Transmitancia termoacústica

La creciente crisis energética y el énfasis otorgado a políticas ambientalistas, determinan la necesidad de evaluar el desarrollo sustentable y la eficiencia energética para lograr, por un lado, la reducción en el uso de energía, y por otro, la disminución del impacto sobre el ambiente. Esto también debe conseguirse en el ámbito de la construcción, dado que conforma una de las principales consumidoras de materias primas no renovables.

Resulta importante diferenciar los términos de absorción acústica respecto del de aislación. La primera tiene por objetivo sacar provecho de ciertas propiedades de algunos materiales, de forma tal que transformen parte de la energía sonora generada en un determinado lugar en otra forma no acústica de energía.

¿Que es la aislación acústica?

Se define a la aislación acústica como la resistencia al paso de un sonido de un espacio a otro, con el objetivo final de controlar el ruido. Podemos decir, entonces, que el aislamiento acústico es la diferencia de niveles sonoros, medida en decibeles (DB), entre el exterior y el interior del recinto. A mayor valor, mayor capacidad aislante.

Características de la aislación acústica

El aislamiento acústico de un elemento de construcción se rige fundamentalmente por la ley de masa. La ley de masas y frecuencias dice que el aislamiento acústico de un tabique es mayor cuanto mayor sea su masa superficial (Kg/m2), y también, es mayor para frecuencias altas.

Por ello la primera variable a considerar para predecir la aislación sonora de un tabique es medir la masa por unidad de superficie (Kg/m2), dado que a mayor masa será́ más denso el panel, y por lo tanto, será más difícil de mover y atravesar por la acción de la presión del aire.

En general, puede decirse que un material posee un buen comportamiento acústico cuando es pesado e impermeable al paso del aire. En esta característica radica una de las principales diferencias entre absorción versus aislación, siendo que los materiales absorbentes se caracterizan por poseer una gran cantidad de intersticios y poros vinculados entre sí, los cuales dejan pasar el sonido incidente fácilmente a través de ellos.

Eficiencia Acústica

Un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha planteado la posibilidad de mejorar la eficiencia acústica de las paredes construidas con Bloques Cerámicos Huecos (BCH) modificando su geometría interna. Diferentes estudios realizados permitieron confirmar que los hexágonos no regulares incrementan el recorrido y la amortiguación acústica. De esta manera, la propuesta se orienta a modificar la forma de las celdas del Bloque sustituyendo los tradicionales rectángulos por hexágonos, dado que con este nuevo diseño interno se produce mayor recorrido, y ende, se logra mayor atenuación del sonido.

Los Bloques Cerámicos Huecos

Se distingue entre los Bloques Cerámicos Huecos que se comercializan en los siguientes formatos: Bloque Portante de 12 con una aislación acústica de 44 dB y Bloque Portante de 18 con una aislación de 46 dB. En relación a los Bloques Cerámicos No Portantes, podemos encontrar el Bloque Hueco de 8 (35 dB), de 12 (37 dB), y finalmente, de 18 con una aislación acústica de 40 dB.

Una mampostería de Bloques Macizos, según el espesor, tiene un aislamiento acústico (RW) aproximadamente de 44 a 50 dB. Si esos muros se reemplazaran por distintos tipos de bloques cerámicos huecos resultaría un aislamiento acústico aproximado de entre 40 y 42 dB.

El aislamiento por masa

Los muros funcionan como aislamiento por masa. El aislamiento por masa se incrementa con el peso o el espesor. Se estima que al duplicar el peso o el espesor, el aislamiento acústico aumenta entre 3 y 4 dB. Por esa razón, se necesita duplicar varias veces el espesor para conseguir una reducción de 9 DB. Ello implica una atenuación del ruido a la mitad.

 

Por el Arq. Gustavo Di Costa

Editor de Revista ENTREPLANOS

Comentarios

Entreplanos



Auspician Entreplanos




Newsletter







Comentarios