Entreplanosmayo 24, 2019
ecoparque3-1.jpg

4min21

Naku Construcciones, empresa con más de 40 años dedicada a la ejecución de obras  públicas y privadas, desarrolla varias de las principales obras del nuevo Ecoparque, que se encuentra emplazado en la zona de Palermo, donde antes funcionaba el Zoológico de la Ciudad de Buenos Aires.

Desde principios de 2018, vienen trabajando en la recuperación, remodelación y puesta en valor de las zonas ubicadas en las entradas de las calles Las Heras, por un lado, y Libertador, por el otro, ocupándose de la recuperación de espacios  fundacionales, como La Felinera, la Casita Bagley y el Puente de las Garzas, entre otros.

Para ello, se trabaja de la mano con especialistas en recuperación de construcciones históricas, con el objetivo de rescatar, restaurar y revivir los edificios patrimoniales dentro del parque.

En el mismo sentido, y luego de varios estudios medioambientales, se llevó a cabo el complejo trabajo de adecuación, saneamiento e impermeabilización del icónico Lago Darwin, ubicado en un sector llamado “Zona Llanura Pampeana”.

Como parte de las obras, se realizaron numerosos movimientos de suelos y el trasplante de especies de plantas y árboles (en especial palmeras de gran porte). Se llevó a cabo la  parquización e instalación del sistema de riego, y la construcción de caminos y senderos internos, que permitieron optimizar las visualizaciones paisajísticas.

También realizaron hasta la fecha, entre otras obras, el acondicionamiento de las redes hidráulica, sanitaria y eléctrica.

El nuevo Ecoparque cuenta con 16,7 hectáreas reservadas exclusivamente a la conservación de la biodiversidad, la educación ambiental y la sensibilización sobre los desafíos que debe sortear la fauna argentina día a día, producto de la perdida de hábitats naturales. Tiene como objetivos cuidar y preservar a los animales, educar sobre la importancia del cuidado de la biodiversidad y promover las acciones de rescate y rehabilitación de fauna silvestre.

El Ecoparque está diferenciado en dos áreas: una de acceso gratuito, que aloja  actividades artísticas y culturales, institucionales y educativas enfocadas en la conservación, y parques internos para la sensibilización del visitante en temas ambientales. Y tendrá una segunda parte, de acceso controlado, en el centro del parque, donde se encontrará la fauna argentina.

Algunos de los sectores, como los ingresos por Plaza Italia y Libertador y Sarmiento, ya se encuentran habilitados. Mientras que recientemente se inauguró el Centro de Rescate de Fauna Marina, el Reptilario y un nuevo Hospital. A medida que se vayan culminando las labores de restauración, se irá permitiendo el acceso a las diferentes zonas.

 

Con colaboración de: Juan Ignacio Erreca / Naku Construcciones

 

ecoparque3
ecoparque1
ecoparque2

Entreplanosmayo 22, 2019
batev19-1280x853.jpg

2min30

La cita ya tradicional para el sector, BATEV es la Exposición Internacional de la Construcción y la Vivienda, se consolida año a año, como el principal punto de encuentro para arquitectos, ingenieros, desarrollistas, consultores, constructores, instaladores, distribuidores y diseñadores de la Argentina y la región. Abre sus puertas hoy 22 de mayo a las 14:00 hs, hasta el 25, y se prevé una importante variedad de actividades que ofrecerán a los asistentes un panorama actualizado de las tendencias del sector de la construcción y la vivienda.

Con mayor superficie expositiva, los pabellones azul y verde de La Rural serán sede, durante cuatro días, de la exposición que nucleará a todos los componentes de la industria: instalaciones, revestimientos y terminaciones, servicios y productos para la construcción, estructura, obra gruesa, equipos y tecnologías aplicadas. Todos los rubros estarán representados en un evento que incluirá lanzamientos de nuevos productos y soluciones, capacitaciones, charlas y conferencias sobre diversos temas de interés.

Es la única muestra que permite conocer en detalle el escenario presente, como así también el futuro, que vive el mercado de la construcción, quedando claramente marcado el compromiso incondicional con la industria.

Además de los nuevos productos y soluciones que cada año presentan a los visitantes, se llevan a cabo distintas actividades paralelas cuyo objetivo es la capacitación, actualización, formación y debate, que permiten acceder a la última información de quiénes dominan las claves del mercado.

Aún puedes inscribirte ¡SIN CARGO! en: https://bit.ly/2EgxTHY

¡Recuerda visitar nuestro stand! Estaremos ubicados en el espacio A2a.

¡Nos vemos en la Expo!


Entreplanosmayo 20, 2019
ambiente1-1280x853.jpg

5min38

Actualmente se desarrollan valiosas ideas y conceptos en relación con la denominada arquitectura “sostenible”, “verde” y “amigable con el medio ambiente”. Dicha terminología ha sido monopolizada por parte del discurso de muchos profesionales de la construcción, corriéndose el peligroso riesgo de que los mismos no sean valorados en su verdadera magnitud. Nuestra industria de la construcción, al ser responsable de un consumo energético desmedido, es una de las más estigmatizadas, provocando que la bandera verde sea enarbolada con fruición por parte de una gran cantidad de actores, tanto empresarios como profesionales. Evidentemente, las problemáticas planteadas por el medio ambiente no pertenecen al nuevo siglo. Cierto es que se ha revertido la visión de los actores sociales en cuanto a la importancia que reviste el tema, dadas las contundentes pruebas que, bajo la forma de desastres naturales, el ambiente nos brinda.

Iniciativas en relación con la minimización de la denominada “huella ecológica”, gracias a la optimización energética de los procesos constructivos, son bienvenidas y explicitadas como importantes aportes para la arquitectura. Aunque cierto es que muchos de los mencionados aportes conforman el primer paso dado a efectos de provocar un cambio de mentalidad a la hora de diseñar. La transfiguración de la técnica, dentro de la cual la industrialización adquiere un papel fundamental, resulta inminente. Pero por eso mismo, las problemáticas ambientales deben ser cabalmente estudiadas, lejos de las modas y los discursos “políticamente correctos” desde el punto de vista del marketing más ortodoxo, pero vacíos de aplicabilidad en relación con nuestros contextos económicos, legales, técnicos y sociales.

Las iniciativas proyectadas no deben agotarse únicamente respecto de la labor de los profesionales de la construcción, ni de las empresas fabricantes de insumos, sino que deben trascender hacia los consumidores finales. Son ellos, como parte de la sociedad, quienes verdaderamente pueden determinar el éxito de los emprendimientos, y así también, la prosperidad de una arquitectura sostenible. No podemos, ni debemos, hacer del marketing ambiental una moda pasajera, sin conllevar un positivo beneficio para toda la posteridad.

Todos los actores de la llamada “cadena de valor” deben mostrarse cabalmente comprometidos en la producción de materias primas, transformación, logística, comercialización, disposición final y recuperación, una vez que la vida útil de la obra haya concluido. Los valores de las conductividades térmicas de cada material se obtendrán según la Norma IRAM 11.601. Los materiales no incluidos dentro de la lista enunciada en dicha norma, deberán ser ensayados en organismos certificados, de acuerdo a las Normas IRAM de métodos de ensayo; la 11.559 (“Determinación de la resistencia térmica y propiedades conexas en régimen estacionario. Método de la placa caliente con guarda”), y la 1.860 (“Método de ensayo de las propiedades de transmisión térmica en régimen estacionario, mediante el aparato de medición del flujo de calor).

Los agentes climáticos (lluvia, radiación, temperatura del aire, etc.), se ven modificados por la envolvente de la obra antes de afectar sus condiciones interiores. Una adecuada aislación térmica de los cerramientos contribuirá al logro de un “microclima capaz de asegurar condiciones de confort” con ventajas económicas en cuanto al consumo de energía necesario para alcanzar óptimas condiciones.

Resulta importante conocer las cualidades de los elementos constructivos empleados como cerramiento, de manera que puedan aprovecharse, mediante una elección racional, para el control climático de los ambientes. Estudiaremos entonces las nociones teóricas necesarias sobre el calor y su propagación y analizaremos un cuadro comparativo de los distintos tipos de muros comúnmente utilizados en la construcción, donde se destaca la mayor o menor facilidad demostrada por parte del calor para atravesarlos en la unidad de tiempo y superficie.

 

Por el Arq. Gustavo Di Costa

Editor de Revista ENTREPLANOS


Entreplanosmayo 17, 2019
Casa-ladrillos-pet-1.jpg

11min55

Entre los protagonistas principales de esta historia hay ladrillos de plástico y tejas de caucho, pero lejos de ser una cuestión de chicos se trata, definitivamente, de algo de grandes.

Y el calificativo no guarda relación con cosas de la edad sino con el tamaño de la iniciativa: solucionar el déficit habitacional y hacerlo mediante el desarrollo de tecnologías y materiales que aprovechan los residuos urbanos e industriales para construir casas.

Desde Córdoba, en el Centro Experimental de la Vivienda Económica (CEVE), un grupo interdisciplinario integrado por arquitectos, ingenieros, químicos y diseñadores industriales entre otras profesiones, investiga, experimenta, desarrolla y transfiere tecnologías de construcción y nuevos materiales destinados al hábitat popular desde una óptica sustentable.

Bajo costo x 2

Rosana Gaggino, directora de CEVE, contó que el Instituto de investigación fundado en 1967, depende del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y de la Asociación de Vivienda Económica (AVE), y que uno de sus principales objetivos es “proveer soluciones de bajo costo y que atiendan las necesidades de hábitat que hay en el país”, pero cuidando el impacto ambiental.

“Buscamos desarrollar tecnologías amigables con el medioambiente utilizando el reciclado de residuos. Así desarrollamos distintas soluciones tecnológicas como ladrillos y bloques hechos con envases descartables de gaseosa, tejas elaboradas con caucho de neumáticos en desuso y plástico reciclado, placas divisorias o de mobiliario hechas con embalajes de alimentos o cáscaras de maní ligadas con resina”, describe.

Y luego, entusiasmada, cuenta sobre la iniciativa más nueva.

“Actualmente estamos desarrollando un proyecto para crear componentes constructivos con residuos de aparatos eléctricos y electrónicos -como impresoras y computadoras- que son materiales de difícil reciclado”, explica la arquitecta, investigadora independiente del Conicet.

Torres de basura electrónica

El dato no es menor teniendo en cuenta que la basura electrónica es la que registra el crecimiento más rápido del flujo de residuos domésticos en todo el mundo.

Para darse una idea, de acuerdo con el relevamiento hecho por una organización internacional, en 2016 este tipo de desperdicios llegó a 44,7 millones de toneladas, 8% más que en 2014. O, si se quiere graficar el tema, con esa cantidad de basura electrónica se podrían levantar 4500 torres Eiffel.

Lo más preocupante es que según las proyecciones de los expertos, la cifra no parará de crecer en los próximos años.

Igual de urgente y preocupante es la situación medioambiental y el déficit habitacional en un mundo cuya población tampoco deja de incrementarse.

Y todo eso no hace más que revalorizar la tarea que se realiza en el CEVE desde hace más de 50 años.

Actualizar la agenda

Gaggino aclara que aunque el objetivo de fondo siempre fue el mismo, con el paso del tiempo (especialmente en las últimas dos décadas) se incorporaron la investigación, el desarrollo y la innovación en tecnologías sustentables, así como la Investigación y análisis de las políticas públicas vinculadas a la temática.

En la actualidad, CEVE tiene las siguientes líneas de investigación:

*Sistemas Constructivos. Es de las áreas más antiguas de trabajo y experimentación. En ella se desarrollan sistemas constructivos, componentes y materiales de construcción para la vivienda y el hábitat.

*Nuevos materiales y componentes. El objetivo es desarrollar elementos constructivos tradicionales elaborados con materiales no tradicionales provenientes de la recuperación y reutilización de residuos industriales y domésticos.

*Gestión Integral del hábitat y circuitos interactorales. Promover acciones directas e indirectas que contribuyan a mejorar el hábitat y fortalecer el desarrollo local, en articulación con otros actores sociales. “Hacemos diagnósticos a pedido de municipios, por ejemplo, sobre situaciones habitacionales y a partir de eso ofrecemos soluciones”, explica Gaggino.

*Políticas públicas, desarrollo socio productivo y hábitat. Se investigan y analizan las políticas públicas vinculadas a la temática con el objetivo de aportar insumos y evidencias para mejorar la calidad de las mismas y atender a los sectores en condiciones de pobreza y/o en riesgo.

Interconexión

¿Cómo canalizan todo lo que hacen y quiénes pueden aprovecharlo?

Gaggino dice que desde CEVE brindan servicios tanto a municipios como a cooperativas, fundaciones y grupos de personas particulares.

“Hacemos el licenciamiento de las tecnologías y damos los cursos de capacitación para que puedan hacerse emprendimientos en distintos puntos del país. También supervisamos y damos seguimiento a los proyectos para hacer control de calidad y asesorar en el caso de que haya que hacer algunos ajustes”, agrega la directora de CEVE.

Luego, cuenta que en diferentes puntos del país existen muchas soluciones habitacionales gracias a la utilización de algunos de los sistemas más antiguos desarrollados en el Instituto, como el sistema Semilla o la estructura UMA.

“Con estos materiales nuevos no tenemos barrios completos pero si algunas experiencias, como en Junín, provincia de Mendoza, donde se construyó una casa y está planificado un barrio de 50 viviendas”, comenta.

CEVE tiene firmados convenios de licenciamiento de la tecnología del ladrillo de PET con la provincia de Chubut y con la Fundación EcoInclusión, de Alta Gracia (Córdoba).

“Quieren reciclar el PET de la ciudad de Córdoba y la Municipalidad les donó un predio para que construyan la planta de producción. Hay perspectivas de un gran impulso para esta tecnología a corto plazo”, se entusiasma Rosana quien desde hace 21 años, cuando ingresó como becaria en CEVE, trabaja para mejorar la vida de los argentinos por vía doble: solucionar la problemática habitacional protegiendo el medioambiente.

Nuevos materiales

El Centro Experimental de la Vivienda Económica (CEVE) cuenta con 14 componentes y sistemas constructivos registrados.

Entre los nuevos materiales, se destacan:

*Ladrillos de PET. Se trata de componentes para muros exteriores e interiores elaborados con una mezcla de partículas de plástico PET procedente de envases descartables de bebidas, ligadas con cemento Portland y aditivos, que se moldea con una máquina manual rodante.

Es un ladrillo más ecológico que los tradicionales porque la materia prima principal está constituida por residuos plásticos reciclados. Además, la producción del ladrillo macizo de tierra cocida, utilizado habitualmente en mamposterías, a partir de la extracción de la capa de tierra superficial fértil (humus), y su posterior cocción en grandes hornos a cielo abierto, produce desertificación del suelo, contaminación atmosférica (por el humo generado), y tala de árboles para obtener la leña necesaria para el funcionamiento del horno, dicen en CEVE.

Desde el punto de vista técnico el ladrillo de PET se destaca también en lo que respecta a liviandad y aislamiento térmico.

*Paneles de cáscara de maní. Constituyen un componente de aislación térmica para aplicar en cielorrasos, sobre estructura de soporte de perfilería metálica. Representan una alternativa a los cielorrasos de madera industrializada o placas de polietileno expandido, entre otros.

La placa está elaborada con cáscaras de maní aglomeradas con resina polimérica y conformada por compresión en prensa hidráulica. Además, tiene un atractivo aspecto estético, y sus principales cualidades técnicas son aportar aislación térmica y acústica a los espacios interiores.

*Tejas de caucho. Es un componente que se desarrolla junto con la Universidad Tecnológica Nacional, Facultad Regional Córdoba.

Se aplica en cubiertas inclinadas, sobre estructura de madera. Está elaborado íntegramente con materiales reciclados procedentes de desechos industriales plásticos y de neumáticos fuera de uso. Para hacerla se trituran y extrusan los materiales, y luego se moldea todo en una prensa.

Entre las ventajas de este tipo de teja, citan el hecho de que es más resistente a la flexión, las heladas y el granizo que las tradicionales, de cerámica u hormigón, además de ser más liviana.

Por: Florencia Carbone

 

 

 


Entreplanosmayo 16, 2019
07-PILETA-1280x720.jpg

4min56

Grupo Uno en Uno es una empresa de arquitectura diferente que diseña, construye y desarrolla todos sus proyectos. Con más de 10 años de trayectoria en el mercado, posee una visión contemporánea y disruptiva. Está formado por un colectivo de jóvenes profesionales que interrelaciona arquitectos, ingenieros, directores de obras, estudiantes de derecho y licenciados en administración, encabezado por sus 4 socios, los arquitectos Diego Rybka, Federico Brancatella, Mariano Goldberg y el ingeniero Darío Balan, creadores de nuevos proyectos constantemente.

Vitta Palermo es un novedoso proyecto en uno de los barrios más dinámicos, trendys y vivos de la ciudad. Consta de dos edificios (uno sobre la calle Carranza y otro sobre la Av. Córdoba) conectados a través de un bosque Ribereño que integra los programas de los amenities de ambos edificios, especialmente pensados por el equipo de GRUPO UNO EN UNO. Este pulmón propio logra que a medida que se recorre el parque se generen situaciones espaciales diversas al tiempo que se recupera la proximidad entre las personas, la naturaleza y la tranquilidad.

Aprovechando la morfología del terreno para indagar en la relación ciudad/naturaleza y proponiendo la recuperación de la naturaleza perdida y la construcción de una identidad desde el paisaje, se busca con VITTA PALERMO reactivar la vida del barrio.

El edificio situado sobre la calle CARRANZA se compone de unidades de 2, 3, 4 y 5 ambientes, todas con balcón, parrilla y un espacio verde para llenar de vida y experiencias.

Por otra parte, el edificio situado sobre CORDOBA, será mucho más dinámico con unidades de 1 y 2 ambientes grandes y listos para hacer la mejor primera aventura de vida independiente de muchos soñadores de Palermo.

Ambos edificios ofrecen espacios mucho más grandes en relación a lo que el barrio ofrece. Además cuentan con exclusivos penthouses de más de 200m2 con terrazas verdes, pileta y parrilla privadas para cumplir el sueño de una casa en pleno corazón de Palermo.

El paisajismo de VITTA PALERMO está a cargo del multipremiado Estudio Bulla.

Amenities de VITTA PALERMO:

  • Bosques con espacios de lectura
  • Seguridad 24 horas
  • SUM con parrilla
  • Pileta
  • Parrilla en todas las unidades
  • Gym
  • Terraza y balcones verdes
  • Business Center
  • Laundry
  • Huerta urbana
  • Recolección de agua de lluvia
  • Frente de Parasoles
  • Separación de residuos
  • Bike Friendly

 

01 FACHADA CARRANZA
07 PILETA
04 BOSQUE INTERIOR SUM

Entreplanosmayo 15, 2019
fachadaventilada3-1280x702.jpg

5min60

Un sistema de “Fachada Ventilada” se encuentra constituido por una sucesión de capas y estratos funcionales, los cuales ofrecen prestaciones específicas en grado de satisfacer determinados requisitos. De esta forma, se garantiza la protección de las paredes exteriores y la total integración de dos fundamentales aspectos, normalmente en contraste entre ellos: La protección respecto del agua de lluvia y la adecuada “transpiración” del cerramiento. Entre sus principales propiedades destacamos:

Permeabilidad: Una Fachada Ventilada conforma un sistema de protección de las paredes con una elevada capacidad de “transpirar”, aspecto el cual permite que la humedad producida en el interior de los ambientes pueda difundirse en el exterior sin encontrar obstáculos o barreras, manteniendo los muros y paneles aislantes secos y en condiciones ideales para brindar una óptima aislación y conservación.

Protección ante la humedad: Conformando el agua de lluvia y el hielo dos de las principales causas de degradación de las envolventes de los edificios (además de los gases contaminantes presentes en el aire), la perfecta protección de las estructuras de los muros constituyen un notable resultado, considerando también el aspecto del mantenimiento de las obras. Recientes experiencias documentadas han demostrado como una Fachada Ventilada con un paramento externo dimensionando módulos de 60 x 60 cm, colocados con juntas abiertas -de un espesor aproximado de 8 mm- permite un ingreso de agua muy reducido, aunque se encuentre en presencia de un viento permanente.

Eliminación de los puentes térmicos: Con la Fachada Ventilada se puede también llevar a cabo una correcta aislación térmica, no solamente según los parámetros establecidos por las normativas vigentes, sino también anulando los defectos desarrollados por condensación y hongos en el interior de los ambientes, fuente de desequilibrios entre los componentes, y por ende, responsables de grietas y desprendimientos de los componentes de una fachada.

Efecto “escudo térmico estival”: En el período estival la Fachada Ventilada recrea un verdadero “escudo térmico” sobre el paramento del edificio donde ha sido aplicada, protegiéndolo del excesivo calor, en particular, sobre las paredes orientadas hacia el oeste y norte, gracias también a la constante circulación de aire a temperatura ambiente, capaz de manifestarse sobre la superficie externa del aislante.

Inercia térmica: Gracias al sistema de Fachada Ventilada se realizan muros perimetrales a elevada inercia térmica, lo cual implica “aprovechar” la capacidad térmica de las paredes. Resumiendo, se obtienen dos efectos positivos. Primero, en condiciones estivales, se logra el desfasaje de la onda de calor, o sea, el calor penetra en el interior de los locales, en forma reducida y también en horas en las cuales la temperatura ambiente es menos elevada. Ante las condiciones invernales se garantiza un mayor tiempo de enfriamiento de la pared.

Absorción del ruido: La Fachada Ventilada permite lograr con sencillez los valores recomendados establecidos por las normas respecto a la aislación acústica, recordando que con un incremento del poder fonoabsorbente de 6 dB corresponde disminuir en la mitad el nivel sonoro en el local tratado. En efecto, el sistema al encontrarse compuesto por varios estratos genera una mayor absorción del ruido; puesto que la aislación resulta ser continua y sin interrupciones. De esta forma, elimina fácilmente los puentes acústicos, aún más complejos de tratar que los puentes térmicos. De esta forma, una correcta elección del material aislante y un adecuado proyecto de los muros perimetrales de nuestras obras pueden otorgar al edificio un elevado grado de aislación acústica, con el consecuente ahorro económico en beneficio de la construcción.


Entreplanosmayo 13, 2019
fau1-1280x769.jpg

2min53

El pasado 9 de mayo, el Arq. Javier Corvalán, responsable del estudio Laboratorio de Arquitectura (Paraguay). dio inicio al ciclo de charlas de Arquitectura Latinoamericana en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FAU). La  conferencia se propició en un espacio de encuentro con estudiantes, docentes y graduados de nuestra Facultad.

Ante un auditorio colmado, disertó sobre sus obras destacando la génesis de cada proyecto, el esquema de cómo se distribuyen las fuerzas del edificio y los estudios que esto requiere, refiriéndose así a  la retroalimentación entre arquitectura e ingeniería. Resaltó también la importancia de contar con presupuestos claros y exhaustivos y de explorar la posibilidad de trabajar con materiales autóctonos y/o reciclados.

El ciclo está destinado a recorrer a través de sus obras el desarrollo disciplinar en nuestra región y en el contexto de la producción internacional contemporánea. «Es importante este ciclo teniendo en cuenta a los colegas que van a participar, a todos les tengo mucho respeto y admiración. Me honra dar inicio a estas conferencias. Pero, más allá de lo simbólico, creo que esto confirma que como latinoamericanos seguimos interesados en conocernos a nosotros mismos. Y hay mucho por conocer», afirmó Corvalán.

Carlos Medellín (Colombia), Sebastián Irarrázaval (Chile), Alejandro Aravena (Chile), Gustavo Gualano (Uruguay), Sandra Barclay y Jean Pierre Crousse (Perú) serán quienes se sumen al Ciclo durante 2019.

 

fau3
fau2

Entreplanosmayo 9, 2019
medioambiente2.jpg

6min54

La voluntad de los ciudadanos de los países desarrollados, y en desarrollo, de pensar y vivir de manera sostenible existe y aumenta. El interés por el tema no se limita a pequeños grupos de activistas. Permanentemente, se suman un gran número de publicaciones y sitios de Internet que presentan posibilidades y productos los cuales ayudan a poner en práctica la filosofía de la sustentabilidad en la vida cotidiana.

La industria de la construcción muestra sus propuestas al respecto.

No se trata de un nuevo estilo arquitectónico, ni de una moda alternativa, sino de aplicar una serie de criterios, como la correcta orientación de los ambientes, la elección de los sistemas adecuados, el tamaño de las aberturas y su protección ante el sol. Dichos criterios se relacionan con el consumo de energía, el uso de fuentes de energía renovables, materiales y productos de construcción más amigables con el ambiente, la gestión de los residuos y el agua, así como otros aspectos capaces de influir en los impactos ambientales de la construcción.

El origen y manufactura técnica de los sistemas constructivos, su impacto ambiental y desmantelamiento futuro, conforman aspectos cada vez más decisivos a la hora de seleccionar un producto vigente en el mercado. Ante ese escenario, los técnicos han reaccionado ofreciéndoles a los profesionales sistemas constructivos lo más inocuos posibles para el medio ambiente, los cuales son desarrollados aplicando una severa responsabilidad socioambiental.

El tema de la sustentabilidad está ocupando y preocupando especialmente a los profesionales de nuestra industria. Los analistas e inversores ya no miran exclusivamente las cifras de negocio o los beneficios monetarios, sino también, si una empresa presenta un sistema constructivo el cual garantiza un desarrollo sostenible, o sea, ecológico y socialmente responsable, o no.

En los Estados Unidos y Gran Bretaña, por sólo citar dos ejemplos, la preocupación por el efecto invernadero permanece muy presente en la sociedad y, junto con otros criterios, condiciona los procesos de la producción industrial, incluidos los de la construcción de obras de arquitectura e ingeniería de distintas escalas. Estudios revelan que la sustentabilidad ha crecido exponencialmente en cuanto al grado de relevancia que la sociedad le brinda. Ello se repite en los dos mencionados países, hasta el punto de convertirse en un valor comercial añadido.

El concepto “de la Cuna a la Cuna” (“Cradle to Cradle”, o “C2C”), se basa en el principio de diseñar aquello que producimos de tal forma que sea o completamente biodegradable, o absolutamente reciclable. Este principio encuentra su origen en la naturaleza misma, donde no existe problema alguno con los “residuos”, puesto que “residuo” es igual a “nutriente”. El modelo “de la Cuna a la Cuna” se opone de hecho a “de la Cuna a la Tumba” (“Cradle to Grave”), en el cual los flujos de material asociados a un producto a menudo no fluyen teniendo en cuenta la conservación de los recursos naturales, vale decir que, al final de su vida, los materiales y productos terminan para siempre en basurales, incinerados o amontonados en ecosistemas. El concepto de “sustentabilidad”, no se relaciona solamente con las condiciones de habitabilidad y uso ulterior de una obra determinada de arquitectura, sino con una forma de concebir, proyectar y materializar dicha obra. En este sentido, los sistemas constructivos industrializados y sustentables aportan sus particulares características para satisfacer y cumplir los requisitos que, en cuanto a confort higrotérmico las nuevas construcciones requieren, como forma válida de garantizar una disposición acorde de los recursos de producción.

Los profesionales no conciben un mejor homenaje a la naturaleza y la prosecución de un entorno ambiental sano en el cual el hombre desarrolla y crea su vida. Negar estos conceptos, o lo que resulta peor, ignorarlos por completo, supondrá una traición a uno de los axiomas más elementales: “La arquitectura surge de la interacción de la inteligencia del hombre con los recursos naturales, aplicando a nuevas formas del habitar lo aprendido a partir de la experiencia acumulada a lo largo de los siglos”.

Por el Arq. Gustavo Di Costa

Editor de Revista ENTREPLANOS


Entreplanosmayo 6, 2019
cortinas1-1280x886.jpg

4min60

El diseño de interiores en los espacios de alto tránsito de personas tiene en las cortinas de aire un gran aliado. Si la idea es integrar cada uno de los elementos arquitectónicos y decorativos, la optimización de la climatización en sincronía con el ahorro energético es algo que no puede quedar fuera de la ecuación. Actualmente se trata de cuidar mucho la ubicación del mobiliario, la iluminación, el revestimiento de las paredes y pisos, en fin, la estética arquitectónica y utilitaria en general.

La pregunta que cabría hacerse entonces es ¿cómo equilibrar la estética con la climatización de amplios espacios públicos y satisfacer la necesidad imperante de ahorrar cada vez más energía?

La respuesta son las cortinas de aire decorativas hechas a la medida, con opciones personalizables y con amplias ventajas para el mantenimiento de una atmósfera limpia, higiénica, confortable, con la mayor eficiencia energética.

Entre las principales ventajas de las cortinas de aire están que evitan que los equipos de calefacción o enfriamiento en los locales y edificaciones de uso masivo trabajen más de la cuenta durante el invierno o el verano. Permiten ahorros de energía de hasta 80% en comparación con una puerta de entrada carente de este flujo de aire.

Cero humo, olores e insectos

Estudios realizados por la Universidad Politécnica de Cataluña (España) muestran la eficiencia energética de este tipo de aparatos para separar las zonas interiores de las exteriores. Es importante escoger cortinas de diseño comprobado, con potencia suficiente y debido montaje.

Ubicadas a alturas y niveles estratégicos, normalmente entre 2,5 a 4,2 metros, las cortinas de aire previenen que se disparen las facturas por gastos de energía, al tiempo que aíslan los espacios interiores del calor o el frío exterior.

También evitan la entrada de corrientes de aire, polvo, contaminación, humo, malos olores y bloquean el acceso de plagas e insectos voladores, lo cual es de gran relevancia en locales que se dedican a la salud, que expenden comidas, bebidas o procesan alimentos.

Para los insectos es imposible superar la corriente de aire de una cortina de este tipo. En espacios donde la presencia de insectos voladores es alta, se puede colocar cortinas de aire con jet más potentes que los modelos estándar.

Modelos contemporáneos

Entre las cortinas de aire que combinan tecnología, elegancia y minimalismo, se encuentran las de línea Zen, entre las preferidos por los arquitectos, decoradores y diseñadores de interiores.

Además de la línea estilizada, el diseño zen de la marca Airtécnics ofrece posibilidades de personalización. En sus paneles de aluminio anodizado, por ejemplo, se pueden colocar logotipos, avisos de información y seguridad, relojes, iluminación y rotulación, de acuerdo con las necesidades del cliente y su uso en el espacio público.

Igualmente permite cambiar los paneles a acero inoxidable texturado, satinado espejo o cepillado o incluso, colocar paneles de madera, plásticos lisos o con textura, chapa galvanizada natural, pintada o envejecida, y adecuar los colores a las demandas decorativas del espacio donde estos ventiladores serán colocados.

Por: Miguel Medina
www.cinconoticias.com


Auspician Entreplanos




Newsletter