Entreplanosmayo 15, 2019
fachadaventilada3-1280x702.jpg

5min204

Un sistema de “Fachada Ventilada” se encuentra constituido por una sucesión de capas y estratos funcionales, los cuales ofrecen prestaciones específicas en grado de satisfacer determinados requisitos. De esta forma, se garantiza la protección de las paredes exteriores y la total integración de dos fundamentales aspectos, normalmente en contraste entre ellos: La protección respecto del agua de lluvia y la adecuada “transpiración” del cerramiento. Entre sus principales propiedades destacamos:

Permeabilidad: Una Fachada Ventilada conforma un sistema de protección de las paredes con una elevada capacidad de “transpirar”, aspecto el cual permite que la humedad producida en el interior de los ambientes pueda difundirse en el exterior sin encontrar obstáculos o barreras, manteniendo los muros y paneles aislantes secos y en condiciones ideales para brindar una óptima aislación y conservación.

Protección ante la humedad: Conformando el agua de lluvia y el hielo dos de las principales causas de degradación de las envolventes de los edificios (además de los gases contaminantes presentes en el aire), la perfecta protección de las estructuras de los muros constituyen un notable resultado, considerando también el aspecto del mantenimiento de las obras. Recientes experiencias documentadas han demostrado como una Fachada Ventilada con un paramento externo dimensionando módulos de 60 x 60 cm, colocados con juntas abiertas -de un espesor aproximado de 8 mm- permite un ingreso de agua muy reducido, aunque se encuentre en presencia de un viento permanente.

Eliminación de los puentes térmicos: Con la Fachada Ventilada se puede también llevar a cabo una correcta aislación térmica, no solamente según los parámetros establecidos por las normativas vigentes, sino también anulando los defectos desarrollados por condensación y hongos en el interior de los ambientes, fuente de desequilibrios entre los componentes, y por ende, responsables de grietas y desprendimientos de los componentes de una fachada.

Efecto “escudo térmico estival”: En el período estival la Fachada Ventilada recrea un verdadero “escudo térmico” sobre el paramento del edificio donde ha sido aplicada, protegiéndolo del excesivo calor, en particular, sobre las paredes orientadas hacia el oeste y norte, gracias también a la constante circulación de aire a temperatura ambiente, capaz de manifestarse sobre la superficie externa del aislante.

Inercia térmica: Gracias al sistema de Fachada Ventilada se realizan muros perimetrales a elevada inercia térmica, lo cual implica “aprovechar” la capacidad térmica de las paredes. Resumiendo, se obtienen dos efectos positivos. Primero, en condiciones estivales, se logra el desfasaje de la onda de calor, o sea, el calor penetra en el interior de los locales, en forma reducida y también en horas en las cuales la temperatura ambiente es menos elevada. Ante las condiciones invernales se garantiza un mayor tiempo de enfriamiento de la pared.

Absorción del ruido: La Fachada Ventilada permite lograr con sencillez los valores recomendados establecidos por las normas respecto a la aislación acústica, recordando que con un incremento del poder fonoabsorbente de 6 dB corresponde disminuir en la mitad el nivel sonoro en el local tratado. En efecto, el sistema al encontrarse compuesto por varios estratos genera una mayor absorción del ruido; puesto que la aislación resulta ser continua y sin interrupciones. De esta forma, elimina fácilmente los puentes acústicos, aún más complejos de tratar que los puentes térmicos. De esta forma, una correcta elección del material aislante y un adecuado proyecto de los muros perimetrales de nuestras obras pueden otorgar al edificio un elevado grado de aislación acústica, con el consecuente ahorro económico en beneficio de la construcción.


Entreplanosmayo 6, 2019
cortinas1-1280x886.jpg

4min196

El diseño de interiores en los espacios de alto tránsito de personas tiene en las cortinas de aire un gran aliado. Si la idea es integrar cada uno de los elementos arquitectónicos y decorativos, la optimización de la climatización en sincronía con el ahorro energético es algo que no puede quedar fuera de la ecuación. Actualmente se trata de cuidar mucho la ubicación del mobiliario, la iluminación, el revestimiento de las paredes y pisos, en fin, la estética arquitectónica y utilitaria en general.

La pregunta que cabría hacerse entonces es ¿cómo equilibrar la estética con la climatización de amplios espacios públicos y satisfacer la necesidad imperante de ahorrar cada vez más energía?

La respuesta son las cortinas de aire decorativas hechas a la medida, con opciones personalizables y con amplias ventajas para el mantenimiento de una atmósfera limpia, higiénica, confortable, con la mayor eficiencia energética.

Entre las principales ventajas de las cortinas de aire están que evitan que los equipos de calefacción o enfriamiento en los locales y edificaciones de uso masivo trabajen más de la cuenta durante el invierno o el verano. Permiten ahorros de energía de hasta 80% en comparación con una puerta de entrada carente de este flujo de aire.

Cero humo, olores e insectos

Estudios realizados por la Universidad Politécnica de Cataluña (España) muestran la eficiencia energética de este tipo de aparatos para separar las zonas interiores de las exteriores. Es importante escoger cortinas de diseño comprobado, con potencia suficiente y debido montaje.

Ubicadas a alturas y niveles estratégicos, normalmente entre 2,5 a 4,2 metros, las cortinas de aire previenen que se disparen las facturas por gastos de energía, al tiempo que aíslan los espacios interiores del calor o el frío exterior.

También evitan la entrada de corrientes de aire, polvo, contaminación, humo, malos olores y bloquean el acceso de plagas e insectos voladores, lo cual es de gran relevancia en locales que se dedican a la salud, que expenden comidas, bebidas o procesan alimentos.

Para los insectos es imposible superar la corriente de aire de una cortina de este tipo. En espacios donde la presencia de insectos voladores es alta, se puede colocar cortinas de aire con jet más potentes que los modelos estándar.

Modelos contemporáneos

Entre las cortinas de aire que combinan tecnología, elegancia y minimalismo, se encuentran las de línea Zen, entre las preferidos por los arquitectos, decoradores y diseñadores de interiores.

Además de la línea estilizada, el diseño zen de la marca Airtécnics ofrece posibilidades de personalización. En sus paneles de aluminio anodizado, por ejemplo, se pueden colocar logotipos, avisos de información y seguridad, relojes, iluminación y rotulación, de acuerdo con las necesidades del cliente y su uso en el espacio público.

Igualmente permite cambiar los paneles a acero inoxidable texturado, satinado espejo o cepillado o incluso, colocar paneles de madera, plásticos lisos o con textura, chapa galvanizada natural, pintada o envejecida, y adecuar los colores a las demandas decorativas del espacio donde estos ventiladores serán colocados.

Por: Miguel Medina
www.cinconoticias.com

Entreplanosabril 29, 2019
Comedor-lateral-Salta-Tower-Suite-red-arquitectos-1.jpg

5min225

La mayoría de las personas, que compran o alquilan un departamento a estrenar se encuentran con el mismo problema: la construcción está “terminada” pero el espacio aún no está listo para habitar. Ya sea por la necesidad de habilitar servicios básicos como electricidad, agua y gas que deben ser gestionados por el propietario;  o por la falta de equipamiento para el funcionamiento de la vivienda.

Es larga la lista a tener en cuenta y las intervenciones previas a poder mudarse requieren de una inversión.  Principalmente la colocación de los artefactos de iluminación, aires acondicionados, artefactos de calefacción, extractores de aire en cocinas y baños, persianas, cortinas y otros elementos que hacen al confort del hogar y deben priorizarse.  Así también el amoblamiento es parte fundamental de la comodidad, interiores de placard, muebles de cocina y otros.

Para lograr el mejor resultado y optimizar recursos se recomienda siempre trabajar con un profesional y hacer una intervención integral.

Este es el caso del proyecto Salta Tower,  un departamento de  94m2 ubicado en el 8vo piso del edificio con este nombre en la ciudad de Salta capital, Argentina.

Para este proyecto se realizó un trabajo de diseño integral pensando hasta el más mínimo detalle. El objetivo fue combinar el nivel de diseño y la comodidad  que brinda una habitación de hotel, con el cálido ambiente de un hogar.  Ya que el cliente podía hacer uso de las amenities del Hotel Brizo que funciona en el mismo edificio, queríamos brindarle el mismo confort de un Hotel, también en el interior de su vivienda.

El departamento cuenta con dos dormitorios, dos baños y un espacio de cocina, comedor y living integrados. Se trabajó inicialmente de manera general, con la colocación de equipos de aire acondicionado y radiadores, así como la instalación de cortinas roller y persianas automáticas en cada ambiente. Luego pasamos al diseño particular de cada espacio con pautas establecidas en cuanto a iluminación uso de materiales y colores.

En la sala de estar y comedor predominan los colores neutros y destaca el uso de materiales como mármol de carrara, acero cromado y vidrio. El protagonismo lo tienen las luminarias, un colgante y una lámpara de pie. Todos los muebles se hicieron a medida  contemplando funcionalidad y las necesidades del usuario.

En la cocina se colocó una campana de acero inoxidable y vidrio, se adaptaron los muebles agregando puertas y un espacio para el microondas. Para la iluminación se optó por paneles led en cielorraso, tiras led bajo las alacenas para la iluminación de la mesada y tres colgantes de vidrio y acero cromado sobre la barra.

El dormitorio principal refleja el concepto de diseño sofisticado y cálido a la vez que tuvimos como objetivo. El respaldar de cama es el foco del espacio y su diseño incorpora un material innovador: una lámina  de piedra natural de 2mm de espesor, producto de Piedra Fina, con origen en la India. Este material,  la combinación de texturas, el color negro y el Carvalho mezzo en conjunto con la iluminación crean un ambiente único de gran calidad.

Ficha técnica
Nombre del proyecto: Salta Tower Suite
Lugar: 25 de Mayo 230, Salta, Argentina.
Proyecto Arquitectónico: Red Arquitectos. Arq. Belén Borigen, DIE. Melisa Miranda, Arq. Ignacio Nieva Toppa.

Fecha: enero de 2019

Contacto: ignacionievatoppa@redarquitectos.com.ar
Web: http://www.redarquitectos.com.ar

Instagram: https://www.instagram.com/redarquitectosarg/

 

Barra frente -Salta Tower Suite- red arquitectos
Comedor lateral -Salta Tower Suite- red arquitectos
Dormiorio 2 televisor -Salta Tower Suite- red arquitectos
Living 3 -Salta Tower Suite- red arquitectos
Respaldo d1 frente 2 -Salta Tower Suite- red arquitectos

Entreplanosabril 22, 2019
lp1-1280x640.jpg

7min196

  Uno de los referentes mundiales en producción de tableros OSB con presencia directa en decenas de países en el mundo, se une a la Cámara de la Madera para potenciar el trabajo de la institución y profundiza su compromiso de hacer crecer la construcción sustentable con madera en el país y la promoción de toda la cadena de valor de foresto-industria nacional.

  El 2019 se perfila como un gran año para la industria forestal y de la construcción con madera, a lo largo de toda su cadena de producción y abastecimiento. Ya sea para colaborar en la reducción del déficit habitacional o para la construcción de las viviendas y hogares sustentables del futuro, la construcción con madera toma un nuevo impulso con multiplicidad de proyectos de obra en todo el territorio nacional. La industria de la madera continúa su franca expansión nacional y conquista de cada vez mayores espacios, gracias a sus enormes ventajas ambientales y de sustentabilidad.

  De hecho, la foresto-industria nacional vive un auge único en cuanto a las nuevas tendencias de construcción con madera se refiere (sistemas de construcción, tendencias, muebles, propiedades, desarrollos inmobiliarios, diseño,  sustentabilidad y decoración en el hogar, entre otros). Los modelos sustentables de viviendas realizadas con arquitectura bioclimática y casas pasivas están al frente de las tendencias sustentables y de máxima calidad y funcionalidad en el mundo. Estos lineamientos sigue CADAMDA, que desde hace 116 años impulsa en toda la Argentina el desarrollo de la industria de la madera.

  En este contexto de múltiples oportunidades “es un orgullo que LP se haya sumado a nuestra Cámara y que nos acompañe en este camino de hacer crecer la construcción con madera en todo el país y la región. Para el sector en general, esto es un hecho muy importante y significativo, ya que se suman con máxima colaboración para el desarrollo de toda la industria. Además, nos acompañarán especialmente durante todo el año en este octavo ciclo de nuestros PROGRAMAS  DE CONSTRUCCIÓN CON MADERA que llevamos adelante con mucho esfuerzo e incesante energía”, afirmó Dante Dommarco, presidente de CADAMDA.

  Por su parte, Facundo Brea, Gerente General Argentina de LP Building Solutions – Louisiana Pacific Argentina SRL, expresó: “Argentina debe aprovechar la posibilidad de construir viviendas de todo tipo (edificios, alta gama, media gama y sociales) mediante el sistema más utilizado en el mundo: platformframe, con materia prima renovable, reciclable y carbono neutral. Nuestros tableros de OSB se complementan y adaptan perfectamente a cualquier tipo de obra para dar soluciones a la sociedad y contribuir a reducir el déficit habitacional, entre otros beneficios, además de generar empleo de calidad en toda la cadena de valor. Estamos completamente convencidos que el trabajo conjunto con CADAMDA contribuirá aún más a llevar a la madera como material protagonista del mercado de la construcción actual y del futuro”.

CONSTRUCCIÓN CON MADERA

  La madera es un recurso natural y sustentable que, debido a su velocidad de respuesta, la capacidad disponible del recurso forestal y el procesamiento industrial, permite dinamizar el empleo y las economías regionales, agregando valor a la materia prima proveniente de bosques cultivados como también por los claros beneficios ambientales, económicos y constructivos de los sistemas utilizados.

  Se trata de una cadena de valor que tiene un efecto multiplicador desde la semilla, la plantación, resina y todos sus derivados, manejo forestal, cosecha de rollos, destino de rollos finos para celulosa y papel y de rollos para madera aserrable, aprovechamiento de desperdicio como chip y viruta para generación de energía renovable, maderas y molduras con destino para la construcción y viviendas con madera y muebles, entre otros usos.

  Especialmente en la construcción y en comparación con otros materiales, la madera es un material renovable, reciclable y carbono neutro. Esto contribuye con la mitigación del cambio climático y a su vez con calentamiento global, siendo el material de menor demanda energética para su fabricación. Debido a su capacidad aislante superior a cualquier material de uso tradicional en el país, promueve un bajo consumo energético que implica ahorro para el usuario y la sociedad, en un contexto energético deficitario. Asimismo, la madera cuenta con una gran resistencia estructural en relación a su peso, con un óptimo comportamiento antisísmico, posee una buena resistencia ante el fuego, es durable, estética y cálida.

  De hecho, la construcción en seco con madera, representada por el sistema PLATFORM FRAME tiene como principal ventaja el tiempo de ejecución del proyecto, que es hasta en un 60% menor en comparación al sistema tradicional. Esto permite bajar costos, ya que los plazos de la obra se acortan y se cumplen de forma estricta, aspecto difícil en la construcción tradicional.  Y, por su parte, la aislación térmica es entre 7 y 14 veces más efectiva que la de materiales convencionales.

Para más información, visita: www.maderayconstruccion.com.ar / www.cadamda.org.ar


Entreplanosabril 17, 2019
aislamiento1-1280x745.jpg

6min196

  En promedio, más de la mitad del gasto energético de una vivienda proviene de la climatización. De esta forma, con un buen diseño y el uso de materiales capaces de optimizar la aislación térmica, se podrá reducir considerablemente el uso de energía y lograr espacios confortables para sus habitantes.

  El 58% del consumo energético medio de una vivienda proviene de la calefacción y la refrigeración, lo cual convierte a la aislación térmica en la variable clave de la construcción. Un adecuado aislamiento térmico en envolventes, es decir, paredes y techos, permite ahorros de hasta el 40% en la tarifa de gas y electricidad, al disminuir los consumos en calefacción y aire acondicionado. Al momento de construir, la inversión en aislación térmica es sólo de entre un 2 a 3% mayor. Dicho costo adicional en el presupuesto se amortiza directamente por el menor gasto desembolsado en la compra de equipos de climatización, muchas veces sobredimensionados. En este contexto, resulta importante tener conciencia no sólo de los aspectos económicos, sino también, de los ambientales, ya que aislar convenientemente habilita a un uso racional y eficiente de recursos cada vez más escasos y no renovables.

  La energía más limpia es aquella que no se consume, y la más económica la que no se pierde. Utilizar materiales y elementos sustentables deriva en una inteligente inversión, que retorna en ahorro energético, por ende, en dinero y en calidad ambiental.

  Para lograr una buena aislación térmica es importante analizar las solicitaciones a las cuales se verá sometido cada muro, su asoleamiento y orientación, para luego, utilizar el bloque adecuado. Adicionalmente, los morteros y revoques serán correctamente dosificados y ejecutados, aplicando los agregados necesarios para garantizar una buena aislación térmica e hidrófuga.

  Teniendo en cuenta que la pérdida de calor por transferencia en las envolventes externas representa entre el 60% y el 80% de la pérdida total de calor en un edificio, se debe poner especial foco en la mejora de su rendimiento térmico. Para ello se deberá, además, proponer soluciones que no encarezcan significativamente el proyecto, que no retrasen el tiempo de construcción y no sacrifiquen metros construibles.

  La necesidad de aislar térmicamente un edificio se encuentra justificada por cuatro razones: a) Economizar energía, al reducir las pérdidas térmicas por los cerramientos; b) Mejorar el confort térmico, al acotar la diferencia de temperatura de las superficies interiores de las paredes y el ambiente interior; c) Eliminar los fenómenos de condensación, y con ello, evitar humedades y pérdida de aislamiento en los cerramientos; y finalmente d) Mejorar el entorno medioambiental, al minimizar la emisión de contaminantes asociada a la generación de energía.

  Un cerramiento vertical, correctamente dimensionado y aislado, garantiza el confort térmico y acústico, también la salud interior y la vida útil de sus componentes. Una adecuada aislación permite el uso racional y eficiente de recursos energéticos fósiles cada vez más escasos y no renovables. La tendencia del siglo XXI radica en desarrollar cerramientos con mayor capacidad aislante. Las variables fundamentales de diseño son el espesor y la densidad de los materiales empleados. Para un determinado espesor, un material de baja densidad puede aportar un buen aislamiento térmico. Por el contrario, al utilizar materiales de alta densidad puede que no se alcance el adecuado aislamiento térmico, ya que se caracterizan por su alta conductividad térmica, aunque también pueden aportar inercia térmica por su alta capacidad de acumulación.

  La utilización de sistemas constructivos termoeficientes implica una inversión adicional de entre el 12% y el 42%, con un retorno de, aproximadamente, un 60% de ahorro en energía destinada a la climatización. La incidencia promedio analizada en una obra, dependiendo de las particularidades del proyecto, es de entre el 3 al 5% en edificios en altura y entre el 8 al 11% en viviendas unifamiliares.


Entreplanosabril 12, 2019
neuquen1-1280x853.jpg

4min241

  La planta de reciclaje de Neuquén sumó maquinaria que recicla los plásticos que no logra comercializar y los transforma en bloques compactos. Se pueden utilizar para la construcción de paredes. También recibió una compactadora de cartones. Esta semana se incorporó al Complejo Ambiental Neuquén (CAN) una nueva prensa y una máquina que es usada para la fabricación de ladrillos con desechos plásticos.

  Con ellas la cooperativa Las Emprendedoras sigue sumando herramientas para transformar los residuos secos que desechan los vecinos en materia prima y en nuevas utilidades.

  Con la primera de las máquinas, aportada por la empresa Tecsan, se aumentará la capacidad de producción de paquetes compactados con plásticos, cartones y nylons para su posterior comercialización.

  Pero tal vez la más novedosa es la segunda maquinaria ya que permitirá crear bloques con los materiales plásticos que no se pueden comercializar compactados por contener residuos grasosos. “Todo lo plástico que no comercializamos, que no podemos vender, lo ponemos todo ahí y vamos armando el bloque, el ladrillo y con eso se hacen paredes”, explicó la presidenta de la Cooperativa, Claudia Sáez.

  Botellas de aceite, algunas bolsas y otros envases plásticos que no logran introducirse en el mercado, ahora junto con listones de madera y aceite quemado (que aisla e impermeabiliza la madera) serán procesados y transformados en paneles estructurales, tal como contó Sáez.

  “Después que se arma la pared con los bloques se le pone una malla para el revoque o se reviste con placas premoldeadas”, añadió la recicladora.
“Fue aportado por la Fundación Ecoinclusión, una empresa cordobesa que trabaja con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y que eligieron esta experiencia en el CAN para iniciar esta actividad en la ciudad de Neuquén”, destacó el secretario de Gobierno y Coordinación, Marcelo Bermúdez al momento de recorrer el centro de reciclado y conocer la nueva maquinaria.

  En la misma visita el intendente neuquino Horacio Quiroga señaló: “Estoy muy contento de estar viendo esta nueva actividad, y el nuevo derivado a partir de los residuos secos. Hay muchas experiencias de construcción con estos materiales reciclados”.

  Y aprovechó para recordar: “Los lunes y jueves se sacan los secos, es muy importante que todos separen. Esto que vemos en el Complejo Ambiental es una demostración que no todo va a la cava como dicen algunos de manera maliciosa, que lo seco llega a la planta y es lo que permite, con el trabajo de las emprendedoras, darle un nuevo destino a nuestros residuos”.

Con información de: www.rionegro.com.ar


Entreplanosabril 3, 2019
Fachada-ventilada2-1280x905.jpg

5min154

  Cada vez más difundidos en nuestro mercado, los denominados “Sistemas de Fachadas Ventiladas” suman grandes aportes desde el punto de vista del acondicionamiento térmico de nuestras obras. Entre las técnicas de aislación del exterior de un edificio, se encuentra dicho sistema de tipo multicapas con ventilación interpuesta, el cual logra una alta prestación en la piel del edificio.

  El sistema de “Fachada Ventilada” está constituido por una sucesión de capas y estratos funcionales, los cuales ofrecen prestaciones específicas en grado de satisfacer determinados requisitos. De esta manera, se garantiza la protección de las paredes exteriores y la total integración de dos fundamentales aspectos, normalmente en contraste entre ellos: La protección respecto del agua de lluvia y la adecuada “transpiración” del cerramiento.

  La elección de la utilización de una Fachada Ventilada, requiere del conocimiento de las prestaciones de cada singular estrato funcional, además de la pertinente valoración de algunos requerimientos y aspectos. Dado que las estructuras portantes se adecuan a las formas y funciones de un edificio, así nuestros sistemas para Fachadas Ventiladas se proyectan y calculan a los fines de responder a aquellas que resultan ser las exigencias estéticas y funcionales del proyecto arquitectónico.

  Una de las decisiones de diseño de mayor relieve para la obtención final del proyecto de la fachada, se encuentra en la posibilidad de disponer soportes “vistos” u “ocultos”.

  La creciente demanda de los proyectistas de emplear diversos materiales como revestimiento en el ámbito del diseño y reestructuración de sus edificios, concluye en la elaboración de sistemas y estructuras las cuales se diferencian entre ellas en función del tipo de paramento utilizado. De esta manera, las Fachadas Ventiladas pueden dividirse en dos tipologías principales: Paramentos “Livianos” (Gres, porcellanato, laminado metálico, placas de fibrocemento, melamínico HPL); o Paramentos “Pesados” (Piedras naturales).

  En paralelo, esta tecnología puede satisfacer requisitos y prestaciones fundamentales para las envolventes perimetrales, mejorando decididamente las condiciones de habitabilidad en el interior. La subestructura de aluminio como sistema portante de la piel logra un revestimiento extremamente liviano y confiable, ingresando en la categoría de los sistemas constructivos secos.

  La característica distintiva del sistema de Fachada Ventilada radica en el desarrollo de una “cámara de aire en movimiento”, ubicada entre la pared revestida y el paramento externo del revestimiento. Dicho efecto puede ser logrado mediante un paramento con juntas cerradas, creando un paso de aire con efecto “chimenea”.

  A menudo, no es posible aplicarlo sobre las fachadas de los edificios, puesto que aberturas, salientes, y diversos obstáculos proyectados sobre los edificios son capaces de interrumpir el espesor y la altura de la cámara de aire, anulando los beneficiosos efectos de la ventilación.

  Además, un fuerte flujo de aire desde abajo hacia arriba, en particular en los meses invernales, no colabora con la aislación de la piel envolvente. En los cerramientos existentes en los edificios puede apreciarse que la ausencia de este efecto genera sistemas que no verifican las aislaciones térmicas menos pretenciosas.

  La solución denominada “Fachada Ventilada con juntas abiertas” permite resolver los mencionados inconvenientes. Análisis físicos realizados sobre el comportamiento del aire contenido en la cámara de ventilación, sumado a la experiencia madurada en los últimos veinte años, permiten afirmar que la circulación de aire en una fachada con juntas abiertas es más regular y continua respecto de aquella con juntas cerradas, ya sea por la acción del viento, por el calentamiento y enfriamiento alternativo del aire, o porque los vínculos arquitectónicos no influyen mínimamente en la beneficiosa circulación del aire contenida en la cámara.


Entreplanosmarzo 20, 2019
eficiencia2-1280x787.jpg

5min263

  La construcción, en nuestra región, se lleva a cabo a partir del agotamiento o mal uso de los recursos, con la consecuente degradación de los espacios naturales, el exponencial incremento de la demanda energética y la contaminación ambiental.

  En la Argentina, se obtenía gas a bajo costo, comparativamente con lo corroborado en la mayoría de los países del mundo, gracias nuestras propias reservas naturales. Por otro lado, hasta ahora no ha sido un problema, como sí lo es en otras partes del mundo, la escasez de agua ni de otros recursos naturales como la madera. Dichas potencialidades, propias de nuestro país, hacen que la industria de la construcción -salvo honrosas excepciones- no tome conciencia de la necesidad de pensar en el ahorro de energía.

  Como consecuencia, se puede estimar que más de la mitad de las viviendas construidas en nuestro medio, teniendo en cuenta a las realizadas a través de la autoconstrucción-, no son eficientes en cuanto al ahorro de energía, vale decir, las casas nacen “enfermas”. Necesitan constantemente de medios mecánicos externos para lograr alcanzar un aceptable confort higrotérmico, generando un costo innecesario el cual podría ser prevenido al momento de diseñar y construir la obra encomendada.

  A partir de los años 70 del siglo pasado, los países desarrollados pusieron de manifiesto la necesidad de impulsar el ahorro energético en vistas al creciente costo del petróleo. El foco de la crisis energética del año 1973 provocó que la humanidad toda se plantee la necesidad de reconsiderar el gasto energético de sus edificaciones. En los últimos años, la redacción del Acuerdo de Kyoto torna mucho más evidente la importancia del mencionado ahorro.

  Estudios realizados en los Estados Unidos sobre el problema energético demostraron fehacientemente que el 25% del consumo total de energía, en sus diversas formas, se emplea en la climatización de construcciones. De dicho porcentaje, actualmente resulta factible reducir el consumo en un 50%.

  Un edificio, adecuadamente diseñado, conforma un instrumento de captación, acumulación y distribución de energía. Resulta entonces fundamental comprender que la arquitectura debe necesariamente adecuarse a las condiciones bioclimáticas que la circundan. De esta forma, el profesional del diseño descubrirá las formas de cada lugar, y aliado con la actual tecnología más la correspondiente investigación, procurará aprovechar sus ventajas.

  De acuerdo con estudios formulados, se podría economizar aproximadamente el 40% de la energía empleada en los edificios, aplicando tecnologías eficientes. Es posible lograr una interesante economía energética mediante un adecuado criterio de diseño tendiente a mejorar la relación superficie-volumen. Es bueno comprender que los fenómenos higrotérmicos analizados se originan, por lo expuesto, en la envolvente del edificio.

  Las nuevas legislaciones, como la Norma IRAM 11.900 de Etiquetado de eficiencia energética de calefacción para edificios. Clasificación según la transmitancia térmica de la envolvente, la Ley 13.059 de la provincia de Buenos Aires y los apartados específicos del recientemente sancionado Código de Edificación de la ciudad de Buenos Aires, resultan indicativas de la creciente tendencia capaz de mejorar el comportamiento térmico de los edificios.


Entreplanosmarzo 8, 2019
Desalinizacion1.jpg

5min465

  Científicos de la Universidad de Yale (EEUU) han desarrollado una nueva tecnología para desalinizar el agua basada en exclusiva en la energía solar. El nuevo sistema utiliza una combinación de tecnología de destilación por membrana y nanofotónica de captura de luz y es mucho más eficiente y barato que los empleados hasta ahora, según sus desarrolladores.

  Más de 18.000 plantas desaladoras operan en 150 países, pero el nuevo método de desalinización, desarrollado por el equipo de Qilin Li y Naomi Halas, de la Universidad Rice, y Menachem “Meny” Elimelech, de la Universidad Yale, ambas instituciones en Estados Unidos, es distinto a cualquier otro usado hoy en día.

  Esta tecnología sin conexión eléctrica es capaz de proporcionar suficiente agua limpia para uso familiar en una unidad compacta, y puede ser adaptada para operaciones a mayor escala con el fin de poder abastecer de agua a comunidades más grandes, explica Qilin Li, quien se muestra convencido de que la desalinización directa solar podría cambiar radicalmente las cosas para una parte importante del millar de millones de personas que, según algunas estimaciones, carecen de acceso a agua potable.

Nanopartículas para convertir la luz solar en calor


  El método más antiguo para producir agua dulce a partir de agua salada es la destilación. Se hierve el agua salada, se captura al vapor y se le hace pasar por un serpentín de condensación. Esta técnica se ha usado durante siglos, pero requiere infraestructura compleja y es ineficiente energéticamente debido a la cantidad de calor requerida para hervir el agua y producir el vapor. Más de la mitad del coste de operación de una planta de destilación de agua se debe a la energía.

  Esta instalación de prueba de la nueva tecnología de desalinización directa solar utiliza nanopartículas que convierten hasta el 80 por ciento de la luz solar en calor. Los resultados de un prototipo anterior mostraron que la tecnología podría producir hasta seis litros de agua dulce por hora por metro cuadrado de membrana solar.

  La membrana de destilación es una tecnología joven de desalinización. Consiste en hacer fluir agua salada caliente por una cara de una membrana porosa y agua fría por la otra. Se extrae vapor de agua a través de la membrana de forma natural, desde el lado caliente al frío, y dado que el agua marina no necesita ser hervida, el consumo energético es menor que en la destilación tradicional. Sin embargo, los costes de energía son aún notables porque se pierde continuamente calor del lado caliente de la membrana.

  A diferencia de la destilación tradicional por membrana, la nueva técnica se beneficia de un incremento de la eficiencia conseguido al reducir la escala. Se requiere una mínima energía de bombeo para una conversión óptima de destilación, y hay diversos modos de optimizar más la tecnología para hacerla más productiva y eficiente.

  La nueva técnica se basa en investigaciones realizadas en el laboratorio de Naomi Halas para crear nanopartículas a medida que recogen hasta el 80 por ciento de la luz solar, para generar vapor a partir de agua líquida. Añadiendo nanopartículas disponibles comercialmente y de bajo coste a la membrana porosa, Halas y sus colegas han convertido la propia membrana esencialmente en un elemento calentador de una sola cara, que calienta por sí solo el agua, a fin de promover la destilación a través de ella.

 

Con información de: noticiasdelaciencia.com


Entreplanosmarzo 6, 2019
humedades121.jpg

6min300

Humedad por Filtración

  El diagnóstico ante este tipo de humedad no suele oponer dudas, mientras que la reparación se enfoca generalmente hacia la impermeabilización y el correcto drenaje del agua. Si la superficie del mortero presenta erosión, será necesario rehacerlo reemplazándolo por otro material impermeable. Si la filtración se detecta en los antepechos de las ventanas, materializados con elementos prefabricados con vuelo insuficiente y sin goterón, la filtración se produce normalmente en las juntas, las posibles perforaciones o el borde. La mejor solución es reponerlas, pero si las piezas se encuentran en buen estado, con vuelo y pendientes correctas, pueden retocarse las juntas con mortero de cemento impermeable, o bien, sellarse con productos elastoméricos. Resulta conveniente colocar una nueva pieza de chapa metálica directamente sobre la existente. La forma de combatir la filtración se encuentra siempre en función de la causa.

  Si se trata únicamente de la propia porosidad del material, la solución es aplicar un acabado impermeabilizante, que deje respirar al cerramiento. Puede tratarse de una pintura hidrófuga de poro abierto, pero también, un aplacado con chapas metálicas o de fibrocemento, o un simple revoque de carácter hidrófugo. Los balcones demandan un sistema de desagüe y una impermeabilización de la base de los muros, hasta el nivel que pudiese alcanzar el agua (por lo menos 15 cm). Además, es necesario prever un sistema de drenaje, brindando continuidad al material impermeable con la boca del tubo drenante, de manera que en su encuentro no se puedan producir filtraciones.

Humedad por Capilaridad

  La capilaridad se erradica en origen por medio de dos técnicas, el drenaje y la creación de barreras impermeables. Ambas requieren operaciones bastante complejas, pero se manifiestan muy eficaces. El Drenaje consiste en alejar el agua de la base del cerramiento por medio de diferentes procedimientos que enumeramos a continuación. Todos estos sistemas resultan óptimos cuando el nivel de la capa freática es inferior a la cota más baja de la cimentación. Por debajo del nivel freático, la presión del agua impide su evacuación por gravedad. En cuanto a los tipos de drenaje, listamos:

Cuña drenante: Se excavan cuñas adosadas a la base del muro con el objeto de no provocar asientos puntuales, de una profundidad tal que se alcance el suelo sobre el cual se asienta la cimentación. En su fondo, se coloca una tubería de plástico. La misma recoge las aguas lo más abajo posible (unos 15 cm por debajo de la base) canalizándolas a puntos concretos hasta enviarlas a la red de saneamiento o a un pozo muerto. Deberá compactarse perfectamente bien la zona rellenada. Esta solución requiere poder actuar desde el exterior y en todo el frente de la construcción.

Ataguías: Separadas de la base y con una profundidad en función de la de la cimentación del edificio y de la presión de las aguas a eliminar. Se aplica en aquellos casos de corrientes freáticas del agua y pueden materializarse a partir de tablestacas adosadas de madera, piezas metálicas, zanjas lineales rellenas de material suelto y tubos que conducen el agua hasta la red de saneamiento. Se intenta lograr descender el nivel del agua hasta por debajo de la cimentación, a efectos de evitar el contacto entre ambas.

Pozos drenantes: Constituyen una red capaz de lograr que el nivel descienda lo suficiente para evitar el contacto con la cimentación.

Drenaje eléctrico: Conforma un sistema de drenajes lineales, colocados normalmente en el arranque de los muros, responsables de establecer una corriente eléctrica entre éste y el terreno en contacto, con polo negativo en el muro y positivo en la tierra, obligando al agua, como elemento conductor a descender.

Aireación por puntos: En este sistema se introducen tubos plásticos perforados en la base del muro, los cuales facilitan la aireación interior del cerramiento.



Auspician Entreplanos




Newsletter