Entreplanosfebrero 17, 2020
madera6.jpg

6min49

En la Argentina, se obtiene gas a bajo costo, comparativamente con lo verificado en la mayoría de los países del mundo, por poseer reservas naturales. Por otro lado, hasta ahora no ha sido un problema, como sí lo es en otras partes del planeta, la escasez de agua ni de otros recursos naturales como la madera. Dichas características, que son propias de nuestro país, hacen que la industria de la construcción en general no tome conciencia respecto de la necesidad de pensar en el ahorro de energía. Como consecuencia, se puede estimar que más de la mitad de las viviendas materializadas en nuestro país (teniendo en cuenta las realizadas a través de la autoconstrucción con ladrillos cerámicos), no son eficientes en el ahorro de energía, vale decir, las casas nacen “enfermas”.

Necesitan permanentemente de medios mecánicos externos para lograr alcanzar el confort deseado, generando un costo innecesario que podría ser prevenido al momento de diseñar y construir la obra encomendada.

A partir de los años 70, los países desarrollados pusieron de manifiesto la necesidad de impulsar el ahorro energético en vista del creciente costo del petróleo. El foco de la crisis energética del año 1973 recordó a la humanidad la necesidad de reconsiderar el gasto energético de sus edificaciones. En los últimos años, la redacción del Acuerdo de Kyoto torna mucho más evidente la importancia del mencionado ahorro.

Estudios realizados en los EEUU sobre el problema energético demostraron que el 25% del consumo total de energía, en sus diversas formas, se emplea en la climatización de construcciones. De dicho porcentaje, se estimaba factible reducir el consumo en un 50%.

El edificio es el instrumento de captación, acumulación y distribución de energía. Por ello es fundamental comprender que la arquitectura debe -necesariamente- adecuarse a las condiciones bioclimáticas que la rodea. Así el profesional del diseño deberá descubrir las formas de cada lugar, y a través de la tecnología actual y la correspondiente investigación, procurará aprovechar sus ventajas.

De acuerdo con estudios formulados, se podría economizar aproximadamente el 40% de la energía empleada en los edificios, aplicando tecnologías eficientes. Estimaciones realizadas destacan que las pérdidas energéticas registradas en una vivienda unifamiliar son las siguientes: Muros: 25%, pisos: 10%, techos: 30%, ventanas: 20% e infiltraciones: 15%.

De esta manera, es posible lograr una interesante economía energética mediante un adecuado criterio de diseño tendiente a mejorar la relación superficie-volumen.

Es útil comprender que los fenómenos higrotérmicos se originan, por lo expuesto, en la envolvente del edificio.

Conforme lo señalan distintas fuentes de información, los edificios consumen en todo el mundo entre el 30% y 40% de toda la energía generada. La responsabilidad de los Arquitectos en este campo resulta ser trascendental, dado que sólo a partir de condiciones interiores adecuadas en las obras proyectadas, podremos hacer participar al usuario en la responsabilidad que el también ostenta en el consumo de energía.

Un párrafo aparte merece la responsabilidad de las instituciones y organismos públicos, sus funcionarios y técnicos, encargados de decidir cómo serán los edificios propuestos a fin de brindarle a los usuarios, obras energéticamente eficientes y con la mayor economía de recursos posible.

Los denominados Costos de los Servicios Energéticos, representan -aproximadamente- más del 15% de los gastos de una vivienda. Por lo tanto, con la participación de todos los sectores, habremos logrado evitar el derroche de energía sin afectar la calidad y confort de las condiciones interiores.

Por último, el óptimo diseño de un edificio, permite descubrir soluciones con medios pasivos que motorizan reducciones del consumo de combustible aplicado al confort térmico interior, simplemente, aplicando el concepto del SABER HACER ENERGÉTICO.

Por el Arq. Gustavo Di Costa

Editor de Revista ENTREPLANOS


Entreplanosfebrero 12, 2020
cadamda4.jpg

5min56

De la mano de los beneficios de las nuevas tecnologías, que permiten borrar las fronteras geográficas, llega una verdadera revolución académica en arquitectura sustentable, con la construcción con madera como principal protagonista. CADAMDA toma la delantera y presenta el primer curso online de la Argentina, enfocado al sistema de construcción con entramado ligero de madera.

“Diseño y construcción con madera. Sistema de entramado cerrado” será el tema de este primer bloque educativo digital y 100% on line. Se podrá acceder a la capacitación completa, con archivos, videos y certificaciones, con registro previo y, además, adecuar la cursada a las necesidades y horarios de cada participante. El inicio de oficial de actividades será en marzo 2020 y próximamente se dará a conocer el dominio para la inscripción de interesados.

CADAMDA – La Cámara de la Madera – comienza una nueva etapa en su desarrollo nacional y suma a su ciclo de encuentros federales, la posibilidad de realizar en forma 100% virtual, a distancia y en cualquier lugar de Argentina y la región, una gran cantidad de diversas capacitaciones sobre CONSTRUCCIÓN SUSTENTABLE CON MADERA, con foco en la construcción de viviendas, mobiliario y decoración.

El primer encuentro será sobre “Diseño y construcción con madera. Sistema de entramado cerrado” en donde se difundirá el uso de la madera en la construcción y se darán a conocer las particularidades del sistema de entramado de madera.

Destinado a arquitectos, ingenieros, maestros mayores de obras y profesionales de carreras afines, también se brindarán conocimientos generales sobre las propiedades de la madera como material de construcción. Serán metas además conocer el funcionamiento y elementos básicos que constituyen un sistema de trama cerrada o de bastidores. Generar herramientas que permitan desarrollar proyectos y construcciones en sus diversas etapas. Y facilitar el desarrollo de proyectos de pequeña escala, su documentación técnica y pliegos.

Metodología de enseñanza

El curso tendrá modalidad virtual. Los contenidos se desarrollarán en siete (7) unidades más una evaluación final durante 4 semanas. DURACION TOTAL DEL CURSO: 30 horas.Los temas de cada unidad se subirán a la plataforma virtual en formato PDF y video.El curso contará con clases teórico-prácticas que se complementarán con instancias de debate dentro del sistema de foros. Para los participantes, además, se trabajará con diversas y múltiples herramientas de aprendizaje como video clases, material de apoyo para descargar y evaluación en línea.

Más en www.maderayconstruccion.com.ar


Entreplanosfebrero 7, 2020
costos-de-construccion.jpg

5min58

Cualquier acto económico se decide a consecuencia de un juicio comparativo entre un precio, pagado en dinero, esfuerzo o dolor, y un valor respecto de lo adquirido: Objeto, servicio, etc. En nuestro caso, se trata de una obra material completa. Cabría suprimir el epíteto económico que califica el vocablo “acto”, sin que la proposición precedente dejara de ser válida. Pero vamos a ceñirnos a una obra de arquitectura y a los diversos contratos comprendidos en su mercado. Cuando un contratista compra, por ejemplo, materiales, el precio es el de venta del fabricante, y el valor conforma una función de la cantidad y la calidad. 

La palabra calidad tendrá aquí un sentido muy próximo al de aptitud para el empleo, es decir, la calidad de ser idóneo para la fabricación o para la materialización de la obra que el contratista ejecuta, y ser de fácil colocación, es decir, sin despilfarro de horas/hombre de trabajo, de material y, accesoriamente, de energía.

El valor que el cliente le atribuye a una obra constituye una apreciación subjetiva del futuro objeto, estando éste caracterizado por el contenido y la calidad. El contenido supone una mirada superficial, dado por el número de piezas, el proyecto realizado, por ejemplo. Es también el valor de sistemas, equipos y suministros. La calidad se conformará por el grado de satisfacción a las exigencias preestablecidas y, en particular, a la demanda de efectividad de funcionamiento, escaso mantenimiento y prolongada vida útil.

Resulta notable que mientras la industria de la construcción consiste en comprar una red que todavía no existe, y por lo tanto, la apreciación a priori del valor de lo adquirido resulta de importancia capital, haya sido preciso aguardar a fecha muy reciente para que los clientes pudieran disponer de un medio para materializar una estimación.

Aquí es esencial observar que el fabricante de materiales es un industrial y, en la generalidad de los casos, un industrial que produce en serie un artículo. Muy por el contrario, el contratista que se compromete a efectuar una obra, el cual, da precio a lo que todavía no existe, no puede prever con exactitud su valor de ejecución. Cabe considerar que muchas industrias presentan un punto en común con la construcción: El tener que formular los precios de venta antes de haber realizado el encargo y, por lo tanto, contando solo con una previsión del precio de ejecución.

Incorporemos una variable angustiante (¿hace falta otra más?): El cliente puede ser buen o mal pagador. Ahora bien, los pagos son indispensables durante el curso de la obra. Si el cliente no paga o paga mal, habrá a su vez una considerable demora en el trabajo y la necesidad de recurrir a alguna forma de financiación externa.

Finalmente, recordemos que establecer el precio de venta incrementando en un tanto por ciento de beneficio, un precio de costo aproximado, es exponerse con toda seguridad, no a la suspensión de pasos, sino al cierre del negocio.

La vida de una empresa requiere de modo imperativo de la plena satisfacción de dos condiciones: La primera, tener encargos, y la segunda, recibir demandas las cuales, en promedio, sean beneficiosas y, en todo caso, que no presenten pérdidas…

 Por el Arq. Gustavo Di Costa

Editor de Revista ENTREPLANOS


Entreplanosfebrero 5, 2020
construccion6.jpg

4min34

Se dio a conocer el Informe de Coyuntura del IERIC (Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción), con datos correspondientes a los meses de noviembre y diciembre de 2019.

Los principales datos que aporta el Informe son:

  • El empleo formal en la Industria de la Construcción disminuyó en noviembre de 2019 un 2,6% mensual, siendo la octava caída consecutiva.
  • El nivel de ocupación durante noviembre fue de 378.076 puestos de trabajo y configuró el registro más bajo de la serie histórica para dicho mes, quedando un 1,5% por debajo del anterior mínimo correspondiente al año 2016.
  • El volumen de ocupación sectorial acumuló una baja del 6,9% en los últimos tres meses, porcentaje que representa una pérdida de 28.000 puestos de trabajo.
  • La comparativa con respecto a noviembre de 2018 marcó una disminución del 8,4%, completando así 15 meses consecutivos de variaciones interanuales negativas.
  • El plantel medio de las firmas constructoras sigue disminuyendo desde el pico de 14,5 alcanzado en el mes de abril, ubicándose en el mes de noviembre en 13,3 puestos de trabajo por empresa, un 2,2% menor al de octubre.
  • La participación de las grandes empresas constructoras en la estructura del empleo sectorial continúa retrocediendo. Las firmas con 500 o más obreros pasaron de emplear al 12% de los trabajadores registrados del sector, al 9,6% en noviembre.
  • A nivel territorial el escenario fue de una contracción generalizada del empleo. En noviembre fueron 18 las jurisdicciones que vieron disminuir la cantidad de puestos de trabajo registrados en la Industria de la Construcción.
  • La retracción más importante se verificó en el Gran Buenos Aires, jurisdicción que explicó un 25% de la reducción bruta de puestos de trabajo en el mes. A nivel regional, las caídas de mayor intensidad fueron las observadas en las regiones Cuyo y Metropolitana.
  • La magnitud de la caída mensual e interanual registrada en noviembre fue más importante en las grandes jurisdicciones, pero en el acumulado de los primeros once meses del año, la intensidad de la merma en el resto del país más que duplica a la verificada en las grandes jurisdicciones.
  • La media de las remuneraciones percibidas por los trabajadores registrados en la Industria de la Construcción se ubicó en $36.114 en noviembre de 2019. Este monto representa una expansión del 61,3% interanual, marcando una aceleración en relación a los meses precedentes y configura un nuevo record para la serie histórica.
  • En diciembre de 2019 se registraron 22.832 empleadores en actividad en la Industria de la Construcción, un 1,5% por debajo del nivel de un año atrás. Así, la cantidad de empleadores resultó ser la más baja para un final de año desde el 2010.
  • El número de empleadores del sector descendió tanto en las Grandes jurisdicciones como en las Restantes del país, pero mientras en las primeras se contrajo un 0,7% interanual, en las Restantes lo hizo un 3,1%.

El Informe completo puede ser consultado en: https://www.ieric.org.ar/informes-de-coyuntura-43/2019


Entreplanosenero 20, 2020
estrategia.jpg

9min116

¿Recuerda la fábula?

Una tortuga y una liebre siempre discutían sobre quién era más rápida. Para dirimir el argumento, decidieron correr una carrera. Eligieron una ruta y comenzaron la competencia. La liebre arrancó a toda velocidad y corrió enérgicamente durante algún tiempo. Luego, al ver que llevaba mucha ventaja, decidió sentarse bajo un árbol para descansar un rato, recuperar fuerzas y luego continuar su marcha. Pero pronto se durmió. La tortuga, que andaba con paso lento, la alcanzó, la superó y terminó primera, declarándose vencedora indiscutible.

Moraleja: Los lentos y estables ganan la carrera.

Una empresa dedicada a la construcción de obras, como cualquier otra, conforma una manifestación de trabajo colectivo, un conjunto de esfuerzos armonizados para la realización de un fin común. De esta manera, una empresa que construye obras deberá acrecentar, en tiempos de bonanza, sus componentes financieros a efectos de disponerlos inteligentemente cuando la marcha económica se dificulte. Dicha financiación define, como principal objetivo, brindar a la compañía los capitales necesarios para su desarrollo. Cierto es que existen diferentes tipos de financiación (autofinanciación, crédito bancario o privado, etc.), siendo el mismo un punto sumamente sensible, ya que la financiación se emplea para obtener los bienes de equipos, elementos básicos y servicios que necesita la empresa para poder funcionar y optimizar sus métodos productivos. Por su parte, las variables tecnológicas de la compañía se asimilan con la productividad, porque constituyen el principal instrumento de cara a conseguir el objetivo de la empresa, que es el beneficio. La tecnología requiere cada día una mayor especialización, y por este motivo, las empresas constructoras deben aprovechar los tiempos de buen clima productivo para adoptar los mejores medios técnicos, vale decir, los que generarán un mayor rendimiento en el futuro. No es un buen consejo dormirse en los laureles. En este aspecto, resulta clave la función de quien ostenta la responsabilidad de hacer cumplir las anteriores actividades dentro de un área de producción, cuyas funciones son plantear y dirigir las acciones, fijar los caminos a seguir, y formular los programas de investigación y desarrollo.

De esta forma, los lentos pero estables ganarán la carrera.

Pero la historia no termina aquí: la liebre, decepcionada tras haber perdido, hizo un examen de conciencia y reconoció sus errores. Descubrió que había perdido la carrera por ser presumida y descuidada. Si no hubiera dado tantas cosas por supuestas, nunca la hubiesen vencido. Entonces, desafió a la tortuga a una nueva competencia.

Esta vez, la liebre corrió de principio a fin y su triunfo fue evidente.

Moraleja: Los rápidos y tenaces vencen a los lentos y estables.

El impulso que aportan los tiempos de bonanza se sitúa en la condición ideal para propiciar las buenas relaciones entre los elementos humanos de una empresa. Claro está que toda estructura empresarial implica la sumatoria de las personas que la integran. Éstas forman un grupo de trabajo guiado por reglas y normas que regulan su funcionamiento, actitud y responsabilidad, y cuya actuación reflejará la situación social de la empresa. El acompañamiento que las personas brindan en los tiempos de vacas flacas, es consecuencia directa de la actitud asumida cuando los vientos eran más favorables. Sumar rencores conforma una torpeza que se pagará, seguramente, cuando la marcha se ponga más dura.

No debemos olvidar el costo que demanda “formar” nuestro capital humano, sea este aplicado a la mano de obra de la empresa o a los rangos profesionales.

De esta forma, la tenacidad vencerá a la estabilidad.

Pero la historia aún no termina: Tras ser derrotada, la tortuga reflexionó detenidamente y llegó a la conclusión de que no había forma de ganarle a la liebre en velocidad. Como estaba planteada la carrera, ella siempre perdería. Por eso, desafió nuevamente a la liebre, pero propuso correr sobre una ruta ligeramente diferente. La liebre aceptó y corrió a toda velocidad, hasta que se encontró en su camino con un ancho río. Mientras la liebre, que no sabía nadar, se preguntaba “¿qué hago ahora?”, la tortuga nadó hasta la otra orilla, continuó su paso y terminó en primer lugar.

Moraleja: Quienes identifican su ventaja competitiva (saber nadar) y cambian el entorno para aprovecharla, llegan primeros.

Pensemos que las empresas constructoras -y también los estudios de arquitectura- se enfrentan a una competencia cada vez más dura. Los métodos disponibles para diferenciar los productos de arquitectura dependen, cada vez más, de la imaginación de los responsables de cada estructura productiva y de sus fortalezas a la hora de crear los emprendimientos que los inversores demandan. Entre estos ítems se destacan la innovación, la mejora, la calidad final de la construcción, los mayores servicios postventa o una competencia efectiva en precios.

Pero la historia tampoco termina aquí: el tiempo pasó, y tanto compartieron la liebre y la tortuga, que terminaron haciéndose buenas amigas. Ambas reconocieron que eran buenas competidoras y decidieron repetir la última carrera, pero esta vez corriendo en equipo. En la primera parte, la liebre cargó a la tortuga hasta llegar al río. Allí, la tortuga atravesó el río con la liebre sobre su caparazón y, sobre la orilla de enfrente, la liebre cargó nuevamente a la tortuga hasta la meta. Como alcanzaron la línea de llegada en un tiempo récord, sintieron una mayor satisfacción que aquella experimentada en sus logros individuales.

Moraleja: Es bueno ser individualmente brillante y tener fuertes habilidades personales. Pero, a menos que seamos capaces de trabajar con otras personas y potenciar recíprocamente las habilidades de cada uno, no seremos completamente efectivos. Siempre existirán situaciones para las cuales no estamos preparados y que otras personas pueden enfrentar mejor.

La liebre y la tortuga también aprendieron otra lección vital: Cuando dejamos de competir contra un rival y comenzamos a medirnos contra una situación, complementamos capacidades, compensamos defectos, potenciamos nuestros recursos… y obtenemos mejores resultados.

Así de tajante se mostraba el pintor Pablo Picasso con respecto a la dedicación y la disciplina creativa: “La inspiración existe… pero te tiene que encontrar trabajando”.

La inspiración aplicada a la estrategia de los negocios en la industria de la construcción constituye, por cierto, una premisa a tener en cuenta en épocas donde los mercados se vuelven muchísimo más competitivos.

Por el Arq. Gustavo Di Costa

Editor de Revista ENTREPLANOS

 


Entreplanosdiciembre 9, 2019
tecnoperfiles8.jpg

8min214

TECNOPERFILES cerró el 2019 con su XXV Encuentro Nacional de Elaboradores en donde presentó un balance del 2019 y las proyecciones para el año entrante.

Su presidente Fernando Martínez, reconoce que el 2019 fue un buen año para la empresa y destaca entre uno de los puntos más significativos del año el haber sido seleccionada por la revista Forbes Argentina, como una de las diez empresas que se destacaron en el año por su trayectoria y apuesta constante al desarrollo de la industria nacional. “Estamos muy felices por haber sido elegidos para participar de la edición especial de Small Giants de Forbes. Es un reconocimiento para todos los que hacemos TECNOPERFILES, ya que trabajamos incansablemente para poder continuar con nuestra inversión y apuesta a la industria nacional, frente a las adversidades coyunturales.

Buscamos seguir innovando en tecnología de punta sin perder de vista la eficiencia y el bajo impacto ambiental en el proceso productivo que implica la fabricación de perfiles de PVC, un material elegido por sus cualidades técnicas y su gran eficiencia energética, que continua su expansión en el mercado a escala mundial”, explica Fernando Martínez y agrega “para el 2020 tenemos planificado una inversión en nueva matricería que nos permitirá ampliar nuestra participación en el mercado global de elaboración de perfiles de PVC para aberturas de media y alta prestación”.

A su vez, y en el mismo sentido, TECNOPERFILES participará en la exposición alemana Fensterbau Frontale, una de las ferias comerciales más importantes del mundo en tecnología e innovación para ventanas, puertas y fachadas, que se llevará a cabo del 18 al 21 de marzo del 2020 en Núremberg, Alemania. El objetivo de dicha participación es ampliar las fronteras para buscar nuevos mercados.

En lo que concierne al balance 2019 durante el XXV Encuentro Nacional de Elaboradores, que se llevó a cabo en la Sociedad Central de Arquitectos, se destacaron algunos de los hitos más importantes del año para TECNOPERFILES.

Entre ellos el lanzamiento, junto con la Subsecretaría de Energías Renovables y Eficiencia Energética de la Nación, el INTI, IRAM, CAIAMA, CAVIPLAN y la AAPVC de la que TECNOPERFILES es miembro, del aplicativo para la calificación energética y el etiquetado de Eficiencia Energética de ventanas exteriores.

“Luego de seis años de trabajo conjunto entre sector privado y público, se logró llevar a cabo este procedimiento normalizador, que tiende a dar información tanto a los profesionales de la construcción como al usuario final, sobre las prestaciones energéticas de la ventana. Así el consumidor tiene las herramientas necesarias para tomar la decisión correcta a la hora de elegir la ventana que colocará en la vivienda y así ahorrar energía a través de productos eficientes. Para nosotros es un orgullo enorme ser parte de este proceso histórico.” Destacó la Arq. Adriana López, jefa de grandes proyectos de TECNOPERFILES y representante de la empresa en diversos subcomités de IRAM.

Promover la eficiencia energética

Bajo este concepto y en pos de promover la eficiencia energética a través del uso adecuado de los materiales, TECNOPERFILES también fue convocada por el INTI junto a otras empresas del sector, para llevar a cabo la modernización y optimización energética de la Base Marambio en la Antártida Argentina. Representa un caso paradigmático de lo que implica la utilización de ventanas eficientes en pos del ahorro de energía; ya que según las últimas mediciones, las aberturas de TECNOPERFILES obtuvieron la clasificación A, la categoría más alta en cuanto a su eficiencia energética; en un territorio inhóspito que oscila los 30º bajo cero. Para este proyecto la empresa donará 118 carpinterías para renovar las ventanas preexistentes.

Otro de los temas destacados para la empresa durante el 2019, fue el desarrollo de la nueva biblioteca BIM de TECNOPERFILES donde arquitectos, constructoras y desarrolladores, pueden proyectar sus edificaciones en BIM con objetos inteligentes, de manera eficiente y sencilla.

TECNOPERFILES continúa apostando a la innovación y eficiencia energética, aportando soluciones en materia de diseño, tecnología y nuevos productos. Bajo este concepto, en el encuentro anual, se presentaron las novedades en las unidades de negocio de la empresa: el deck, los entablonados sintéticos, los zócalos y las puertas de interior, que se destacan por su diseño, resistencia, practicidad y sencilla colocación.

Finalmente, para hacer un balance del 2019 y conocer el escenario económico para el 2010, el periodista económico y corresponsal de Bloomberg News, Ignacio Olivera Doll, acompañó el evento con su análisis sobre la economía argentina y los desafíos que deberán sortear quienes producen en el país para sostenerse.

Por su parte Fernando Martínez agregó como corolario del encuentro que “si bien ha sido un año con vaivenes a nivel económico, y la coyuntura a nivel general y sectorial no fue la ideal, Tecnoperfiles ha tenido un buen desempeño. Hemos logrado dar continuidad al crecimiento que hemos sostenido a lo largo de estos años, basado en la búsqueda constante de actualización e inversión en tecnología en pos de obtener productos más perdurables, menos nocivos para el medioambiente y más eficientes a nivel energético, sin perder de vista el diseño y el confort. La toma de conciencia ambiental es el gran desafío a nivel mundial para los años venideros”.

Para mayor información visite www.tecnoperfiles.com.ar


Entreplanosdiciembre 5, 2019
BIM3.jpg

6min183

El Building Information Modeling (BIM) es un método de trabajo que se creó con la idea de minimizar los errores de los arquitectos previos a la construcción de un proyecto. Busca facilitar la forma de trabajar colaborativamente a la hora de desarrollar un proyecto.

En una entrevista, el Arq. Johnny Mora, director de la Academia BIM en Costa Rica y Managing Partner de Blue AEC Studio, dio su opinión con respecto a esta metodología y su implementación.

¿Por qué el BIM es el aliado ideal para el diseño de proyectos?

“BIM es la metodología ideal para el trabajo en construcción y el desarrollo de proyecto, tanto en diseño como en su fase de ejecución, porque ayuda de forma proactiva a coordinar mejor los proyectos, a generar información más fiable y fidedigna, a reducir los sobre-costos por imprevistos y a mejorar la coordinación tanto entre diseñadores y el proceso de construcción como internamente entre la construcción, los subcontratistas y los dueños del proyecto.”

¿Es frecuente el uso de esta metodología? 

“En el mundo se habla el BIM desde hace ya 15 años, sin embargo, es en los últimos 5 años que ha tomado relevancia, lastimosamente aún no se ha logrado su magnificación. Al ser una metodología de trabajo necesita estandarizar procesos, reglamentos y recursos para poder ejecutar estos procesos en los proyectos públicos y privados.

En el sector privado, el  uso es más frecuente con beneficios directos para el proyecto pero sin estándares de trabajo claros. Cada vez se le indica más a los profesionales el uso del BIM en diseño y el seguimiento de una  construcción utilizando esta metodología.

¿Qué beneficios aporta esta metodología en los diseños de proyectos? ¿Cuáles son las desventajas?

El desarrollo de modelos BIM se aprovecha en la coordinación  entre diseñadores, la visualización en una fase de pre-construcción. Esta tecnología permite construir virtualmente lo que se planea hacer en campo, permitiendo visualizar las posibles interferencia y colisiones entre sistemas y  falta de información que los planos no logran contemplar al 100%.

Con esta metodología, los imprevistos en la pre-construcción, los cuales son sumamente costosos, se pueden solucionar de una manera educativa y colaborativa. 

Las desventajas son la poca estandarización, la gran cantidad de diferentes normativas o intenciones de generar estándares que han confundido al mercado, generando disconformidad y poca satisfacción de los proyectos hechos con esta metodología, ya que al no tener una metodología trazable.

La academia se ha quedado rezagada para que los empleadores puedan tener a los trabajadores idóneos en sus proyectos. Se encuentra un baja capital humano para el uso y el entendimiento de esta tecnología, que está compuesto por softwares y capital humano.”

¿Cree usted que esta es el futuro para los desarrolladores de proyectos?

“Si, es de suma importancia debido a la necesidad de más data, su mismo nombre en inglés lo dice Building Information Modeling, la información es lo más relevante en el proceso. Es vital tener data que le permita a todos los involucrados poder desarrollar un proyecto de ejecución en metodología BIM.”

¿Cuál es su opinión personal sobre esta metodología?

“Creo que el BIM realmente va a permitir que el diseñador, contratista, presupuestista y el cliente tenga información educada y efectiva durante todas las etapas. Más que el futuro BIM es el presente de un proceso de trabajo en el que cada vez se necesitan muchos más datos para poder ejecutar los proyectos, y al necesitar estos datos va a ser mucho más relevante el uso de esta metodología.

No solo aplica para el proceso de construcción sino que también en el proceso de diseño. Creo que BIM va a ser tan relevante en la industria como la educación  de los profesionales, esta va a ser innovadora y actualizada.” 

Por: Malka Mekler / www.revistaconstruir.com


Entreplanosdiciembre 2, 2019
construccion-sustentable.jpg

4min451
Así, los principales objetivos de este modelo de construcción son evitar el agotamiento de recursos como el agua, la energía, la tierra; favorecer el cuidado del planeta, y crear entornos que sean habitables y amigables con los nuevos estilos de vida de la población de cada lugar.
Por todo esto, la construcción sustentable tiene ciertos principios que le dan estructura:

Ubicación en el entorno: Será de suma importancia el emplazamiento de la nueva construcción para aprovechar al máximo su eficiencia energética, como ser el ingreso de luz y ventilación natural. También se considera un punto muy importante la cercanía a los transportes públicos para que los residentes puedan viajar desde y hacia su trabajo sin necesidad de usar un vehículo personal.

Energías renovables y eficientes: Utilización de fuentes solares, geotérmicas ó aerotérmicas para reducir al mínimo las necesidades de climatización, además del uso de sistemas certificados, iluminación eficiente y materiales aislantes en losas, muros medianeros y aventanamientos.

De esta forma se busca reducir las emisiones de dióxido de carbono que cada construcción pueda generar a la atmosfera.

Consumo responsable del agua: Todas las instalaciones deben apuntar a utilizar este recurso de un modo eficiente. Será fundamental minimizar su consumo e incluso reciclarla y reutilizarla a través de sistemas de recolección de agua de lluvia, atomizadores de grifos e inodoros de doble descarga.

Calidad de vida: Un edificio “verde” cuenta con muchos beneficios que tienen que ver con la salud y el bienestar de sus habitantes no sólo desde el punto de vista del confort sino también a través de la buena calidad de aire interior que se genera en sus espacios.

Correcto funcionamiento por parte de los usuarios: Es fundamental la predisposición de las personas que habiten estos edificios a hacer correcto uso de los mismos ya que en muchos casos obliga a un cambio en sus hábitos y a cierta flexibilidad en cuanto a su empleo.

Todo esto y mas conforman la construcción sustentable, un modelo que busca darnos un hogar sin descuidar el mas preciado bien que tenemos: el planeta Tierra.

Por Hugo Torres / Director de QE2 Construcciones SRL

FUENTE: www.baenegocios.com


Entreplanosnoviembre 30, 2019
ieric4.jpg

4min138

Recientemente, se dio a conocer el Informe de Coyuntura del IERIC (Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción), con datos correspondientes a los meses de septiembre y octubre de 2019.

Los principales datos que aporta el Informe son:

  • El empleo formal en la Industria de la Construcción alcanzó en septiembre de 2019 un total de 396.545 puestos de trabajo. Este nivel representa una baja del 2,4% mensual, ubicándose por primera vez desde abril de 2017 por debajo del umbral de los 400.000 puestos.
  • La baja respecto a agosto configura la retracción de mayor intensidad observada para un mes de septiembre, período del año que presenta tradicionalmente un crecimiento de la ocupación sectorial.
  • Se completan así seis meses consecutivos de evolución mensual negativa del empleo formal de la Construcción, pero con una marcada aceleración del ritmo de caída durante el mes bajo análisis.
  • En contraste con septiembre de 2018, el volumen de ocupación marcó una disminución del 4,6% y resultó ser la caída más significativa de todo el 2019, completando 13 meses consecutivos de variaciones interanuales negativas.
  • El plantel medio de las firmas constructoras fue de 13,8 puestos de trabajo por empresa en el mes de septiembre, registrando una baja del 2,4% mensual y del 2,6% interanual.
  • Al igual que en julio y agosto, fueron las grandes firmas constructoras las que más acusaron en septiembre el impacto de la actual coyuntura recesiva, con una baja del 6% mensual en el volumen de ocupación registrada.
  • Sin embargo, el segmento liderado por las constructoras de plantel igual o superior a los 1.000 puestos de trabajo registrados exhibió un alza del 1% mensual.
  • En 21 de las 25 jurisdicciones que conforman el territorio nacional, la cantidad de puestos de trabajo registrados es inferior a la verificada en el mes anterior. Entre las Grandes jurisdicciones, el Gran Buenos Aires explica por sí solo un tercio de la caída bruta del volumen de ocupación sectorial, mientras que la Ciudad Autónoma se contrajo a un ritmo más moderado.
  • La media de las remuneraciones percibidas por los trabajadores registrados en la Industria de la Construcción fue de $30.939 en septiembre de 2019, acelerando levemente el ritmo de crecimiento hasta alcanzar un 53,6% interanual. Esta situación se produjo en todas las regiones del país.
  • En octubre de 2019 se registraron 22.228 empleadores en actividad en la Industria de la Construcción, un 0,9% por debajo del nivel de un año atrás. Ello representó la salida de actividad de 195 empleadores durante los últimos 12 meses.
  • La principal novedad es que el número de empleadores también descendió en las Grandes jurisdicciones, que hasta ahora se habían mantenido en terreno positivo.
  • Al igual que en septiembre, el descenso del universo de empleadores del sector asumió un carácter generalizado en octubre, abarcando a 17 jurisdicciones del país.

El Informe completo puede ser consultado en: https://www.ieric.org.ar/informes-de-coyuntura-43/2019


Entreplanosnoviembre 22, 2019
honorarios2.jpg

5min149

Cualquiera sea el método o la modalidad adoptada para la formulación del honorario por la prestación de un servicio profesional en el ámbito de la arquitectura, es conveniente que el mismo reúna las siguientes condiciones: Que resulte de fácil comprensión y permita al comitente conocer, desde los primeros momentos, el monto estimado del honorario; y sea de práctica utilización.

Se recomienda al arquitecto que en sus propuestas y contratos, además del honorario y su forma de pago, detalle las tareas y prestaciones a su cargo, cualquiera sea el tipo, envergadura y complejidad del encargo.

Es aconsejable señalar los servicios profesionales y gastos especiales excluidos. Aunque estos últimos figuran en el Arancel Profesional, es preferible aclarar dichos conceptos desde el principio, pues el cliente puede ignorar esas cuestiones y suponer que también forman parte o son complementarias del encargo, eventualidad la cual posteriormente, podría originar problemas. Cumplir esa recomendación presenta tres propósitos: Contribuye a evitar eventuales malos entendidos o situaciones litigiosas; pone en conocimiento del cliente los servicios que debe recibir y tiene derecho a exigir; y regula la relación prestación/honorario, que en caso de comparación con otras propuestas, puede evidenciar la diferencia en la cantidad y calidad de los servicios profesionales ofrecidos.

Cabe aclarar que los honorarios convenidos son para tareas de ejecución normal. En caso que la gestión del encargo se prolongue o discontinúe, siempre por causa no imputable al arquitecto o no constituya caso fortuito o causa mayor, los honorarios deberán ser reajustados para compensar las mayores tares y/o gastos improductivos originados.

Siempre debe aclararse la obligación, por parte del arquitecto que reviste la condición “IVA Responsable Inscripto”, de facturar ese impuesto según la condición del comitente. Conviene explicitar ese punto desde el primer momento al tratarse el tema honorarios.

El honorario debe asegurar que el arquitecto cubra los costos y gastos operativos necesarios para brindar un servicio profesional de la mejor calidad, en tiempo y forma, para lograr así obtener un razonable beneficio u honorario neto.

A los fines de salvaguardar este principio se recomienda al arquitecto, antes de proponer el honorario al cliente, establecer una comparación entre el monto aproximado de honorarios propuesto con el resultante de la aplicación de las disposiciones establecidas en el Arancel Profesional. Aunque este procedimiento no implica una garantía, es una primera comprobación de que el honorario puede ser correcto, especialmente, en encargos de mediana y reducida envergadura y complejidad.

En paralelo, el arquitecto estudiará sus costos y gastos para la producción y cumplimiento del encargo. A tal efecto, debe tener en cuenta los siguientes conceptos: Sueldos de profesionales, arquitectos, dibujantes, operador de CAD, personal técnico y administrativo en relación de dependencia; honorarios de especialistas, asesores o consultores; honorarios por gestión de trámites; retribuciones de personal afectado directamente al cumplimiento del encargo; retribuciones del profesional, arquitecto, dibujante, operador de CAD y personal técnico y administrativo; cargas sociales sobre los sueldos del personal en relación de dependencia, entre otros aspectos.

Por ello, el valor de un honorario sano y debidamente fundamentado, tanto técnica como comercialmente, aporta seriedad y justicia a la relación profesional entre un arquitecto y su comitente.

 

Por el Arq. Gustavo Di Costa

Editor de Revista ENTREPLANOS



Auspician Entreplanos




Newsletter