Alejandramarzo 30, 2021
Lean-Construction-y-BIM.jpg

4min368
Por el Arq. Gustavo Di Costa
Editor de Revista ENTREPLANOS

 

Teniendo en consideración que los objetivos centrales del LC son minimizar el desperdicio físico y de proceso; mejorar la generación de valor para el cliente, se puede decir que existen cuatro mecanismos principales sobre cómo interactúan LC y BIM. A través de estos se observa que, para obtener todos los beneficios de BIM, se requieren procesos Lean sistemáticos, junto con una cuidadosa gestión del modelo de información.

La detección de conflictos o interferencias proporciona un ejemplo de esta contribución. Esto se produce cuando los modelos de las diferentes disciplinas (arquitectura, estructuras e instalaciones) se juntan y se examina en búsqueda de conflictos físicos (intersección de la geometría de dos objetos) o de espacio libre (intersección de la geometría de un objeto en un espacio libre correspondiente para otro objeto). Una vez que se encuentran los conflictos, los proyectistas podrán corregir los problemas y reiterar los modelos hasta liberarlos de conflictos. De esta forma, se ahorra gran cantidad de tiempo y dinero que, de no realizarse virtualmente, se desperdiciaría en retrabajos o retrasos.

La utilización de BIM durante la fase de construcción ejemplifica el punto. La planificación colaborativa constituye una de las funciones principales de LC, teniendo como característica obtener una comprensión más profunda de las actividades planificadas de antemano. Cada vez es más complicado para las partes interesadas visualizar la tarea y la secuencia del proceso, principalmente, en proyectos complejos con complejas redes de instalaciones. Mediante el uso de herramientas BIM como la planificación 4D, donde un modelo 3D está vinculado al plan del proyecto y simulado para ejemplificar las actividades durante un determinado período, el equipo adquiere una comprensión mucho más profunda en comparación con el uso de los planos en 2D.

Otro ejemplo se relaciona con la visualización de estos modelos de diferentes disciplinas en forma conjunta desde la etapa inicial del diseño conceptual. Esto permite que los clientes y usuarios finales brinden su opinión y que los proyectistas comprendan de una mejor forma los requisitos del cliente, pudiendo adaptarlos a las diferentes etapas del proyecto. Esto contribuye directamente a los principios del LC de minimización de residuos y generación de valor. Sin embargo, para que esto suceda, es fundamental la participación temprana de las partes interesadas en el proyecto.

Los modelos de análisis para la gestión de costos o la huella de carbono son ejemplos de esto. Estos modelos llevan a cabo cálculos útiles y de valor agregado que, con dibujos 2D, eran complicados de realizar. Para obtener el beneficio completo de estos cálculos, puede ser necesario modificar el proceso de diseño para que la posibilidad de mejoras en el diseño a través de la iteración rápida se pueda efectuar con la práctica del diseño. El entorno de LC facilitará la introducción e implementación de tecnologías basadas en BIM y mejorará su efectividad. Esto es especialmente relevante durante la adopción estratégica inicial de una nueva tecnología que se aplica dentro del ciclo de vida de un proyecto.

 


Alejandraoctubre 9, 2020
flujo-de-aire.jpg

7min650

Hace unos días más de 200 científicos a nivel internacional publicaron una carta abierta en la que aseguran que el coronavirus puede quedar suspendido en el aire, propagarse e infectar a una persona cuando respira. La Organización Mundial de la Salud (OMS) respondió que esto es posible, sobre todo en lugares cerrados.

Aunque hasta el momento no existen pruebas concluyentes sobre esta modalidad de contagio, el equipo transdisciplinario integrado por Akurat Arquitectura, Eosis, Bforesight y Granta, basado en una perspectiva científica, de innovación y bienestar emocional, creó un modelo integral con distintas metodologías y tecnologías para conformar espacios más seguros y reducir al mínimo el riesgo de contagio por Covid-19.

Además de consultar artículos científicos en torno a SARS-CoV-1, el grupo de especialistas utilizó varias tecnologías para rediseñar el flujo de aire y el tránsito de las personas en un edificio corporativo de 54 pisos operativos, ubicado en la Ciudad de México.

La empresa farmacéutica busca prepararse para reanudar labores en sus oficinas de la manera más segura posible, por lo que contactó a Akurat Arquitectura, despacho proveedor de integraciones BIM (building information modeling) para proyectos inmobiliarios, que a su vez incluyó a otros especialistas en el proyecto.

El primer paso fue entender el metabolismo del inmueble y el comportamiento del aire en espacios cerrados a través de análisis cualitativos, explica Adela Rangel Fediuk, directora de Akurat Arquitectura.

A través de una cámara con tecnología láser (con margen de error de 1 milímetro) el edificio fue escaneado y luego plasmado en un modelo BIM para detallar la infraestructura y distribución actual del inmueble.

Con base en planos tridimensionales, se realizó una simulación peatonal para recrear de qué manera arribará la gente en el regreso al trabajo postCovid-19, cómo transitará y ocupará los espacios.

Microsimulación evita congestionamientos

La simulación de fluidos (conocida como CFD) permite probar condiciones reales mediante un modelo matemático para predecir comportamientos y condiciones de operación, con la finalidad de establecer entornos de trabajo seguros, libres de partículas dañinas.

Los reportes mostraron a detalle parámetros para definir la calidad de seguridad, número de personas, horarios escalonados, niveles de servicio y tiempos de recorrido. “El software utiliza diferentes algoritmos para determinar opciones de trayectos con base en todas las combinaciones”, explica Carlos Monroy, fundador y director de Granta, empresa de ingeniería y diseño de implantes óseos para el cuerpo humano.

El análisis de fluidos sirve para evaluar el movimiento del aire y cómo éste puede llevarse las partículas nocivas de un lugar a otro. Este esquema muestra la velocidad a la que sale el flujo de aire al respirar; el color rojo marca la mayor energía y el azul claro la menor.

Si una persona está a una distancia menor a 1.5 metros, todo lo que expira cae en la nuca o la ropa de quien está adelante. La contaminación en los artefactos (fómites) es todo aquello que puede transportar al virus. Cuando alguien habla, camina y, más aún, corre esta distancia se amplifica, con la diferencia de que el aire se va hacia atrás.

“Una persona que camina por la calle deja una estela de dos metros, mientras que una persona que va trotando deja una estela de seis metros, aumenta conforme la velocidad. Por ello, no es recomendable caminar detrás de alguien”, asegura el investigador.

Una descarga de aire acondicionado (HVAC) pudo haber sido creada para generar el mejor aprovechamiento energético o confort, aunque no ofrece la mejor ruta para la circulación del aire inyectado ni evita la dispersión de partículas en el ambiente, señala Monroy.

El aire en los elevadores

En los elevadores, al no tener una salida fácil, el aire recircula a una velocidad mayor cerca de la cara de los usuarios, por lo que las partículas tienen mayor oportunidad de llegar a una vía aérea. La solución que encontró el grupo de especialistas fue cambiar la circulación del aire hacia un trazo más vertical y una recirculación en la zona inferior. La modificación se hizo tanto en dirección como en velocidad.

Bienestar emocional

Otra metodología utilizada en este proyecto fue WELL. Si bien el edificio no va a ser certificado en este momento bajo este estándar, fueron tomadas sus recomendaciones para procurar el bienestar de los usuarios.

El modelo también incluye una estrategia para mitigar temores y conectar con propósitos de colaboradores, clientes y proveedores. Al respecto, Guillermo Buendía, director de BForesight, encargado del diseño de la estrategia y su implementación, menciona que en el planteamiento de esta nueva realidad se puso al ser humano en el centro para entenderlo. “Es impresionante cómo a través de tecnología utilizada en el automovilismo, como el flujo del aire, podamos crear espacios más seguros de virus.”

Por: Georgina Baltazar | obras.expansion.mx


Alejandraseptiembre 18, 2020
modular.jpg

8min836

Durante la pandemia de coronavirus en el mundo, el uso de la tecnología en todos los sectores se aceleró , incluso en la industria de la construcción. No sólo en la adopción de herramientas de comunicación entre los miembros de un equipo de trabajo, sino también en formas de optimizar la producción y evitar, en la manera de lo posible, el contacto de las personas.

La consultora McKinsey indica que se espera un aumento gradual en la fabricación fuera de sitio, ya que la construcción modular permite acelerar la entrega de proyectos y edificar en entornos controlados. Además, contempla que se espera mayor introducción de productos con Inteligencia Artificial, asimismo el uso de simulaciones 4D y 5D.

Autodesk, empresa que provee estas herramientas tecnológicas para la industria, ha participado en la construcción de edificios prominentes que destacan no sólo por su estructura, sino por la innovación en los procesos constructivos y los ahorros revisados. Estas son algunas de las obras:

Skystone Building en Nueva York

Se trata del hotel modular más alto del mundo. Es decir, la mayoría de sus componentes no fueron hechos in situ, sino que se produjeron en un entorno cerrado y después se trasladaron, “Esto significa menos demoras debido al clima, reducción en el tráfico peatonal en el lugar de trabajo y menor riesgo de lesiones. También significa mayor calidad y una entrega más rápida para los desarrolladores”, explica Autodesk.

El inmueble cuenta con 168 habitaciones en 26 pisos, y se convirtió en el proyecto realizado en menor tiempo de la constructora, pues las herramientas usadas permitieron reducir en 25% el periodo de edificación.

 

Skystone Building. (Foto: cortesía Autodesk)

Torre Chapultepec Uno en la Ciudad de México

Es uno de los edificios más emblemáticos de avenida Reforma, debido a que es la segunda torre más alta de la capital mexicana. Tiene 241 metros de altura y está diseñada para soportar sismos de nueve grados de magnitud.

Para su diseño se usó la tecnología BIM 360 de Autodesk, con lo que fue posible eliminar los errores de choque de estructuras metálicas con tuberías, conexiones y sistemas de aire acondicionado.

“Se recurrió a esta útil herramienta de software puesto que, de realizar un proyecto de esta envergadura con tecnología convencional o con planos en segunda dimensión representaría un gran reto debido a que los desarrolladores no habrían podido tener una visión real de lo que pasaría en la obra o en el proceso de construcción, provocando gastos no planificados”, detalla la empresa.

 

Modelado BIM de Torre Chapultepec. (Foto: cortesía Autodesk.)

MaRS Office en Toronto

El edificio, cuyo objetivo es albergar investigaciones sobre el futuro de la construcción y la computación, fue diseñado a código abierto. Para su creación se usó tecnología para generar, evaluar y desarrollar miles de opciones de diseño. Asimismo, se ocuparon algoritmos basados en Inteligencia Artificial para realizar la investigación de su desarrollo.

Se logró crear un inmueble para 300 personas con características de sustentabilidad y bajas emisiones de carbono, “además de la fachada con tablones de madera implica el uso de algoritmos personalizados entrenados para detectar nudos en ella, llevando el poder del aprendizaje automático al mundo físico”, indica la empresa de tecnología.

 

MaRS office. (Foto: cortesía Autodesk)

 

Con información de: www.obras.expansion.mx


Alejandraseptiembre 16, 2020
IA-arquitectura.jpg

8min947

La industria de la construcción ha evolucionado durante los últimos años para apostar por el mercado de la sostenibilidad y de esta manera sumar esfuerzos para el cuidado del medio ambiente, el consumo responsable de energía y una buena calidad de vida de las personas. Los edificios sustentables promueven el uso eficiente de energía, agua y materiales, y se destacan por su mejor diseño, construcción, operación y mantenimiento.

Existen diferentes actores dentro del sector que juegan un papel importante para que la construcción sostenible sea una realidad guiada por el avance tecnológico y la innovación.

Tres tecnologías están transformando a la construcción en una industria más verde: Calculadora de carbono emitido, BIM y Diseño generativo.

Calculadora de carbono emitido

El impacto de la construcción es innegable, contribuye con casi el 40% de las emisiones de CO2 en todo el mundo. Se estima que para 2060, la cantidad de espacio de construcción se duplique; eso equivale a construir la ciudad entera de Nueva York cada mes, durante 40 años.

Además, al menos la mitad de la huella de carbono de estos nuevos edificios adoptará la forma de carbono incorporado. El carbono incorporado es el gas de efecto invernadero emitido en la cadena de suministro de materiales de construcción, incluidos la extracción de materias primas, el transporte, el refinado y la fabricación de materiales de construcción.

¿Cómo se puede mitigar la proliferación del carbono incorporado? Existe una herramienta para alinear, evaluar y presentar los impactos de carbono incorporado de una manera fácil, la Calculadora de Carbón Incorporado en la Construcción (EC3, por sus siglas en inglés).

Esta solución -incluida en softwares como BIM 360 de Autodesk-, le permite a la industria de la construcción acceder y visualizar los datos de emisiones de carbono de los materiales; lo que facilita la toma de decisiones inteligentes.

Esta herramienta permite tener en minutos los resultados que a expertos les hubiera llevado días. Actualmente está siendo utilizada por Microsoft en la remodelación del campus en su sede corporativa en Redmond, Washington y en el puerto de Seattle, Estados Unidos, para proyectos piloto.

BIM (Building Information Modeling)

BIM Building Information Modeling, por sus siglas en inglés-, es una metodología de construcción que a través de un modelo inteligente permite tener una simulación de la edificación antes de ser construida físicamente. De esta manera se puede validar u optimizar un proyecto desde etapas tempranas.

Esta herramienta centraliza toda la información en un único archivo, incluyendo datos arquitectónicos y de ingeniería como estructuras de carga, conductos y tuberías. Así como también información sobre sostenibilidad, materiales de construcción y cálculos de energía, por mencionar algunos.

Mediante el uso de BIM los proyectos de construcción sustentable son más rápidos de gestionar porque la herramienta reúne en un mismo archivo información tal como:

Datos necesarios para los cálculos de energía. BIM habilita que se ejecuten múltiples escenarios con el fin de lograr el diseño de energía más eficiente, lo que permite seleccionar los mejores materiales y orientación del edificio, por mencionar algunas características.

Uso óptimo de los materiales. BIM permite seleccionar el mejor diseño para que los recorridos de tuberías y conductos sean más cortos y óptimos; lo que ahorra materiales, mejora el flujo de agua/ aire y minimiza fugas.

Reducción de costos. BIM ayuda a reducir costos durante todo el ciclo de vida de una construcción desde las etapas de diseño, operación y hasta el mantenimiento.

Diseño generativo

Es una tecnología de exploración de diseño que utiliza algoritmos basados en Inteligencia Artificial para generar simultáneamente múltiples soluciones válidas.

El diseño generativo promete revolucionar la industria de la construcción al ser capaz de generar posibilidades infinitas de un solo objeto, tomando en cuenta no solo las condiciones del terreno sino las climáticas; y generando ahorros en materiales y tiempos.

De esta manera es posible rediseñar espacios compartidos para establecer y mantener el distanciamiento físico apropiado tanto entre mobiliario como con ocupantes, aprovechando al máximo su capacidad y siguiendo las medidas necesarias de adaptación de espacios.

El software de diseño generativo está siendo empleado actualmente para diseñar piezas de máquinas y edificios. Por ejemplo, LMN Architects utilizó el diseño generativo para crear un reflector acústico para la nueva sala de música del edificio Voxman, de Facultad de Música de la Universidad de Iowa.

La construcción sostenible no solo causa un gran impacto en el medio ambiente y la huella de carbono, sino que también mejora la calidad de vida de las personas en los planos físico, emocional y social. No cabe duda de que, a medida que la sustentabilidad avanza, abarca cada vez más sectores. Y la tecnología la acompaña.

Por: *GB | www.clarin.com

*El autor es Director  de Ventas para Autodesk Argentina​



Auspician Entreplanos




Newsletter