macro, según últimos datos del INDEC en julio el indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC) mostró una caída de 12,9% respecto a igual mes de 2019. Teniendo además, una caída acumulada de los siete meses de 2020 del 34,0% respecto a igual período de 2019.

“Si ahora analizamos algunos de los principales insumos, nos encontramos con bajas de 67,6% en hormigón elaborado; 13,5% en cemento portland y 5,3% en hierro redondo y aceros respecto a igual mes de 2019. Mientras tanto, se observan subas de 25,3% en ladrillos huecos; 10,0% en placas de yeso, entre otros”, describe Quel.

Acerca de lo nuevo y el futuro de la construcción pos pandemia  “veo con buenos ojos la bioconstrucción, que implica utilizar materiales de bajo impacto ambiental o ecológico, reciclados, reciclables o extraíbles mediante procesos sencillos y de bajo costo. Además, es imposible no hacer referencia a la metodología BIM que aunque no implica directamente un nuevo método alternativo constructivo, si está generando una disrupción en la manera de desarrollar un proyecto. Es evidente que la construcción está atravesando un proceso de innovación y digitalización que se ve acelerado por el contexto actual. Por esta razón es que cada día tendremos nuevos métodos, materiales y metodologías que busquen optimizar la productividad del rubro. La clave acá será estar informado y aprendiendo sobre las nuevas metodología para cumplir con los requerimientos de los nuevos clientes”, destacó  Julio Quel.

En resumen: nuevos materiales, técnicas, cambios de paradigma, sustentabilidad, digitalización y construcción inteligente, algunas de las palabras claves que guían el presente de la construcción y marcan el rumbo del futuro pos pandemia.


Alejandraoctubre 21, 2020
musgo.jpg

5min338

La Agencia de Protección Ambiental estima que los estadounidenses pasan el 90 por ciento de su tiempo en espacios interiores. Esto nos desconecta del mundo exterior y nos afecta completamente, desde la productividad hasta la salud mental. Además, se potencian algunos problemas físicos, como la mala circulación o la inhalación de contaminantes presentes en el aire.

Un método para reconstruir nuestra conexión con la naturaleza es mediante el uso de elementos vivos. Por ejemplo, las paredes de musgo vivo utilizan una de nuestras plantas más antiguas para aumentar el bienestar general de los espacios y mejorar su apariencia visual.

Durante la década de 1980, el biólogo estadounidense Edward O. Wilson popularizó el término “biofilia“, relacionado con cómo los seres humanos buscamos innatamente conexiones con la naturaleza. El diseño biofílico enfatiza la manera en que los elementos se conectan e interactúan entre sí para estimular nuestra productividad y bienestar. Crear un entorno así requiere de más acciones que únicamente aumentar la iluminación natural o ubicar una planta en una esquina.

Como una de nuestras especies más antiguas y resistentes, con casi 15.000 variedades, el musgo carece de raíces, por lo que busca todos los nutrientes en el aire. Crece en prácticamente en cualquier superficie y puede sobrevivir en un estado “inactivo” durante años, y revivir cuando se expone a la humedad. El musgo ayuda a estabilizar el suelo y se utiliza para evitar inundaciones y la erosión del suelo. En los jardines japoneses tradicionales, el musgo se ha utilizado para crear espacios serenos y tranquilos.

En un ambiente interior, una pared de musgo vivo es ideal para agregar espacios verdes saludables. Al igual que otras formas de paredes vivas, crean un ambiente cómodo y acogedor, entregando incluso un olor agradable. Se ha demostrado que la vegetación reduce el estrés, eleva el estado del ánimo y mejora la concentración y otras funciones cognitivas. En entornos de atención médica, se ha demostrado que las paredes vivas reducen la ansiedad del paciente y estimulan los receptores de placer en el cerebro, ayudando a su recuperación.

Sin embargo, los beneficios para la salud van más allá de la comodidad. El musgo proporciona un sistema adicional de filtración del aire, que absorbe los contaminantes mientras produce oxígeno. Algunas investigaciones realizadas en 2018 mostraron que tres días después de la instalación de una pared de musgo, el nivel de dióxido de carbono disminuye en un 225 por ciento. El musgo también produce iones negativos, cuyos efectos positivos se están estudiando actualmente en numerosos trabajos de investigación.

En comparación a otros muros vivos, el musgo ofrece una alternativa más barata, ya que no requiere de mantenimiento continuo, ni tampoco de reemplazo regular o el uso de pesticidas. Su rentabilidad y efectividad puede estimular conversaciones sobre otras aplicaciones y nuevas tecnologías para diseñar edificios e interiores ecológicos.

Por: www.plataformaarquitectura.cl


Alejandraoctubre 9, 2020
flujo-de-aire.jpg

7min650

Hace unos días más de 200 científicos a nivel internacional publicaron una carta abierta en la que aseguran que el coronavirus puede quedar suspendido en el aire, propagarse e infectar a una persona cuando respira. La Organización Mundial de la Salud (OMS) respondió que esto es posible, sobre todo en lugares cerrados.

Aunque hasta el momento no existen pruebas concluyentes sobre esta modalidad de contagio, el equipo transdisciplinario integrado por Akurat Arquitectura, Eosis, Bforesight y Granta, basado en una perspectiva científica, de innovación y bienestar emocional, creó un modelo integral con distintas metodologías y tecnologías para conformar espacios más seguros y reducir al mínimo el riesgo de contagio por Covid-19.

Además de consultar artículos científicos en torno a SARS-CoV-1, el grupo de especialistas utilizó varias tecnologías para rediseñar el flujo de aire y el tránsito de las personas en un edificio corporativo de 54 pisos operativos, ubicado en la Ciudad de México.

La empresa farmacéutica busca prepararse para reanudar labores en sus oficinas de la manera más segura posible, por lo que contactó a Akurat Arquitectura, despacho proveedor de integraciones BIM (building information modeling) para proyectos inmobiliarios, que a su vez incluyó a otros especialistas en el proyecto.

El primer paso fue entender el metabolismo del inmueble y el comportamiento del aire en espacios cerrados a través de análisis cualitativos, explica Adela Rangel Fediuk, directora de Akurat Arquitectura.

A través de una cámara con tecnología láser (con margen de error de 1 milímetro) el edificio fue escaneado y luego plasmado en un modelo BIM para detallar la infraestructura y distribución actual del inmueble.

Con base en planos tridimensionales, se realizó una simulación peatonal para recrear de qué manera arribará la gente en el regreso al trabajo postCovid-19, cómo transitará y ocupará los espacios.

Microsimulación evita congestionamientos

La simulación de fluidos (conocida como CFD) permite probar condiciones reales mediante un modelo matemático para predecir comportamientos y condiciones de operación, con la finalidad de establecer entornos de trabajo seguros, libres de partículas dañinas.

Los reportes mostraron a detalle parámetros para definir la calidad de seguridad, número de personas, horarios escalonados, niveles de servicio y tiempos de recorrido. “El software utiliza diferentes algoritmos para determinar opciones de trayectos con base en todas las combinaciones”, explica Carlos Monroy, fundador y director de Granta, empresa de ingeniería y diseño de implantes óseos para el cuerpo humano.

El análisis de fluidos sirve para evaluar el movimiento del aire y cómo éste puede llevarse las partículas nocivas de un lugar a otro. Este esquema muestra la velocidad a la que sale el flujo de aire al respirar; el color rojo marca la mayor energía y el azul claro la menor.

Si una persona está a una distancia menor a 1.5 metros, todo lo que expira cae en la nuca o la ropa de quien está adelante. La contaminación en los artefactos (fómites) es todo aquello que puede transportar al virus. Cuando alguien habla, camina y, más aún, corre esta distancia se amplifica, con la diferencia de que el aire se va hacia atrás.

“Una persona que camina por la calle deja una estela de dos metros, mientras que una persona que va trotando deja una estela de seis metros, aumenta conforme la velocidad. Por ello, no es recomendable caminar detrás de alguien”, asegura el investigador.

Una descarga de aire acondicionado (HVAC) pudo haber sido creada para generar el mejor aprovechamiento energético o confort, aunque no ofrece la mejor ruta para la circulación del aire inyectado ni evita la dispersión de partículas en el ambiente, señala Monroy.

El aire en los elevadores

En los elevadores, al no tener una salida fácil, el aire recircula a una velocidad mayor cerca de la cara de los usuarios, por lo que las partículas tienen mayor oportunidad de llegar a una vía aérea. La solución que encontró el grupo de especialistas fue cambiar la circulación del aire hacia un trazo más vertical y una recirculación en la zona inferior. La modificación se hizo tanto en dirección como en velocidad.

Bienestar emocional

Otra metodología utilizada en este proyecto fue WELL. Si bien el edificio no va a ser certificado en este momento bajo este estándar, fueron tomadas sus recomendaciones para procurar el bienestar de los usuarios.

El modelo también incluye una estrategia para mitigar temores y conectar con propósitos de colaboradores, clientes y proveedores. Al respecto, Guillermo Buendía, director de BForesight, encargado del diseño de la estrategia y su implementación, menciona que en el planteamiento de esta nueva realidad se puso al ser humano en el centro para entenderlo. “Es impresionante cómo a través de tecnología utilizada en el automovilismo, como el flujo del aire, podamos crear espacios más seguros de virus.”

Por: Georgina Baltazar | obras.expansion.mx


Alejandraoctubre 5, 2020
arquitecto.jpg

5min361

Fuente: Manual de Ejercicio Profesional del Arquitecto (MEPA)

Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo (CPAU)

 

Buena parte de las decisiones que toman un comitente y su arquitecto están condicionadas por las opciones o disyuntivas que surgen de la terna costo / calidad / tiempo y repercuten, especialmente las dos primeras, no solo en el costo de la obra, sino también, en los costos y gastos originados por el uso y mantenimiento del futuro edificio.

Las decisiones que son propias del proyecto, construcción y operación del edificio pueden clasificarse en:

Decisiones básicas. Son las que se refieren a la conveniencia de decidir la construcción del edificio, sus alternativas de emplazamiento y envergadura, así como los montos a invertir y a financiar. Un error al tomar este tipo de decisiones tiene el máximo peso económico, ya que representa un vicio de origen en la concepción del edificio, no subsanable por más acertadas que sean las decisiones posteriores. Salvo que el arquitecto brinde un asesoramiento previo al respecto, casi todas estas decisiones son de incumbencia exclusiva del comitente.

Decisiones funcionales. Consisten en el análisis y definición del conjunto de requerimientos que, respetando las decisiones básicas, permiten formular un programa detallado de necesidades y un cronograma que prevea en forma tentativa el curso y duración del lapso proyecto / construcción. Un programa bien formulado es necesario para que el edificio cumpla en forma óptima sus funciones y la temprana adopción de un cronograma permite, por una parte, adecuar el flujo de inversiones a los recursos y por la otra, adoptar previsiones que incidirán en el proyecto, adjudicación, contrataciones y construcción de la obra, las cuales son ineludibles cuando este lapso se aparta de lo normal o razonable. La responsabilidad por esta serie de decisiones que tienen directa incidencia en el costo de la obra, pertenece en conjunto al arquitecto y su comitente y a este último exclusivamente si desatiende objeciones formuladas por el arquitecto.

Decisiones de diseño. De acuerdo con el programa de necesidades y el cronograma previsto, el arquitecto ejecuta el anteproyecto y proyecto y lo concreta en planos, especificaciones y otros documentos que definen el tipo y calidad de la construcción y que servirán de base para la adjudicación, contratación y construcción de la obra.

Decisiones de producción. Se refieren al plan de trabajo adoptado para la construcción de la obra en función del cronograma contractual y a las tareas de seguimiento y control que monitorea que el mismo se complete en el plazo fijado y controla el cumplimiento de las exigencias técnicas y económicas especificadas en la documentación de proyecto.

El conjunto de las decisiones de diseño y de producción, aunque deben contar con la aprobación del comitente, pertenecen al área de las responsabilidades del arquitecto, salvo que algunas de ellas obedezcan a requerimientos expresos del comitente.

Debe quedar claro que estos grupos de decisiones no pueden ser delimitados en forma tan taxativa, ni siguen un ordenamiento tan lineal o estricto. Por ejemplo, al adoptar morfologías durante la etapa anteproyecto, el arquitecto debe hacerlo en función del cronograma previsto y decidir simultáneamente cuáles son las tecnologías más adecuadas para materializarlas; al tomar decisiones durante la etapa de documentación de proyecto, debe prever si son compatibles con los tiempos de construcción previstos y cuál será su incidencia económica en las etapas posteriores de construcción y uso del edificio.

 

 

 

 


Alejandraoctubre 1, 2020
construcción-sustentable-1.jpg

3min506

La construcción sustentable es una estrategia integral utilizada para la minimización del impacto ambiental de las construcciones en todas las fases de su ciclo de vida con el fin de mejorar la calidad de vida de los usuarios, reducir los consumos de energía y las emisiones
de gases de efecto invernadero.

Conductivdad térmica, resistencia térmica y transmitancia térmica de los materiales son términos que están vinculados con la construcción sustentable.

“La conductividad térmica es una propiedad intrínseca de los materiales que mide su capacidad de conducción del calor. Es decir, cuan fácil es el paso de calor a través de ellos. Los materiales con menor valor de conductividad térmica son más aislantes”, afirmó María Belén Salvetti, arquitecta del Grupo UNICER.

En los últimos años la industria ladrillera ha invertido en I+D.  Se han mejorado los procesos y la materia prima, alcanzando valores más bajos de conductividad térmica para la masa cerámica que conforma los ladrillos.

“Por su parte, la resistencia térmica de un material representa la capacidad del material de oponerse al flujo de calor. En el caso de materiales homogéneos es la razón entre el espesor y la conductividad térmica del material”, sostuvo Salvetti.

En el caso de ladrillos cerámicos huecos, la resistencia térmica está dada por la sucesión de cámaras de aire y la conductividad térmica de la masa cerámica que los compone.

La Arquitecta Salvetti explica que la resistencia térmica total (RT) de un elemento constructivo es la suma de las resistencias térmicas superficiales y la resistencia térmica de las diferentes capas que lo componen (revoques, materiales aislantes, cámaras de aire, mampuestos, etc).

Los ladrillos termoeficientes ofrecen una gran resistencia térmica sin necesidad de incorporar aislación térmica adicional.

Y por último tenemos a la transmitancia térmica que es la cantidad de calor que fluye por unidad de tiempo y superficie a través de un elemento constructivo, cuando hay un gradiente de temperatura entre dos ambientes.



Auspician Entreplanos




Newsletter