Entreplanosenero 9, 2019
alley4-1280x800.jpeg

5min664

El primer desarrollo de viviendas lanzado por Jack Green está pensado para personas que buscan vivir en Recoleta rodeados de paisajes verdes

   Alley se encuentra en una de las áreas más privilegiadas de la Ciudad de Buenos Aires, sobre las calles Sánchez de Bustamante y Billinghurst a una cuadra de Av. del Libertador. Se trata de un proyecto de viviendas multifamiliar con espíritu joven, cosmopolita y sustentable. Conformado por dos semitorres conectadas por un pasaje adoquinado que atraviesa la manzana y cuenta con acceso desde ambas calles, lo que hace que sea una propuesta única ya que no existe otra con sus características.

   Para este proyecto Jack Green eligió nuevamente un estudio internacional, el diseño está a cargo de uno de los estudios más prestigiosos de París: AS Architecture Studio.

   El complejo está conformado por tres cuerpos diferenciados: Edificio Sánchez de Bustamante; Edificio Billinghurst y un Pasaje Urbano que los une. Habrá departamentos de uno, dos y tres ambientes y la mayoría de las unidades tendrán entre 45 y 130 m2. En el pasaje de planta baja habrá nueve unidades de townhouses (pequeñas casas) y por encima de éstas un corredor de biodiversidad; en este espacio de altura se ubicarán la mayoría de los amenities: pileta descubierta, gimnasio, cocina comunitaria y espacio de co-working, invitando a los habitantes a caminar y disfrutar de estas zonas compartidas.

   Otro de los aspectos innovadores del proyecto es el de concebir parte de su arquitectura y paisaje como un bien común que permita a los habitantes de la manzana y de la ciudad mejorar sus condiciones de vida y hábitat. Esta estrategia reside básicamente en generar espacios verdes en cuatro niveles: 1) en el pasaje de planta baja, 2) en el corredor del segundo piso 3) en los balcones de los departamentos y 4) en las terrazas de los edificios.

   Todos los trabajos de parquización están a cargo de Clara Billoch, reconocida paisajista experta en jardinería, y aportarán al reverdecimiento de la ciudad, al control de dióxido de carbono, contribuirán a retener agua de lluvia y colaborarán en combatir el fenómeno de Isla de Calor que aqueja a ciudades de mayor densidad. Manteniendo la impronta sustentable que Jack Green prioriza en sus desarrollos, Alley también cuenta con Certificación EDGE en sustentabilidad otorgada por el Banco Mundial.

   “Alley es la diferencia entre construir un edificio de departamentos o crear un espacio donde a la gente le encante vivir. Fusiona de forma única el empuje y la dinámica de una metrópoli como Buenos Aires, con el encanto de los pasajes parisinos.comentó Martín Urgoiti, socio de Jack Green, y agregó “El trabajo articulado entre los distintos actores vinculados a Alley, nos permitió alcanzar un objetivo siempre difícil de lograr: hacer que lo sofisticado se vea simple.

   “Este es un proyecto único, junto a AS Achitecture Studio y Zas Lavarello hemos diseñado un conjunto de edificios donde los departamentos tienen una calidad de espacio increíble y las superficies comunes invitan a compartir la vida. Las fachadas de los edificios serán muy diferentes a todo lo visto en la ciudad y al mismo tiempo serán funcionales para que las unidades tengan una calidad de uso superlativacomentó Diego Zappella, socio de Jack Green y agregó Al pensar la tipología quisimos darle prioridad a la conexión de las personas. En Alley todo se conecta, ambas calles por el pasaje, los residentes por los espacios comunitarios, la naturaleza con la urbanidad, y lo cotidiano con la sustentabilidad”.

 

alley4
alley2
alley5
alley6
alley3

Entreplanosenero 7, 2019
construccion1.jpg

6min205

  A partir del 3 de enero de 2019, los trámites de permiso de obra se podrán presentar según la complejidad de la misma. Los requisitos disminuirán para las construcciones de menor envergadura y la documentación solicitada se adaptará a las características de cada proyecto.

  El 6 de diciembre de 2018 se aprobaron en la Legislatura porteña los nuevos Códigos Urbanístico y de Edificación. Esta nueva normativa tiene entre sus objetivos: simplificar y agilizar las gestiones para construir en la Ciudad. Por eso, a partir del 3 de enero de 2019, podrás solicitar tu permiso de obra a través de 4 nuevos trámites, categorizados según la complejidad del proyecto.

<<<<<< ANTES

  Para obtener un permiso de obra, se realizaban los trámites de Obra Nueva, Demolición Total o Ampliación y/o Modificación con o sin demolición parcial. Los requisitos sólo dependían de la tarea a realizar, pero no tenían en cuenta la magnitud de la obra.

AHORA >>>>>>

  Para obtener un permiso de obra, podrás realizar un trámite específico según la superficie de la obra. La cantidad de documentación solicitada dependerá de la dimensión del proyecto y de las tareas a realizar.

Permiso de micro obra

  Permite ejecutar demoliciones no estructurales, modificaciones e instalaciones sin límite de superficie, y demoliciones estructurales, obra nueva y ampliaciones de hasta 30 m2.

Permiso de obra menor

  Permite ejecutar demoliciones no estructurales y modificaciones de obras e instalaciones sin límite de superficie y demoliciones estructurales, obras nuevas y ampliaciones de hasta 500 m2 y/o subsuelos de hasta 4 metros de altura. El plano límite de la obra nueva o la ampliación no podrá superar los 10,50 metros.

Permiso de obra media

  Permite ejecutar demoliciones no estructurales y modificaciones de obras e instalaciones sin límite de superficie y demoliciones estructurales, obras nuevas y ampliaciones de hasta 2.500 m2 y/o subsuelos de hasta 6 metros de profundidad total. El plano límite de la obra nueva o la ampliación no podrá superar los 23,50 metros.

Permiso de obra mayor

  Permite ejecutar demoliciones parciales o totales, obras nuevas, ampliaciones y modificaciones de obras e instalaciones sin límite de superficie, altura o profundidad.

Cómo se simplificaron los requisitos?

  La Subsecretaría de Registros, Interpretación y Catastro lleva adelante un proyecto de simplificación y agilización de los trámites, que incluye trabajos de mejora continua de la plataforma de Tramitación a Distancia (TAD), revisión de los procesos internos, ciclos de capacitaciones para usuarios y actualización de la normativa, entre otros.

  En particular, para lograr simplificar la documentación solicitada para los permisos de obra, garantizando la seguridad y calidad de las construcciones, se realizaron las siguientes acciones:

  • Se categorizaron los trámites para pedir requisitos acordes a la magnitud del proyecto.
  • Se implementó la designación de profesionales por CUIT.
  • Se digitalizaron formularios.
  • Se dejó de pedir cierta información generada por el mismo GCBA.
  • Se postergó el pedido de documentación que no era necesaria hasta el inicio de la obra.

  Así, una persona que antes necesitaba cargar entre 14 y 42 documentos para obtener su permiso para una obra de hasta 30 m2, a partir de ahora, sólo deberá cargar hasta 8 documentos.

  Si tienes alguna duda o consulta, puedes escribir a consultas.ssregic@buenosaires.gob.ar o concurrir a la Mesa de Ayuda en Finochietto 465, de lunes a viernes de 9.30 a 15.30 horas.

Puedes consultar los nuevos códigos de edificación y urbanístico desde acá.

Con información de: Prensa Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte


Entreplanosenero 4, 2019
agenda-0013.jpg

8min349

   Se trata de una vivienda sustentable que cumple con los estándares de calidad para viviendas de interés social. Representa un ahorro anual de más del 70% de energía y está construida con los ladrillos termoeficentes Doble Pared 20 en 41 días hábiles.

   Recientemente en La Plata se inauguró la “Casa Eficiente Unicer”, un proyecto que muestra que es posible construir una vivienda social sustentable. Consiste en una unidad habitacional de 55 m2 cubiertos energéticamente eficiente que se ajusta a un prototipo estándar, de sencilla y rápida ejecución, y que cumple con los estándares de calidad para viviendas de interés social del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación.

   Según datos de 2017 del Consenso Nacional para un Hábitat Digno, el 12,4% de las viviendas no tiene la suficiente calidad constructiva, el 11,7% se asienta en zonas inundables y el 1,2% en villas de emergencia. Para Claudio Moretto, director del Grupo UNICER, estos números fueron el puntapié para construir la Casa Eficiente. Así lo expresó en la inauguración: “A partir de estos datos, desde el Grupo tomamos como propio el desafío de proyectar y construir una vivienda social de calidad y que cumpla con las reglamentaciones actuales de eficiencia energética, y que también sea eficiente a nivel costo. Pero que, además, sea de una ejecución rápida y simple, para que sea un aporte para los planes sociales vigentes y que pondere la autoconstrucción, ya que muchas familias argentinas tienen el sueño de la casa propia para toda la vida, y la realizan en etapas dadas las circunstancias económicas y sociales”.

   Los pilares de la “Casa Eficiente Unicer” son el bajo costo, el corto plazo de ejecución y la eficiencia energética. Todos estos son puntos relevantes en materia de vivienda social y prototipos de autoconstrucción por la magnitud y la urgencia que el problema de vivienda representa para el país.

   Para llevar adelante su construcción, se realizó previamente una simulación energética para el prototipo según dos modelos; uno denominado de “Construcción Estándar” que sigue los criterios con los que se han construido gran parte de las viviendas de interés social en Argentina, y otro energéticamente eficiente que cumple con la Ley 13.059 de la Provincia de Buenos Aires, que exige el cumplimiento del Nivel B – Norma IRAM 11.605, y en función del cual se desarrolló el prototipo.

   Los resultados arrojados por la simulación mostraron un ahorro anual del 73% de la demanda de energía en calefacción y un 49% de la demanda de energía en refrigeración para el modelo planteado por la “Casa Eficiente UNICER” con respecto al modo en que se construye actualmente este tipo de viviendas.

   “Cabe destacar que este ahorro se debe al sistema completo: aislación en pisos, techos, carpinterías de PVC con DVH y la utilización de bloques de cerramiento Doble Pared 20”, destacó la arquitecta a cargo del proyecto, Belén Salvetti.

   Para construir la casa se utilizaron los ladrillos Doble Pared 20 porque, entre otras cosas, “el modo de empleo de dichos bloques es afín al modo en que se construye con los tradicionales bloques de cerramiento de 18cm, con lo cual no requieren de la implementación de mano de obra especializada”, explicó Salvetti.

   La Casa Eficiente Unicer es una vivienda sana. Esto implica que propicia condiciones satisfactorias para la salud física y mental de sus ocupantes. Los puntos en los que debe hacerse hincapié para esto son los sistemas constructivos con sus materiales, la calidad del aire y humedad relativa y, por último, la contaminación acústica. Según indicó la arquitecta, los sistemas constructivos más sanos son todos aquellos que aseguran una buena aislación térmica en la envolvente, sin aislantes en el interior de las paredes que puedan descomponerse y desprender partículas tóxicas para el organismo.

   Los ladrillos Doble Pared 20 aseguran la temperatura interior, la humedad relativa y las condiciones acústicas. No producen emisiones de contaminantes de origen físico, químico ni biológico. Las instalaciones, por estar embutidas, no emiten contaminación electromagnética en ningún caso. Además, los ladrillos cerámicos no son atacados por roedores, no pierden su durabilidad con el tiempo, ni cambian de color con los rayos UV. Cumplen con el Nivel B de la Norma IRAM 11.605 para la localidad de La Plata, por lo cual están dentro de lo que exige la Ley 13.059 de la Provincia de Buenos Aires, sin necesidad de colocar ningún tipo de aislamiento térmico adicional.

   El tiempo de construcción de la obra fue récord. Sobre esto, Salvetti detalló: “El plazo de ejecución para la construcción “llave en mano” real, comprobado – esto es con terminaciones, pintura, artefactos sanitarios, de gas y eléctricos colocados – es de 41 días hábiles, con 2 oficiales y 3 ayudantes”. En cuanto al costo, se determinó que el total neto de mano de obra y materiales aproximado es de u$s 591 +IVA/m2 (cotización del dólar para la venta BNA $38,60 – 30 de noviembre de 2018). Este costo incluye la provisión e instalación del termotanque solar GoodEnergy. Desglosado el costo sería: mano de obra: u$s 193 +IVA/m2 y materiales: u$s 398 +IVA/m2.

   “Con esta propuesta buscamos la mayor eficiencia para contribuir a los valores que suponen una vida digna. Estamos en una época donde debemos trabajar en conjunto el Estado, el sector privado y las organizaciones sociales. La vivienda social debe dejar de ser considerada como cuatro paredes y un techo. Es mucho más que eso: es dignificar la familia y el trabajo”, concluyó Moretto.

 

UNICER-0002

Entreplanosenero 2, 2019
garden5.jpg

4min270

   Ubicado en la Avenida González Camarena, Santa Fe, Ciudad de México (México) e inaugurado en mayo del 2014, se encuentra el moderno Garden Santa Fe. Un Centro Comercial rodeado por edificios corporativos, algunos de ellos de usos mixtos con oferta de vivienda así como locales comerciales destinados a servicios, principalmente restaurantes. La estructura tiene características particulares: fue concebido como un parque que extiende su área al interior del centro comercial, la topografía artificial del parque se extiende al centro comercial por medio de tres conos invertidos, los conos tienen la función de inyectar luz y ventilación natural al centro comercial.

   Cuenta con aproximadamente 15,000 m² de superficie comercial distribuida en dos plantas subterráneas. Asi como más de 8,000 m² de áreas verdes, espejos de agua y un teatro al aire libre en la planta a “nivel de calle” que será la superior.

   El Centro Comercial al estar subterráneo presentaba un reto especial para las empresas responsables: El Grupo Copri y Arquitectoma, ya que era muy importante que la percepción del usuario no fuera la de estar enterrado, la fachada de los conos invertidos presenta una secuencia de cristales escamados por donde el centro comercial respira permitiendo al proyecto operar de manera natural; ventilación e iluminación natural.

   La configuración de las circulaciones están diseñadas con respecto a los conos presentando una circulación ondulante que bordea los conos, esta circulación fue diseñada en cristal esmerilado con la finalidad de maximizar la luz natural, de la misma manera se optó por materiales claros y el piso es un mármol blanco que fomenta el reflejo de la luz. El alumbrado complementario funciona con celdas solares. Ambas medidas reducen en gran medida el impacto ambiental, debido a que la emisión de dióxido de carbono es prácticamente nula.

   Dentro de los conos se incluye vegetación, en el sótano 3 los conos terminan su recorrido, su fachada en este nivel puede ser plegada, permitiéndole a esta planta fluir de manera continua.

   Las instalaciones están equipadas con un sistema de captación de agua de lluvia que ayuda a reducir la sobrecarga del desagüe y a prevenir inundaciones. También una planta de tratamiento y reciclaje de aguas residuales, que hidrata las zonas verdes y recarga los sanitarios.

   Al exterior la presencia de la vegetación es la imagen del Garden Santa Fe,  a la mitad del predio sobresale un volumen de cristal con una cubierta de cristal esmerilado que vuela a sus dos extremos techando los accesos al centro comercial, al interior los conos son los elementos que tanto funcionalmente como estéticamente le dan identidad al proyecto, sus aportaciones estéticas son resultado del pensamiento integrado, función y forma trabajando juntos.

   La necesidad de la obra tuvo raíces urbanas, la zona tenía un predio abandonado como parque, la vialidad estaba inundada de automóviles que se estacionaban en áreas prohibidas y la zona estaba carente de equipamiento, la necesidades urbanas se convirtieron en el programa arquitectónico.

 

 

garden4
garden1
garden2
garden3

Entreplanosdiciembre 26, 2018
drenaje1.jpg

11min316

   Las acciones que se desarrollan para enfrentar los problemas de drenaje de las aguas de lluvias en los sectores urbanos, requieren una gran coherencia y continuidad, debido a la intervención de múltiples agentes y a la interacción que presentan las variantes planteadas.

   El propio escurrimiento de las aguas sobre la superficie urbana hace que en cada sector se sufran las consecuencias de lo ocurrido aguas arriba, y genere a su vez, obligaciones y efectos aguas abajo. Parece importante entonces establecer ciertas normas mínimas para compatibilizar los diferentes desarrollos dentro de un efectivo esquema general.

   La definición de un sistema de drenaje que considere los cauces naturales y la forma en la cual ellos se incorporan en la urbanización, así como la materialización de un sistema de drenaje artificial, o de colectores de aguas lluvias urbanos que complemente la red natural, constituyen esquemas esenciales de una urbe.

   La obligación de respetar el sistema de drenaje natural, incluso en sus etapas iniciales, estableciendo para cualquier sector urbanizado la forma en que se drenan los excesos en caso de ocurrir, hasta llegar a los cauces naturales o artificiales establecidos, conforma otro punto de atención. El compromiso para cualquier sector radica en urbanizar sin generar mayores volúmenes de escorrentía ni caudales máximos respecto de los producidos en el sector previo a la urbanización.

   Entre los problemas que genera la urbanización, en relación a las aguas de lluvias, se destacan el incremento del volumen de escorrentía y el aumento de los caudales máximos a evacuar debido a la impermeabilización del suelo. La solución tradicional basada exclusivamente en redes de colectores de aguas de lluvias incrementa ambos fenómenos. Además, debido a que los colectores deben proporcionar un estándar de protección adecuado, su conformación es tal que su funcionamiento a plena capacidad en condiciones de diseño resulta eventual, encareciendo la solución de los problemas generados por las aguas de lluvias en las zonas urbanas.

   En los casos en que las áreas urbanas se expanden aguas arriba de los sectores que ya cuentan con un sistema de drenaje, los mismos quedan obsoletos o son incapaces de operar con los mayores caudales generados en las nuevas zonas impermeabilizadas por la expansión de la urbanización.

   Hoy en día, se admite que la reducción de los volúmenes necesarios a evacuar por las redes de drenaje -y su redistribución temporal- presenta numerosas ventajas.

   Para ello, se recomienda utilizar como criterio de diseño general el que una vez urbanizado un sector debieran producirse volúmenes y gastos máximos de las crecidas de aguas de lluvias similares a los registrados previos a la urbanización. Ello supone recuperar la capacidad de infiltración y amortiguación de las crecidas que el sector presentaba antes de ser urbanizado, haciéndose cargo de las consecuencias de la impermeabilización del terreno.

   El problema de las aguas de lluvias en las zonas urbanas tradicionalmente se ha enfrentado de manera de drenar y evacuar rápidamente los posibles excesos, conduciéndolos mediante redes de colectores hacia el cauce natural más cercano. Recientemente, se han planteado algunas observaciones ambientales a este esquema debido a los impactos que esa práctica produce en el sistema natural de drenaje aguas abajo de los lugares de descarga, fundamentalmente, en relación al incremento de los riesgos de inundación y el aumento de erosión y sedimentación en los cauces.

   Adicionalmente, también se cuestiona que el enfoque tradicional afecta el balance hídrico natural, causa efectos de choque por la descarga concentrada de contaminantes, o contribuye al mal funcionamiento de las unidades de tratamiento, en el caso de los sistemas que reciben flujos contaminados de aguas servidas y aguas de lluvias.

   En respuesta a estos problemas algunas comunidades han propuesto un tratamiento distinto basado en la disposición local, más cercana a las fuentes de las aguas de lluvias. Eso se logra infiltrando total o parcialmente los líquidos, o almacenándolos para evacuarlos con posterioridad a las tormentas, de manera de disminuir el volumen y los gastos máximos durante las lluvias. En el ambiente técnico, ese esquema se conoce como de “Control en la fuente”.

Tipificación de soluciones alternativas

   Las soluciones alternativas a la evacuación directa ponen en juego almacenamientos temporales para restituir los volúmenes con gastos menores, una vez que transcurren los períodos críticos, o mediante la disminución de los volúmenes de escurrimiento por medio de la infiltración en el suelo. El principal efecto del almacenamiento de las aguas de lluvias consiste en disminuir el valor de los gastos máximos a evacuar, sin que necesariamente, afecten al volumen total escurrido. En esta categoría se incluyen a los almacenamientos difusos y localizados de las más variadas geometrías.

Almacenamiento difuso

   El volumen retenido por unidad de superficie es bajo. Las alturas de agua almacenada son pequeñas y el diseño se concentra sobre los elementos de control de salida del flujo y la geometría de las cuencas receptoras. Este tipo de almacenamientos sólo retarda el flujo superficial aumentando las alturas de escurrimiento sobre las superficies o prolongando los caminos que debe recorrer el flujo hasta ser evacuado.

   Normalmente, existen oportunidades en el diseño de la urbanización de disponer un espacio para aumentar los tiempos y  extensión de la trayectoria de los flujos hacia la red de drenaje.

   Por ejemplo, las superficies de los terrenos públicos pueden ser emparejadas, aspecto el cual permite aumentar los tiempos de traslado del agua, reduciendo los caudales máximos y posibilitando que parte del agua infiltre, al tiempo de reducirse la erosión del suelo.

   La creatividad, junto al uso de tecnologías adecuadas, puede ayudar a conseguir un buen drenaje, condiciones estéticas y del paisaje mejoradas, control de la erosión, al mismo tiempo de asegurar costos de construcción, operación y mantenimiento menores.

   En general, extensiones importantes como es el caso de grandes almacenes, industrias y edificios institucionales, posibilitan esta tecnología de tratamiento de las aguas de lluvia. Los elementos, en general, presentan poca intervención del usuario en cuanto a mantenimientos preventivos y correctivos.

   Los aspectos de diseño más relevantes tienen que ver con la pendiente de las superficies, los elementos de evacuación y su ubicación en relación al sector. Pueden presentar problemas de filtraciones más el incremento de las exigencias estructurales.

   Resultan ventajosos en techos y cubiertas los cuales han sido diseñados para soportar importantes valores de cargas, tal el caso de la nieve, por citar un ejemplo. En estacionamientos, veredas, paseos, parques y similares, puede ser aplicado este sistema con éxito. Normalmente, se trata de lugares de uso público, por lo tanto, requieren un diseño más cuidado y la consideración del efecto del vandalismo al permanecer constantemente expuesto.

   En esos casos, la detención de las aguas de lluvias también se logrará aumentando la rugosidad de las superficies, acotando su pendiente o reduciendo la cantidad de elementos de conducción, tales como cunetas y canaletas.


Entreplanosdiciembre 20, 2018
005-1280x960.jpg

4min546

   Este sistema es la opción más sustentable gracias al confort y aislación térmica, ya que impide el pasaje de aire, agua y sonido entre un ambiente y otro, incrementando la eficiencia energética.

   La construcción en seco gana cada vez más terreno en nuestro país, pero todavía hay muchas personas que desconocen de qué se trata realmente. Es un modelo constructivo abierto en el que los materiales no requieren conglomerantes húmedos para el armado de estructuras. Drywall y Steel Framing son dos de sus sistemas más conocidos.

   Drywall es un sistema que utiliza perfiles de acero de muy bajo espesor para el montaje de particiones interiores que no reciben cargas estructurales, como tabiques, cielorrasos y revestimientos. Mientras que el Steel Framing se usa para la construcción eficiente de estructuras portantes en viviendas, entrepisos, cerramientos exteriores y naves industriales.

   Desde hace tiempo que la necesidad de reducir el consumo de energía en los edificios o viviendas es un tema que está presente cuando pensamos en construcciones sustentables. El objetivo de esta disminución es lograr adecuadas condiciones de confort en la vivienda tanto en verano como en invierno.

   Uno de los motivos más importantes por los cuales se mantiene una temperatura confortable, es el alcance un elevado nivel de aislación térmica mediante materiales así la favorezcan y generen un ahorro de costos en consumo de energía.

   Algunas características acerca de la construcción en seco que ayudan a mantener tu casa refrigerada en esta época estival son, el espesor de los muros que oscilan entre los 90 y los 100mm y brindan el espacio necesario para la colocación de aislantes térmicos y acústicos. Además, la barrera de agua y viento es una membrana de fibras de polipropileno que “envuelve” de forma continua las fachadas y el techo de una vivienda para prevenir la formación de humedad en la cavidad exterior de la pared, dejándola “respirar” desde adentro hacia fuera, dado que el vapor que se forma afecta la capacidad de aislación térmica de los materiales evitando la condensación superficial dentro de los muros.

   Para más información entra en: https://www.adbarbieri.com/

 


Entreplanosdiciembre 19, 2018
museo3-1280x720.jpg

5min273

   Situado en el muelle Mauá, el Museo del Mañana fue parte de la revitalización más grande de la zona portuaria de Río de Janeiro (Brasil). El proyecto representa una mejor integración entre el Distrito de Porto Maravilha y el centro de la ciudad y está ayudando a hacer de esta zona uno de los barrios más atractivos de la ciudad. 

   Inaugurado por el Ayuntamiento de Río, el 19 de diciembre de 2015, proyectado por el arquitecto español Santiago Calatrava, el diseño del museo se inspira en la cultura carioca a través de su arquitectura además explora la relación entre la ciudad y el entorno natural. El museo incluye 5.000 metros cuadrados de espacio de exposición temporal y permanente, así como una plaza de 7.600 metros cuadrados que  envuelve la estructura por alrededor y se extiende a lo largo del muelle. El edificio cuenta con grandes voladizos de 75 metros de longitud en el lado que da a la plaza y 45 metros de longitud en el lado que da al mar. Estas características destacan la ampliación del Museo del muelle en la bahía. La exposición permanente se encuentra arriba, y cuenta con un techo de 10 metros de altura con vistas panorámicas a la bahía de Guanabara.

   Un techo en voladizo con sus grandes alas móviles y la estructura de la fachada se expanden casi toda la longitud del muelle haciendo hincapié en la extensión de la Bahía de Guanabara, al tiempo que minimiza el ancho del edificio. Un espejo de agua que rodea el edificio en el exterior (Se emplea para filtrar el agua bombeada desde la bahía y la libera de nuevo desde el final de la muelle) ofrece a los visitantes la impresión de que la estructura está flotando.

   El edificio está orientado en la dirección norte-sur, fuera del centro del eje longitudinal este-oeste del muelle, lo que maximiza la continuidad del paisaje que contiene hermosos jardines, senderos y zonas de ocio a lo largo de la longitud sur del muelle. Una pasarela-parque alrededor del perímetro del muelle permitirá a los visitantes dar la vuelta al museo, mientras que gozan de vistas panorámicas del Monasterio de Sao Bento y la Bahía de Guanabara. El nivel inferior contiene habitaciones funcionales y técnicas, como las oficinas administrativas del museo, centros educativos, la investigación espacial, un auditorio, una tienda de museo, un restaurante, lobby, archivos, almacenamiento y una zona de entrega.

Construcción Sostenible.

   El edificio cuenta con un diseño sostenible, la incorporación de la energía natural y las fuentes de luz. El agua de la bahía se utiliza para regular la temperatura dentro del edificio; esta fuente también suministra agua para espejos de agua circundantes del museo. El Museo también utiliza paneles solares fotovoltaicos, que se pueden ajustar para optimizar el ángulo de los rayos del sol durante el día y la generación de energía solar para suministrar el edificio.

Premios y  Reconocimientos.

   En 2016 fue homenajeado en el Leading Culture Destinations Awards, un premio británico considerado el “Oscar de los Museos”. Ricardo Piquet, director y presidente del Museo del Mañana, recibió el trofeo en la categoría de mejor museo del año de América del Sur y Central (Best New Museum of the Year – South & Central America), que considera a las instituciones inauguradas y/o reformadas.

 

museo1
museo2
museo5
museo4
museo6

Entreplanosdiciembre 14, 2018
Coworking3-1280x787.png

4min323

     La construcción de espacios co-working se ha expandido rápidamente por todo el mundo durante los últimos años y ofrece un sinfín de posibilidades, entre las que destacan: romper con el aislamiento y crear un buen ambiente de convivencia, favoreciendo la colaboración y las reuniones sociales. Se está creando un nuevo concepto de hibridación entre empresas, ya sea por sector económico, tecnológico o social.

      Constituyen oficinas compartidas en las que profesionales autónomos, tele-trabajadores y empresarios se dan cita para realizar sus labores, y donde los gestores del espacio intentan conectar y crear oportunidades profesionales y personales entre y para sus miembros. En su mayoría se trata de profesionales que no necesitan más que un portátil, un teléfono y una buena conexión a internet para poder realizar su trabajo: programadores, diseñadores, gestores de comunidades online, periodistas, comerciales, consultores, etc.

     La gran diferencia de este espacio singular con respecto a los centros de negocio y las clásicas oficinas compartidas es la figura del gestor, quien es la persona que trabaja a tiempo completo para que los miembros se conozcan mejor y generar el clima de confianza y las dinámicas de colaboración que van a permitir acelerar las oportunidades de trabajo y ayuda.

     El concepto de “co-working” nació en San Francisco (Estados Unidos) en 2005 debido a los cambios en la economía, de la mano de Brad Neuberg, que ofrecía de 5 a 8 escritorios un par de días a la semana y diferentes servicios como; red wifi, salas de meditación, paseos en bicicleta, masajes o comidas compartidas.

     Este tipo de espacios suelen estructurarse en 3 espacios principales: la zona de trabajo abierta, hotdesk o freedom, donde encuentras mesas amplias compartidas con el resto de “co-workers” y un ambiente más distendido; una zona privada en la que encuentras escritorios personales y un ambiente más tranquilo; las salas de reuniones; una zona social que puede incluir una cocina, cafetería o zona de descanso. Al mismo tiempo algunos tienen la modalidad de “oficina virtual”, que ofrece visibilidad, ahorro de costes y mayor flexibilidad.

     La principal ventaja que ofrecen los espacios co-working es la de disponer un espacio profesional de trabajo que motiva, lo cual se traduce en una mayor productividad a corto plazo

     Ya en los últimos años se presenta la consolidación de este tipo de espacios, en España existen más de 1.500 espacios de coworking. Mientras que, en Argentina según datos de la empresa encuestadora “Plan C” hay una evolución desde el 2014 a la fecha, que indica que en el país la construcción de estos espacios para co-working se expandió en todos los sentidos. Hubo más espacios, más metros cuadrados, más puestos de trabajo, más “co-workers” y más ciudades que se sumaron a esta modalidad. Actualmente se registran un total de 120 espacios activos en el país.

 

co-working2
co-working


Entreplanosdiciembre 10, 2018
Base-Marambio-1280x960.jpg

4min276

     La Base Marambio es la estación central de Argentina en el continente blanco, con una superficie cubierta que supera las dos hectáreas y una capacidad para albergar a más de 100 personas. Actualmente, especialistas del INTI están trabajando en el lugar para mejorar la eficiencia energética y reducir el consumo de su principal recurso: el “gasoil antártico” (que tiene un costo elevado si se toman en cuenta los gastos de transporte por avión y helicóptero que se requieren para su traslado).

     Para conocer las condiciones ambientales de la base, se realizó un relevamiento sobre el consumo energético y se diseñó un sistema (hardware y software) para monitorear de manera remota tanto la temperatura como la humedad. “A partir de este análisis, pudimos detectar que la aislación térmica del edificio es deficiente porque genera descensos abruptos de la calefacción (en menos de 15 minutos pasa de 20 a 12 grados)”, detalla Tomás Bernacchia del INTI, que integra el equipo de trabajo junto a otros especialistas de las áreas de Ambiente, Construcciones, Electrónica e Informática, Energía, Procesos Superficiales y Tecnologías Sustentables del Instituto.

     Con el fin de mejorar la eficiencia energética y disminuir otras cuestiones técnicas (como el consumo de equipos de climatización), el pasado 4 de diciembre una delegación de especialistas del INTI y de empresas nacionales del rubro de la construcción viajaron a Marambio. Una de las acciones previstas será colocar paneles de lana de vidrio en las paredes interiores, puertas herméticas y ventanas con triple vidriado, para reducir la pérdida de calor. Además, instalarán mingitorios secos, aireadores en los grifos y mochilas de descarga dual en los inodoros, para ahorrar hasta un 50% del consumo de agua.

“La idea de esta iniciativa es que los fabricantes nacionales puedan desarrollar productos avalados por el INTI, que tengan buenas prestaciones para lograr una reducción del consumo energético y para soportar condiciones climáticas adversas como las que se presentan en la Antártida”, subraya Bernacchia. En este sentido, hasta el momento se han sumado a la iniciativa las empresas Dow Argentina, Durlock, Ferrum, FV, ISOVER Saint Gobain, Knauf, La casa de los Cristales Padilla, Tecnoperfiles y Vasa.

Por su parte, TECNOPERFILES donará 118 carpinterías de paños fijos para renovar las ventanas preexistentes y lograr una mayor hermeticidad, estanquidad, aislación térmica y por ende una mejora en la eficiencia energética.

 

Con información de: www.infobae.com


Entreplanosdiciembre 7, 2018
coolroof-1280x853.jpg

6min459

     La industria de tecnologías de la construcción está poniendo en práctica nuevas soluciones “Cool Roof” para edificios de obra nueva o para rehabilitación de proyectos ya en marcha. En países con altos niveles de insolación, como España y los de Europa Mediterránea, las soluciones “Cool Roof” son adecuadas para prácticamente cualquier edificio; y son especialmente recomendadas para edificios de uso público, como escuelas u hospitales; áreas industriales donde se busca reducir el impacto del calor externo a las naves interiores; o inmuebles de todo tipo con paneles de energía solar en su cubierta.

¿Qué son los “Cool Roof”?

     Los Cool Roofs son techos que tienen una alta capacidad para reflejar la radiación solar incidente y, simultáneamente, emiten energía térmica en el infrarrojo, es decir, tienen una alta reflectancia solar y una alta emisividad térmica. Se caracterizan por una baja temperatura de superficie, incluso bajo radiación solar directa, entre 28° C y 33° C, por lo tanto mucho más bajo que los techos convencionales que pueden alcanzar temperaturas incluso más altas que 60 ° C.

     Un revestimiento con “Cool Roof” puede disminuir hasta en 30% de la temperatura interna de las habitaciones inferiores, aumentando el confort y, en consecuencia, reduciendo el consumo de energía comparado con el uso de aire acondicionado.

La característica principal de este material es un color muy claro, preferiblemente blanco, y puede ser en forma de pintura, membrana, superficie metálica tratada o azulejo especial. El Cool Roof también se puede aplicar en paredes verticales o sistemas de acondicionamiento; En la cobertura equipada con paneles fotovoltaicos, también se obtiene un beneficio indirecto en el rendimiento de los propios paneles.

Un material con grandes beneficios.

Las ventajas de la realización de un techo Cool Roof son múltiples:

1.- Mejores condiciones ambientales en el verano del interior del edificio

2.- Ahorro de energía para la climatización en verano del interior del edificio
3.- Mejora de la eficiencia energética de toda la cobertura del edificio
4.- Reducción del efecto isla de calor (el fenómeno isla de calor se define como el aumento de la temperatura que se produce en las zonas urbanas en comparación con la temperatura de las zonas rurales)

5.- Mayor estabilidad dimensional de la estratigrafía de cobertura y de las estructuras portantes subyacentes a causa de la reducida influencia de las temperaturas de verano (movimientos menores, dilataciones, grietas, etc.)
6.- Mayor durabilidad y esperanza de vida de las superficies impermeables de cobertura, ya que la acción de envejecimiento natural inducida por el calor se reduce mucho por la baja temperatura superficial.

     La utilización de materiales “Cool Roof” forma parte de programas de certificación de edificios sostenibles, como por ejemplo el programa LEED (Leadership in Energy & Environmental Design) desarrollado por el US Green Building Council, y se compone de un conjunto de normas sobre la utilización de estrategias encaminadas a la sostenibilidad en edificios de todo tipo. Para aprobar los requisitos LEED, el índice de reflectancia solar de los materiales (SRI) en cubiertas planas debe ser igual o superior a 78.

¿Qué es la reflectancia solar?

     La reflectancia solar es la propiedad de un material/ superficie para reflejar la radiación solar. Una superficie provista de alta reflectancia solar refleja la mayor parte de la radiación solar incidente y por lo tanto, la superficie queda más fresca. Los colores claros, especialmente los blancos, tienen una alta reflectancia solar. La reflectancia solar se define con un valor de 0 a 1, o en %.

 



Auspician Entreplanos




Newsletter