Entreplanosmarzo 2, 2018
Platform-Frame.jpg

4min975

La construcción en seco con madera, representada por el sistema Platform Frame tiene como principal ventaja el tiempo de ejecución del proyecto, que es hasta en un 60% menor en comparación al sistema tradicional. Esto permite bajar costos, ya que los plazos de la obra se acortan y se cumplen de forma estricta, aspecto difícil en la construcción tradicional.  Y, por su parte, la aislación térmica es entre 7 y 14 veces más efectiva que la de materiales convencionales.

Según la Cámara de la Madera de Argentina – CADAMDA – la construcción con madera podría contribuir con unas 50 mil viviendas extras por año ayudando a reducir el déficit habitacional, principalmente por la velocidad de ejecución de obra. En este sentido se calcula que para la construcción de una vivienda de unos 60m2 con construcción húmeda demanda unos ocho meses para finalizar la obra, en cambio con sistemas de construcción con madera los plazos bajan a tres meses en promedio.

Construcción con madera
Construcción sustentable con madera, el nuevo paradigma habitacional.

No sólo la velocidad y el ahorro de costos son factores determinantes, la sostenibilidad ambiental juega un papel preponderante en el mundo de la construcción. “Hoy la arquitectura de vanguardia apunta a construir de una manera más amigable con el medio ambiente y en este terreno la madera saca enormes ventajas. Si se compara la cantidad de energía que se utiliza para producir por ejemplo aluminio, hierro o cemento con la madera, la diferencia es abismal. Otro punto crítico es la huella de carbono neutral de la madera, ya que en su vida el árbol secuestra carbono de la atmósfera que queda almacenado en una viga o un machimbre, contribuyendo así a mitigar los efectos del cambio climático” explica Daniel Lassalle, gerente comercial de CADAMDA.

Argentina cuenta con una superficie de 1,2 millones de ha. de bosques cultivados y ostenta una de las mejores tasas de crecimiento mundiales, en especies como el pino o el eucalipto, que son de las más utilizadas en el mundo para la construcción. “Un pino natural de Canadá tarda unos 80 años en crecer, aquí en la Mesopotamia se calcula unos 18 años, por las condiciones de suelo y clima. Esto nos da una ventaja enorme para obtener materia prima accesible y renovable. Además esa superficie forestada se puede duplicar o triplicar sin competir con otras actividades rurales”, comenta Lassalle.

Otro punto destacable es el menor consumo de energía de la vivienda, ya sea en verano o invierno, la aislación del sistema de Ballon Frame correctamente instalado, supera en promedio unas 15 veces al hormigón produciendo miles de pesos en ahorro energético y menos contaminación ambiental.

El desarrollo del mercado de la construcción con madera es fundamental para la contribución al déficit habitacional, a la preservación del medio ambiente, al aprovechamiento de los recursos forestales del país y a la generación de empleo y bienestar en múltiples economías regionales. “Sin dudas, es un tren al que Argentina debe subirse para aprovechar de manera sostenible un recurso existente y convertirlo en una gran solución para la población” finaliza Lassalle.


Entreplanosmarzo 2, 2018
Viviendas-sociales-Honingham.jpg

8min684

Las casas bajo tierra, o casas cueva, es un método de construcción en auge por su bajo costo y su robusto aislamiento térmico y acústico que, además, destaca por ser el que mejor se integra en su entorno. Los expertos alaban el sistema, que abarca las viviendas bajo tierra y las que se recubren en superficie, al considerarlo el más ecológico y uno de los que logran una mejor regulación natural de la temperatura interior. Estos aspectos, como se verá, no están reñidos con las comodidades y el encanto.

Algunas de las casas cueva más impresionantes del mundo son las siguientes:

Casa cueva
Casa cueva
Casa cueva
Casa cueva
Viviendas sociales Honingham

Estas casas sociales ubicadas en Norfolk, en Inglaterra, fueron toda una innovación en Reino Unido donde, además, obtuvieron un reconocimiento como modelo de sosteniblidad del Royal Institute of Chartered Surveyors. Estas construcciones en altura se recubren de varias capas de vegetación, lo que garantiza su aislamiento. El complejo consume dos tercios menos de energía que una construcción tradiconal.

Integrada por cuatro bungalós en los que la temperatura interior se mantiene estable a lo largo del año, esta construcción “cero emisiones” se estrenó en 2003 con el empuje de Peddars Way Housing Association y el diseño de Jeremy Harrall. Destaca, además de por su estética, por las técnicas de ventilación pasiva empleadas, la entrada de luz directa y la propia estructura de las viviendas.

Casas Hobbit en Gales, Nueva Zelanda y Ecuador

Los amantes de “El Señor de los Anillos” tendrán una idea muy clara del modelo de construcción de Hobbiton. Casas como la de “Bilbo Bolsón” en la adaptación cinematográfica de la obra que, por cierto, puede visitarse todavía hoy en Nueva Zelanda, son un clásico de esta tipología de arquitectura que, de nuevo, acude a las cubiertas vegetales para garantizar su aislamiento.

Ejemplos de este modelo se pueden ver en Ecuador, donde en seis meses se alzó una construcción sostenible de estas características para la comunidad de Rhiannon. Asimismo, en Gales, una familia apostó por construir su propia casa Hobbit. Para ello, invirtió 3.000 libras y entre mil y 1.500 horas de trabajo. El resultado queda patente en las fotografías: una vivienda absolutamente integrada con su entorno, cómoda y sostenible. Para ello, además del método constructivo elegido, la casa incorpora paneles solares, aprovecha el agua de lluvia y de las corrientes cercanas, y cuenta con un aseo de compostaje.

Casas Turf, viviendas bajo el césped islandés

Las casas Turf son todo un clásico de la antigüedad que se preservan todavía en lugares como Irlanda, Noruega o Islandia. Precisamente en este último país, este tipo de construcciones se extendieron tanto que acogieron desde establos hasta iglesias, además de cubrir las necesidades habitacionales de todo tipo de población, de las clases más altas a las más modestas.

Lo más característico de estas viviendas es que, como en el resto de ejemplos, están completamente cubiertas de vegetación de la zona. Con esto y el resto de componentes de las construcciones, por lo general, arena, piedra y madera, estos modelos destacan por el aislamiento térmico del interior, algo clave en un país con temperaturas tan bajas como Islandia.

Aunque hay más, una de las casas Turf mejor conservadas es la granja Keldur. Ubicada en el sur del país, esta construcción estuvo habitada al menos desde el siglo X, por lo que se considera una de las muestras más antiguas de este tipo de arquitectura (sino la más) de Islandia.

Domo geodésico subterráneo

Ubicado en un área fría del estado de Montana, en Estados Unidos, este domo geodésico subterráneo está especialmente diseñado para que los sistemas de climatización sean completamente innecesarios. De hecho, la temperatura interior se mantiene a lo largo del año entre los 19 y los 23 grados. El resultado de esta iniciativa ha sido tan positivo que ya existe una segunda ‘Umbrella house’, también en Montana.

Más allá de su ubicación bajo tierra, lo peculiar de estas construcciones es el elemento que les da nombre: la umbrella, o paraguas en castellano. A lo que esto alude es a una capa aislante a base de poliestireno y de polietileno, que cubre por entero la estructura, así como la tierra circundante. Gracias a esta incorporación, posible por la recomendación de un experto de la Universidad de Minnesota, este domo consigue absorber el sol durante el verano, además de almacenarlo para el inverno, lo que mantiene la vivienda aclimatada sin necesidad de acudir a sistemas de calefacción o de aire acondicionado.

Refugio entre la tierra y la nieve en Noruega

También con sabor a la Tierra Media de Tolkien, puesto que su nombre no es otro que ‘Unik Hobbit Cabin’, Noruega cuenta con uno de los ejemplos más destacados de este sistema de construcción bajo tierra a la que, en este caso, se une con mucha frecuencia la nieve.

Con cocina, baño y fuego de leña, este refugio de 30 metros cuadrados está situado en el Parque Nacional de Hallingskarvet. Aunque, en este caso, las propiedades térmicas se refuerzan con un sistema de calefacción de suelo, la pequeña cabaña está totalmente aislada gracias a un cubrimiento de tierra y vegetación. Tanto por su sistema constructivo como por el entorno en el que se ubica, este refugio y el resto de los mencionados favorecen un retorno a la naturaleza singular y motivador.

Preciosa casa integrada totalmente en una ladera

Villa Vals está ubicada en los Alpes suizos, se conecta bajo tierra con otra casa ubicada metros más abajo en la montaña. Creada por los arquitectos de CMA y SeARCH, este proyecto oculta una casa en la ladera de un cerro con el fin de que no contamine visualmente el entorno y al mismo tiempo obtenga unas vistas únicas.

Fuente: ecoinventos.com


Entreplanosfebrero 26, 2018
edificios-buenos-aires-1280x720.jpg

5min482

Horacio Rodríguez Larreta tocará las normas de edificación imponiendo un criterio que se prestará para un largo debate, este año, cuando tiene planificado que la Legislatura le apruebe un nuevo Código, que incluye el veto a la construcción de shopping, menos altura en los edificios y más flexibilidada para los llamados “usos” del suelo.

El Gobierno porteño ya tiene listo más que un borrador con las modificaciones para el Código de Planeamiento Urbano que presentará en un mes a la Legislatura para su tratamiento y será la una de las prioridades de Larreta. Ya adelantó la agenda para las sesiones que inaugurará esta semana y que, además de cambios en los permisos de construcción, habrá modificaciones en el Código de Edificación, en un listado donde también se destaca un Código Electoral, que la Ciudad de Buenos Aires, aún no tiene.

Con más de un centenar de reuniones y consultas, el nuevo Código de Planeamiento podría aprobarse fácilmente con la mayoría propia que reúne el interbloque oficialista porteño Vamos Juntos, pero el debate interno no está cerrado.

La propuesta incluye la eliminación del Factor de Ocupación Total (FOT) y del Factor de Ocupación del Suelo (FOS), que determina cuánto puede construir en altura un propietario y cuánta superficie puede cubrir. A partir del nuevo Código, esa cuenta se haría parcela por parcela. Es decir, el Gobierno porteño faciltaría un mecanismo para hacer esa consulta.

La altura de las torres, en avenidas anchas, no podrá superar los 38 metros, unos 12 pisos, y ya no valdría comprar varios lotes para aumentar la altura sumando el FOT. Por ahora, los desarrolladores se oponen a esa restricción, como también a la idea de no permitir la construcción de nuevos shopping. Después de todo, dicen en el Gobierno porteño, “en la avenida Libertador la altura máxima es 33 metros en la actualidad”.

Otra de las claves de la nueva norma será que los usos se agruparán solamente en cuatro categorías y que serán más flexibles, con la idea de “que los vecinos puedan tener su trabajo más cerca.

Los estudios que realizaron el Gobierno porteño, aseguran que los edificios de más de 12 pisos en la Ciudad de Buenos Aires, representan cerca del 0,6% y que, en definitiva hay zonas ya saturadas de torres. En cuanto a los “usos”, las categorías se dividirán en una de “baja mixtura”, dos de “media mixtura” y una cuarta de “alta mixtura”. Se refieren a la convivencia de viviendas con comercios e industrias u otro tipo de negocios. Así, en baja mixtura se encuadraría, por ejemplo, barrio Parque, donde no se podría instalar un hipermercado. De “alta”, sería, por ejemplo, Palermo.

Para la prohibición de shopping, el propio macrismo no tiene aún consenso interno y será un debate extenso. La idea de la propuesta, asegura fundarse en “preservar” el perfil de los barrios.

El debate comenzará con la nueva conformación de la Legislatura, que con el recambio tras las elecciones de octubre, estará a cargo del macrista Francisco Quintana y a su vez el interbloque lo conducirá Agustín Forcchiri, quien además durante dos años presidió la Comisión de Planemiento Urbano que será la encargada de conseguir el despacho del proyecto de ley que envíe Larreta, para llevarlo al recinto. La legisladora del PRO, Victoria Roldán Méndez estará a cargo de esa comisión.

Por otra parte, el combo que prepara el Gobierno porteño para los legisladores, incluye también cambios en el Código de Edificación, como la eliminación de la obligación de contar con vivienda para los encargados de edificios.

Fuente: ambito.com


Entreplanosfebrero 7, 2018
1366_2000-1280x854.jpg

3min186

Los trabajos de mantenimiento y reparación suelen ser demasiado complejos y costosos. Solo parece haber una solución a largo plazo: tener un hormigón que se repare solo. Congrui Jin y un equipo combinado de las universidades públicas de Binghamton -en Nueva York- y Rutgers -en Nueva Jersey- trabajan en el desarrollo de este tipo de hormigón. Hace cinco años decidieron que la forma más sencilla de crear un material que se arreglara sin intervención humana era creando lo que algunos llaman “hormigón vivo”. O, en todo caso, algo muy parecido.

Tras varios callejones sin salida, decidieron apostar por los hongos. La idea era mezclar esporas y nutrientes en el proceso de fabricación del hormigón. De esta forma, si se empezara a filtrar agua por una grieta, las esporas germinarían y, a medida que crezcan, actuarían como catalizadores de cristales de carbonato de calcio.

Este material parece muy apropiado para, rellenando las grietas, impedir la entrada de agua. Sin agua, los hongos esperarían, de nuevo en esporas, otra filtración que iniciara el ciclo de nuevo. Es una idea brillante, pero no estaba claro que hubiera un hongo capaz de hacer eso.

 

En busca de un superhongo

Descubrieron que el hidróxido de calcio de la piedra se disolvía en el agua y hacía el medio tan alcalino que nada sobrevivía en él. El equipo de Congrui Jin buscó entre especies adaptadas a vivir en situaciones límite y seleccionó más de 20 especies de hongos para encontrar uno que pudiera resistir a las durísimas condiciones que sometemos al hormigón.

Todos fallaron, excepto uno: el Trichoderma reesei (y no, no es el de la foto que encabeza el artículo). Esta es la buena noticia: el T. reesei es un hongo respetuoso con el medio ambiente, no resulta tóxico, ni perjudicial para la salud humana (o animal) y ya se usa en determinados procesos industriales.

Todavía falta mucha investigación, pero se trata de un paso clave en el desarrollo de hormigones biorreparables.

 

Fuente: construnario.com


Entreplanosenero 5, 2018
casa-certificado-energetico-1280x1000.jpg

2min284

Se publicó la norma IRAM 11900 que fija las bases para el etiquetado de eficiencia energética en viviendas.

Desde el 20 de diciembre se encuentra disponible este nuevo documento que representa un cambio de paradigma en lo que respecta a la evaluación de la eficiencia.

Hacia fines de diciembre fue publicada la nueva edición de la norma IRAM 11900 “Prestaciones energéticas en viviendas. Método de cálculo”. El documento, elaborado por los especialistas y sectores profesionales que forman parte del Subcomité de eficiencia energética en edificios, establece un cambio de paradigma en lo que respecta a la evaluación de la eficiencia.

Así, el cálculo está conformado por los aportes de energía primaria en climatización, agua caliente sanitaria, energía solar térmica y fotovoltaica e iluminación, plasmando en la etiqueta los resultados que permiten calificar a la vivienda en la escala de eficiencia. La norma describe la etiqueta normalizada que brindará los resultados correspondientes.

El objetivo del estudio de la IRAM 11900 es la unificación a nivel nacional de los criterios de evaluación y calificación energética de viviendas para la aplicación de políticas públicas de ahorro de energía.


Entreplanosnoviembre 13, 2017
16521_fach.jpg

4min1830

En España dos investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han creado un sistema de fachada ventilada en la que, gracias al control del flujo del aire mediante una doble cámara, se obtiene un considerable ahorro de energía en todo el edificio. Esta solución, sostenible y eficiente, puede ser aplicada tanto en trabajos de rehabilitación como de obra nueva debido a su sencillez de implementación.



Auspician Entreplanos




Newsletter