En menos de 2 años, el 23% de la energía de Salta será renovable

La Provincia llegará cinco años antes del plazo tope establecido en la legislación.

Argentina tiene su matriz energética fuertemente atada a los combustibles fósiles (gas, fuel, gasoil y carbón). Salta, con una capacidad de generación de 1.200 megavatios (MW) concentrada fundamentalmente en dos grandes usinas que funcionan con gas, Central Térmica Gemes (CTG) y TermoAndes, no es una excepción en el cuadro que se intenta revertir con Plan de Energías Renovables (RenovAr).

El citado programa nacional prevé una creciente participación de energías renovables que debería llegar hasta el 20% en 2025.

Ese objetivo es uno de los compromisos que asumió Argentina en la última cumbre del cambio climático en París. Para cumplir con la meta, se requerirán inversiones por unos 15.000 millones de dólares, durante los próximos ocho años, para construir y poner en marcha proyectos de generación limpia que comenzaron a adjudicarse en las sucesivas rondas licitatorias resueltas por el Ministerio de Energía de la Nación desde fines de 2016.

La planta fotovoltaica que empezó a construirse en Cafayate la semana pasada y los dos parques que tienen el inicio de obras programado para fin de año en San Antonio de los Cobres son parte del programa que tendrá 280 megavatios de energía renovable generados en Salta, a comienzos de 2020, de acuerdo con las últimas previsiones que Canadian Solar y Neoen comunicaron a los organismos competentes de la Nación y la Provincia.

Avances

La planta de Cafayate tiene el inicio de sus operaciones agendado para junio de 2019, mientras que el ingreso de los parques de la Puna al sistema interconectado argentino está programado en febrero de 2020 a través de la línea de extra alta tensión que se construyó originariamente para llevar la energía de la central TermoAndes desde Cobos hasta el norte chileno (InterAndes).

Con los tres parques fotovoltaicos en funcionamiento, Salta tendría en 2020 una participación de generación renovable superior al 23% en la matriz energética de su nodo, cinco años antes del plazo tope establecido en la legislación que impone la incorporación progresiva de fuentes de generación renovable en el país.

Proyectos adjudicados

El programa RenovAr tiene hasta el momento 147 proyectos adjudicados, en 21 provincias, en tres rondas licitatorias. Son 41 proyectos solares, 34 eólicos, 18 de biomasa, 14 pequeños aprovechamientos hidroeléctricos, 36 de biogás y cuatro de biogás de rellenos sanitarios que tienen previstas inversiones por 7.000 millones de dólares para generar 4.466 megavatios (MW) de energía limpia.

La planta fotovoltaica de Cafayate y el primero de los dos parques solares previstos en Los Patos (San Antonio de los Cobres) se cuentan entre los 69 proyectos de la ronda 1 que ya tienen el 100% de los contratos firmados y las garantías constituidas. De éstos, 37 están en construcción y 6 en operación.

De la ronda 2, hay firmados 28 contratos de abastecimiento sobre un total de 88 proyectos adjudicados.

Otra etapa

En la segunda ronda, las empresas ofertaron la energía limpia a precios mucho más bajos que los de la primera. En solar, el promedio de las cotizaciones descendió de 59 a 41 dólares por megavatio hora (MWh). Esto se debe fundamentalmente a la progresiva reducción de costos de las tecnologías fotovoltaicas, que en solo seis años se abarataron un 80 por ciento.

En el nuevo escenario, la energía de parques fotovoltaicos como los que tiene el norte chileno en Atacama compite mano a mano con la de usinas térmicas de ciclo combinado e incluso es más barata que la de muchas de las centrales que funcionan con combustibles fósiles.

Formidable potencial de la región de la Puna
La Puna se cuenta entre los siete sitios del mundo con mayores niveles de radiación solar. Así lo confirmaron el Instituto de Investigaciones en Energía No Convencional (Inenco), que depende de la Universidad Nacional de Salta (UNSa), y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) con un relevamiento realizado en 2016.

En el marco de esos estudios, la investigadora Judith Franco resaltó que la región altiplánica compartida por Jujuy, Salta y Catamarca presenta un potencial de generación solar que solo ofrecen otros seis punto del planeta distribuidos en el norte africano, el continente asiático y Australia.

Las características

En 2005, científicos del Inenco, el Instituto de Física de Rosario y la Universidad de Innsbruck (Austria) habían advertido en otro trabajo publicado por algunas revistas internacionales que la Puna es la región donde la radiación mayores daños causa en personas expuestas.

Aquel estudio describió sitios donde un persona puede recibir hasta un 10 por ciento más de radiación que un astronauta en el espacio.

Los valores más elevados se midieron en el Cerro Azul (Jujuy) a 3.900 metros de altura sobre el nivel del mar.

Como contracara, los extremos niveles de radiación de la Puna ofrecen un formidable potencial para generar electricidad con paneles fotovoltaicos y aprovechar la fuente renovable de energía con concentradores solares y sistemas termosolares.

 

Fuente: eltribuno.com

Comentarios

Entreplanos



Auspician Entreplanos




Newsletter







Comentarios