¿En dónde está el mejor rascacielos del mundo?

La Torre Reforma, proyecto del arquitecto mexicano Benjamín Romano, fue considerada con el Premio Internacional Highrise 2018.

La emblemática Torre Reforma ha evolucionado el trazo urbano de la Ciudad de México, y fue nombrada en el 2018 como el mejor rascacielos del mundo luego de que su creador, el Arq. Benjamín Romano ha figurado entre los finalistas del premio Highrise a la mejor construcción de este tipo. Así lo informó el medio digital Architectural Digest México.

Fue por unanimidad que el jurado del International Highrise Award reconoció a este edificio como el rascacielos más innovador del mundo después de que Romano y su proyecto figuraran entre los cinco contendientes finalistas de la premiación en donde más de 1000 rascacielos nuevos de todo el mundo fueran contemplados. El ganador de enfrentó a edificaciones desarrolladas por prestigiosas firmas arquitectónicos como Ateliers Jean Nouvel, Foster & Partners, Pelli Architects, Renzo Piano Building Workshop y Zaha Hadid Architects.

En actualidad, esta es la torre más grande de México y es el único proyecto latinoamericano que llegó a la final. Entre los proyectos nominados se encontraban el hotel en forma de escultura pixelada MahaNakhon en Tailandia, Büro Ole Scheeren; el residencial de lujo Beirut Terraces en Líbano de Herzog & de Meuron; Chaoyang Park Plaza en Beijing de MAD Architects, Oasia Hotel Downtown, un jardín de uso mixto en Singapur y desarrollado por WOHA.

Según el comunicado, este premio es considerado el “Pritzker de los rascacielos” y se otorga a arquitectos y desarrolladores cuyos edificios miden al menos 100 metros de altura y han sido completados en los últimos 2 años. Un jurado multidisciplinario selecciona los proyectos considerando criterios como diseño pensado en el futuro, funcionalidad, tecnología de construcción innovadora, integración en esquemas de desarrollo urbano, sustentabilidad y costo.

En el caso del edificio de Romano fue elegido por el uso de suelo poco convencional y por su respuesta a la alta actividad sísmica de la capital mexicana a través de un concepto estructural de soporte inteligente. “Es el testimonio perfecto de que la arquitectura en México es innovadora y llamativa en la actualidad”, expresó Sean Anderson, miembro del jurado.

El ganador del premio International Highrise Award 2018 se anunció en Frankfurt, este recibió US$55.128 y una escultura de Thomas Demand.

 

 

Por: Malka Mekler / www.revistaconstruir.com

Comentarios

Entreplanos



Auspician Entreplanos




Newsletter







Comentarios