Entreplanosdiciembre 7, 2018
coolroof-1280x853.jpg

6min808

     La industria de tecnologías de la construcción está poniendo en práctica nuevas soluciones “Cool Roof” para edificios de obra nueva o para rehabilitación de proyectos ya en marcha. En países con altos niveles de insolación, como España y los de Europa Mediterránea, las soluciones “Cool Roof” son adecuadas para prácticamente cualquier edificio; y son especialmente recomendadas para edificios de uso público, como escuelas u hospitales; áreas industriales donde se busca reducir el impacto del calor externo a las naves interiores; o inmuebles de todo tipo con paneles de energía solar en su cubierta.

¿Qué son los “Cool Roof”?

     Los Cool Roofs son techos que tienen una alta capacidad para reflejar la radiación solar incidente y, simultáneamente, emiten energía térmica en el infrarrojo, es decir, tienen una alta reflectancia solar y una alta emisividad térmica. Se caracterizan por una baja temperatura de superficie, incluso bajo radiación solar directa, entre 28° C y 33° C, por lo tanto mucho más bajo que los techos convencionales que pueden alcanzar temperaturas incluso más altas que 60 ° C.

     Un revestimiento con “Cool Roof” puede disminuir hasta en 30% de la temperatura interna de las habitaciones inferiores, aumentando el confort y, en consecuencia, reduciendo el consumo de energía comparado con el uso de aire acondicionado.

La característica principal de este material es un color muy claro, preferiblemente blanco, y puede ser en forma de pintura, membrana, superficie metálica tratada o azulejo especial. El Cool Roof también se puede aplicar en paredes verticales o sistemas de acondicionamiento; En la cobertura equipada con paneles fotovoltaicos, también se obtiene un beneficio indirecto en el rendimiento de los propios paneles.

Un material con grandes beneficios.

Las ventajas de la realización de un techo Cool Roof son múltiples:

1.- Mejores condiciones ambientales en el verano del interior del edificio

2.- Ahorro de energía para la climatización en verano del interior del edificio
3.- Mejora de la eficiencia energética de toda la cobertura del edificio
4.- Reducción del efecto isla de calor (el fenómeno isla de calor se define como el aumento de la temperatura que se produce en las zonas urbanas en comparación con la temperatura de las zonas rurales)

5.- Mayor estabilidad dimensional de la estratigrafía de cobertura y de las estructuras portantes subyacentes a causa de la reducida influencia de las temperaturas de verano (movimientos menores, dilataciones, grietas, etc.)
6.- Mayor durabilidad y esperanza de vida de las superficies impermeables de cobertura, ya que la acción de envejecimiento natural inducida por el calor se reduce mucho por la baja temperatura superficial.

     La utilización de materiales “Cool Roof” forma parte de programas de certificación de edificios sostenibles, como por ejemplo el programa LEED (Leadership in Energy & Environmental Design) desarrollado por el US Green Building Council, y se compone de un conjunto de normas sobre la utilización de estrategias encaminadas a la sostenibilidad en edificios de todo tipo. Para aprobar los requisitos LEED, el índice de reflectancia solar de los materiales (SRI) en cubiertas planas debe ser igual o superior a 78.

¿Qué es la reflectancia solar?

     La reflectancia solar es la propiedad de un material/ superficie para reflejar la radiación solar. Una superficie provista de alta reflectancia solar refleja la mayor parte de la radiación solar incidente y por lo tanto, la superficie queda más fresca. Los colores claros, especialmente los blancos, tienen una alta reflectancia solar. La reflectancia solar se define con un valor de 0 a 1, o en %.

 


Entreplanosnoviembre 30, 2018
sustentable4.jpg

5min491

    Palo Santo fue construido según los lineamientos de las normas LEED (Leadership in Energy & Environmental Design). Ubicado en Palermo, el edificio se caracteriza por su estructura verde. Son verdes sus fachadas, sus patios, sus jardines, sus balcones, sus terrazas. Las envolventes cuentan con estructuras de hierro de desarrollo vertical y horizontal, especialmente diseñadas para guiar el crecimiento de dos jardines verticales de 28 metros de altura.

    Los dos frentes del hotel están cubiertos con unos 200 jazmines azóricos, 50 olea texanum y 200 vincas. En el patio crecen 40 ampelopsis, una docena de phormium marginata alba y otra docena de hedera helix. En la planta baja, brillan 60 agapanthus, 60 hemerocallis, 50 dietis bicolor, una docena de lonicera rosada y varios jacarandás. En la terraza, cientos de vincas y varias docenas de jazmines cubren la pérgola y descienden por los frentes. En total, más de 800 plantas componen los fabulosos jardines verticales del hotel.

    Estéticamente, el edificio dialoga con las creaciones de los más importantes arquitectos contemporáneos: Jean Nouvel (Museé du Quai Branly de París), Jacques Herzog y Pierre de Meuron (quienes diseñaron la sede del Caixa Forum en Madrid), Stefano Boeri (responsable de Bosco Verticali en Milano) y Renzo Piano. La cortina de plantas del Palo Santo Hotel presenta, además de su magnífica presencia estética, un objetivo sustentable. Por un lado, los jardines verticales constituyen una aislación natural del edificio. Ayudan a aislar tanto el frío como el calor, reducen el viento y absorben el agua. Contribuyen así a un considerable ahorro de energía y a la consecuente disminución de emisiones dado su uso.

    Por otro lado, las plantas de crecimiento permanente constituyen una excelente fuente de recuperación de emisiones de CO2. Ello posibilita al hotel compensar la emisión de Dióxido de carbono que sus operaciones inevitablemente producen. Las plantas compensan parte de la polución que el hotel no puede evitar realizar. La filosofía del programa sustentable del Palo Santo Hotel -en cuanto a CO2– incluye, por una parte, la reducción de la producción de dióxido de carbono gracias a las diferentes acciones de minimización del consumo y, por otra parte, la compensación de los gases emitidos a través de la absorción mediante las plantas. La presencia de especies verdes resulta doblemente ventajosa para el trato de CO2. Se trata de una primera fuente de reducción de las emisiones en cuanto a método de aislación y, asimismo, conforma un instrumento de absorción el cual permite compensar parte de lo emitido.

    En su patio central, la obra muestra una fuente de agua de 18 metros de altura. La misma recorre toda la medianera del diseño, desde el sexto piso hasta la planta baja. El agua desciende a lo largo de enormes paneles de vidrios inclinados dispuestos por delante de las paredes vegetales. El huésped puede apreciar esta magnífica fuente, tanto desde la planta baja como desde los palieres de cada piso.

Esta obra obtuvo el Primer Premio del Concurso Hoteles + Verdes, distinguiéndose como el Mejor Proyecto Hotelero Sustentable.

 

 

sustentable3
sustentable
sustentable2
sustentable5
3

Entreplanosoctubre 2, 2018
Oficinas-Saint-Gobain-1.jpg

3min416

Las oficinas de Saint Gobain, grupo al que pertenecen las marcas Weber, Isover, Tuyango, Sekurit, Doble A, Norton, Megaflex, PAM, ubicadas en la Torre de las Naciones partido de Tigre, obtuvieron la certificación LEED (Leadership in Energy & Environmental Design) Nivel Oro.

Este sello de calidad internacional, refleja el compromiso de la compañía con la construcción sustentable, así como la responsabilidad asumida por la firma en el cuidado de los recursos agotables. Muestra de ello es que el proyecto de Saint-Gobain obtuvo el cuarto puntaje más alto de los certificados emitidos hasta el momento en Argentina.

Las oficinas recibieron la distinción debido a las decisiones de diseño y construcción adoptadas. A partir de las mismas se alcanzaron beneficios sustanciales como un ahorro en la potencia de iluminación del 41% y de agua en un 43%.

Puntos destacados:
• Se recuperó el 43% de los elementos constructivos existentes
• 17% del presupuesto de obra civil corresponde a elementos con contenido reciclado
• 39% del presupuesto de obra civil corresponde a elementos producidos localmente (extraídos y procesados en un radio de 800 km)
• Se realizó una auditoría independiente de las instalaciones con mayor uso de energía: climatización, ventilación, iluminación y agua caliente
• 94% de los equipos de oficina cuenta con certificación Energy Star de ahorro de energía
• 100% de los equipos de climatización tienen refrigerantes de bajo o nulo impacto en la atmósfera
• 65% de los espacios regularmente ocupados cuentan con sensor de luz natural o de movimiento
• 84% de los espacios regularmente ocupados tienen acceso a la luz natural, y 90% tienen acceso a visuales sin obstrucciones
• 81% del estacionamiento se encuentra bajo techo, reduciendo el efecto isla de calor
• El proyecto adquirió certificados de energía renovable para para favorecer la generación sustentable
• El proyecto incorporó controles de medición de calidad del aire.
• Se utilizaron pinturas, adhesivos y solados de baja emisión, para cuidar la calidad del aire
• Se incorporaron cestos de recolección de residuos diferenciada, para recuperar los elementos reciclables
• Se incorporó un bicicletero y una ducha para promover la movilidad sostenible
• Está emplazado en una zona de fácil accesibilidad, próximo a medios de trasporte (trenes y colectivos) que cuentan con una frecuencia combinada de más de 200 viajes por día. Además los alrededores del mismo presentan al menos menos 10 servicios básicos (banco, museo, restaurant, farmacia, supermercado, parques, etc.) en un radio de 800 metros.

El proyecto estuvo a cargo del Estudio Rosellini Arquitectura.


Entreplanosjulio 23, 2018
leed-1280x768.jpg

4min523

El restaurante Azurmendi de la ciudad española de Bilbao es la demostración de que la alta gastronomía no está reñida con el cuidado del medio ambiente. Así lo demuestran sus tres estrellas Michelin y el galardón que lo corona este año como el restaurante más sostenible del mundo. 

El local, dirigido por el chef Eneko Atxa, cuenta con un huerto para el cultivo de sus propias verduras; un viñedo donde produce su propio txakoli; paneles fotovoltaicos en las cubiertas y baterías para la acumulación de energía; y un sistema de climatización basado en geotermia (que aprovecha la temperatura estable del interior de la tierra –a 125 metros– para canalizarla durante todo el año al edificio y así reducir el uso de calefacción o frío en un 90%). Además, recolecta su propia agua de lluvia para cubrir el 100% de las necesidades de riego e incluye puntos de recarga para vehículos eléctricos… Unas medidas que unidas a un proceso de construcción con materiales locales como la madera de pino lo han hecho merecedor del certificado LEED de sostenibilidad. Incluso, al terminar las obras, se plantaron 700 variedades de árboles para compensar todo el CO2 emitido durante la construcción.

“Si nuestro entorno es lo que nos inspira y es lo que nos ayuda a tener los mejores productos en nuestra despensa, lo normal es que lo cuidemos y lo mimemos. Tenemos que ser conscientes de que es nuestra responsabilidad transferir nuestro entorno a las próximas generaciones tal y como lo hemos recibido y es mucho más positivo si ayudamos a que la transferencia sea de un entorno incluso mejor. Para mí esto no es una tendencia ni una idea, sino que es fundamental, una obligación, un compromiso; el de ejercer responsablemente como ser humano”, afirma el chef y fundador del restaurante.

Su lista de ingredientes medioambientales no acaba aquí. Colaboran con la Univesidad UPV EHU y el instituto de Investigación, Innovación y Desarrollo Agrario Neiker-Tecnalia en varios proyectos; uno de ellos para el desarrollo de cultivos hidropónicos (es decir, que no están en el suelo sino en un recipiente que contiene una solución de nutrientes y agua). En su invernadero hay espacio para más de 400 tipos de variedades vegetales locales y las semillas también se conservan en su propio banco de germoplasma; una forma de mantener la biodiversidad local. Sólo se trabaja con productores locales para el resto de productos y los residuos orgánicos se convierten en compost para los agricultores de la zona.

A efectos prácticos la experiencia culinaria de los clientes también mezcla el factor natural, ya que la comida empieza con un tour por el jardín de la azotea, donde se pueden inspeccionar los ingredientes, para luego continuar por la cocina hasta llegar al invernadero donde se degustan los primeros aperitivos. El precio del menú, para quien quiera probarlo, ronda los 200 euros.

 

Fuente: larazon.es


Entreplanosjulio 2, 2018
1-1280x853.jpg

4min471

Es por su trabajo para Prisma Medios de Pago en el Distrito Tecnológico de la Ciudad de Buenos Aires. El nuevo edificio recibió este reconocimiento internacional por parte del U.S. Green Building Council gracias a sus tecnologías sustentables. La edificación, de 27.000 m2, ahorra un 40% de energía eléctrica y un 46% de agua.

ESARQ

El conjunto edilicio, compuesto por cinco naves industriales, abarca casi una manzana del barrio porteño de Parque Patricios, situado en lo que a principios del siglo XX fue el Mercado de Aves y Huevos de la ciudad.

“Este proyecto en particular representó un desafío enorme ya que debíamos resolver en un conjunto edilicio lo que es patrimonio histórico industrial con lo que es, al mismo tiempo, un proyecto de oficinas de alta tecnología, moderno e innovador para mas de mil empleados”, explicó Arq. Pablo Swiecicki, director de ESARQ.

El eje principal en el desarrollo estuvo puesto en la sustentabilidad, la calidad de vida del usuario y en los conceptos de coworking y open space. Esto supuso dar una respuesta adecuada a la organización espacial; lograr lugares de trabajo amplios, bien iluminados y abiertos, que favorezcan la comunicación, cuidando las escalas.

Asimismo, no sólo se trató de recuperar, reutilizar y realizar una puesta en valor de un edificio patrimonial, sino que también se debía cumplir con las más altas exigencias de sustentabilidad a nivel internacional, logrando la certificación LEED, que reconoce el diseño, la construcción y operación de edificios sustentables de alto rendimiento.

ESARQ

Entre los ahorros más significativos del edificio de Prisma, se pueden señalar: 40% de Ahorro Energético e Iluminación Eficiente mediante la utilización de tecnología LED; 46% de ahorro mediante la Eficiencia del Uso de Agua Potable; 80% de las áreas de oficina con Iluminación natural y visuales al exterior.

También es destacable la incorporación de “muros verdes”, el control y sistematización del proceso de construcción, la utilización de un plan de manejo de residuos de obra, la utilización de materiales regionales y terminaciones interiores amigables para el usuario.

Está es la segunda certificación LEED categoría Gold que obtiene ESARQ en lo que va del 2018. Son ocho las obras LEED que el estudio tiene ya certificadas, junto con 10 obras más que se encuentran en distintas etapas de ejecución y vías de certificación en toda el país.


Entreplanosmarzo 14, 2018
PlazaSanMartin04-1280x853.jpg

3min403

A pocos meses de pasar su primer año de recibir su certificación LEED en categoría Gold por el United States Green Building Council (USGBC), el edificio corporativo Plaza San Martín sigue sumando distinciones por su conciencia ecológica. En este caso RAGHSA, empresa que desarrolló el edificio, recibió el reconocimiento sobre la gestión de residuos de la Ciudad de Buenos Aires: el sello de Gestión Integral de Residuos de Oficina (GIRO). El sello tiene por finalidad promover la reducción, reutilización y reciclaje de residuos.

El Edificio Plaza San Martín recibió la primera estrella del sello (existen tres niveles/estrellas) por la adecuación a la normativa y legislación vigente de la gestión de sus residuos. Lo que le valió el primer nivel de la certificación. Luego podrá modificar las prácticas indicadas en las recomendaciones para acceder a los niveles superiores.

La obtención del sello GIRO es un primer paso para que el edificio corporativo pueda aplicar a los restantes sellos de la certificación CREAS. Es la certificación de sustentabilidad para oficinas, reparticiones y edificios públicos o privados que evalúa y califica variables de consumo responsable y compras públicas sustentables (comercio justo, desarrollo local, proveedores sustentables); gestión de residuos (peligrosos, AVUs, pilas y baterías); parámetros de energía y construcción sustentable (eficiencia energética y empleo de energías renovables); y también aspectos ligados al uso racional del agua, recuperación, reutilización y seguridad (contingencias, incidentes, orden y limpieza, gestión ambiental y movilidad sustentable).

El representativo edificio de oficinas de alta gama fue inaugurado en 1989 en la esquina de las calles Av. Maipú y Arenales, frente a Plaza San Martín en el barrio de Retiro. Consta de 35.000 m2  totales, 3 plantas libres de 1.200 m2 y 8 de 1.875 m2. Tras modificaciones realizadas en el año 2016 en las instalaciones preexistentes, el edificio ahorra un 21% de energía anualmente, representando 1.200 megawatt por hora. Esto equivale a un año de consumo energético de 104 viviendas familiares.


Entreplanosmarzo 14, 2018
microsoft-silicon-valley-camp-1280x720.jpg

3min455

La compañía renovará su campus de oficinas en Mountain View con un “techo vivo”, centro de conferencias y un auditorio.

Microsoft va a renovar el campus de 32 acres (12 hectáreas) que tienen en Mountain View (California, Estados Unidos) asegurando que dicha instalación alcanzará nuevos hitos ambientales para las oficinas de trabajo centradas en la tecnología.

La compañía inició el proyecto de 59,736 metros cuadrados para modernizar su campus de Silicon Valley, una remodelación que incluye un “techo vivo” de 1.6 hectáreas en el que ubicarán diversas especies de plantas seleccionadas para complementar el hábitat cercano a la reserva Stevens Creek.

Los edificios serán diseñados para cumplir con la certificación platino Liderazgo en Diseño Energético y Ambiental (LEED, por sus siglas en inglés). Para ello seguirán empleando, por ejemplo, paneles solares para obtener energía. También consideran el impacto de los materiales que eligen para el diseño; utilizarán Placas Madera Laminada (CLT, por sus siglas en inglés) procedente de fuentes sustentables y acabados expuestos a través del campus, para de este modo, reducir los materiales necesarios para completar la construcción. Además los más de 2.000 empleados tendrán acceso a luz natural a través del exterior de cristal que estará en todo el campus.

Microsoft asegura que será la primera compañía tecnológica en lograr la “certificación de agua cero no potable” del Living Building Challenge, utilizando un sistema de gestión que capta el agua de lluvia y utiliza el agua no potable más de una vez, a través de una planta de tratamiento de aguas residuales que estará instalada en el campus.

Los planes de construcción también incluyen un centro de conferencias y un auditorio para demostrar sus últimos avances tecnológicos, tal como lo hicieron con el recién estrenado Teatro Steve Jobs integrado en el Apple Park.

Se espera que el nuevo campus de Microsoft en Silicon Valley abra sus puertas para diciembre de 2019.

 

Fuente: SDPnoticias


Entreplanosfebrero 28, 2018
armonia-rosario.jpg

5min826

La Bolsa de Comercio de Rosario presentó Armonía, el primer edificio certificado por normas internacionales de sustentabilidad que estará ubicado en calle Corrientes 732 de la ciudad.

Con un tiempo de construcción estimado en dos años, el planteo sostenible se encuentra en parte, en la construcción de un sistema para almacenar y reciclar agua, disminuyendo el impacto sobre los sistemas de cloacas y desagües, en espacios comunes sustentados con electricidad producida por paneles solares, y vidrios con foto células en los amplios ventanales de las oficinas para aprovechar al máximo la luz exterior.

“Quisimos generar una propuesta innovadora y superadora que no solo atendiera a las necesidades de nuevos espacios de la comunidad de la Bolsa, sino que además le brindara a la ciudad un nuevo concepto arquitectónico y urbanístico basado en la sustentabilidad”, destacó el presidente de la institución, Alberto Padoán, durante la presentación oficial, que contó con la presencia del secretario de Planeamiento de la Municipalidad, Pablo Abalos, directivos de la BCR y sus mercados asociados (Rofex, Rosgan y el Mercado Argentino de Valores) e inversores del proyecto.

El edificio será destinado al uso de oficinas y tendrá trece plantas, accesos peatonales, cocheras distribuidas en tres subsuelos para 94 vehículos.
Sustentable en todas sus etapas.

La propuesta está basada en una nueva corriente ambientalista de la arquitectura donde la construcción se desarrolla en convivencia armoniosa con el medioambiente, bajo las normas internacionales de certificación de edificios sostenibles LEED cuyos parámetros se aplican en todas las etapas de la construcción: desde la planificación de la obra hasta el mantenimiento del edificio construido.

“Con los trabajos de demolición y preparación del terreno ya tenemos controles en la emisión de polvos, en la influencia negativa que puede tener la obra sobre entorno, en que no haya exceso de ruidos, que no se disipe el polvillo y que se utilicen materiales regionales”, explicaron los arquitectos Florencia Mas y Manuel Fernández De Luco, quienes llevan a cabo la planificación de este edificio de la mano de la empresa constructora Precon S.A.

Asimismo, el nuevo inmueble contará con una fachada y una terraza “verde” o “roof garden” para absorber ruidos, regenerar oxígeno y brindar un espacio común de encuentro para quienes los habiten.

También tendrá jardines verticales para que sus usuarios tengan una relación con el exterior diferente a la que se tiene en oficinas iluminadas artificialmente y cerradas, y a la vez para y generar un ambiente verde en su entorno céntrico”, explicó el arquitecto Fernández De Luco.

“Hasta el momento, no hay un inmueble de estas características en Rosario y la región, y esto le va a dar una movilidad permanente al centro que hoy tiene vida solo durante el horario comercial”, explicó Padoán.

“La BCR busca siempre estar a la vanguardia, primero con su emblemático edificio construido en 1929, que fue el primero de hormigón armado de Rosario, después con el edifico Torre en la década del sesenta que fue un ícono del diseño en su momento, y ahora nos vamos actualizando y acompañando a la tecnología y al desarrollo”, comentó Sergio Martínez, Gerente de Servicios de la Bolsa de Comercio.

En cuanto a la disponibilidad de unidades, Santiago Ramos, coordinador de la Comisión Edificios en la LA BCR, informó que si bien hay muchas consultas, los cuatro pisos que fueron cedidos al mercado fueron adquiridos por las firmas Vicentín, Rofex, el Mercado Argentino de Valores y otros pooles de mercados de valores, por lo que quedan pocos metros por vender”.

 

Fuente: Agrofy News



Auspician Entreplanos




Newsletter