Alejandraseptiembre 16, 2020
sostenibilidad.jpg

5min574

Por: Carolina Valencia, CEO de Cement Design

Desde hace unos años cuidar, el planeta se ha convertido en una obligación y necesidad para todos. Los efectos del cambio climático se hacen notar cada vez más en nuestro entorno: temperaturas más altas, sequías, lluvias torrenciales son solo algunas de los avisos que la Tierra está lanzando.

En este deterioro del medioambiente contribuimos todos. En el caso de nuestro sector, el de la construcción, actualmente nuestra actividad cuenta con un alto porcentaje de consumo de energía y de agua; produce un volumen importante de emisiones de efecto invernadero; y genera una alta cantidad de residuos. A ello hay que sumar los efectos negativos derivados de la extracción de materias primas, lo que nos sitúa en una situación delicada respecto al cuidado del planeta.

Por este motivo, es de gran importancia que todos los eslabones que integramos este sector, de alguna manera u otra, adquiramos un compromiso real con el medio ambiente, realizando esfuerzos reales para reducir el impacto de nuestra actividad. Conjugar construcción y sostenibilidad debe ser una realidad para las empresas. Y si todos ponemos de nuestra parte, alcanzar este objetivo no será tan difícil.

Al contrario de lo que pueda parecer, suele ser en épocas de crisis cuando las empresas potencian su creatividad e innovación con el objetivo de diferenciarse en el mercado y buscar nuevas vías de negocio. Este es el caso de nuestra empresa. Cement Design nació en el año 2008, cuando la crisis de la construcción comenzaba a dar los primeros coletazos. Nosotros decidimos apostar por la innovación y especializarnos en un producto concreto, los revestimientos de cemento decorativo. Gracias a ello, hemos podido desarrollar un producto versátil, con infinitas posibilidades en el sector de la decoración y, además, respetuoso con el medioambiente. Pero la sostenibilidad para una empresa no debe estar únicamente en el producto final. También debemos incorporarla a los procesos de producción, a los medios de transporte y al mantenimiento final del producto.

Este camino no debemos emprenderlo sólo las empresas. Es muy importante que sector público y privado vayamos en una misma dirección. Para ello es necesaria, por un lado, una legislación que regule los niveles de contaminación en todos los sectores. Y, por otro lado, el apoyo a la investigación y desarrollo. Entendemos que estos son momentos complicados con una crisis económica de unas dimensiones que nunca nos llegamos a imaginar. Pero si algo hemos repetido durante estos meses, cuando la pandemia nos azotaba duramente, era la importancia de invertir en la ciencia e investigación. Y no solo en el ámbito sanitario. Contar en nuestro país con una industria consolidada nos permitiría tener una mayor capacidad de reacción para poder hacer frente a problemáticas como la falta de material que vivimos durante los meses más duros de la crisis sanitaria.

Vivimos en mundo globalizado, las barreras entre países a la hora de establecer relaciones empresariales han desaparecido. Esto es, sin duda, algo muy positivo ya que nos permite expandir nuestros negocios a nivel internacional. No obstante, también es importante que a nivel nacional contemos con una industria consolidada y sólida, que potenciemos y apostemos por la innovación e investigación en todos los sectores. Con ello, podremos encontrar nuevas técnicas y tecnologías que nos permitan alcanzar una industria más respetuosa con el medio ambiente.

 

Carolina Valencia, CEO de Cement Design

Entreplanosjunio 25, 2020
aire-liquido.jpg

7min601

Comienza la construcción de la batería de aire líquido más grande del mundo, que almacenará electricidad renovable y reducirá las emisiones de carbono de las plantas de energía de combustibles fósiles.

El proyecto cerca de Manchester, Reino Unido, utilizará energía verde de repuesto para comprimir el aire en un líquido y almacenarlo. Cuando la demanda es mayor, el aire líquido se devuelve a un gas, alimentando una turbina que devuelve la energía verde a la red.

Una gran expansión de la energía eólica y solar es vital para hacer frente a la emergencia climática, pero no siempre están disponibles. Por lo tanto, el almacenamiento es clave y el nuevo proyecto será el más grande del mundo fuera de los esquemas hidroeléctricos bombeados, que requieren un depósito de montaña para almacenar agua.

La nueva batería de aire líquido, desarrollada por Highview Power, estará operativa en 2022 y podrá alimentar hasta 200,000 hogares durante cinco horas y almacenar energía durante muchas semanas. Las baterías químicas también son necesarias para la transición a un mundo sin carbono y su precio está cayendo en picado, pero solo pueden almacenar cantidades relativamente pequeñas de electricidad durante períodos cortos.

¿Qué son las baterías de aire líquido?

Las baterías de aire líquido se pueden construir en cualquier lugar, dijo el director ejecutivo de Highview, Javier Cavada: “El aire está en todas partes del mundo. El principal competidor no es realmente otras tecnologías de almacenamiento, sino combustibles fósiles, ya que la gente todavía quiere continuar construyendo plantas a gas y carbón hoy, curiosamente”, dijo.

El gobierno del Reino Unido ha apoyado el proyecto con una subvención de £ 10 millones. El ministro de energía y crecimiento limpio, Kwasi Kwarteng, dijo: “Esta nueva instalación revolucionaria formará una parte clave de nuestro impulso hacia la red cero, brindando una mayor flexibilidad a la red eléctrica de Gran Bretaña y creando empleos de cuello verde en el Gran Manchester.

«Proyectos como estos nos ayudarán a darnos cuenta del valor total de nuestras energías renovables de clase mundial, asegurando que los hogares y las empresas aún puedan ser alimentados por energía verde, incluso cuando el sol no brilla y el viento no sopla», dijo.

Se insta al gobierno del Reino Unido a hacer que la recuperación económica de la pandemia de coronavirus sea verde. «Le debemos a las generaciones futuras reconstruir mejor», dijo el primer ministro, Boris Johnson, recientemente, mientras que el canciller, Rishi Sunak, está planeando una «revolución industrial verde».

Alex Buckman, un experto en almacenamiento de energía en el grupo Energy Systems Catapult , dijo que las plantas contaminantes de gas eran la principal forma de equilibrar la red eléctrica del Reino Unido. Pero un sistema neto de carbono cero necesitaría más del 30% de energía renovable de hoy y, por lo tanto, más almacenamiento.

«Es probable que haya una necesidad de una o más de las tecnologías de almacenamiento de electricidad de media a larga duración para llenar un vacío en el mercado, y el almacenamiento de energía de aire líquido (LAES) está a la altura como una opción», dijo. La energía hidroeléctrica bombeada está limitada por la necesidad de un reservorio de montaña, mientras que el almacenamiento por gravedad, donde se levanta un peso y luego se deja caer para alimentar un generador, está menos desarrollado, al igual que la producción a gran escala de combustible de hidrógeno a partir de energía verde.

«La combinación de ser más desarrollado y más escalable brinda a LAES la oportunidad de ser competitivos, si pueden demostrar que pueden reducir los costos con una mayor escala», dijo Buckman.

Una capacidad de almacenamiento impresionante

La batería Highview almacenará 250MWh de energía, casi el doble de la cantidad almacenada por la batería química más grande, construida por Tesla en Australia del Sur. El nuevo proyecto se ubica en el Trafford Energy Park, que también alberga la planta de energía a gas de Carrington y una central eléctrica de carbón cerrada.

El proyecto costará £ 85m, y Highview recibió £ 35m de inversión del gigante japonés de maquinaria Sumitomo en febrero. La batería de aire líquido está creando 200 empleos, principalmente en construcción, y está empleando a antiguos ingenieros de petróleo y gas, con unas pocas docenas en la operación continua. Se espera que la vida útil de la planta sea de 30-40 años. «Pasará a la próxima generación», dijo Cavada.

Highview está desarrollando otros sitios en el Reino Unido, Europa continental y Estados Unidos, incluso en Vermont, pero el proyecto de Manchester será el primero. «El primero es definitivamente el más importante y es por eso que realmente valoramos el audaz movimiento del gobierno del Reino Unido para utilizar la tecnología del Reino Unido para resolver los problemas del Reino Unido y luego exportar la tecnología a nivel mundial», dijo Cavada.

Por: Damian Carrington |  www.ecoportal.net


Entreplanosjunio 25, 2020
bloques-de-hielo.jpg

4min353

En Indonesia, cerca de 60 millones de personas depende de los recursos del pesca: con más de 100.000 kilómetros de costa, entre 2014 y 2019 se ha duplicado la producción del sector pesquero en sus 800 puertos locales, lo que supone un incremento de la demanda de la cadena de frío. ¿Cómo extender esta cadena de frío a las zonas remotas y, además, crear ingresos adicionales en el ámbito local?

Para tratar de dar una respuesta sostenible a esta pregunta, se ha llevado a cabo un proyecto de colaboración entre empresas alemanas e indonesias que han desarrollado una solución: una máquina para fabricar bloques de hielo alimentada con energía solar.

De este modo, se ha creado un sistema cien por cien libre de emisiones de gases invernadero y capaz de producir una tonelada de hielo al día, no solo de forma más sostenible, sino que, además, supone una reducción de un 30% de costes respecto al uso de un grupo electrógeno diesel.

El reto era ayudar a los pequeños pescadores a poder transportar su pesca siguiendo una cadena de frío óptima. Así, se inició el desarrollo de un prototipo para crear un máquina capaz de crear bloques de hielo valiéndose de energía solar, con un sistema de almacenamiento térmico automatizado para su control en remoto.

De este modo, se ha logrado combinar dos tecnologías que, a priori, pueden parecer dispares: la energía solar y la tecnología de enfriamiento. Esta producción de hielo no requiere ni de una fuente de alimentación ni una unidad de almacenamiento de batería, por lo que estos bloques pueden producirse en zonas alejadas de la red eléctrica y utilizarse para refrigerar la pesca local.

Y esta es la transferencia tecnológica que se ha llevado a cabo en este proyecto para su producción in situ en Indonesia. Al mejorar el valor añadido de la industria de la pesca se mejorará el acceso a los mercados, lo que, según un informe de Frank Stegmueller de la German Corporation for International Cooperation (GIZ), “se traducirá en mayores ingresos para los pescadores locales”.

Se trata de un proyecto colaborativo entre empresas europeas e indonseias que comenzó en 2016 y que empezó a funcionar en una planta piloto en 2018. Dos años más tarde, en 2020, la primera planta comercial entrará en funcionamiento en Indonesia. Ademas de GIZ, las alemanas Bitzer, Ziehl-Abegg, BAE Batterien y ILK Dresden han participado en este proyecto, apuntan desde Hannover Messe. La empresa indonesia AIREF es la que está producción este sistema para su fabricación local. Otras empresas colaboradoras de este proyecto son: REC Solar, ATW Solar, Studer y Omron.

Con información de: innovadores.larazon.es


Entreplanosjunio 10, 2020
paneles-solares-doblecara.jpg

4min398

¿La mejor combinación de tecnología para la energía fotovoltaica? Paneles solares de doble cara y sistema de seguimiento solar. Esta es la receta de un grupo de científicos en Singapur, para obtener el mejor rendimiento en la mayoría de los sistemas fotovoltaicos terrestres.

Carlos Rodríguez-Gallegos y sus colegas del Instituto de Investigación de Energía Solar han firmado el nuevo estudio publicado estos días en Joule. La investigación examina la producción y la rentabilidad de las típicas granjas fotovoltaicas. En detalle, el trabajo contrastó instalaciones fijas de una sola cara y de seguimiento (de uno o dos ejes) con las de doble cara.

Los paneles solares de dos caras se han colocado rápidamente como una de las tendencias más prometedoras en el sector de la energía limpia. La capacidad de generar electricidad con ambas superficies de los módulos ofrece un plus para la producción. Pero la pregunta básica sigue siendo: ¿Es la solución realmente más barata que la tecnología convencional? Para los científicos de Singapur, la respuesta es sí, pero el sistema requiere una configuración precisa.

Para identificar los beneficios económicos globales asociados con el uso de esta combinación, el equipo analizó la radiación total que llega al suelo cada día (datos de la NASA y CERES). Por lo tanto, adaptaron esta información para tener en cuenta la influencia de la posición del módulo con respecto al sol. El trabajo se centró en los grandes sistemas fotovoltaicos compuestos por miles de módulos.

El grupo descubrió así que los paneles solares de doble cara equipados con un sistema de seguimiento de un solo eje no sólo proporcionan un mayor rendimiento que otras opciones, sino que también reducen el coste de la energía (LCOE).

En detalle, esta combinación produce casi un 35% más de electricidad en promedio, reduciendo el LCOE en un promedio de 16%. Y siguen siéndolo en el 93,1% del mundo.

El modelo sugiere que los paneles solares de doble cara combinados con la tecnología de seguimiento de un solo eje son más rentables en casi cualquier lugar del planeta, aunque los seguidores de doble eje son una solución más adecuada para las latitudes cercanas a los polos. Pero a pesar de las claras ventajas de esta tecnología, Rodríguez-Gallegos no espera que se convierta inmediatamente en el nuevo estándar de la industria.

El mercado fotovoltaico es tradicionalmente conservador“, dice el científico. “Las pruebas demuestran que la tecnología de doble cara y la tecnología de rastreo son fiables y cada vez vemos más de ellas en el campo. Sin embargo, las transiciones llevan tiempo: será necesario demostrar si estos beneficios pueden ser realmente de interés para los instaladores.”

Con información de: www.ecoinventos.com


Entreplanosjunio 1, 2020
liquido-solar.jpg

3min394

Los avances en el desarrollo de sistemas que aprovechan al máximo la energía solar llevan sucediéndose desde hace años. El último tiene como protagonistas a científicos de la Universidad Tecnológica Chalmers, en Gotemburgo, Suecia, que han creado un fluido químico capaz de almacenar la energía solar durante años, y de manera altamente eficiente, para liberarla en forma de calor cuando hace falta.

Los investigadores han denominado a esta nueva técnica de aprovechamiento de la energía solar “Sistema Solar Térmico Molecular” y afirman que es mucho más eficiente y longevo que cualquier sistema actual. Según informa la CNN, el líquido funciona como una batería recargable, pero en lugar de electricidad, la radiación solar se libera en forma de calor cuando se necesita.

El fluido es en realidad una molécula en forma líquida que los científicos de la Universidad Tecnológica de Chalmers llevan mejorando desde 2017. Esta molécula está compuesta de carbono, hidrógeno y nitrógeno, y cuando queda expuesta a la luz solar, hace algo inusual: los enlaces entre sus átomos se reorganizan y se convierte en una nueva versión energizada de sí misma, llamada isómero.

La energía solar queda atrapada entre los fuertes enlaces químicos del isómero, y permanece allí incluso cuando la molécula se enfría a temperatura ambiente”, explica el profesor Kasper Moth-Poulsen, que está al frente de la investigación. “Este sistema es muy robusto: puede soportar más de 140 ciclos de almacenamiento y liberación de energía con una degradación insignificante”, añade.

La energía en este isómero se puede almacenar hasta 18 años y seguir aportando calor a altas temperaturas pasado este tiempo, según Moth-Poulsen. De momento, el equipo investigador ha puesto a prueba un prototipo de este revolucionario sistema en el tejado de uno de los edificios de la universidad y los resultados obtenidos ya han llamado la atención de inversores internacionales, según el científico.

Asimismo, la energía solar almacenada de esta forma podría se aprovechada en la climatización de las casas y en diferentes usos industriales, aportando calor a demanda. En este vídeo se puede ampliar información. Fuente: El Diario de Madryn


Entreplanosmayo 22, 2020
planta.jpg

7min452

El gigante de consultoría energética DNV GL ha otorgado su sello de aprobación a una innovadora tecnología de energía solar flotante a gran escala que está desarrollando el Ocean Sun de Noruega, debido a que el diseño se dirige a su primera instalación a gran escala como parte de un proyecto en una central hidroeléctrica en Albania.

Diseñado para operaciones en aguas costeras y en reservorios artificiales basados en un diseño que integra aspectos de la arquitectura de la granja de salmón de mar abierto, el sistema Ocean Sun utiliza módulos fotovoltaicos de silicio modificado montados en una membrana flotante hidroelástica flexible.

La llamada “declaración de conformidad” de DNV GL, que verifica la metodología de diseño de la estructura solar flotante y asegura que cumple con varios estándares y prácticas recomendadas, incluso en este caso para la acuicultura noruega, despeja el camino para un proceso de calificación tecnológica que implica la revisión de producción de energía del concepto Open Sun, células fotovoltaicas, sistema eléctrico y membrana.

El equipo noruego ya ha construido cinco sistemas, el más antiguo de los cuales hace casi tres años, de una gama de tamaños que totalizan 300 kW, pero el proyecto de 2 MW en la presa de Banja, operado por la compañía compatriota Statkraft, es el más grande y ayudará a acelerar uno de los sectores renovables de más rápido crecimiento en el mundo.

Planta solar flotante: proyectos a gran escala

Aunque la energía solar flotante sigue siendo una tecnología emergente, las matrices en tierra se consideran una opción cada vez más atractiva para el despliegue fotovoltaico a gran escala en embalses y junto a instalaciones hidroeléctricas, especialmente donde la tierra es limitada.

El mayor proyecto de este tipo actualmente es un desarrollo de 150 MW en Anhui, China, pero como informó Recharge, pronto se verá eclipsado por desarrollos masivos en otras partes del mundo, incluida una planta de 1 GW en India y un complejo en expansión de 2.9 GW en el sur Corea.

Según su desarrollador, la matriz solar flotante más grande del mundo fuera de China, el proyecto Bomhofsplas de 27.4 MW de BayWa en los Países Bajos, estará en funcionamiento a finales de este mes de abril.

Europa ha avanzado mucho en los últimos meses para expandir el mercado de la energía fotovoltaica flotante de ‘alta ola’ con varios proyectos en desarrollo para sitios de mar abierto.

El proyecto Zon-op-Zee (Solar-at-Sea) del desarrollador Oceans of Energy, el primer conjunto solar en alta mar del mundo, “se mantuvo estable e intacto” después de resistir vientos de hasta 62 nudos y olas de más de cinco metros de altura en el Mar del Norte holandés durante el ciclón bomba de Ciara a fines del año pasado.

¿Por qué la tecnología va en aumento?

Las compañías de energía solar en el sudeste asiático que compiten por tierras con agricultura, industria y poblaciones en expansión han encontrado una alternativa innovadora: colocar paneles flotantes en lagos, presas, embalses y el mar.

La autoridad estatal de generación de electricidad de Tailandia (EGAT) dijo que presentará una propuesta para una planta solar flotante de 45 megavatios en la presa de Sirindhorn, en el noreste del país. EGAT planea invertir en unos 16 proyectos de este tipo en nueve represas en el país, dijo el vicegobernador Thepparat Theppitak a los periodistas.

En otras partes de la región, Singapur está desarrollando uno de los sistemas solares flotantes en alta mar más grandes del mundo en el Estrecho de Johor, al norte de la isla.

“En países con escasez de tierra como Singapur, el uso generalizado de los sistemas fotovoltaicos se ve obstaculizado por las limitaciones de espacio y está limitado en el techo”, dijo Frank Phuan, director ejecutivo de Sunseap Group, que está construyendo el sistema.

Los sistemas solares flotantes están creciendo rápidamente. Si bien, los paneles flotantes son más caros de instalar, son hasta un 16 por ciento más eficientes porque el efecto de enfriamiento del agua ayuda a reducir las pérdidas térmicas y prolongar su vida útil, según SERIS.

Conclusión – Potencial de la tecnología

El potencial de la tecnología es de aproximadamente 400 GW, o la misma capacidad de generación que todos los paneles solares fotovoltaicos instalados en el mundo hasta 2017, dijo el Banco Mundial.

Existe la preocupación de que los paneles puedan bloquear la luz solar, afectando la vida marina y los ecosistemas, y que los sistemas eléctricos no puedan resistir la avalancha de agua. Pero los partidarios dicen que la tecnología está probada y que los paneles cubren un área de superficie demasiado pequeña para crear problemas importantes.

La búsqueda de descarbonizar las economías mundiales significa que el mercado de energía solar flotante, crecerá exponencialmente en los próximos años.

Con información de: www.worldenergytrade.com


Entreplanosmayo 20, 2020
materiales-naturales.jpg

9min761

Por: Arquima Construcción 

En muchas ocasiones el ambiente interior de nuestras viviendas puede llegar a ser muy tóxico debido a la presencia de pinturas acrílicas, plásticos, radiaciones electrónicas, falta de ventilación, etc. Desgraciadamente, la realidad es que en la gran mayoría de edificios de nueva construcción o de reciente reforma en nuestro país no se han seguido criterios y pautas que optimicen la calidad de los hogares.

Nuestra vivienda debería ser algo más que un lugar que nos ofrece cobijo y nos resguarde de las inclemencias climáticas. Como decía el poeta Gibran Khalil Gibran: “tu casa es tu cuerpo más grande”. Una casa debe ser un espacio personal que potencie la salud y nuestro bienestar físico y psíquico en un marco de salud global. Un hogar saludable es aquel que no tiene efectos negativos para la salud de sus habitantes ni para el medio ambiente. Un espacio de vida que nos aporte confort, relajación y que nos ayude a realizar la reconexión y regeneración diaria a nuestro cuerpo y a nuestra mente.

La realidad es que pasamos el 90% del día en espacios interiores, es donde desarrollamos la mayor parte de nuestra actividad y nuestra vida. Así pues, de la misma manera que hacemos con la alimentación, hemos de buscar la honestidad de los materiales más naturales, más puros; de los espacios más diáfanos, más luminosos y mejor ventilados.

Dar al ambiente interior la importancia que se merece

La elección consciente de los materiales más sanos y sostenibles y la búsqueda del aire interior más limpio puede ser capaz de mejorar nuestra salud y la salud del planeta, por ello toca dar a los materiales y al ambiente interior la importancia que se merece y utilizarlos en nuestro beneficio.

Entrando más en detalle, en los espacios cerrados los niveles de contaminación pueden ser de 5 a 10 veces mayores que en los espacios exteriores. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirma que la exposición a la polución diaria viene en su mayor parte de la inhalación del aire interior.

Dentro del interior de viviendas y lugares de trabajo se pueden encontrar más de 900 compuestos químicos. La mayoría de estos compuestos se conocen como Compuestos Orgánicos Volátiles (COV), presentes en muchos materiales, sólidos o líquidos, los cuales debido a su elevada volatilidad se evaporan a temperatura ambiente, incorporándose al aire que respiramos en el interior.

Los más destacados son los formaldehídos, acetaldehídos, bencenos, estirenos, toluenos y tricloroetilenos. Los principales focos de emisiones de COV son los tableros aglomeradoss y contrachapados, pinturas y lacas, tintes y barnices para la madera, espumas de relleno, tapicerías, productos de limpieza y de higiene familiar.

Ya se ha determinado que al menos un 25% de estas formulaciones son cancerígenas o disruptores endocrinos –es decir, que alteran el equilibrio hormonal del organismo–. A corto plazo, la exposición puede causar a las personas especialmente sensibles irritación ocular y de las vías respiratorias, mareos, reacciones alérgicas y fatiga, entre otras manifestaciones.

En el estudio más reciente sobre la Global Burden of Disease (investigación global sobre la mortalidad y discapacidad derivada de enfermedades graves, lesiones y factores de riesgo) la contaminación en los hogares fue calificada como la décima causa más importante de enfermedad para la población mundial.

Por ello la calidad del aire interior es un factor que la compañía especializada en construcción pasiva industrializada Arquima tiene en cuenta para el diseño de nuevos edificios, siendo tan importante como la eficiencia energética, el ahorro del agua y la sostenibilidad global de edificio.

Elección de materiales

Eligiendo los materiales con menos químicos dañinos en su composición se pueden reducir drásticamente los contaminantes a los que estará expuesto el ocupante de ese espacio. Esto es especialmente importante en ambientes donde habitan personas con mayor sensibilidad química como las personas mayores o personas con enfermedades crónicas o en pleno desarrollo como son los niños pequeños y los bebés.

Es primordial el uso de aislamientos naturales a base de fibra de madera, celulosa o corcho, productos transpirables, reciclables y biodegradables, cuya energía consumida durante su fabricación es muy baja y que no contengan elementos procedentes del petróleo. Materiales sanos y que no provocan irritaciones cutáneas y respiratorias.

También es importante el uso de pinturas minerales, basadas en silicatos, en arcilla o cal, cuyas propiedades son excelentes desde un punto de vista biológico y saludable. Estas pinturas tienen mayor durabilidad, no permiten la proliferación de hongos, regulan la humedad relativa del ambiente, son antiestáticas, absorben malos olores, son ecológicas y, sobre todo, no liberan ningún compuesto orgánico volátil al ambiente durante su vida útil.

El objetivo de una mejor calidad del ambiente interior debería convertirse en un aspecto indispensable e innegociable. No sólo los arquitectos o diseñadores podemos influir positiva o negativamente en la eficiencia energética o en el aire que se respira en el interior de los edificios que diseñamos, cada uno de nosotros tomamos decisiones a diario que tienen que ver con nuestra salud.

Nuestro equipo es consciente del problema que suponen los interiores mal ventilados y compuestos por materiales tóxicos, por eso construye hogares saludables en los que el bienestar de las personas es prioritario y lo hace a través de materiales naturales sin transformar, presentes en la naturaleza y que forman parte de nuestra tradición, por sus cualidades biológicas y por su inocuidad ambiental.

Elegimos la madera como material base en todos nuestros proyectos ya que posee propiedades higroscópicas, es decir, actúa como un regulador natural de la humedad ambiente aumentando la salud y el confort de los usuarios manteniendo interiores higiénicos a lo largo de todo el año. Además, la madera es un material natural presente en nuestro entorno, que apenas necesita energía para su elaboración y que durante su vida útil absorbe aporta oxígeno a la atmósfera absorbiendo CO2. Arquima se preocupa de la salud de los usuarios del presente y la de las generaciones futuras usando recursos naturales con bajo impacto sobre el medio ambiente.

 


Entreplanosmayo 13, 2020
paneles-solares.jpg

4min473

En Egipto se está desarrollando una nueva técnica para enfriar los paneles solares. Una mezcla de agua, óxido de aluminio y hexahidrato de cloruro de calcio enfría los módulos fotovoltaicos.

Esta investigación, llevada a cabo en El Cairo, se basa en investigaciones anteriores de Sunbooster en Francia. La tecnología tuvo éxito y fue capaz de enfriar los módulos solares cuando su temperatura ambiente superaba los 25°C.

Los tubos esparcieron una fina película de agua sobre la superficie de vidrio de los paneles. La solución se implementó en sistemas fotovoltaicos de tejado y en plantas de energía solar terrestres. La tecnología permite un aumento anual de la generación de energía de entre el 8% y el 12%.

En esta innovación, los investigadores de la Universidad de Benha aplicaron varias mezclas de sus refrigerantes pasivos a un panel fotovoltaico policristalino de 50 W.

Una unidad de refrigeración, una bomba de corriente continua, válvulas, caudalímetro de agua y tuberías de conexión proporcionaron un sistema con canales de aluminio debajo de los paneles para el agua y la mezcla de Al2O3/PCM. Los paneles se ajustaron al sur y se orientaron a 30º de la horizontal.

Cómo funciona.

La mezcla de PCM se calentó hasta el punto de fusión para formar un líquido y se le añadieron nanopartículas de Al2O3 en los canales de aluminio.

  • “La dispersión de las partículas en el líquido del PCM se realiza mediante un baño agitador con cuatro concentraciones de masa diferentes.
  • Aplicando el sistema de enfriamiento, ya sea usando agua y/o [la] mezcla de Al2O3/PCM proporciona una notable caída en la temperatura de la célula en comparación con el [panel] no enfriado.”

Los investigadores afirman que una mezcla de agua y el líquido de Al2O3/PCM superó al uso de agua sola y el mejor rendimiento registrado usó 75% de agua y 25% de Al2O3/PCM.

Los resultados de la investigación se explican con más detalle en el artículo “Performance enhancement of the photovoltaic cells using Al2O3/PCM mixture and/or water cooling-techniques“, publicado en la revista Renewable Energy.

No se discute si esta es una solución rentable, si el aumento de ingresos a través de una mayor producción de energía (gracias a una mayor eficiencia) compensan los costes de la solución. Suponiendo que es rentable en algunas regiones, esos serían presumiblemente los lugares donde los paneles se calientan bastante.

Más información: www.pv-magazine.com


Entreplanosmayo 6, 2020
ladrillo-PET.jpg

9min784

Desechos de todo tipo son acumulados a diario y por toneladas prácticamente en todo el planeta y principalmente en las grandes ciudades.

El problema no es fácil de resolver, considerando que las formas de vida características de nuestro tiempo dan lugar a la producción y acumulación de basura.

El incremento de la población y el consumo exagerado de objetos fútiles -los cuales se presentan por lo regular envueltos en papel, plástico o cartón-, la chatarra tecnológica y de electrodomésticos, la publicidad impresa en papel y los tan comunes envases de refrescos, agua y comida, se desechan por toneladas.

Lo alarmante de esta situación es que a medida que va pasando el tiempo, la cantidad de chatarra y desechos crecen cada vez más rápido. Es a partir de la acumulación cuando comienzan los problemas ecológicos, ya que los basureros se convierten en focos permanentes de contaminación.

La contaminación ambiental y la falta de espacios para depositar la basura, ha generado que en muchos lugares del mundo la basura y los desechos orgánicos estén pasando de ser “desechos” para convertirse en materia prima para la creación de nuevos materiales, aplicables en muchos ámbitos, incluyendo la construcción.

El reciclaje de desechos, tanto orgánicos como inorgánicos ha permitido crear nuevos materiales de construcción, que por lo regular suelen ser sumamente resistentes y económicos.

Uno de los materiales que tiene mayores posibilidades en la industria de la construcción es el plástico denominado PET, ya que por sus características y resistencia puede ser utilizado -ya sea en forma de botellas, o procesado y transformado en tabiques o piezas modulares- tanto para la construcción de elementos divisorios como muros, celosías y losas, como para construir edificaciones completas.

El proyecto denominado como Eco Ark, es un notable ejemplo de cómo un material de desecho como el PET puede ser transformado en un eficiente material de construcción que permite construir estructuras habitables.

Este proyecto, creado por Far Eastern y un grupo de jóvenes arquitectos taiwaneses, incluye la transformación del plástico de las botellas de refrescos y agua mediante un proceso en el que se trituran, funden y posteriormente se convierten en piezas modulares traslúcidas o “tabiques huecos” que tienen la capacidad de resistir fenómenos naturales como tifones, huracanes o terremotos.

Otro proyecto orientado al reciclaje de botellas PET, es Byfusion del ingeniero Peter Lewis, quien creó una máquina con la que transforma las botellas de plástico en bloques o tabiques.

El proceso de elaboración de los bloques es similar al del proyecto Eco Ark, pues las botellas de plástico, una vez dentro de la máquina, se lavan y son presionados en forma de tabiques.

Estos bloques son también altamente resistentes, por lo cual pueden ser utilizados de manera estructural tanto en muros de carga y de contención.

Otro uso de botellas de PET para crear materiales nuevos se encuentra en la ciudad de Praga. El grupo de investigación PETMAT nació el 1 de julio de 2014 en el estudio experimental FA CTU Prague, con una larga tradición de usar basura como material de construcción desde 2010.

PETMAT ha realizado varios proyectos reciclando plásticos y luego usándolos como material de impresión 3D. El primero consistió en desarrollar una botella de ladrillo llamada “PET(b)rick”, que se produce mediante un método industrial de moldeo por soplado de plástico.

El resultado es un ladrillo de estireno que se une con otros gracias a una especie de machimbrado.

En Latinoamérica también se están tomando cartas en materia del reciclaje de plásticos de desecho.

Un ejemplo es el proyecto denominado “Tabiques de botellas”, desarrollado al interior de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires y gestionado por empresas sociales integradas a la Red Global del Trueque.

En este caso el PET molido reemplaza a la piedra y un 60 por ciento de la arena que se utiliza en la elaboración de tabiques, tejas, losas y paneles.

Para la elaboración de estos tabiques primero se clasifican las botellas por color, después las botellas son prensadas y compactadas para posteriormente llevarlas a un molino, que las transforma en un polvo similar a la harina.

El paso siguiente es mezclar este polvo con cemento, arena y un producto químico que favorece la combinación, al fraguar, la mezcla se convierte en viguetas o bloques con los que se pueden levantar paredes, techos o pisos.

Las ventajas de este material es que permite tener piezas 50 por ciento más ligeros que los que se construyen con materiales tradicionales y además es más económico, ya que, por ser un desecho, las botellas se consiguen de forma gratuita.

En la Universidad Autónoma de Querétaro, en México, también se ha desarrollado un tabique ecológico hecho a base de botellas de PET, en este caso su creador, Gerardo Soto Ramírez, alumno de la Facultad de Ingeniería utilizó la fibra de las botellas de plástico para mejorar las propiedades mecánicas del tabique tradicional.

La idea de Soto Ramírez responde a dos cuestiones importantes en México: el reciclaje de residuos sólidos y la necesidad de materiales de construcción resistentes a terremotos.

Además de durable, la construcción de una casa de tamaño mediano con este material resultaría en el reciclaje de hasta 4 mil botellas de plástico PET.

Estos tabiques pueden elaborarse en tres distintos tamaños y diseños, para la edificación de viviendas o para la realización de obras de mayores dimensiones, con un impacto ecológico significativo, porque se pueden utilizar hasta cuatro mil botellas por construcción.

En junio de 2016, el Centro Experimental de la Vivienda Económica (CEVE) de Argentina, capacitó a un grupo de personas a fin de utilizar botellas de PET como tabiques de construcción.

El resultado es una casa que pertenece a la cooperativa El Vivero, inaugurada el 25 de febrero de 2017. Mide 56 metros cuadrados y cuenta con un comedor, dos dormitorios, un baño, un calentador de agua solar, luz eléctrica y agua potable.

Esta cooperativa está formada por cincuenta familias rurales y actualmente está trabajando para construir más viviendas con ladrillos PET, que sean adaptables a la geografía, el clima y la sismología locales.

Vale la pena mencionar que estos ladrillos son más ecológicos, además del hecho de que tienen más aislamiento térmico. Además, son más ligeros que los tradicionales.
Todos los proyectos antes mencionados nos permiten ver de otra manera la basura, que más allá de un desecho puede ser una importante materia prima para la elaboración de nuevos materiales, que además de resolver la contaminación ambiental, podrían ayudar a resolver el problema de vivienda en lugares de escasos recursos.

La fabricación de los materiales antes mencionados es mucho más barata que la de los materiales tradicionales.

Con información de: noticias.arq.com.mx


Entreplanosfebrero 17, 2020
madera6.jpg

6min426

En la Argentina, se obtiene gas a bajo costo, comparativamente con lo verificado en la mayoría de los países del mundo, por poseer reservas naturales. Por otro lado, hasta ahora no ha sido un problema, como sí lo es en otras partes del planeta, la escasez de agua ni de otros recursos naturales como la madera. Dichas características, que son propias de nuestro país, hacen que la industria de la construcción en general no tome conciencia respecto de la necesidad de pensar en el ahorro de energía. Como consecuencia, se puede estimar que más de la mitad de las viviendas materializadas en nuestro país (teniendo en cuenta las realizadas a través de la autoconstrucción con ladrillos cerámicos), no son eficientes en el ahorro de energía, vale decir, las casas nacen “enfermas”.

Necesitan permanentemente de medios mecánicos externos para lograr alcanzar el confort deseado, generando un costo innecesario que podría ser prevenido al momento de diseñar y construir la obra encomendada.

A partir de los años 70, los países desarrollados pusieron de manifiesto la necesidad de impulsar el ahorro energético en vista del creciente costo del petróleo. El foco de la crisis energética del año 1973 recordó a la humanidad la necesidad de reconsiderar el gasto energético de sus edificaciones. En los últimos años, la redacción del Acuerdo de Kyoto torna mucho más evidente la importancia del mencionado ahorro.

Estudios realizados en los EEUU sobre el problema energético demostraron que el 25% del consumo total de energía, en sus diversas formas, se emplea en la climatización de construcciones. De dicho porcentaje, se estimaba factible reducir el consumo en un 50%.

El edificio es el instrumento de captación, acumulación y distribución de energía. Por ello es fundamental comprender que la arquitectura debe -necesariamente- adecuarse a las condiciones bioclimáticas que la rodea. Así el profesional del diseño deberá descubrir las formas de cada lugar, y a través de la tecnología actual y la correspondiente investigación, procurará aprovechar sus ventajas.

De acuerdo con estudios formulados, se podría economizar aproximadamente el 40% de la energía empleada en los edificios, aplicando tecnologías eficientes. Estimaciones realizadas destacan que las pérdidas energéticas registradas en una vivienda unifamiliar son las siguientes: Muros: 25%, pisos: 10%, techos: 30%, ventanas: 20% e infiltraciones: 15%.

De esta manera, es posible lograr una interesante economía energética mediante un adecuado criterio de diseño tendiente a mejorar la relación superficie-volumen.

Es útil comprender que los fenómenos higrotérmicos se originan, por lo expuesto, en la envolvente del edificio.

Conforme lo señalan distintas fuentes de información, los edificios consumen en todo el mundo entre el 30% y 40% de toda la energía generada. La responsabilidad de los Arquitectos en este campo resulta ser trascendental, dado que sólo a partir de condiciones interiores adecuadas en las obras proyectadas, podremos hacer participar al usuario en la responsabilidad que el también ostenta en el consumo de energía.

Un párrafo aparte merece la responsabilidad de las instituciones y organismos públicos, sus funcionarios y técnicos, encargados de decidir cómo serán los edificios propuestos a fin de brindarle a los usuarios, obras energéticamente eficientes y con la mayor economía de recursos posible.

Los denominados Costos de los Servicios Energéticos, representan -aproximadamente- más del 15% de los gastos de una vivienda. Por lo tanto, con la participación de todos los sectores, habremos logrado evitar el derroche de energía sin afectar la calidad y confort de las condiciones interiores.

Por último, el óptimo diseño de un edificio, permite descubrir soluciones con medios pasivos que motorizan reducciones del consumo de combustible aplicado al confort térmico interior, simplemente, aplicando el concepto del SABER HACER ENERGÉTICO.

Por el Arq. Gustavo Di Costa

Editor de Revista ENTREPLANOS



Auspician Entreplanos




Newsletter