Entreplanosagosto 24, 2018
Tren-de-la-Quebrada.jpg

4min280

El turismo sustentable se impulsará en pocos años con los viajes turísticos en tren desde la Puna a Machu Picchu gracias al avance de la tecnología y las energías renovables.

En febrero se inició la obra del Tren de la Quebrada con el tendido de rieles en Jujuy, que cuenta con una inversión de u$s 9 millones por parte de la provincia. El mismo seguirá la traza del ex ferrocarril Belgrano Cargas, el cual fue desactivado hace 25 años. Se trata del paso por el famoso Camino del Inca, que constituyó la primera ruta de comercio de América del Sur. Además de reacondicionar las vías, se recuperarán las viejas estaciones del tren que fueron diseñadas por los ingleses a principios del siglo XX. Cada estación presentará una temática vinculada con la cultura, el carnaval y la gastronomía jujeña.

Inicialmente el tren turístico que circulará por el corredor ferroviario de La Quebrada constará de un coche motor y un vagón, con capacidad para 240 pasajeros. Su valor diferencial con respecto a otros trenes locales será la incorporación de paneles fotovoltaicos en los techos que lo harán funcionar con energía solar, aunque también podrá operar con diesel.

En 2018 está previsto concluir con 20 kilómetros de vías desde Volcán a Purmamarca y Maimará; en el primer semestre la obra avanzó 8 kilómetros. Y en 2019 la traza permitirá conectar con Humahuaca y La Quiaca. Para esa segunda etapa el gobierno jujeño solicitará un préstamo por u$s 6 millones al Banco Interamericano de Desarrollo.

En el futuro, también será podrá extender su recorrido a Uyuni y el lago Titicaca, en Bolivia, y conectar con el tren que enlaza a Cuzco con Machu Picchu en Perú. Por lo que se convertirá en el segundo tren a energía solar en el mundo, después del de Byron Bay Train en Australia -a 600 kilómetros al norte de Sydney-, el cual fue inaugurado en diciembre del año pasado.

Tanto especialistas internacionales que estuvieron involucrados en el desarrollo del Byron Bay Train, como técnicos jujeños del parque solar provincial Cauchari participarán en conjunto en el diseño del prototipo del tren solar argentino.

La travesía durará tres horas para ir entre Volcán y Maimará, y trasladará a unos 700 pasajeros por día (tres viajes de ida y vuelta). El primer tramo se inaugurará en agosto del próximo año.

 

Por Cristian Orquera.


Entreplanosagosto 17, 2018
fiori3-1280x720.jpg

2min115

Hablar de sostenibilidad es fácil pero transformar las palabras en obras concretas es otra historia, por eso compartimos una maravilla de arquitectura en Colombia.

Algunas empresas hacen pequeños cambios y evalúan planes para ser más eficientes y sostenibles, sin embargo para los creadores de este maravilloso monumento sostenible la relación armoniosa con el planeta no es una opción.

Hablar de sotenibilidad es fácil pero transformar las palabras en obras es otra historia. En Colombia se ha logrado marcar la pauta en temas de construcción, arquitectura y desarrollo sostenible con un edificio que ostenta el jardin vertical más grande a nivel mundial.

El edificio Santalaia cuenta con 3mil 100 metros cuadrados de verde natural que desafian todas las leyes de gravedad. Esta estructura cuenta con 115 mil plantas que dan aire y verdor al edificio de Bogotá y su alrededores.

El proyecto, ideado e impulsado por el biólogo alicantino Nacho Solano después de varios años de trabajo, es además una espectacular pared natural que contrarresta los efectos contaminantes de la ciudad, absorbiendo los gases que expulsan hasta 745 coches.

“En una pared de 60 metros cuadrados, las plantas son capaces de filtrar 40 toneladas de gases nocivos, 15 kilos de metales pesados y otros 30 de polvo al año. Ahora, si tú haces una regla en proporción de los 3.200 metros cuadrados de Santalaia, hazte una idea”, indica Solano respecto a esta asombrosa “montaña verde” incrustada al edificio, que ha sido elogiada por sus enormes beneficios al medio ambiente en un documental de National Geographic.

La Arquitecura sustentable en nuestros días esta en aumento, incorporando elementos como materiales de construcción innovadores, reciclables, iluminación, manejo de desechos sólidos, recursos naturales y armonía con el medio ambiente.


Entreplanosagosto 15, 2018
arq.verdeg915-1280x951.jpg

5min97

La arquitectura sustentable, que promueve la eficiencia energética y el uso de recursos alternativos, en Uruguay se abre camino.

En los últimos seis años, en la arquitectura local del país oriental empezó a manejarse una sigla que hasta ese momento no era parte de la jerga habitual: LEED. Su significado corresponde a Leadership in Energy & Environmental Design, un programa de certificación que otorga el Consejo de Edificios Verdes de Estados Unidos (USGBC, por su sigla en inglés), en varias categorías (Certified, Silver, Gold y Platinum), según su grado de compromiso con estándares de sustentabilidad.

Para el arquitecto Ernesto Kimelman, del estudio Kimelman Moraes, un edificio LEED tiene un costo que puede ir del 3,5 al 5% más que uno tradicional. “A veces se da que el mayor costo lo tiene que erogar quien lo desarrolla, pero los beneficios del edificio más eficiente en términos de iluminación y acondicionamiento térmico los disfruta el inquilino”, explicó a galería. Según Kimelman, el ahorro energético que puede lograrse con construcciones de esas características puede ser entre 7 y 8% menos en lo que respecta a costos operativos.

Para quien hace el proyecto, sin embargo, puede darse un beneficio, que tiene que ver con el valor de la construcción. Kimelman dijo que, si bien no está probado, se estima que el valor inmobiliario de un edificio con certificación LEED puede ser de hasta un 7,5% más que uno que no cuenta con esa certificación.

Otro de los pioneros en la construcción sustentable local es el arquitecto Carlos Ponce de León, responsable de varios emprendimientos en Uruguay y en el exterior. Comenzó a trabajar con arquitectura sustentable cuando en 2004 ganó, junto a Carlos Ott, un concurso para diseñar la sede de Tata Consulting Services en la India. Ubicado en la ciudad de Chennai, se trata de un complejo de 19 edificios donde trabajan 32 mil desarrolladores de software.

Mientras estaban en obras, los responsables de Tata decidieron certificar la primera etapa de las construcciones del campus. Finalmente, consiguieron la certificación LEED Platinum, la máxima que se puede obtener.

Si construir un proyecto de esas dimensiones para los arquitectos ya era un desafío, incorporar un sello sustentable generaba aún más demandas. Como la temperatura en la zona puede rondar los 50 grados, diseñaron edificios con techos grandes que pudieran proyectar sombras grandes, y de esa manera lograron reducir la temperatura del lugar en 10 grados. También generaron corredores entre las torres que permiten la circulación de aire sin necesidad de utilizar equipos acondicionados, e instalaron dos grandes lagos donde se junta agua en épocas de lluvias intensas para utilizarla en momentos de sequía. Tuvieron muy en cuenta la orientación: los edificios están perpendiculares a la costa para aprovechar la brisa del océano que se levanta a media tarde.

Años después, y luego de la experiencia en India, Ponce de León diseñó el edificio Celebra de Zonamerica, que tiene certificación LEED Gold, la más alta que existe hasta hoy en una construcción uruguaya. El edificio de siete plantas y subsuelo fue inaugurado en 2015. Tiene un sistema inteligente de consumo de agua; paneles solares que permiten ahorrar un 18% su consumo energético, y el 90% de la edificación cuenta con luz natural.

Ponce de León también está trabajando en Lux, un edificio de oficinas en Punta de Carretas, en proceso de certificación, que tendrá entre sus particularidades un jardín vertical de 10 pisos. También buscará la certificación LEED para un proyecto del que participa junto a su colega Juan Diego Vecino en Santa Fe (Argentina) para construir un campus de innovación tecnológica.

Además, Ponce de León tiene previsto un edificio de apartamentos en Carrasco, donde además de tramitar la certificación LEED, intentará que sea la primera obra en Uruguay en contar con el sello BREEAM, el que otorga un organismo británico que garantiza la sustentabilidad arquitectónica.

Fuente: Semanario Búsqueda.


Entreplanosagosto 6, 2018
chapelco-ski-sustentable.gif

3min128

El cerro Chapelco sigue trabajando para marcar la diferencia, haciendo impacto en el terreno de la sustentabilidad. Esta vez, se ubica a la vanguardia de la generación de energías renovables con la concreción de un proyecto innovador, que se suma a una larga trayectoria de compromiso con la protección de los inviernos del planeta y de la vida en todas sus expresiones.

Chapelco comenzó a producir energía eléctrica a partir de una instalación de paneles solares fotovoltaicos con una potencia de 5200 watts en el puesto de Pisteros y de Patrulla, ubicado en la plataforma de 1700 metros, desde donde se programan y realizan las tareas en pistas, de patrullaje y rescate, generando la energía necesaria para alimentar la carga eléctrica de todo el equipamiento que utiliza la estación de patrulla. La instalación incluye un sistema de almacenamiento y backup.

Chapelco incorporó con estas centrales la autogeneración de energía sustentable por más de 9000 kWh por año, desplazando otras energías menos amigables con el medioambiente.

Como la apuesta es ir por más objetivos se instalará medidores inteligentes que permitan conocer minuto a minuto el consumo de cada uno de los sectores del cerro, para luego brindar soluciones de eficiencia energética, una solución que está a la vanguardia de la energía.

El proyecto integral de Chapelco apunta a generar conciencia sobre las graves consecuencias que está trayendo el cambio climático en todo el planeta, y la industria de la nieve no es ajena a ese escenario actual.

El trabajo que se viene realizando forma parte del camino que comenzó en 2017 cuando la entidad internacional POW, Protect Our Winters, eligió a Chapelco como el único resort partner en Sudamérica, para sumarlo en sus campañas de acción y difusión de mensajes para proteger los inviernos del mundo, teniéndolo como activo protagonista.

Chapelco entiende que la actividad y el desarrollo de su centro de esquí va siempre de la mano de estas premisas que construyen un mundo más amigable con la naturaleza que nos rodea. Y es por eso que es pionero en el nuevo paradigma energético: autogeneración distribuida renovable para lograr mayor seguridad energética, menores costos y mejor sustentabilidad.

 

Fuente: lmneuquen.com

 


Entreplanosagosto 1, 2018
VIA_2-1-1070x660.jpg

5min132

El Laboratorio de la Vivienda Industrial Argentina Vía Lab impulsará la producción de prototipos de casas industriales económicas.

Según estimaciones del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) hoy el país cuenta con 44,5 millones de habitantes y 13,3 millones de hogares, de los cuales 4 millones presentan déficit de vivienda. Atento a esta demanda, el Instituto de Arquitectura y Urbanismo (IA) de la UNSAM instalará en el Campus Miguelete el Laboratorio de la Vivienda Industrial Argentina Vía Lab, donde se diseñarán y construirán prototipos de casas económicas industriales y sustentables para familias de bajos recursos de los barrios linderos a la cuenca del Río Reconquista del partido de San Martín.

casa2
casa

Se trata de un proyecto interdisciplinario que reunirá a profesionales del IA, la Escuela de Ciencia y Tecnología (ECyT), la Escuela de Economía y Negocios (EEyN), la Escuela de Humanidades (EH), el Instituto de Investigaciones e Ingeniería Ambiental (3iA), el Instituto Sabato (ITS), el Instituto de la Calidad Industrial (INCALIN) y la Fundación Innovación Tecnológica (FUNINTEC). Además, se desarrollarán colaboraciones permanentes con organizaciones sociales de José León Suárez y con diversas fundaciones sindicales, empresas constructoras y representantes de consorcios industriales.

Claudio Ferrari, decano del IA, destaca la relevancia del proyecto: “Trabajamos sobre una demanda real. El acceso a la vivienda desde la construcción tecnológica industrial permitirá generar un modelo económico de desarrollo a gran escala. Vamos a generar una plataforma de vinculación entre el sector industrial y la Universidad para poder fabricar casas de gran confort, bajo costo y rápida producción”.

Los primeros prototipos que se instalarán en la UNSAM serán casas de 40 metros cuadrados con estructuras prefabricadas —metálicas o de madera— y componentes de ensamblaje industrial como muebles de cocina, baños y tabiques. “Queremos que las familias con bajos recursos puedan resguardarse de manera inteligente, racional y bella en viviendas evolutivas, confortables y económicas”, detalla Ferrari.

Materiales reciclados y energía sustentable

Además de los componentes producidos por el sector industrial, las viviendas diseñadas por Vía Lab serán construidas con materiales provenientes de la reutilización de residuos sólidos industriales. En esa línea, los investigadores de la UNSAM ya están desarrollando paneles aislantes elaborados con residuos de trigo, paneles de cerramiento confeccionados a partir de la reutilización de los envases de tetrabrick y nuevas chapas para cubiertas realizadas mediante la reutilización de bolsas plásticas.

Al mismo tiempo, el desarrollo de las viviendas promoverá el uso responsable de la energía mediante el cálculo de la eficiencia energética. Al respecto, el secretario de Coordinación Ejecutiva del IA, Roberto Busnelli, señala que el ahorro energético comienza con un diseño adecuado del inmueble: “La primera herramienta a tener en cuenta será la del proyecto arquitectónico, herramienta sustentable por excelencia, ya que a partir de los principios básicos de orientación, aislación y aprovechamiento solar se alcanzan los resultados de mayor impacto en términos del uso racional y responsable de la energía”.

Las casas contarán con diseños sustentables desarrollados por investigadores de la UNSAM que permitirán regular el agua y la energía eléctrica y efectuar un correcto tratamiento de los residuos y efluentes. Para ello, se aplicará un protocolo de medición de consumos para el agua caliente y fría y se implementará el calentamiento del agua con energía solar. El manejo de efluentes y residuos estará a cargo del equipo de Gustavo Curuchet, docente e investigador del 3iA, mientras que los temas vinculados con las buenas prácticas y patrones de consumo de los usuarios serán abordados por el Centro de Estudios de Desigualdades, Sujetos e Instituciones (CEDESI) de la EH, que dirige Silvia Grinberg.


Entreplanosjulio 27, 2018
salta.jpg

7min166

La Provincia llegará cinco años antes del plazo tope establecido en la legislación.

Argentina tiene su matriz energética fuertemente atada a los combustibles fósiles (gas, fuel, gasoil y carbón). Salta, con una capacidad de generación de 1.200 megavatios (MW) concentrada fundamentalmente en dos grandes usinas que funcionan con gas, Central Térmica Gemes (CTG) y TermoAndes, no es una excepción en el cuadro que se intenta revertir con Plan de Energías Renovables (RenovAr).

El citado programa nacional prevé una creciente participación de energías renovables que debería llegar hasta el 20% en 2025.

Ese objetivo es uno de los compromisos que asumió Argentina en la última cumbre del cambio climático en París. Para cumplir con la meta, se requerirán inversiones por unos 15.000 millones de dólares, durante los próximos ocho años, para construir y poner en marcha proyectos de generación limpia que comenzaron a adjudicarse en las sucesivas rondas licitatorias resueltas por el Ministerio de Energía de la Nación desde fines de 2016.

La planta fotovoltaica que empezó a construirse en Cafayate la semana pasada y los dos parques que tienen el inicio de obras programado para fin de año en San Antonio de los Cobres son parte del programa que tendrá 280 megavatios de energía renovable generados en Salta, a comienzos de 2020, de acuerdo con las últimas previsiones que Canadian Solar y Neoen comunicaron a los organismos competentes de la Nación y la Provincia.

Avances

La planta de Cafayate tiene el inicio de sus operaciones agendado para junio de 2019, mientras que el ingreso de los parques de la Puna al sistema interconectado argentino está programado en febrero de 2020 a través de la línea de extra alta tensión que se construyó originariamente para llevar la energía de la central TermoAndes desde Cobos hasta el norte chileno (InterAndes).

Con los tres parques fotovoltaicos en funcionamiento, Salta tendría en 2020 una participación de generación renovable superior al 23% en la matriz energética de su nodo, cinco años antes del plazo tope establecido en la legislación que impone la incorporación progresiva de fuentes de generación renovable en el país.

Proyectos adjudicados

El programa RenovAr tiene hasta el momento 147 proyectos adjudicados, en 21 provincias, en tres rondas licitatorias. Son 41 proyectos solares, 34 eólicos, 18 de biomasa, 14 pequeños aprovechamientos hidroeléctricos, 36 de biogás y cuatro de biogás de rellenos sanitarios que tienen previstas inversiones por 7.000 millones de dólares para generar 4.466 megavatios (MW) de energía limpia.

La planta fotovoltaica de Cafayate y el primero de los dos parques solares previstos en Los Patos (San Antonio de los Cobres) se cuentan entre los 69 proyectos de la ronda 1 que ya tienen el 100% de los contratos firmados y las garantías constituidas. De éstos, 37 están en construcción y 6 en operación.

De la ronda 2, hay firmados 28 contratos de abastecimiento sobre un total de 88 proyectos adjudicados.

Otra etapa

En la segunda ronda, las empresas ofertaron la energía limpia a precios mucho más bajos que los de la primera. En solar, el promedio de las cotizaciones descendió de 59 a 41 dólares por megavatio hora (MWh). Esto se debe fundamentalmente a la progresiva reducción de costos de las tecnologías fotovoltaicas, que en solo seis años se abarataron un 80 por ciento.

En el nuevo escenario, la energía de parques fotovoltaicos como los que tiene el norte chileno en Atacama compite mano a mano con la de usinas térmicas de ciclo combinado e incluso es más barata que la de muchas de las centrales que funcionan con combustibles fósiles.

Formidable potencial de la región de la Puna
La Puna se cuenta entre los siete sitios del mundo con mayores niveles de radiación solar. Así lo confirmaron el Instituto de Investigaciones en Energía No Convencional (Inenco), que depende de la Universidad Nacional de Salta (UNSa), y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) con un relevamiento realizado en 2016.

En el marco de esos estudios, la investigadora Judith Franco resaltó que la región altiplánica compartida por Jujuy, Salta y Catamarca presenta un potencial de generación solar que solo ofrecen otros seis punto del planeta distribuidos en el norte africano, el continente asiático y Australia.

Las características

En 2005, científicos del Inenco, el Instituto de Física de Rosario y la Universidad de Innsbruck (Austria) habían advertido en otro trabajo publicado por algunas revistas internacionales que la Puna es la región donde la radiación mayores daños causa en personas expuestas.

Aquel estudio describió sitios donde un persona puede recibir hasta un 10 por ciento más de radiación que un astronauta en el espacio.

Los valores más elevados se midieron en el Cerro Azul (Jujuy) a 3.900 metros de altura sobre el nivel del mar.

Como contracara, los extremos niveles de radiación de la Puna ofrecen un formidable potencial para generar electricidad con paneles fotovoltaicos y aprovechar la fuente renovable de energía con concentradores solares y sistemas termosolares.

 

Fuente: eltribuno.com


Entreplanosjulio 27, 2018
Estadio_desmontable_qatar.jpg

3min171

La organización del Mundial de Qatar 2022 reveló el proyecto de una de las sedes del campeonato, el estadio Ras Abu Aboud, con capacidad para 40.000 espectadores. Su principal característica es que será completamente desmontable y su estructura está basada en contenedores.

El diseño fue desarrollado por la firma de arquitectos española Fenwick Iribarren, que también es responsable del RCDE Stadium del Espanyol, situado en Cornellá (Barcelona), así como de los estadios de Casablanca (Marruecos), el nuevo Estadio Nacional de Noruega o el Catar Foundation Stadium, que también formará parte del Mundial 2022.

El Ras Abu Aboud estará ubicado en un terreno de unos 450.000 metros cuadrados en la costa de Doha, cerca del puerto de la capital catarí. Acogerá varios partidos hasta los cuartos de final del Mundial 2022, según ha informado el Comité Supremo para el Legado de Qatar 2022, encargado de las infraestructuras del torneo.

El estudio Fenwick Iribarren, junto con Schlaich Bergermann Partner and Hilson Moran, ideó una estructura de bloques modulares, que se podrán desarmar y utilizar en otros recintos deportivos una vez concluya la cita mundialista.

“Este estadio ofrece el legado perfecto, capaz de ser ensamblado en una nueva localización al completo o transformado en numerosas instalaciones deportivas y culturales”, ha asegurado en un comunicado el secretario general del comité organizador de Qatar 2022, Hassan Al Thawadi.

Para los organizadores de la cita mundialista de 2022, este diseño demuestra que la innovación ha sido “un aspecto central” en los planes de Qatar para dejar “un legado” para el país tras el torneo.

“Estamos seguros de que este concepto innovador y sostenible será una inspiración para los promotores de estadios y los arquitectos de todo el mundo, capaces de crear estadios de una gran estética que a la vez ofrezcan posibilidades de legado”, ha señalado Fenwick.

Los organizadores del Mundial han destacado que, al ser un recinto modulable, necesitará menos materiales para su construcción, provocará que se generen menos residuos y también reducirá la emisión de gases de efecto invernadero.

Ras Abu Aboud Stadium استاد راس أبو عبود from DeliverAmazing on Vimeo.

(Fuente EFE)


Entreplanosjulio 23, 2018
bid-1280x486.jpg

4min266

Tendrá 3.800 m2 de oficinas y atravesará las vías. En el techo crearán un parque lineal con 6 mil m2 de verde. Las obras comenzarán en 2019.

Un nuevo megaproyecto se suma al plan de integración urbana que impulsan desde la Ciudad de Buenos Aires. Se suma a la lista de las obras de infraestructura y urbanización que se están llevando a cabo en las villas 31 y 31 Bis de Retiro, la construcción de edificios emblemáticos como el futuro Ministerio de Educación o las oficinas del gobierno porteño. Se trata de la futura sede del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), un edificio-puente que fue presentado el viernes en el marco de la reunión del G20 que se realiza en Buenos Aires.

Este singular edificio sustentable busca integrar uno de los asentamientos informales más significativos de la Capital Federal con una de las zonas más caras de la ciudad.

El futuro edificio-puente contará con tres puntos de apoyo repartidos en diferentes zonas: al oeste, entre el Centro de Exposiciones y la Autopista Illia (acceso desde Recoleta); al este, próximo al edificio de Scholas (acceso desde Barrio 31); y junto a la calle Padre Mugica, que corresponde al acceso a Vialidad y Transporte.

Según el plan de obras, los accesos peatonales en ambos lados de la edificación tendrán escaleras mecánicas y ascensores. La construcción contará con una superficie total de oficinas de 3.800 m2.

Según el proyecto, los trabajos comenzarán en enero de 2019 y estarían finalizadas dos años más tarde. “En enero del año entrante ya vamos a tener gente trabajando en la obra y en dos años todos estaremos invitados a la inauguración”, aseguró el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

La estructura edilicia no solo unirá a los habitantes de esa urbanización con Recoleta, sino que será la mayor oficina del BID en América Latina y el Caribe. Luis Alberto Moreno, titular de la entidad, señaló: “Será un puente de integración del Barrio 31 con la Ciudad, motor de inclusión social y marcará un paradigma de construcción en altura”.

Entre los detalles de la futura obra se destaca la cubierta del puente peatonal, la cual además de conectar el barrio con el Parque Thays, desde el Centro de Exposiciones y Convenciones, y la estación Facultad de Derecho de la línea H de subte, generará 6 mil m2 de espacios verdes y les ahorrará cerca de una hora de viaje a los habitantes del lugar.

La futura propuesta edilicia fue proyectada por el estudio Elemental, cuyo responsable es el arquitecto chileno Julio Aravena. “Queremos seguir integrando las villas a la Ciudad, y esta idea de puente simboliza el espíritu de lo que buscamos”, señaló Rodríguez Larreta.

 

Fuente: Perfil.com


Entreplanosjulio 23, 2018
leed-1280x768.jpg

4min231

El restaurante Azurmendi de la ciudad española de Bilbao es la demostración de que la alta gastronomía no está reñida con el cuidado del medio ambiente. Así lo demuestran sus tres estrellas Michelin y el galardón que lo corona este año como el restaurante más sostenible del mundo. 

El local, dirigido por el chef Eneko Atxa, cuenta con un huerto para el cultivo de sus propias verduras; un viñedo donde produce su propio txakoli; paneles fotovoltaicos en las cubiertas y baterías para la acumulación de energía; y un sistema de climatización basado en geotermia (que aprovecha la temperatura estable del interior de la tierra –a 125 metros– para canalizarla durante todo el año al edificio y así reducir el uso de calefacción o frío en un 90%). Además, recolecta su propia agua de lluvia para cubrir el 100% de las necesidades de riego e incluye puntos de recarga para vehículos eléctricos… Unas medidas que unidas a un proceso de construcción con materiales locales como la madera de pino lo han hecho merecedor del certificado LEED de sostenibilidad. Incluso, al terminar las obras, se plantaron 700 variedades de árboles para compensar todo el CO2 emitido durante la construcción.

“Si nuestro entorno es lo que nos inspira y es lo que nos ayuda a tener los mejores productos en nuestra despensa, lo normal es que lo cuidemos y lo mimemos. Tenemos que ser conscientes de que es nuestra responsabilidad transferir nuestro entorno a las próximas generaciones tal y como lo hemos recibido y es mucho más positivo si ayudamos a que la transferencia sea de un entorno incluso mejor. Para mí esto no es una tendencia ni una idea, sino que es fundamental, una obligación, un compromiso; el de ejercer responsablemente como ser humano”, afirma el chef y fundador del restaurante.

Su lista de ingredientes medioambientales no acaba aquí. Colaboran con la Univesidad UPV EHU y el instituto de Investigación, Innovación y Desarrollo Agrario Neiker-Tecnalia en varios proyectos; uno de ellos para el desarrollo de cultivos hidropónicos (es decir, que no están en el suelo sino en un recipiente que contiene una solución de nutrientes y agua). En su invernadero hay espacio para más de 400 tipos de variedades vegetales locales y las semillas también se conservan en su propio banco de germoplasma; una forma de mantener la biodiversidad local. Sólo se trabaja con productores locales para el resto de productos y los residuos orgánicos se convierten en compost para los agricultores de la zona.

A efectos prácticos la experiencia culinaria de los clientes también mezcla el factor natural, ya que la comida empieza con un tour por el jardín de la azotea, donde se pueden inspeccionar los ingredientes, para luego continuar por la cocina hasta llegar al invernadero donde se degustan los primeros aperitivos. El precio del menú, para quien quiera probarlo, ronda los 200 euros.

 

Fuente: larazon.es


Entreplanosjulio 4, 2018
EP-69-nota-web-1280x768.jpg

3min551

Un fabricante de productos de madera nipón erigirá una torre de 350 metros de altura en Tokio para el año 2041, mientras que en Argentina se inaugurará este año el edificio más alto de Buenos Aires: el Alvear Tower, una construcción tradicional de 235 metros en Puerto Madero.

El rascacielos de madera más alto del mundo se construirá en Japón

El constructor y desarrollador inmobiliario Sumitomo Forestry planea construir un rascacielos de madera laminada cruzada (CLT, por su sigla en inglés) de 70 pisos, a prueba de fuego, que promete ser el de mayor altura a nivel mundial al alcanzar los 350 metros de altura en Tokio. Se estima que la construcción demorará alrededor de 20 años en culminarse. En su diseño colaboró Nikken Sekkei LTD, una importante empresa de arquitectura en Japón. El mismo se denominará W350. No confundir sus siglas con la de la famosa marca de aceite multiusos.

Este prometedor proyecto costará unos 5,6 mil millones de dólares. Además de ser empleado como edificio de renta, se montará allí un hotel, oficinas y comercios. Contará con una estructura realizada, casi en su totalidad, en madera, salvo un 10% que será destinada a las columnas de acero. Asimismo se implementará los reglamentos antisismicos adecuados que permitirán controlar las vibraciones de los frecuentes temblores que acechan a la ciudad oriental. Y presentará cascadas y una cubierta vegetal que la convertirá en un pulmón contra la contaminación al transformarla en un bosque en vertical.

Cuando se termine la obra, Japón desplazará del trono a Canadá que posee una construcción de similares características en Vancouver. Se trata del Brock Commons Tallwood House, una edificación de tan solo 18 pisos y 53 metros que se inauguró en 2017. No obstante en Chicago también se planea edificar una torre de 244 metros. Tal vez sea el inicio de una nueva tendencia en la arquitectura moderna que veremos propagarse en los próximos años y que ayudará a reducir el dióxido de carbono de la atmósfera.

Por Cristian Orquera.



Auspician Entreplanos




Newsletter