Entreplanosoctubre 24, 2018
array-1280x960.jpg

8min214

El fabricante estadounidense Array Technologies, que cuenta con su sede para Sudamérica en Santiago de Chile, cada vez pisa más fuerte en Argentina con proyectos de seguimiento solar a gran escala. Además, recientemente anunció en Estados Unidos la tecnología de SmarTrack que llegará al mercado en 2019 y promete aumentar la generación de energía en plantas fotovoltaicas.

“Array es la compañía más antigua que hay en el mercado en sistemas de seguimiento solar. Tenemos casi treinta años de vida, que es justamente la vida útil de un proyecto de energía solar. Contamos con más de nueve gigas instalados o entregados a nivel mundial”, nos informa Javiera Miranda, gerente regional de Array Technologies en entrevista exclusiva con ENTREPLANOS en el marco de Airec Week Buenos Aires 2018.

 

¿Qué productos comercializa Array?

— Como todos saben los paneles van puestos en estructuras. Estas pueden ser fijas o móviles para que puedan seguir la trayectoria del sol para optimizar y producir la mayor cantidad de energía posible. Lo que nosotros hacemos son estas estructuras que van siguiendo la trayectoria del sol.

¿Qué características distinguen a estos seguidores solares?

— Hoy en día tienes en la industria dos tipos de seguidores como los más distinguibles: los monofilas y los multifilas. Los monofilas, son seguidores que tienen un motor por cada fila, una batería, etc. Y los multifilas que son bloques de varias filas con un solo motor. Nosotros somos lo mejor de ambos mundos. Si bien somos un multifila, tenemos también la misma flexibilidad que un monofila. Tenemos un driveline que es el eje que va en la mitad del bloque. Con un solo motor podemos manejar hasta 32 filas de 90 paneles. Pero como tenemos un cardal en cada una de las filas, esto hace que al tener un bloque tú puedas subir y bajar pendientes y seguir los contornos del terreno. O sea, tenemos un cono de flexibilidad que va permitiendo eso.

Entonces podemos destacar que se adaptan a diferentes clases de terrenos.

— Exacto. Es súper flexible, cosa que no pasa con el resto de los multifilas y no tiene la complejidad que tiene los monofilas. ¿Por qué decimos complejidad? Porque tienen muchas partes. O sea, cuando tú tienes monofilas, significa que por cada fila tienes un motor, una batería y otras partes asociadas al sistema, cuando nosotros tenemos un solo motor por mega. Hacer un multifilas así, solo lo puedes hacer con nosotros. Ahorrás en complejidad, tenés una solución mucho más robusta y aun así podés estar en todas estas curvas. Podemos llegar a cuarenta grados de este a oeste. Y norte y sur, quince grados.

¿Quiénes son sus clientes? ¿En qué proyectos están presentes?

— Trabajamos en proyectos de dos-tres megas en adelante. En Chile tenemos bastantes proyectos entre tres y diez por el concepto que hay allá de generación distribuida.

Tienen proyectos en el desierto de Atacama, ¿no? ¿Y en Argentina?

— En el desierto son los proyectos más grandes. El mercado en Chile se va había congelado un poco, pero ya se está reactivando. Pero los proyectos más chicos allá están en el centro sur del país. Ahora, acá -en Argentina- los proyectos que hemos entregado ya son un poco más grandes. Tenemos 178 megawatts entregados. Pese a que hemos llegado antes a Chile, tenemos el triple de capacidad instalada en Argentina.

Creo que el mercado en Argentina llegó en un momento en el que la industria global ya está un poco más madura. Los clientes que nosotros tenemos han entendido que en el nivel de ingeniería somos superiores. Somos súper competitivos, pero no somos la solución más económica. Los clientes que nos han comprado acá entienden muy bien que es mejor tener una mejor solución que no te va a hacer gastar plata en arreglar cosas a lo largo de los treinta años de vida, sino que es un gasto inicial que es más o menos similar al resto, pero te ahorraste para siempre otros gastos.

¿Cuál es el último lanzamiento en tecnología de Array?

— Está el SmarTrack que se empezó a lanzar en Estados Unidos hace un mes. Y esto va a estar listo a mediados del próximo año, que va a permitir varias cosas. Por un lado, permite hacer una optimización del seguimiento en cuanto al backtracking. Tomando los datos en algunos días, puedes entender cómo funciona el sombreado de cada sitio para que las filas se ajusten. Entonces vas a tener el backtracking normal hasta que veas que en un cierto horario del día en el que se genera sombra, ahí se corrige el movimiento.

Entonces tienes la optimización del backtracking y, por otro lado, la luz difusa. Cuando tienes radiación difusa puede ser que lo mejor sea que esté en horizontal, no estarse moviendo para tener una mayor optimización. Una de las cosas que ese SmarTrack va a hacer es que tú puedas ver la radiación difusa en tiempo real del sitio y puedas adaptar, si tú quieres continuar el seguimiento o tengas el sitio en flat -en horizontal- porque estás con nubes en ese minuto. Eso va a hacer parte del smartracking. Y una tercera característica tiene que ver con bifacial. Hoy en día está bastante famosa la tecnlogía de módulos bifaciales, que es por ambos lados. Tiene por arriba la radiación del sol, y por abajo lo que utilizan es el reflejo del sol en el suelo. El SmarTrack va a hacer que esté adaptado a tu tipo de suelo y al hecho de que tiene bifaciales.

¿Cuál es el próximo desafío de Array?

— En Argentina nuestro mayor desafío es que queremos liderar el mercado. Llegamos para quedarnos. Es uno de los mercados que tenemos con prioridad en internacional.



Auspician Entreplanos




Newsletter