Entreplanosdiciembre 14, 2018
Coworking3-1280x787.png

4min21

     La construcción de espacios co-working se ha expandido rápidamente por todo el mundo durante los últimos años y ofrece un sinfín de posibilidades, entre las que destacan: romper con el aislamiento y crear un buen ambiente de convivencia, favoreciendo la colaboración y las reuniones sociales. Se está creando un nuevo concepto de hibridación entre empresas, ya sea por sector económico, tecnológico o social.

      Constituyen oficinas compartidas en las que profesionales autónomos, tele-trabajadores y empresarios se dan cita para realizar sus labores, y donde los gestores del espacio intentan conectar y crear oportunidades profesionales y personales entre y para sus miembros. En su mayoría se trata de profesionales que no necesitan más que un portátil, un teléfono y una buena conexión a internet para poder realizar su trabajo: programadores, diseñadores, gestores de comunidades online, periodistas, comerciales, consultores, etc.

     La gran diferencia de este espacio singular con respecto a los centros de negocio y las clásicas oficinas compartidas es la figura del gestor, quien es la persona que trabaja a tiempo completo para que los miembros se conozcan mejor y generar el clima de confianza y las dinámicas de colaboración que van a permitir acelerar las oportunidades de trabajo y ayuda.

     El concepto de “co-working” nació en San Francisco (Estados Unidos) en 2005 debido a los cambios en la economía, de la mano de Brad Neuberg, que ofrecía de 5 a 8 escritorios un par de días a la semana y diferentes servicios como; red wifi, salas de meditación, paseos en bicicleta, masajes o comidas compartidas.

     Este tipo de espacios suelen estructurarse en 3 espacios principales: la zona de trabajo abierta, hotdesk o freedom, donde encuentras mesas amplias compartidas con el resto de “co-workers” y un ambiente más distendido; una zona privada en la que encuentras escritorios personales y un ambiente más tranquilo; las salas de reuniones; una zona social que puede incluir una cocina, cafetería o zona de descanso. Al mismo tiempo algunos tienen la modalidad de “oficina virtual”, que ofrece visibilidad, ahorro de costes y mayor flexibilidad.

     La principal ventaja que ofrecen los espacios co-working es la de disponer un espacio profesional de trabajo que motiva, lo cual se traduce en una mayor productividad a corto plazo

     Ya en los últimos años se presenta la consolidación de este tipo de espacios, en España existen más de 1.500 espacios de coworking. Mientras que, en Argentina según datos de la empresa encuestadora “Plan C” hay una evolución desde el 2014 a la fecha, que indica que en el país la construcción de estos espacios para co-working se expandió en todos los sentidos. Hubo más espacios, más metros cuadrados, más puestos de trabajo, más “co-workers” y más ciudades que se sumaron a esta modalidad. Actualmente se registran un total de 120 espacios activos en el país.

 

co-working2
co-working


Entreplanosdiciembre 7, 2018
coolroof-1280x853.jpg

6min170

     La industria de tecnologías de la construcción está poniendo en práctica nuevas soluciones “Cool Roof” para edificios de obra nueva o para rehabilitación de proyectos ya en marcha. En países con altos niveles de insolación, como España y los de Europa Mediterránea, las soluciones “Cool Roof” son adecuadas para prácticamente cualquier edificio; y son especialmente recomendadas para edificios de uso público, como escuelas u hospitales; áreas industriales donde se busca reducir el impacto del calor externo a las naves interiores; o inmuebles de todo tipo con paneles de energía solar en su cubierta.

¿Qué son los “Cool Roof”?

     Los Cool Roofs son techos que tienen una alta capacidad para reflejar la radiación solar incidente y, simultáneamente, emiten energía térmica en el infrarrojo, es decir, tienen una alta reflectancia solar y una alta emisividad térmica. Se caracterizan por una baja temperatura de superficie, incluso bajo radiación solar directa, entre 28° C y 33° C, por lo tanto mucho más bajo que los techos convencionales que pueden alcanzar temperaturas incluso más altas que 60 ° C.

     Un revestimiento con “Cool Roof” puede disminuir hasta en 30% de la temperatura interna de las habitaciones inferiores, aumentando el confort y, en consecuencia, reduciendo el consumo de energía comparado con el uso de aire acondicionado.

La característica principal de este material es un color muy claro, preferiblemente blanco, y puede ser en forma de pintura, membrana, superficie metálica tratada o azulejo especial. El Cool Roof también se puede aplicar en paredes verticales o sistemas de acondicionamiento; En la cobertura equipada con paneles fotovoltaicos, también se obtiene un beneficio indirecto en el rendimiento de los propios paneles.

Un material con grandes beneficios.

Las ventajas de la realización de un techo Cool Roof son múltiples:

1.- Mejores condiciones ambientales en el verano del interior del edificio

2.- Ahorro de energía para la climatización en verano del interior del edificio
3.- Mejora de la eficiencia energética de toda la cobertura del edificio
4.- Reducción del efecto isla de calor (el fenómeno isla de calor se define como el aumento de la temperatura que se produce en las zonas urbanas en comparación con la temperatura de las zonas rurales)

5.- Mayor estabilidad dimensional de la estratigrafía de cobertura y de las estructuras portantes subyacentes a causa de la reducida influencia de las temperaturas de verano (movimientos menores, dilataciones, grietas, etc.)
6.- Mayor durabilidad y esperanza de vida de las superficies impermeables de cobertura, ya que la acción de envejecimiento natural inducida por el calor se reduce mucho por la baja temperatura superficial.

     La utilización de materiales “Cool Roof” forma parte de programas de certificación de edificios sostenibles, como por ejemplo el programa LEED (Leadership in Energy & Environmental Design) desarrollado por el US Green Building Council, y se compone de un conjunto de normas sobre la utilización de estrategias encaminadas a la sostenibilidad en edificios de todo tipo. Para aprobar los requisitos LEED, el índice de reflectancia solar de los materiales (SRI) en cubiertas planas debe ser igual o superior a 78.

¿Qué es la reflectancia solar?

     La reflectancia solar es la propiedad de un material/ superficie para reflejar la radiación solar. Una superficie provista de alta reflectancia solar refleja la mayor parte de la radiación solar incidente y por lo tanto, la superficie queda más fresca. Los colores claros, especialmente los blancos, tienen una alta reflectancia solar. La reflectancia solar se define con un valor de 0 a 1, o en %.

 


Entreplanosdiciembre 6, 2018
emi-instalador-1280x931.jpg

3min104

Barbieri, empresa líder en fabricación de perfiles de acero galvanizado para construcción en seco, presentó su nueva línea de perfiles Drywall Plus®, 100% moleteados, fabricados y certificados bajo la norma IRAM IAS U 500-243, desarrollados bajo el nuevo tratamiento Moleteado Barbieri (MB) y enteramente compatibles con los perfiles Drywall® tradicionales.

Los nuevos perfiles Drywall Plus® cuentan con prestaciones térmicas y acústicas novedosas en los sistemas de construcción en seco, brindan mayor resistencia al tabique otorgando un panel más rígido sin fisuras; mejorando su telescopicidad, ya que los mismos no se deslizan con facilidad en su proceso de instalación y gracias a su tratamiento superficial moleteado, simplifican el atornillado e instalación

Drywall Plus® representa una solución ideal para realizar obras de excelentes terminaciones; renovar espacios de forma muy rápida, simple y flexible; realizar reparaciones en forma muy limpia y alcanzar un mayor ahorro energético contribuyendo al medio ambiente.

Por su parte, Silvano Canton, Gerente de Marketing de Barbieri mencionó: “Nos enorgullece poder acercarles a nuestros clientes esta última tecnología de vanguardia que patentamos en Barbieri tanto para el país como para la región y de esta manera, continuar realizando construcciones más ágiles y eficientes”.

Crecimiento a nivel regional:

La empresa con 65 años de trayectoria en el mercado de la construcción, comenzó en julio un proceso de ampliación de su planta de fabricación de perfiles para Steel Framing, destinando 180 millones de pesos para incorporar maquinaria de última generación en roll forming y líneas de extrusión y de esta manera, aportar mayor calidad al mercado local.

Barbieri tiene una tradición exportadora que se remonta a más dos décadas, por eso en 2010 se llevó adelante la estrategia de internacionalización de la compañía, producto de esa definición ya cuenta con presencia fabril en Brasil (2011) y Uruguay (2014).

Además, este año invirtió 2,5 millones de dólares para la adquisición de 3 líneas productivas de perfiles de acero galvanizado en Paraguay y atracción de capital de trabajo necesario para la puesta en marcha de la operación.

 


Entreplanosnoviembre 30, 2018
sustentable4.jpg

5min208

    Palo Santo fue construido según los lineamientos de las normas LEED (Leadership in Energy & Environmental Design). Ubicado en Palermo, el edificio se caracteriza por su estructura verde. Son verdes sus fachadas, sus patios, sus jardines, sus balcones, sus terrazas. Las envolventes cuentan con estructuras de hierro de desarrollo vertical y horizontal, especialmente diseñadas para guiar el crecimiento de dos jardines verticales de 28 metros de altura.

    Los dos frentes del hotel están cubiertos con unos 200 jazmines azóricos, 50 olea texanum y 200 vincas. En el patio crecen 40 ampelopsis, una docena de phormium marginata alba y otra docena de hedera helix. En la planta baja, brillan 60 agapanthus, 60 hemerocallis, 50 dietis bicolor, una docena de lonicera rosada y varios jacarandás. En la terraza, cientos de vincas y varias docenas de jazmines cubren la pérgola y descienden por los frentes. En total, más de 800 plantas componen los fabulosos jardines verticales del hotel.

    Estéticamente, el edificio dialoga con las creaciones de los más importantes arquitectos contemporáneos: Jean Nouvel (Museé du Quai Branly de París), Jacques Herzog y Pierre de Meuron (quienes diseñaron la sede del Caixa Forum en Madrid), Stefano Boeri (responsable de Bosco Verticali en Milano) y Renzo Piano. La cortina de plantas del Palo Santo Hotel presenta, además de su magnífica presencia estética, un objetivo sustentable. Por un lado, los jardines verticales constituyen una aislación natural del edificio. Ayudan a aislar tanto el frío como el calor, reducen el viento y absorben el agua. Contribuyen así a un considerable ahorro de energía y a la consecuente disminución de emisiones dado su uso.

    Por otro lado, las plantas de crecimiento permanente constituyen una excelente fuente de recuperación de emisiones de CO2. Ello posibilita al hotel compensar la emisión de Dióxido de carbono que sus operaciones inevitablemente producen. Las plantas compensan parte de la polución que el hotel no puede evitar realizar. La filosofía del programa sustentable del Palo Santo Hotel -en cuanto a CO2– incluye, por una parte, la reducción de la producción de dióxido de carbono gracias a las diferentes acciones de minimización del consumo y, por otra parte, la compensación de los gases emitidos a través de la absorción mediante las plantas. La presencia de especies verdes resulta doblemente ventajosa para el trato de CO2. Se trata de una primera fuente de reducción de las emisiones en cuanto a método de aislación y, asimismo, conforma un instrumento de absorción el cual permite compensar parte de lo emitido.

    En su patio central, la obra muestra una fuente de agua de 18 metros de altura. La misma recorre toda la medianera del diseño, desde el sexto piso hasta la planta baja. El agua desciende a lo largo de enormes paneles de vidrios inclinados dispuestos por delante de las paredes vegetales. El huésped puede apreciar esta magnífica fuente, tanto desde la planta baja como desde los palieres de cada piso.

Esta obra obtuvo el Primer Premio del Concurso Hoteles + Verdes, distinguiéndose como el Mejor Proyecto Hotelero Sustentable.

 

 

sustentable3
sustentable
sustentable2
sustentable5
3

Entreplanosagosto 17, 2018
Cemento-1280x683.jpg

4min228

Hasta en un 40% puede mejorar el rendimiento de este nuevo material, según las pruebas de laboratorio.

Un grupo de investigadores de Ingeniería y Gestión de la Construcción de la Universidad Católica (UC), logró duplicar el desempeño de los materiales de cemento a partir de un innovador uso de los residuos sólidos extraídos de los relaves mineros de cobre.

La investigación apoyada por el Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico de Conicyt, el programa de Ingeniería 2030 de Corfo y el Centro de Desarrollo Urbano y Sustentable, busca reducir el impacto medioambiental de la producción de cemento y de los residuos de la actividad minera.

“La producción de una tonelada métrica de cemento conlleva la emisión de casi una tonelada de dióxido de carbono (CO2). Esta huella es uno de los principales factores en la búsqueda de nuevos materiales y métodos de construcción”, señaló Mauricio López, profesor de Ingeniería UC que lidera el proyecto.

Por lo anterior, el investigador explicó que analizaron la factibilidad técnica de crear dichos materiales a través de un uso innovador de los relaves mineros de cobre, mediante un nuevo tratamiento térmico y mecánico de estos residuos, que permiten duplicar la capacidad del cemento.

“Desarrollamos muestras usando relaves con y sin tratamiento. En los primeros, optimizamos la temperatura y el tiempo de molienda para obtener una microestructura y tamaño adecuado de los residuos sólidos, llegando a reemplazar hasta un 40% del cemento por relave”, destacó el ingeniero.

Según el experto, el uso de relaves para producir cemento ha sido estudiado previamente. Sin embargo, estos residuos han sido probados sin ningún tratamiento, mostrando un desempeño que solo permite un reemplazo del 15% del cemento por relave.

Los ensayos realizados en los laboratorios de Ciencia y Tecnología de Materiales de Construcción UC y de Dictuc, donde también participó el investigador Felipe Vargas, consideraron muestras de ocho relaves, ubicados en Copiapó, Salamanca y Til Til. También incluyó el uso de residuos de hierro, entre otros.

Industria

El cemento utilizado para construir pavimentos, puentes y edificios, por ejemplo, es la tercera industria de mayor impacto ambiental del mundo, después de los combustibles fósiles y de la explotación de la tierra.

A diferencia de la industria energética, que ha logrado desarrollar fuentes renovables, el cemento sigue siendo en mayor o menor grado similar al usado hace más de 200 años. Además continúa teniendo una alta demanda a nivel mundial, que irá creciendo hasta el año 2050.

Un encuentro científico organizado por la Unesco a mediados de 2017, llamó a los investigadores a unir esfuerzos para reducir las emisiones de la industria del cemento, así como su desempeño y sustentabilidad.

Fuente: Portal Minero


Entreplanosagosto 10, 2018
43007918175_c2fd0035b0_o-1280x852.jpg

4min388

Este martes se llevó a cabo en Buenos Aires la Jornada de Construcción con Madera de Lenga, “Un cambio de cultura en la construcción de Viviendas”, organizada por el Gobierno Provincial con la colaboración del Municipio de Tolhuin y Cámaras Empresarias del sector. La jornada contó con 150 asistentes, entre los cuales se encontraron importantes empresarios, las cámaras y federaciones madereras más importantes del país, funcionarios provinciales y nacionales y medios de prensa especializados en el rubro.

Esta actividad apuntó a promover las inversiones y el desarrollo sustentable con valor agregado en el sector maderero para la Lenga fueguina. Durante el transcurso del evento se expusieron las ventajas y oportunidades que genera el aprovechamiento de la Lenga para la construcción de viviendas modulares.

Al respecto, el secretario de Agroindustria y Pesca de la provincia, Kevin Colli, remarcó que “queremos generar trabajo a través de los diferentes proyectos de aprovechamiento de la madera de Lenga cuidando el medioambiente y desarrollando el mercado. Estamos buscando la certificación de la madera para sumarle valor”.

Por su parte, Daniel Lasalle, gerente general de la Cámara de la Madera (CADAMDA) expresó que “lo importante de este sistema es el aprovechamiento de madera de bosques reforestados. Es importante hacer un uso eficiente del bosque sin generar degradación ambiental”.

Posteriormente, Mauro Pérez Toscani, Secretario de Ambiente, Desarrollo Sostenible y Cambio Climático, declaró que “planificar es la herramienta básica para el uso sustentable de los recursos naturales”.

El cierre estuvo a cargo del Secretario de Desarrollo e Inversiones, Leonardo Zara, quien aclaró que “apuntamos a un modelo de inversión a largo plazo que sea rentable. Por pedido de la gobernadora estamos trabajando conjuntamente con distintas áreas del Estado Provincial para generar nuevas oportunidades de industrialización de este recurso provincial, con el objeto de generar más empleo y la exportación de un producto de mayor valor agregado”.

El evento también contó con diversas exposiciones de instituciones vinculadas a la temática; como el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), la Subsecretaría de Producción del Municipio de Tolhuin, el CIEFAP, CADAMDA, FAIMA, Dorking S.A y Good Energy, en la cual se exhibieron muestras de objetos hechos con madera de Lenga.

Para el mes de octubre, el Gobierno prevé realizar una segunda etapa de esta jornada en el Municipio de Tolhuin, con el objeto de retomar el intercambio de ideas para el desarrollo de proyectos.


Entreplanosjulio 20, 2018
adobe-1280x850.jpg

4min335

Villa del Dique, en el valle de Calamuchita, se convirtió en la primera localidad de Córdoba en aprobar el método de construcción en tierra cruda a través de una ordenanza.

El concejal Omar Ponce, impulsor del proyecto, dijo que había recibido inquietudes de varios vecinos con intenciones de levantar sus casas en barro, pero que no se atrevían por la inexistencia de una norma. En el pueblo, de cinco mil habitantes, hay dos viviendas con este material que fueron aprobadas como casos excepcionales. La nueva ordenanza también admite el uso de techos verdes, una opción ya más extendida en Córdoba.

Este método en tierra cruda, alternativo a la construcción con materiales industrializados, tiene miles de años de uso en el mundo. En los últimos tiempos se está acentuando la tendencia de volcarse a la construcción más amigable con el ambiente y a la vez confortable. Mientras se suman profesionales vinculados a la construcción que se especializan en estas técnicas.

El arquitecto Martín Giardina, coordinador de la Secretaría de Construcción Sostenible del Colegio de Arquitectos de la Provincia Regional 3 y uno de los asesores en la elaboración de la ordenanza en Villa del Dique, confirmó que es la primera localidad que regula el tema en Córdoba. Como antecedente, citó que en Salsipuedes rige una autorización municipal, pero que aplica sólo a un emprendimiento (el llamado “Ecobarrio”).

Giardina destacó que en el país hay viviendas en barro con más de 400 años en pie; y en el mundo, hasta con cinco mil de antigüedad.

“Es un sistema constructivo más, que se puede añadir al existente, o bien iniciar una obra desde cero”, apuntó. Explicó que la denominación “tierra cruda” se eligió para referirse al material principal. “Es todo suelo que puede ser utilizado para la construcción, tras un proceso de selección y, luego, de estabilización”, añadió. La tierra debe traspasar distintos procesos que mejoran su condición antes de ser utilizada.

Hay denominaciones similares, como barro, adobe o bioconstrucción, que en mayor o menor medida refieren lo mismo. “Hoy recobra importancia por los beneficios que empiezan a verse en cuestiones ambientales por la reducción de la huella ecológica, pero también en el confort térmico interior que genera”, subrayó Giardina. En relación con el precio, aclaró que de acuerdo con el diseño, el espesor de muros y la técnica, en algunos casos la inversión es similar a la de una casa de materiales tradicionales; y en otros, puede representar un ahorro de hasta el 30 por ciento.

No hay un relevamiento, pero en distintas localidades de Córdoba y del país se van sumando estas construcciones alternativas.

 

Fuente: La Voz


Entreplanosmayo 14, 2018
paneles-solares.jpg

2min398

En Estados Unidos, a partir del año 2020, cualquier casa o edificio de pocas plantas en California tendrá que ser construida con paneles solares. Así lo ha dictado la Comisión de Energía del estado la semana pasada en un voto unánime. El objetivo de la nueva regulación es combatir el calentamiento global y ahorrar energía producida por fuentes tradicionales.

La nueva regulación ahora tendrá que ser aprobada por la Comisión sobre Estándares de Edificación, y observadores esperan que este apruebe la norma. Además de ayudar en temas del medio ambiente, los proponentes de la norma afirma que le ahorrará dinero al dueño de la casa o edificio a largo plazo.

El estado anticipa que durante el año 2020 se construirán 100.000 viviendas unifamiliares y 50.000 multifamiliares con paneles solares.

Los proponentes de la nueva regulación asegurarán que esto es un paso que reducirá las emisiones de gases de efecto invernadero y que cualquier cantidad adicional de la hipoteca será más que compensado por los ahorros en luz.

Esta nueva regulación reafirma la posición de California como estado líder en energía solar. Actualmente, la energía solar proporciona un 16% de la energía del estado.

 

Fuente: gizmodo.com


Entreplanosmarzo 28, 2018
viviendas-prefabricadas.jpg

2min488

Cada vez más españoles eligen vivir en casas levantadas en naves y transportadas después al lugar donde desean residir. Son más eficientes, aunque no tan baratas como parecen.

José Ignacio lleva dos años viviendo en una casa prefabricada. Cuando él y su mujer pensaron en mudarse de un pequeño pueblo de Burgos a la capital de la provincia, nunca se les pasó por la cabeza hacerlo en una casa que no fuera “tradicional”. “Todo el mundo tiene el tópico de que este tipo de casas son peores, y a mí me preocupaba especialmente el frío”, explica.

Sin embargo, cada vez que se acercaban a la ciudad para visitar inmobiliarias, pasaban por un polígono con este tipo de viviendas. “Al final, un día por curiosidad decidimos entrar, y nos convenció”. Los únicos requisitos que tenían era que fuera unifamiliar y de una sola planta, por aquello de que la edad y las escaleras no son buenas compañeras. A partir de ahí, empezaron a planificar sobre una base la casa que querían construir. “De lo primero que nos enseñaron al proyecto final no hay ningún parecido”, recuerda ahora.


Entreplanosmarzo 12, 2018
abstract-of-new-home-construct-11945165.jpg

15min1754

Los planes de eficiencia energética y de obra pública impulsados por el Gobierno cambiarán las reglas de juego de la industria de la construcción que además avanza en el proceso de diversificación de los materiales.

En enero el Gobierno concretó dos medidas clave: el establecimiento del sistema de balloon frame y el de steel framming. Este último sistema “se utiliza en muchos planes de vivienda de interés social en las provincias con climas más rigurosos y también ha sido el sistema adoptado por el Ministerio de Educación a la hora de comenzar con el plan de 3000 jardines de infantes”, explica Corinna De Barelli, presidenta del Instituto de la Construcción en Seco (Incose). Si bien ambas tecnologías ya eran utilizadas en el país, el cambio es que ahora no requerirán tramitar un CAT (Certificado de Aptitud Técnica) para iniciar cada proyecto. Un requisito que implicaba un procedimiento burocrático que desalentaba la adopción de estos sistemas. Hoy tanto la construcción en seco como la de madera pueden competir en igualdad de condiciones con los ladrillos en las licitaciones de obras públicas entre las que se planea la construcción de las viviendas sociales.

El tema abrió una suerte de debate en el sector con campanas que cuestionan si estos sistemas permitirán bajar el costo de construcción, si cumplen con la normativa relativa a los Estándares Mínimos de Calidad para viviendas de interés social y qué tan aptas son para las distintas regiones del país. “Siempre se les exigieron estos estándares. La diferencia es que ahora se regularon. Es más, todos los sistemas sándwich, que tienen aislaciones intercaladas en la estructura, tienen más posibilidades de cumplir con un nuevo requisito del nivel de aislación térmica de la norma IRAM 11605, que para mejorar la eficiencia energética, se aumentó de la categoría C a la B. La mampostería de ladrillo hueco de 18, que es la más utilizada en todo el país, no cumple con la B; buscamos revertir una situación en el que el sistema de construcción predominante muchas veces ni siquiera cumple con la C”, explica Pablo Guiraldes, Director Nacional de Desarrollo Urbano.

Fernando Néstor Murillo, ex asesor del Ministerio de Planificación y especialista en planeamiento territorial y vivienda del Banco Mundial, señala que el costo de la vivienda social en la Argentina ha sido históricamente más alto que los que manejan los países limítrofes. “Las medidas son positivas ya que permitirán bajar costos y dar mayor flexibilidad a la construcción, siempre y cuando se cumplan determinados estándares de calidad. La clave está en los detalles”, advierte el especialista quien asegura que las terminaciones y los complementos definen la calidad y el costo en cualquier sistema constructivo. Entre las ventajas de los sistemas en seco, este arquitecto radicado en Washington destaca la velocidad de ejecución y la posibilidad de lograr economías de escala mediante la producción en serie de las partes. Los costos de mantenimiento, en cambio, serían su punto débil. “La madera, por ejemplo, requiere de un tratamiento especial para cumplir con las normas anti-fuego”, aclara el especialista. “Teóricamente son más baratos, pero no tenemos suficiente experiencia en el país para aseverarlo, hay que esperar los resultados de los proyectos”, agrega Gustavo Weiss, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción.

“La relación entre el costo de construcción y el salario promedio hace que muy poca gente califique para los préstamos. En la Argentina con un salario anual promedio de US$13.700, el costo de construcción es de US$1500/m2 mientras que en España por ejemplo esa relación es US$36.300 y US$650/m2, y en los Estados Unidos US$58.700 versus US$750/m2”, analiza Mariano Sardans, director de FDI, la empresa administradora de patrimonios y agrega que: “es evidente que la construcción húmeda es el problema. La solución está en los muchos sistemas constructivos alternativos, la mayoría no sólo más baratos sino más eficientes desde el punto de vista térmico, sonoro, durabilidad y mantenimiento”.

La madera cobró un impulso adicional gracias al acuerdo firmado por los Ministerios del Interior, Obras Públicas y Vivienda, de Agroindustria, de Producción y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), mediante el cual se impuso que como mínimo 10 por ciento de las viviendas financiadas por la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda deberían ser de ese material. “Ese 10 por ciento en 2018 representará unas 2000 viviendas”, cuantifica Guiraldes y detalló que ya están en marcha 1568 viviendas en Misiones y Entre Ríos. El objetivo del Gobierno -que generó una mesa de la construcción de madera a la que adhirieron los sectores empresario, bancario, asegurador, y gremial, entre otros- es además de bajar el déficit habitacional e impulsar al sector forestoindustrial del nordeste argentino (NEA). “Tenemos un millón de hectáreas plantadas que no se están utilizando y que nos permitirían construir entre 50.000 y 100.000 viviendas”, detalla el funcionario. De hecho, según datos de la Cámara de la Madera, los plazos de construcción con el sistema tradicional de construcción húmeda con materiales tradicionales (ladrillos, hierro, piedra, cemento y arena) se estipulan desde ocho meses a un año para concluir una vivienda. Con un sistema de entramado de madera de construcción en seco (ballon frame), una vivienda tipo de unos 60 m2, puede concluirse en sólo tres meses.

“En Ituzaingó ya existe una empresa que hace todo, fabrica, construye, monta la vivienda, y en el parque industrial de Misiones se está instalando un aserradero que va a ser modelo para este tipo de construcción. De a poco las compañías tendrán mejor tecnología y entregarán los paneles ya armados para hacer el montaje en obra evolucionando hasta llegar a la llave en mano”, relata Mercedes Omeñuka, presidenta de la Asociación de Madereros y Afines de Corrientes y de la Asociación Plan Estratégico Foresto Industrial de Corrientes.

La Argentina cuenta con una superficie de 1,2 millones de hectáreas de bosques cultivados y ostenta una de las mejores tasas de crecimiento mundiales, en especies como el pino o el eucalipto, que son de las más utilizadas en el mundo para la construcción. “Un pino natural de Canadá tarda unos 80 años en crecer, aquí en la Mesopotamia se calcula unos 18 años, por las condiciones de suelo y clima. Esto nos da una ventaja enorme para obtener materia prima accesible y renovable. Además esa superficie forestada se puede duplicar o triplicar sin competir con otras actividades rurales”, detalla Daniel Lassalle gerente comercial de la cámara de la madera (Cadamda), quien agrega que en el sistema conocido como “platform frame” se reducen entre 30 y 60 por ciento respecto del método tradicional. La velocidad de su sistema de montado permite cerrar la estructura rápidamente y asilarla de las inclemencias climáticas para seguir trabajando las terminaciones en su interior, evitando demoras en la ejecución de la obra. “Esto contribuye a menores costos, utilización de materiales ecológicos, renovables y reciclables como la madera, así como la posibilidad de realizar proyectos a medida”, analiza. Además una vivienda de este tipo pesa alrededor del 25 por ciento que una construcción húmeda tradicional.

El INTI, por su parte, trabaja en la normalización, estandarización, certificación y capacitación para los sistemas y elementos constructivos con madera. “Estamos desarrollando un manual de cálculo y de las dimensiones de las estructuras, análogo al que tiene el hormigón o el acero; es la primera reglamentación técnica para construcciones de madera a nivel nacional”, confirma Juan Tomás Bernacchia, especialista del INTI. “La primera medida hacia la estandarización es establecer un sistema de clasificación visual, lo que se pretende en esta primera instancia es tomar una tabla y a simple vista determinar si esa tabla es apta para ser utilizada en la construcción dependiendo de los nudos o defectos. El otro tema es la estandarización de las medidas, sobre todo en las pymes que comercializan en pulgadas o en milímetros y a veces no coinciden los tamaños. La idea es que si vas a construir una vivienda y recorrés diez aserraderos, en todos ellos las medidas sean las mismas”, relata Omeñuka

De Barelli por su parte considera que la construcción en seco tiene un gran potencial de crecimiento sobretodo en zonas con climas más rigurosos como Santa Cruz, Tierra del Fuego o Chubut. De Barelli espera un crecimiento de al menos 25 por ciento en el corto plazo. “En la Argentina recién hemos llegado a los 0,8 metros cuadrados de placa de yeso por habitante, mientras que en Chile se consumen tres”, expresa. En números, con la construcción en seco, los costos pueden reducirse hasta 20 por ciento si se utilizan los materiales de manera inteligente, sobre todo por costos indirectos. Además de menor desperdicio de material, tiempo de trabajo y gastos de logística, afirma De Barelli. Horacio Parga, socio de la desarrolladora Edisur fue uno de los más osados. A mediados del año pasado inauguró una planta de steel framing en la que invirtió US$1,7 millones. De hecho negocia con el Banco de Córdoba y el Nación un crédito intermedio para desarrollar un proyecto de housing dentro de Manantiales, un emprendimiento de 1150 hectáreas en plena ciudad de Córdoba. “Planeamos construir 1000 casas de steel framing en diferentes etapas. En la primera etapa se destinarán cerca de $600 millones en 200 casas de entre 80 y 120 metros cuadrados que se venderán a precios que oscilarán entre los US$2,6 y US$3,2 millones”, relata el empresario quien estima que el costo del metro cuadrado de la construcción en seco promedia entre $12.000 y $14.000. “Las nuevas generaciones terminarán con la idea de que las paredes deben ser de ladrillo. Hay que flexibilizarse”, agrega Parga quien apostó a la integración vertical de su negocio. “En un futuro vamos a desarrollar cuatro o cinco modelos de casas que planeamos comercializar en forma masiva”, adelanta.

Atilio Tassara, responsable técnico de la Cámara de Fabricantes de Cerámica Roja -con 17 empresas productoras de ladrillos y tejas asociadas-, calcula que, este año, su sector, que está trabajando al 90 por ciento de su capacidad instalada, invertirá entre US$30 y US$50 millones para ampliar la capacidad y mejorar las prestaciones de los productos. Tassara afirma que están trabajando para adaptarse a las nuevas exigencias. “Por un lado vamos a ofrecer productos cada vez más eficientes y por el otro migrando a energías renovables en la producción. Esto permite que el ladrillo, que es el sistema constructivo clásico, más conveniente y más eficiente, esté alineado con las tendencias de la industria”, analiza. En tanto, los nuevos estándares de eficiencia energética generarán también mercado para algunos materiales relegados. ” Por ejemplo los productores de vidrio plano para el armado de doble vidriado hermético, los de telgopor y los de lana de vidrio, entre otros”, enumera Bernacchia. “Ventanas, vidrios y techos”, agrega Weiss. Así las cosas, el sector de la construcción se muestra optimista ante las perspectivas de un año que se presenta con desafíos pero también con grandes oportunidades.

 

Fuente: La Nación.



Auspician Entreplanos




Newsletter