Alejandraenero 8, 2021
maderadesauce.jpg

9min1663

Por Daniel Lassalle

Gerente Comercial de la Cámara de la Madera de Argentina (CADAMDA).

Las construcciones de casas y edificios con madera son las más utilizadas en el mundo moderno. ¿Por qué? Porque la madera es uno de los productos estrella para el desarrollo sostenible. Es renovable, reciclable y carbono neutro o positivo.

En un mundo que tiene el desafío de absorber el crecimiento de la población, la inclusión en el bienestar de millones de pobres, y en un contexto de recursos escasos y cambio climático, las opciones de productos amigables con un desarrollo sostenible son pocas y la madera es una de ellas. Provee materia prima para productos de primera necesidad de la población, como viviendas, muebles, papeles, energía, químicos, reemplazando en muchos casos, el uso de productos no renovables provenientes de la minería y los combustibles fósiles.

Con las nuevas tecnologías, como la nanotecnología y las biorefinerías, se agregan un sinnúmero de otras aplicaciones. Estados Unidos, Canadá y casi toda Europa destacan a la madera como material principal de la construcción de hogares y casas, e incluso, edificios. Los sistemas de entramado de madera conforman esqueletos que sostienen a los 1,5 millones de nuevas viviendas construidas anualmente sólo en los EEUU.

Este sistema constructivo ya es tendencia en Argentina y la Cámara de la Madera de nuestro país, a través de su ferviente promoción para su uso en la construcción y los nuevos cursos online, capacita y educa desde hace años en cómo implementar este modelo en nuestro suelo.

El platform frame en Argentina

La madera es un recurso natural y sustentable el cual, debido a su velocidad de respuesta, la capacidad disponible del recurso forestal y el procesamiento industrial, permite dinamizar el empleo y las economías regionales, agregando valor a la materia prima proveniente de bosques cultivados, como así también, por los claros beneficios ambientales, económicos y constructivos de los sistemas utilizados.

Se trata de una cadena de valor que potencia un efecto multiplicador desde la semilla, la plantación, resina y todos sus derivados, manejo forestal, cosecha de rollos, destino de rollos finos para celulosa y papel y de rollos para madera aserrable, aprovechamiento de desperdicio como chip y viruta para la generación de energía renovable, maderas y molduras con destino en la construcción y viviendas con madera y muebles, entre otros usos.

Especialmente en la construcción, y en comparación con otros materiales, la madera resulta ser renovable, reciclable y carbono neutro. Ello contribuye con la mitigación del cambio climático y el calentamiento global, siendo el material de menor demanda energética para su fabricación. Debido a su capacidad aislante, superior a cualquier material de uso tradicional en el país, promueve un bajo consumo energético, lo cual implica un sostenido ahorro para el usuario y la sociedad, en un contexto energético deficitario. Asimismo, la madera cuenta con una gran resistencia estructural en relación a su peso, obteniendo un óptimo comportamiento antisísmico, posee una buena resistencia ante el fuego, es durable, estética y cálida.

De hecho, la construcción en seco con madera, representada por el sistema Platform Frame presenta como principal ventaja el tiempo de ejecución del proyecto, hasta un 60% menor en comparación al sistema tradicional. Esto permite bajar costos, ya que los plazos de la obra se acortan y se cumplen de forma estricta, aspecto difícil de lograr en la construcción tradicional. Por su parte, la aislación térmica es entre 7 y 14 veces más efectiva respecto de los materiales convencionales. La construcción con madera podría contribuir con unas 50 mil viviendas extras por año ayudando a reducir el déficit habitacional, principalmente, por la velocidad de ejecución de este tipo de obra.

En ese sentido, se calcula que para la construcción de tipo húmeda de una vivienda de unos 60 m2 demanda unos ocho meses para finalizar la obra, en cambio, con sistemas de construcción de madera los plazos descienden a tres meses en promedio. No sólo la velocidad y el ahorro de costos son factores determinantes, la sostenibilidad ambiental juega un papel preponderante en el mundo de la construcción.

Hoy la arquitectura de vanguardia apunta a materializar obras de una manera más amigable con el ambiente, y en ese terreno la madera obtiene enormes ventajas. Si se compara la cantidad de energía aplicada para producir, por ejemplo, aluminio, hierro o cemento, comparativamente con la madera, la diferencia resulta abismal. Otro punto crítico es la huella de carbono neutral de la madera, ya que en su vida el árbol secuestra carbono de la atmósfera, almacenándolo en una viga o un machimbre, contribuyendo así a mitigar los efectos del cambio climático.

Argentina cuenta con una superficie de 1,2 millones de hectáreas de bosques cultivados y ostenta una de las mejores tasas de crecimiento mundiales, en especies como el pino o el eucalipto, las más utilizadas en el mundo para la construcción. Un pino natural de Canadá tarda unos 80 años en crecer, aquí en la Mesopotamia se calculan unos 18 años, dadas las condiciones del suelo y el clima. Lo mencionado aporta una ventaja enorme para obtener materia prima accesible y renovable. Además, esa superficie forestada se puede duplicar o triplicar sin competir con otras actividades rurales.

Finalmente, otro punto destacable es el menor consumo de energía de la vivienda, ya sea en verano o invierno, la aislación del sistema de Ballon Frame correctamente instalado, supera en promedio unas 15 veces al hormigón, produciendo miles de pesos en ahorro energético y menor contaminación ambiental.

El desarrollo del mercado de la construcción con madera es fundamental para la contribución al déficit habitacional, a la preservación del ambiente, al aprovechamiento de los recursos forestales del país y a la generación de empleo y bienestar en múltiples economías regionales.

Sin dudas, es un tren al que Argentina debe subirse para aprovechar, de manera sostenible, un recurso existente y convertirlo en una gran solución para la población.


Entreplanosabril 22, 2019
lp1-1280x640.jpg

7min1344

  Uno de los referentes mundiales en producción de tableros OSB con presencia directa en decenas de países en el mundo, se une a la Cámara de la Madera para potenciar el trabajo de la institución y profundiza su compromiso de hacer crecer la construcción sustentable con madera en el país y la promoción de toda la cadena de valor de foresto-industria nacional.

  El 2019 se perfila como un gran año para la industria forestal y de la construcción con madera, a lo largo de toda su cadena de producción y abastecimiento. Ya sea para colaborar en la reducción del déficit habitacional o para la construcción de las viviendas y hogares sustentables del futuro, la construcción con madera toma un nuevo impulso con multiplicidad de proyectos de obra en todo el territorio nacional. La industria de la madera continúa su franca expansión nacional y conquista de cada vez mayores espacios, gracias a sus enormes ventajas ambientales y de sustentabilidad.

  De hecho, la foresto-industria nacional vive un auge único en cuanto a las nuevas tendencias de construcción con madera se refiere (sistemas de construcción, tendencias, muebles, propiedades, desarrollos inmobiliarios, diseño,  sustentabilidad y decoración en el hogar, entre otros). Los modelos sustentables de viviendas realizadas con arquitectura bioclimática y casas pasivas están al frente de las tendencias sustentables y de máxima calidad y funcionalidad en el mundo. Estos lineamientos sigue CADAMDA, que desde hace 116 años impulsa en toda la Argentina el desarrollo de la industria de la madera.

  En este contexto de múltiples oportunidades “es un orgullo que LP se haya sumado a nuestra Cámara y que nos acompañe en este camino de hacer crecer la construcción con madera en todo el país y la región. Para el sector en general, esto es un hecho muy importante y significativo, ya que se suman con máxima colaboración para el desarrollo de toda la industria. Además, nos acompañarán especialmente durante todo el año en este octavo ciclo de nuestros PROGRAMAS  DE CONSTRUCCIÓN CON MADERA que llevamos adelante con mucho esfuerzo e incesante energía”, afirmó Dante Dommarco, presidente de CADAMDA.

  Por su parte, Facundo Brea, Gerente General Argentina de LP Building Solutions – Louisiana Pacific Argentina SRL, expresó: “Argentina debe aprovechar la posibilidad de construir viviendas de todo tipo (edificios, alta gama, media gama y sociales) mediante el sistema más utilizado en el mundo: platformframe, con materia prima renovable, reciclable y carbono neutral. Nuestros tableros de OSB se complementan y adaptan perfectamente a cualquier tipo de obra para dar soluciones a la sociedad y contribuir a reducir el déficit habitacional, entre otros beneficios, además de generar empleo de calidad en toda la cadena de valor. Estamos completamente convencidos que el trabajo conjunto con CADAMDA contribuirá aún más a llevar a la madera como material protagonista del mercado de la construcción actual y del futuro”.

CONSTRUCCIÓN CON MADERA

  La madera es un recurso natural y sustentable que, debido a su velocidad de respuesta, la capacidad disponible del recurso forestal y el procesamiento industrial, permite dinamizar el empleo y las economías regionales, agregando valor a la materia prima proveniente de bosques cultivados como también por los claros beneficios ambientales, económicos y constructivos de los sistemas utilizados.

  Se trata de una cadena de valor que tiene un efecto multiplicador desde la semilla, la plantación, resina y todos sus derivados, manejo forestal, cosecha de rollos, destino de rollos finos para celulosa y papel y de rollos para madera aserrable, aprovechamiento de desperdicio como chip y viruta para generación de energía renovable, maderas y molduras con destino para la construcción y viviendas con madera y muebles, entre otros usos.

  Especialmente en la construcción y en comparación con otros materiales, la madera es un material renovable, reciclable y carbono neutro. Esto contribuye con la mitigación del cambio climático y a su vez con calentamiento global, siendo el material de menor demanda energética para su fabricación. Debido a su capacidad aislante superior a cualquier material de uso tradicional en el país, promueve un bajo consumo energético que implica ahorro para el usuario y la sociedad, en un contexto energético deficitario. Asimismo, la madera cuenta con una gran resistencia estructural en relación a su peso, con un óptimo comportamiento antisísmico, posee una buena resistencia ante el fuego, es durable, estética y cálida.

  De hecho, la construcción en seco con madera, representada por el sistema PLATFORM FRAME tiene como principal ventaja el tiempo de ejecución del proyecto, que es hasta en un 60% menor en comparación al sistema tradicional. Esto permite bajar costos, ya que los plazos de la obra se acortan y se cumplen de forma estricta, aspecto difícil en la construcción tradicional.  Y, por su parte, la aislación térmica es entre 7 y 14 veces más efectiva que la de materiales convencionales.

Para más información, visita: www.maderayconstruccion.com.ar / www.cadamda.org.ar


Entreplanosmarzo 2, 2018
Platform-Frame.jpg

4min5017

La construcción en seco con madera, representada por el sistema Platform Frame tiene como principal ventaja el tiempo de ejecución del proyecto, que es hasta en un 60% menor en comparación al sistema tradicional. Esto permite bajar costos, ya que los plazos de la obra se acortan y se cumplen de forma estricta, aspecto difícil en la construcción tradicional.  Y, por su parte, la aislación térmica es entre 7 y 14 veces más efectiva que la de materiales convencionales.

Según la Cámara de la Madera de Argentina – CADAMDA – la construcción con madera podría contribuir con unas 50 mil viviendas extras por año ayudando a reducir el déficit habitacional, principalmente por la velocidad de ejecución de obra. En este sentido se calcula que para la construcción de una vivienda de unos 60m2 con construcción húmeda demanda unos ocho meses para finalizar la obra, en cambio con sistemas de construcción con madera los plazos bajan a tres meses en promedio.

Construcción con madera
Construcción sustentable con madera, el nuevo paradigma habitacional.

No sólo la velocidad y el ahorro de costos son factores determinantes, la sostenibilidad ambiental juega un papel preponderante en el mundo de la construcción. “Hoy la arquitectura de vanguardia apunta a construir de una manera más amigable con el medio ambiente y en este terreno la madera saca enormes ventajas. Si se compara la cantidad de energía que se utiliza para producir por ejemplo aluminio, hierro o cemento con la madera, la diferencia es abismal. Otro punto crítico es la huella de carbono neutral de la madera, ya que en su vida el árbol secuestra carbono de la atmósfera que queda almacenado en una viga o un machimbre, contribuyendo así a mitigar los efectos del cambio climático” explica Daniel Lassalle, gerente comercial de CADAMDA.

Argentina cuenta con una superficie de 1,2 millones de ha. de bosques cultivados y ostenta una de las mejores tasas de crecimiento mundiales, en especies como el pino o el eucalipto, que son de las más utilizadas en el mundo para la construcción. “Un pino natural de Canadá tarda unos 80 años en crecer, aquí en la Mesopotamia se calcula unos 18 años, por las condiciones de suelo y clima. Esto nos da una ventaja enorme para obtener materia prima accesible y renovable. Además esa superficie forestada se puede duplicar o triplicar sin competir con otras actividades rurales”, comenta Lassalle.

Otro punto destacable es el menor consumo de energía de la vivienda, ya sea en verano o invierno, la aislación del sistema de Ballon Frame correctamente instalado, supera en promedio unas 15 veces al hormigón produciendo miles de pesos en ahorro energético y menos contaminación ambiental.

El desarrollo del mercado de la construcción con madera es fundamental para la contribución al déficit habitacional, a la preservación del medio ambiente, al aprovechamiento de los recursos forestales del país y a la generación de empleo y bienestar en múltiples economías regionales. “Sin dudas, es un tren al que Argentina debe subirse para aprovechar de manera sostenible un recurso existente y convertirlo en una gran solución para la población” finaliza Lassalle.



Auspician Entreplanos




Newsletter