Entreplanosmarzo 26, 2018
contrato-1280x720.png

4min155

La escasa envergadura o simplicidad de un encargo profesional no es motivo suficiente para omitir la redacción y firma de contratos. Tampoco lo es el conocimiento o familiaridad que pueden vincular al cliente y su arquitecto. La gran ventaja de los contratos es que lo escrito permanece, mientras que lo acordado informalmente puede ser olvidado o mal interpretado, razón por la cual es conveniente que el comitente suscriba con su arquitecto un convenio escrito con un claro detalle de las obligaciones de cada parte, resguardando de esta forma los derechos de ambos. Los honorarios por los servicios del arquitecto deben ser considerados como una sensata inversión, entre otras, por las siguientes razones:

  • Un proyecto bien concebido permite lograr sensibles economías, tanto en su construcción como durante la vida útil del edificio, y puede ser materializado evitando improvisaciones e imprevistos, responsables de prolongar innecesariamente el lapso de construcción y originar costos adicionales.
  • Un buen diseño y construcción aportan valor agregado al proyecto, conjuntamente con un mayor valor inmobiliario para una propiedad, más clientes para un comercio, mayor productividad en los lugares de trabajo.

Los honorarios profesionales deben retribuir:

a) La capacitación, creatividad, dedicación y responsabilidad del arquitecto.
b) La labor de los profesionales y personal técnico necesarios para cumplir el encargo.
c) Otros conceptos como amortización y gastos generales del Estudio, gastos directos, movilidad, seguros e impuestos.

El Decreto-Ley 7887/55, la Resolución de la Junta Central de Consejos Profesionales de Arquitectura, Ingeniería y Agrimensura del 12/04/1977 y la Resolución del Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo (CPAU) del 02/05/2006 establecen que los honorarios del arquitecto que actúa como Director de proyectos y/o Director de obra, en obras que comprenden estructuras e instalaciones, resultan de la suma de los honorarios por proyecto y/o dirección de las obras de arquitectura, según lo dispuesto en el artículo 50 inciso 1) del Arancel, más los honorarios por proyecto y/o dirección de las obras de estructuras e instalaciones comprendidas en las primeras, según lo dispuesto en el inciso 2) del mismo artículo, con deducciones del 20% en el primer caso y del 7% en el segundo.

Estos honorarios son de aplicación siempre que no se haya pactado otra cosa, ya sea que el arquitecto contrate profesionales externos a su Estudio, que las tareas sean realizadas por profesionales de su Estudio o que las lleve a cabo personalmente, siempre bajo su coordinación, dirección y control, ya que es responsable del trabajo en su conjunto.

Se aclara que la desregulación de los honorarios, vigente desde el año 2001, permite acordar los honorarios mediante otros procedimientos, escalas y tasas a convenir libremente entre las partes. El Arancel Profesional también establece que el comitente debe abonar los gastos especiales originados con motivo de consultas con especialistas, presentaciones especiales, retribución de sobrestantes, viáticos y otros gastos extraordinarios no comprendidos en los honorarios del arquitecto.

Solo respetando estos alcances trabajaremos sobre la base de relaciones sanas entre el Arquitecto y su Comitente.


Entreplanosfebrero 23, 2018
techos-verdes-nota-1280x576.jpg

4min463

Cada vez son más las terrazas verdes que renuevan y dan vida a ese ambiente descubierto, poco armonioso, donde coexistían: cableado, cañerías y unidades externas de aires acondicionados, como en una “suerte” de depósito externo. Ahora favorecido no solo por el plus de estética, sino por su funcionalidad en términos de eficiencia energética.

A la hora de proyectar una obra, ya sea una vivienda o un edificio, uno de los planteos más frecuentes es cómo mejorar la eficiencia energética. Existen varias alternativas que van desde el diseño y el empleo de diversos materiales, hasta la incorporación de equipos para operar con energías alternativas, como es el caso de la solar a través de paneles fotovoltaicos que son situados en los techos. Precisamente allí es donde está empezando a evolucionar la infraestructura tradicional por una más verde.

Con el nuevo etiquetado energético se le asigna a las viviendas una mejor valoración en la escala de calificación al no limitarse exclusivamente al uso de energías convencionales. De momento esto se traduce solo en un ahorro de energía, pero también impactará en el sector inmobiliario.

En relación a las cubiertas vegetales, cada vez están más en auge y no se limitan a ser una simple tendencia en diseño. Además de beneficiar al medioambiente, en países como México incrementan el valor del inmueble entre el 5 y 20 por cierto.

Pero esta moda que aspira a instaurarse también en Argentina proviene de los países nórdicos, donde surgió como una cubierta vegetal para controlar la humedad y regular la temperatura en el interior a través de su inercia térmica. Por ejemplo, en Noruega, Islandia o Canadá se emplea como aislación para contrarrestar las bajas temperaturas, mientras que en Tanzania lo implementan para conservar el fresco en el interior.

En cuanto a asumir un verdadero compromiso ambiental, cabe citar a Dinamarca. En la ciudad de Copenhague ya es un requisito contar con un techo verde en las nuevas obras. Además pretende cubrir la totalidad de las construcciones en el 2025 con el objetivo de convertirse en la primera capital del mundo en no emitir carbono.

Otra de las ventajas de esta cubierta vegetal reside en reducir el “efecto de isla de calor”, el cual está presente en las ciudades por la alta densidad de edificios. Esto implica un incremento de 10 grados en proporción a la periferia urbana.

 

La cubierta vegetal en la certificación LEED

Entre las herramientas dispuestas para la certificación ambiental de edificios LEED se estipula como estrategia sostenible la instalación de cubierta vegetal, tanto por sus beneficios medioambientales como económicos: acota la cantidad de corriente de agua de lluvia; filtra contaminantes y dióxido de carbono del aire; disminuye el consumo de energía al proporcionar aislamiento térmico; protege la cubierta de la radiación solar y las tormentas por lo que extiende su vida útil; crea un espacio verde para el cultivo o el esparcimiento.

 

Por Cristian Orquera.


Entreplanosfebrero 21, 2018
arquitecto.jpg

8min616

Con respecto a honorarios y derecho de uso de documentaciones preparadas por el arquitecto, el MANUAL DE EJERCICIO PROFESIONAL DEL ARQUITECTO, redactado por el Consejo profesional de Arquitectura y Urbanismo, aclara:

Adicional por uso de anteproyecto o planos generales

Se efectúan las siguientes aclaraciones al art. 51 inciso 4) del Arancel:

• El comitente no está obligado a abonar el adicional dispuesto cuando no acepta ni utiliza, total ni parcialmente, el objeto de la encomienda.
• Cuando el profesional acepta ceder “el uso” del anteproyecto o planos generales y el comitente le abona el adicional previsto, este adquiere la posibilidad del uso, inmediato o futuro.

Derecho de uso y venta del terreno

En el caso en que planos de anteproyecto, planos generales o planos municipales preparados por el arquitecto y aprobados por su comitente, fueren entregados por éste a un comprador del terreno, el comitente debe abonar el adicional previsto en el art 51 inc 4) del Arancel, ya que, o bien dichos planos tuvieron un uso que valorizo el terreno o bien el comprador del mismo puede hacer uso de ellos para su propio beneficio.

Uso de la documentación del proyecto

En el caso de haber pagado un comitente los honorarios por proyecto, éste queda en la propiedad del mismo, de forma tal que puede proceder a su uso sin que por ello deba aplicar el art 51 inc. 4) del Arancel, que permanece reservado únicamente para las situaciones en las cuales se ha pagado anteproyecto o planos generales. Pero cabe señalar que el citado pago del proyecto permite el comitente ejecutar la obra una sola vez. El comitente adquiere el derecho de uso del proyecto, pero no la propiedad intelectual que siempre pertenecerá a su autor.

Ajuste de honorarios por proyecto

Los honorarios por proyecto convenidos por un monto fijo, se devengan al tiempo de la aprobación del mismo por el comitente y una vez abonados, el pago tiene la fuerza cancelatoria que extingue la obligación, siendo inadmisible la pretensión de su reajuste bajo el pretexto del mayor valor que haya adquirido la obra durante su construcción, salvo que el mismo sea resultado de ampliaciones o modificaciones del proyecto. Los honorarios por proyecto convenidos en función del costo definitivo de la obra, se devengan al tiempo de la aprobación del mismo por el comitente y se calculan provisoriamente sobre el presupuesto de la documentación de proyecto. Todos los pagos parciales se deben considerar como pagos a cuenta de un total que recién podrá ajustarse cuando se conozca el valor definitivo de la obra. En ningún caso los honorarios por proyecto sufrirán deducciones o reajustes en menos, ya sea que la obra sea reducida en su superficie o por cualquier tipo de economía.

Honorarios compensatorios por desistimiento del comitente

La decisión unilateral del comitente de interrumpir la tarea encomendada trae como consecuencia inmediata el incumplimiento de la obligación contractual que impide al profesional percibir el honorario esperado. Lo que contempla el art. 51 inc. 3) del Arancel no es entonces ni un honorario ni una retribución por servicios no prestados, sino una compensación por una expectativa de honorario perdido. El arancel establece el valor de esta compensación en el 20% del honorario que le hubiera correspondido percibir por parte de los trabajos encomendados y desistidos. De este modo, ha otorgado al profesional el derecho de cobro de dicha indemnización sin necesidad de acreditar -en una etapa judicial- en qué consistió el daño que le ocasionó la ruptura contractual ni a cuanto ascendió el monto. El reclamo judicial de un importe superior por daño emergente, lucro cesante o agravio moral, siempre le es posible al profesional que procure la reparación del daño integral que la conducta del comitente le ha causado. Pero tal reclamo no encontraría fundamento en la norma arancelaria, sino en las disposiciones del Código Civil sobre responsabilidad en el caso de incumplimiento de contratos.

Honorarios por Dirección de obra en función de la forma de contratación

Las tareas, obligaciones y responsabilidades de la dirección de obra varían notablemente en función del esquema y modalidades de contratación de la obra: No es lo mismo dirigir obras por ajuste alzado que por coste y costas, con una empresa constructora o por contratos separados o por administración. En el momento de contratar un encargo de proyecto y dirección es usual que no se haya decidido aun la forma de contratación de la obra y en casos puede modificarse lo previsto anteriormente. Para evitar la situación de tener que renegociar el honorario previo al comienzo de la obra, se recomienda: a) acordar honorarios por dirección de obra separados de los de proyecto y b) fijar alternativas para los honorarios por dirección de obra en función de las variantes mas previsibles para la contratación de la obra.

Honorarios sobre certificados de obra

Con respecto al art 59 inc. d) que dispone que los honorarios por dirección de obra se percibirán en pagos parciales proporcionales a los certificados de obra, el CPAU aclara:

• Son certificados de obra los que emite el arquitecto una vez revisadas y aprobadas las liquidaciones de los contratistas y que entrega al comitente como constancia de los trabajos realizados y el acuerdo para su pago. Estos certificados pueden estar referidos a los trabajos según contrato, adicionales, acopios, anticipos para la compra de materiales o de variaciones de precios.
• Corresponde facturación de honorarios sobre todos los certificados que emite el arquitecto, incluyendo los mencionados en el punto anterior.
• No corresponde en cambio, la facturación de honorarios sobre anticipos financieros, entendiendo por ello las sumas de dinero que el comitente puede adelantar al contratista para facilitar su mejor desenvolvimiento en la provisión de insumos o pago de mano de obras necesarias para la ejecución de los trabajos.

Los honorarios por dirección de obra se deben calcular sobre montos certificados antes de que estos sufran deducciones para integrar el fondo de reparos, por sanciones impuestas al contratista o por cualquier otro concepto.


Entreplanosnoviembre 15, 2017
16523_prevencion-riesgos-laborales.jpg

6min680

La mayoría de los accidentes acaecidos dentro de la industria de la construcción pueden evitarse empleando el sentido común y medios prácticos adecuados para su prevención. Ello, además de los beneficios prácticos obtenidos al mejorar las condiciones de trabajo, por ejemplo, una mayor producción, sirve para disminuir los costos involucrados en los accidentes. Dado que no es posible eliminar totalmente los siniestros y adicionado a ello la peligrosidad inherente a ciertas actividades desempeñadas, en ocasiones se presentan algunas dificultades para implementar las medidas adecuadas en cuanto a prevención.Por el Lic. Carlos Matriepo.


Entreplanosnoviembre 3, 2017
16497_conss.jpg

3min710

Todo proyecto requiere de actividades humanas para concretarse y alcanzar los objetivos planteados. El gerenciamiento de proyectos está definido por un conjunto de procesos mediante los cuales, aplicando herramientas estratégicas de planificación, costo, tiempo, recursos humanos, negociación, contratación, comunicación, riesgos y calidad, se pueden transformar ideas en hechos. El gerente de proyecto no sólo planifica, controla y dirige distintas propuestas limitando riesgos y acotando la incertidumbre, sino que como organizador, debe tener la capacidad de reaccionar ante cualquier circunstancia imprevista. Al planificar debe poner en marcha una serie de actividades mediante objetivos claros de tiempo, costo y calidad, desarrollando líneas concretas de acción adecuadas mediante la implementación de una gestión integrada.Por Arq. y Project Manager María Silvia Carrasco.


Entreplanosagosto 18, 2017
16363_color.jpg

5min730

El Pliego de Especificaciones Técnicas constituye la documentación de obra (en forma escrita), preparada para la licitación de un trabajo que complementa la información contenida en la documentación gráfica integrada por planos y planillas. El mencionado pliego suele incluir, además, los requisitos de la licitación junto con las formas y condiciones de la contratación. Dicha información puede integrar un Pliego de Bases y Condiciones de Licitación y Contratación (PBC), imprescindible según las características, complejidad y envergadura de la obra a efectuar. Como tal, y con referencia a los planos generales, de detalle y planillas, completa, enfatiza y describe todos aquellos aspectos referidos a la descripción de los materiales y elementos, muestras y ensayos, normas, reglamentos y otras disposiciones legales, equipos y herramientas, mano de obra, ejecución de las tareas, requerimientos particulares y objetivos a cumplir. Por lo tanto, no es un tratado de construcción, sino un documento que especifica resultados. 


Entreplanosjulio 10, 2017

5min520

Las diversas definiciones existentes coinciden en que la palabra “domótica” proviene de dos vocablos: Uno de ellos es “Domus” (casa en latín), sin embargo, los autores difieren entre sí al momento de proponer el segundo vocablo raíz, algunos indican que se trata de “robótica”, otros defienden que proviene de “automática”. Aquí nos quedaremos con el término “informática”, definido por la Real Academia de la Lengua Española.


Entreplanosmayo 26, 2017

7min420

Desde la década de 1970, durante la crisis del petróleo hasta la actualidad, se han planteado diversas respuestas a la pregunta, ¿por qué un edificio debe consumir menos energía? Hoy no solamente tomamos en cuenta la escasez de recursos naturales renovables, sino que también se consideran aspectos fundamentales, tales como la emisión de CO2 a la atmósfera, los residuos contaminantes de fabricación y utilización difíciles de degradar, las mejoras en el confort higrotérmico en el interior de la vivienda y el aumento de la vida útil de la misma, sólo por mencionar algunos de los factores más importantes.Por el Arq. José Reyes.


Entreplanosabril 5, 2017

8min330

La arquitectura sustentable, también denominada arquitectura sostenible, arquitectura verde, eco-arquitectura y arquitectura ambientalmente consciente, constituye un modo de concebir el diseño arquitectónico de manera sostenible, buscando optimizar recursos naturales y sistemas, de tal modo que minimicen el impacto ambiental de los edificios sobre el medio ambiente y sus habitantes.



Auspician Entreplanos




Newsletter