Entreplanosjunio 5, 2019
humedadparedes.jpg

5min188

El problema más común ocasionado por la humedad en una obra es el de condensación. Las humedades por filtración y capilaridad obedecen a problemáticas puntuales (fugas, averías, inundaciones…) o estructurales de la construcción. Ello supone una obra mayor para solucionar la patología de raíz. La humedad por filtración y capilaridad son responsables de generar humedad en el ambiente, lo cual a su vez, provocará los mencionados problemas de condensación. El exceso de humedad generado por la condensación puede evitarse observando una serie de consejos prácticos. Recordemos que si el nivel de humedad resulta ser óptimo, y se encuentra entre el 40 y el 50%, será muy difícil que se sufran problemas por condensación. En atención al tema, el objetivo radicará en eliminar el exceso de humedad ambiental. Los siguientes consejos prácticos tienden a resolver el tema de las humedades:

Ventilar adecuadamente: Una buena ventilación resulta clave para que el aire circule, se renueve y la humedad no permanezca estancada. Es bueno ventilar unos diez minutos por la mañana durante las horas de sol, cuando el aire exterior suma menos humedad. Si verificamos problemas de humedad dentro de armarios y cajones, deberemos abrirlos mientras ventilamos, a los efectos de renovar el aire de esos espacios.

Usar extractores de aire: Actividades como cocinar o ducharse generan cantidades considerables de humedad en el ambiente. Utilizar una campana extractora cuando se hierva en la cocina conforma un adecuado paliativo. Si el baño carece de un sistema de ventilación, recomendaremos abrir un poco la ventana mientras se utiliza la ducha para que el vapor encuentre una vía de escape.

Tender la ropa fuera de los ambientes interiores: Aunque se cuente con un escaso espacio,  se deberá procurar tender siempre las prendas húmedas fuera de casa. La ropa recién salida de la lavadora está cargada de humedad la cual se dispersará directamente en el ambiente.

Usar productos capaces de absorber el exceso de humedad: La humedad sobrante en el ambiente que puede generar problemas de condensación demanda el empleo de sistemas deshumidificadores, los cuales absorban de manera continua el exceso de humedad ambiental.

Humedades dado su origen

En caso que la humedad sea producida por algún caño en malas condiciones la cual provoque pérdidas, solo bastará localizar y reparar el inconveniente, con ello, la humedad desaparecería paulatinamente. Al cabo de un par de meses la pared estará en condiciones de ser revocada y pintada nuevamente. Cuando el muro linde con exteriores, permaneciendo en constante contacto con el agua, como por ejemplo un jardín, una canaleta o abundantes lluvias, se impermeabilizará con algún tipo de membrana o pintura bituminosa para evitar el paso del agua que humedezca la pared.

Las diferencias de temperatura entre el interior y el exterior de una obra, sumado a la humedad ambiental, provocan que el agua en estado de gas se adhiera a las superficies y manteniéndolas constantemente húmedas, provocando el crecimiento de hongos y el deterioro de la pintura. La correcta ventilación del ambiente es una de las soluciones.

El caso más común es la humedad proveniente desde la tierra, penetra en los cimientos y florece a los pocos centímetros del suelo, deteriorando no solo la pintura, sino también, las capas de revoque o yeso inferiores. Existen dos posibilidades para eliminar o atenuar el efecto provocado por la humedad. Una es impermeabilizar la pared con tratamientos de inyección de productos, o la colocación de placas anti-humedad.



Auspician Entreplanos




Newsletter