Entreplanosdiciembre 7, 2018
coolroof-1280x853.jpg

6min808

     La industria de tecnologías de la construcción está poniendo en práctica nuevas soluciones “Cool Roof” para edificios de obra nueva o para rehabilitación de proyectos ya en marcha. En países con altos niveles de insolación, como España y los de Europa Mediterránea, las soluciones “Cool Roof” son adecuadas para prácticamente cualquier edificio; y son especialmente recomendadas para edificios de uso público, como escuelas u hospitales; áreas industriales donde se busca reducir el impacto del calor externo a las naves interiores; o inmuebles de todo tipo con paneles de energía solar en su cubierta.

¿Qué son los “Cool Roof”?

     Los Cool Roofs son techos que tienen una alta capacidad para reflejar la radiación solar incidente y, simultáneamente, emiten energía térmica en el infrarrojo, es decir, tienen una alta reflectancia solar y una alta emisividad térmica. Se caracterizan por una baja temperatura de superficie, incluso bajo radiación solar directa, entre 28° C y 33° C, por lo tanto mucho más bajo que los techos convencionales que pueden alcanzar temperaturas incluso más altas que 60 ° C.

     Un revestimiento con “Cool Roof” puede disminuir hasta en 30% de la temperatura interna de las habitaciones inferiores, aumentando el confort y, en consecuencia, reduciendo el consumo de energía comparado con el uso de aire acondicionado.

La característica principal de este material es un color muy claro, preferiblemente blanco, y puede ser en forma de pintura, membrana, superficie metálica tratada o azulejo especial. El Cool Roof también se puede aplicar en paredes verticales o sistemas de acondicionamiento; En la cobertura equipada con paneles fotovoltaicos, también se obtiene un beneficio indirecto en el rendimiento de los propios paneles.

Un material con grandes beneficios.

Las ventajas de la realización de un techo Cool Roof son múltiples:

1.- Mejores condiciones ambientales en el verano del interior del edificio

2.- Ahorro de energía para la climatización en verano del interior del edificio
3.- Mejora de la eficiencia energética de toda la cobertura del edificio
4.- Reducción del efecto isla de calor (el fenómeno isla de calor se define como el aumento de la temperatura que se produce en las zonas urbanas en comparación con la temperatura de las zonas rurales)

5.- Mayor estabilidad dimensional de la estratigrafía de cobertura y de las estructuras portantes subyacentes a causa de la reducida influencia de las temperaturas de verano (movimientos menores, dilataciones, grietas, etc.)
6.- Mayor durabilidad y esperanza de vida de las superficies impermeables de cobertura, ya que la acción de envejecimiento natural inducida por el calor se reduce mucho por la baja temperatura superficial.

     La utilización de materiales “Cool Roof” forma parte de programas de certificación de edificios sostenibles, como por ejemplo el programa LEED (Leadership in Energy & Environmental Design) desarrollado por el US Green Building Council, y se compone de un conjunto de normas sobre la utilización de estrategias encaminadas a la sostenibilidad en edificios de todo tipo. Para aprobar los requisitos LEED, el índice de reflectancia solar de los materiales (SRI) en cubiertas planas debe ser igual o superior a 78.

¿Qué es la reflectancia solar?

     La reflectancia solar es la propiedad de un material/ superficie para reflejar la radiación solar. Una superficie provista de alta reflectancia solar refleja la mayor parte de la radiación solar incidente y por lo tanto, la superficie queda más fresca. Los colores claros, especialmente los blancos, tienen una alta reflectancia solar. La reflectancia solar se define con un valor de 0 a 1, o en %.

 



Auspician Entreplanos




Newsletter