Las 7 ventajas del aislamiento térmico

Hay muchas ventajas del aislamiento térmico, y se pueden determinar dependiendo de los objetivos que se quieran conseguir al instalar el aislamiento.

La envolvente térmica de un edificio, casa o vivienda es la piel que lo protege de la temperatura, aire y humedad exteriores para mejorar la calidad de vida de sus ocupantes, mientras optimiza el ahorro de energía y así reduce la factura energética y las emisiones contaminantes. El diseño de la envolvenfte es la clave de la eficiencia térmica.

El empleo de los materiales adecuados hará que el acondicionamiento estructural de la edificación con un aislamiento térmico sea exitoso.

Las regulaciones en este aspecto obligan a que todas las viviendas posean un certificado de eficiencia energética, es vital laobtención del mismo si la vivienda o inmueble se va a vender o se va a ceder en alquiler.

La importancia más allá de la regulación consiste en la creación de un ambiente de calidad.

AISLAMIENTO TÉRMICO PARA INTERIOR Y EXTERIOR

El sistema de aislamiento térmico por el interior más recomendado en cubiertas, suelos y caras interiores de muros de fachada es el poliestireno extruido. Es un material aislante muy resistente y duradero.

En el caso de una fachada exterior, el Poliestireno XPS se recomienda para el sistema de aislamiento térmico por el exterior SATE. Las planchas de material rígido actúan de manera aislante y protectora de la fachada de la edificación.

Estas son 7 Ventajas del aislamiento térmico para considerar rehabilitar una vivienda:

1.- Mejora el ambiente y calidad de vida para los ocupantes
La calidad de vida es una prioridad cuando se ve afectada por los bruscos cambios climáticos. Garantiza un ambiente agradable con una temperatura ideal.

2.- Confort térmico
Los aislantes térmicos ofrecen un mayor confort a los espacios donde se instalan.

3.- Ahorro de energía
El ahorro energético es una de las ventajas derivadas de instalar un aislamiento térmico. Un uso eficiente de la energía redundará en un ahorro económico en un corto tiempo.

Reducir en un 80% el gasto energético es una cifra considerable obteniendo con el aislamiento un hogar cálido y más ecológico.

4.- Mayor sostenibilidad de las edificaciones
Elevando la eficiencia energética de un edificio, se reducen los gastos del mismo y se incrementa la sostenibilidad. Se ha determinado que este tipo de construcciones pierde 50% de energía por falta de aislamiento térmico.

5.- Disminución de enfermedades
Al elevar la eficiencia térmica, disminuyen las posibilidades de proliferación de enfermedades asociadas a los cambios de estación. El moho que se produce por la condensación es un elemento negativo, ya que genera la aparición de microorganismos perjudiciales para la salud.

6.- Beneficios inmediatos
En cuanto culmine la instalación del aislamiento térmico empezarán a sentirse de inmediato los beneficios que tiene este tipo de acondicionamiento estructural.

7.- Reducción de la contaminación ambiental y del efecto invernadero
Poder reducir la emisión de CO₂ es una ventaja significativa que se desprende del aislamiento térmico.

PROPIEDADES DEL AISLAMIENTO TÉRMICO

Las técnicas de aplicación de aislamiento térmico buscan minimizar las transferencias de calor hacia otros espacios. Ganar frío en verano y mantener el calor en invierno es lo más equilibrado que se puede buscar cuando de aislamiento térmico se trata.

Al instalar un aislamiento térmico se debe tener en cuenta que lo primordial es la conductividad del material:

– La conductividad es una propiedad que varía con la temperatura y la humedad, se expresa en W (m.k).
– La resistencia térmica de un material representa la capacidad del material de oponerse al flujo de temperatura. En el caso de materiales homogéneos como los aislantes es la razón entre el espesor y la conductividad térmica del material.
– Otra de las propiedades es la permeabilidad, se expresa en gr (m.s.Pa).
– Capacidad calorífica. Evalúa durante un periodo de tiempo el desempeño del aislante.
– Absorción de agua. Esta propiedad se expresa en % de volumen de agua por el volumen del material. Afecta la conductividad, la capacidad calorífica y la densidad.

TIPOS DE AISLANTES TÉRMICOS

Los materiales que se emplean en el aislamiento térmico puede ser de tres tipos, elegir el más adecuado, depende del área a trabajar, si es externa o interna y el coste de los materiales a emplear.

CELULARES

Se caracterizan por poseer celdas cerradas o abiertas. Se pueden instalar por proyección o mediante paneles flexibles o rígidos.

La densidad de este tipo de material es baja y son muy resistentes a la compresión. Dentro de esta clasificación entran el poliuretano, el polietileno expandido y el poliestireno expandido y extruido.

GRANULARES

Se conforma por pequeñas partículas que están elaboradas en material inorgánico, es el caso de la vermiculita, mineral de silicatos de hierro o magnesio y la perlita expandida, formada por vidrio volcánico.

FIBROSOS

Estos aislantes están compuestos por filamentos de alta porosidad, se colocan como una manta y varían de acuerdo a la temperatura.

Los de fibra de vidrio son para temperaturas sobre los 200 °C, los de fibra de alúmina o sílice para temperaturas de 700 a 1700 °C y los de lana mineral alcanzan a 70 °C.

AISLAMIENTO TÉRMICO EN SUELOS

Este es uno de los lugares más importantes de la vivienda u oficina que necesita ser incluida en el sistema de aislamiento térmico, sin embargo, es el más olvidado. El aislamiento térmico en suelos representa un ahorro del 20% de la energía resguardada.

La radiación fría proviene de los suelos sin aislamiento térmico, esto ocasiona que una vivienda no tenga el confort necesario para permanecer en ella. La prioridad en el proyecto de aislamiento se lo llevan los muros y la cubierta.

Es recomendable incluir los suelos dentro del proyecto de aislamiento térmico, sobre todo cuando en la familia los más pequeños pasan mucho tiempo jugando en el suelo de la vivienda. Es una manera agradable de mantener el nivel de eficiencia térmica, propiciando un máximo confort a toda la familia.

La solución más recomendable para el aislamiento de los suelos son los suelos radiantes. Su composición incrementa la resistencia térmica, gracias al calentamiento del sistema capaz de almacenar la energía.

Con información de: www.construnario.com

Comentarios

Auspician Entreplanos




Newsletter







Comentarios