Entreplanosjunio 18, 2018
galvylam.jpg

3min779

Galvylam anunció este nuevo formato de franquicias que permite tener el local propio en materiales en seco en cualquier parte del país, que promete revolucionar el mercado de la construcción en seco.

Galvylam

En entrevista con Alejandro Lenton, jefe de ventas de Galvylam, nos cuenta sobre el lanzamiento de Almacén Seco y los materiales para la construcción industrializada, metálica y la industria metálica en general que comercializa la empresa hace más de 40 años.

¿Qué productos están exhibiendo en Batimat?

— Estamos mostrando todo lo que es la cartera de productos de Galvylam, pero específicamente estamos presentando la franquicia de construcción en seco, “Almacén Seco” que la lanzaremos en el auditorio (de Batimat). Y estamos trayendo en este momento todo lo que es pasatechos y juntas Dektite. Y trajimos unos clamps, unas bridas para todo lo que es industria pesada de cañería. No hay en el país un producto como este. Y solamente hay cuatro fabricantes de ese producto en el mundo. Y nosotros somos distribuidores para toda Latinoamérica de ese artículo.

 

¿Qué características los destacan en el mercado?

— Principalmente ponemos mucho énfasis en cuidar el sistema de construcción en seco. Estamos haciendo mucho trabajo con respecto a la capacitación en nuestro auditorio de capacitación en Caseros al mismo tiempo en el servicio hacia la constructora, el instalador y los distribuidores. Es puntualmente capacitación para cuidar el sistema, para que esté bien ejecutado y que tengamos todos un buen resultado.

¿En qué tipo de obras intervienen?

— En todo lo que es vivienda unifamiliar. En este momento estamos trabajando muy fuerte con los planes de los tres mil jardines que está haciendo el Estado. También con vivienda social, estamos incurriendo en ese tipo de obras que hoy en día para el sistema que nosotros tenemos y la facilidad de construcción -en cuatro meses tenés una casa terminada- es muy funcional.

¿Cuáles son las perspectivas que tienen para el segundo semestre?

— Las que teníamos eran muy buena hasta este salto del dólar y ahora son buenas, porque el sistema está creciendo mucho. El mercado está tirando mucho y es importante en ese aspecto.


Entreplanosjunio 18, 2018
cassaforma.jpg

4min296

En entrevista al Arq. Lucas Bellani, encargado del departamento técnico de Cassaforma, nos revela cuáles son las ventajas de este sistema constructivo y cuáles son los módulos de la firma que ya están a la venta.

1-cassa
2-cassa
3-cassa
4-cassa

 

 

¿Cuáles son las novedades del sistema constructivo Cassaforma que están lanzando en Batimat?

— La novedad este año es el módulo de Casapronta. Nosotros vamos a estar ofreciendo dos tipos de modelos: 3×6 y 3×9.5. Uno es un monoambiente y el otro es un dos ambientes. Son módulos que vienen totalmente equipados: una vivienda lista para usar o como oficina de trabajo. Vienen con sanitarios, duchas, un anafe eléctrico y un espacio para guardar una heladera baja. La importancia de ese módulo es que tiene todas las prestaciones de una casa y no es como un container.

¿Cuáles son las características que la diferencian de una construcción tradicional?

— Básicamente es que nosotros tenemos una respuesta inmediata. En un tiempo corto -que probablemente no exceda el mes-, podemos tenerte el módulo listo para transportar a algún lado. Esto tiene su aplicación en los lugares donde: necesitás una respuesta inmediata por lo que sea, o porque el lugar de trabajo es medio inaccesible. Una tercera opción es cuando pensás en un tiempo de uso en un lugar y que después, por ahí, puede ser trasladada. en ese sentido las respuestas que hay en el mercado, generalmente, son muy transitorias, de habitabilidad discutibles. Estas son viviendas que ustedes las ven, golpean y son duras. Tenés una excelente termicidad.

Básicamente en uno tenemos un dos ambientes con un dormitorio, baño, cocina integrada con living y con un espacio para una cama más. Y en el otro tenemos simplemente un monoambiente, donde también tenemos kitchenette y baño. Los módulos se pueden acoplar en horizontal, pero también en vertical.

Para trasladar el módulo de Casapronta, ¿ustedes resuelven la logística?

— Sí, obviamente nosotros nos ocupamos de analizar la logística. El precio va a ser variable en algunos casos porque depende de la disponibilidad de grúas en el lugar de descarga.

¿En qué valores se está comercializando?

— Estamos hablando de ochocientos dólares el metro cuadrado y aproximadamente el precio de logística está en ciento cincuenta dólares por metro cuadrado, pero eso puede variar. En algunos casos es bastante menos que eso. El IVA es el del 10.5%. Y lo que sí necesitas tener es un terreno ya nivelado con un suelo compactado para que lo podamos asentar ahí, o sino también se lo puede asentar sobre pilotines.


Entreplanosmarzo 12, 2018
abstract-of-new-home-construct-11945165.jpg

15min1678

Los planes de eficiencia energética y de obra pública impulsados por el Gobierno cambiarán las reglas de juego de la industria de la construcción que además avanza en el proceso de diversificación de los materiales.

En enero el Gobierno concretó dos medidas clave: el establecimiento del sistema de balloon frame y el de steel framming. Este último sistema “se utiliza en muchos planes de vivienda de interés social en las provincias con climas más rigurosos y también ha sido el sistema adoptado por el Ministerio de Educación a la hora de comenzar con el plan de 3000 jardines de infantes”, explica Corinna De Barelli, presidenta del Instituto de la Construcción en Seco (Incose). Si bien ambas tecnologías ya eran utilizadas en el país, el cambio es que ahora no requerirán tramitar un CAT (Certificado de Aptitud Técnica) para iniciar cada proyecto. Un requisito que implicaba un procedimiento burocrático que desalentaba la adopción de estos sistemas. Hoy tanto la construcción en seco como la de madera pueden competir en igualdad de condiciones con los ladrillos en las licitaciones de obras públicas entre las que se planea la construcción de las viviendas sociales.

El tema abrió una suerte de debate en el sector con campanas que cuestionan si estos sistemas permitirán bajar el costo de construcción, si cumplen con la normativa relativa a los Estándares Mínimos de Calidad para viviendas de interés social y qué tan aptas son para las distintas regiones del país. “Siempre se les exigieron estos estándares. La diferencia es que ahora se regularon. Es más, todos los sistemas sándwich, que tienen aislaciones intercaladas en la estructura, tienen más posibilidades de cumplir con un nuevo requisito del nivel de aislación térmica de la norma IRAM 11605, que para mejorar la eficiencia energética, se aumentó de la categoría C a la B. La mampostería de ladrillo hueco de 18, que es la más utilizada en todo el país, no cumple con la B; buscamos revertir una situación en el que el sistema de construcción predominante muchas veces ni siquiera cumple con la C”, explica Pablo Guiraldes, Director Nacional de Desarrollo Urbano.

Fernando Néstor Murillo, ex asesor del Ministerio de Planificación y especialista en planeamiento territorial y vivienda del Banco Mundial, señala que el costo de la vivienda social en la Argentina ha sido históricamente más alto que los que manejan los países limítrofes. “Las medidas son positivas ya que permitirán bajar costos y dar mayor flexibilidad a la construcción, siempre y cuando se cumplan determinados estándares de calidad. La clave está en los detalles”, advierte el especialista quien asegura que las terminaciones y los complementos definen la calidad y el costo en cualquier sistema constructivo. Entre las ventajas de los sistemas en seco, este arquitecto radicado en Washington destaca la velocidad de ejecución y la posibilidad de lograr economías de escala mediante la producción en serie de las partes. Los costos de mantenimiento, en cambio, serían su punto débil. “La madera, por ejemplo, requiere de un tratamiento especial para cumplir con las normas anti-fuego”, aclara el especialista. “Teóricamente son más baratos, pero no tenemos suficiente experiencia en el país para aseverarlo, hay que esperar los resultados de los proyectos”, agrega Gustavo Weiss, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción.

“La relación entre el costo de construcción y el salario promedio hace que muy poca gente califique para los préstamos. En la Argentina con un salario anual promedio de US$13.700, el costo de construcción es de US$1500/m2 mientras que en España por ejemplo esa relación es US$36.300 y US$650/m2, y en los Estados Unidos US$58.700 versus US$750/m2”, analiza Mariano Sardans, director de FDI, la empresa administradora de patrimonios y agrega que: “es evidente que la construcción húmeda es el problema. La solución está en los muchos sistemas constructivos alternativos, la mayoría no sólo más baratos sino más eficientes desde el punto de vista térmico, sonoro, durabilidad y mantenimiento”.

La madera cobró un impulso adicional gracias al acuerdo firmado por los Ministerios del Interior, Obras Públicas y Vivienda, de Agroindustria, de Producción y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), mediante el cual se impuso que como mínimo 10 por ciento de las viviendas financiadas por la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda deberían ser de ese material. “Ese 10 por ciento en 2018 representará unas 2000 viviendas”, cuantifica Guiraldes y detalló que ya están en marcha 1568 viviendas en Misiones y Entre Ríos. El objetivo del Gobierno -que generó una mesa de la construcción de madera a la que adhirieron los sectores empresario, bancario, asegurador, y gremial, entre otros- es además de bajar el déficit habitacional e impulsar al sector forestoindustrial del nordeste argentino (NEA). “Tenemos un millón de hectáreas plantadas que no se están utilizando y que nos permitirían construir entre 50.000 y 100.000 viviendas”, detalla el funcionario. De hecho, según datos de la Cámara de la Madera, los plazos de construcción con el sistema tradicional de construcción húmeda con materiales tradicionales (ladrillos, hierro, piedra, cemento y arena) se estipulan desde ocho meses a un año para concluir una vivienda. Con un sistema de entramado de madera de construcción en seco (ballon frame), una vivienda tipo de unos 60 m2, puede concluirse en sólo tres meses.

“En Ituzaingó ya existe una empresa que hace todo, fabrica, construye, monta la vivienda, y en el parque industrial de Misiones se está instalando un aserradero que va a ser modelo para este tipo de construcción. De a poco las compañías tendrán mejor tecnología y entregarán los paneles ya armados para hacer el montaje en obra evolucionando hasta llegar a la llave en mano”, relata Mercedes Omeñuka, presidenta de la Asociación de Madereros y Afines de Corrientes y de la Asociación Plan Estratégico Foresto Industrial de Corrientes.

La Argentina cuenta con una superficie de 1,2 millones de hectáreas de bosques cultivados y ostenta una de las mejores tasas de crecimiento mundiales, en especies como el pino o el eucalipto, que son de las más utilizadas en el mundo para la construcción. “Un pino natural de Canadá tarda unos 80 años en crecer, aquí en la Mesopotamia se calcula unos 18 años, por las condiciones de suelo y clima. Esto nos da una ventaja enorme para obtener materia prima accesible y renovable. Además esa superficie forestada se puede duplicar o triplicar sin competir con otras actividades rurales”, detalla Daniel Lassalle gerente comercial de la cámara de la madera (Cadamda), quien agrega que en el sistema conocido como “platform frame” se reducen entre 30 y 60 por ciento respecto del método tradicional. La velocidad de su sistema de montado permite cerrar la estructura rápidamente y asilarla de las inclemencias climáticas para seguir trabajando las terminaciones en su interior, evitando demoras en la ejecución de la obra. “Esto contribuye a menores costos, utilización de materiales ecológicos, renovables y reciclables como la madera, así como la posibilidad de realizar proyectos a medida”, analiza. Además una vivienda de este tipo pesa alrededor del 25 por ciento que una construcción húmeda tradicional.

El INTI, por su parte, trabaja en la normalización, estandarización, certificación y capacitación para los sistemas y elementos constructivos con madera. “Estamos desarrollando un manual de cálculo y de las dimensiones de las estructuras, análogo al que tiene el hormigón o el acero; es la primera reglamentación técnica para construcciones de madera a nivel nacional”, confirma Juan Tomás Bernacchia, especialista del INTI. “La primera medida hacia la estandarización es establecer un sistema de clasificación visual, lo que se pretende en esta primera instancia es tomar una tabla y a simple vista determinar si esa tabla es apta para ser utilizada en la construcción dependiendo de los nudos o defectos. El otro tema es la estandarización de las medidas, sobre todo en las pymes que comercializan en pulgadas o en milímetros y a veces no coinciden los tamaños. La idea es que si vas a construir una vivienda y recorrés diez aserraderos, en todos ellos las medidas sean las mismas”, relata Omeñuka

De Barelli por su parte considera que la construcción en seco tiene un gran potencial de crecimiento sobretodo en zonas con climas más rigurosos como Santa Cruz, Tierra del Fuego o Chubut. De Barelli espera un crecimiento de al menos 25 por ciento en el corto plazo. “En la Argentina recién hemos llegado a los 0,8 metros cuadrados de placa de yeso por habitante, mientras que en Chile se consumen tres”, expresa. En números, con la construcción en seco, los costos pueden reducirse hasta 20 por ciento si se utilizan los materiales de manera inteligente, sobre todo por costos indirectos. Además de menor desperdicio de material, tiempo de trabajo y gastos de logística, afirma De Barelli. Horacio Parga, socio de la desarrolladora Edisur fue uno de los más osados. A mediados del año pasado inauguró una planta de steel framing en la que invirtió US$1,7 millones. De hecho negocia con el Banco de Córdoba y el Nación un crédito intermedio para desarrollar un proyecto de housing dentro de Manantiales, un emprendimiento de 1150 hectáreas en plena ciudad de Córdoba. “Planeamos construir 1000 casas de steel framing en diferentes etapas. En la primera etapa se destinarán cerca de $600 millones en 200 casas de entre 80 y 120 metros cuadrados que se venderán a precios que oscilarán entre los US$2,6 y US$3,2 millones”, relata el empresario quien estima que el costo del metro cuadrado de la construcción en seco promedia entre $12.000 y $14.000. “Las nuevas generaciones terminarán con la idea de que las paredes deben ser de ladrillo. Hay que flexibilizarse”, agrega Parga quien apostó a la integración vertical de su negocio. “En un futuro vamos a desarrollar cuatro o cinco modelos de casas que planeamos comercializar en forma masiva”, adelanta.

Atilio Tassara, responsable técnico de la Cámara de Fabricantes de Cerámica Roja -con 17 empresas productoras de ladrillos y tejas asociadas-, calcula que, este año, su sector, que está trabajando al 90 por ciento de su capacidad instalada, invertirá entre US$30 y US$50 millones para ampliar la capacidad y mejorar las prestaciones de los productos. Tassara afirma que están trabajando para adaptarse a las nuevas exigencias. “Por un lado vamos a ofrecer productos cada vez más eficientes y por el otro migrando a energías renovables en la producción. Esto permite que el ladrillo, que es el sistema constructivo clásico, más conveniente y más eficiente, esté alineado con las tendencias de la industria”, analiza. En tanto, los nuevos estándares de eficiencia energética generarán también mercado para algunos materiales relegados. ” Por ejemplo los productores de vidrio plano para el armado de doble vidriado hermético, los de telgopor y los de lana de vidrio, entre otros”, enumera Bernacchia. “Ventanas, vidrios y techos”, agrega Weiss. Así las cosas, el sector de la construcción se muestra optimista ante las perspectivas de un año que se presenta con desafíos pero también con grandes oportunidades.

 

Fuente: La Nación.


Entreplanosmarzo 9, 2018
sodimac.png

4min736

Sodimac Constructor llevará adelante el próximo sábado 17 de marzo en Tecnópolis la cuarta edición de la Gran Feria de Capacitación para Especialistas de la Construcción, uno de los eventos más destacados de Latinoamérica.

Reunirá a 4000 especialistas y profesionales de la construcción, que durante todo el día podrán recorrer más de 60 stands de expositores para conocer las novedades de las principales marcas del sector. Se dictarán diversos cursos y seminarios gratuitos en las más de 15 salas de capacitación y habrá importantes concursos y sorteos con excelentes premios.

Entre las novedades de la Gran Feria de este año se incluye el dictado de seminarios sobre el sistema Steel Framing, declarado recientemente como construcción tradicional. Además, se dictarán cursos relacionados con la Construcción en Seco y el ahorro de energía en la construcción.

El evento contará con 14 puntos activos para probar productos de las diversas marcas y los especialistas podrán capacitarse de forma teórica y práctica en otros rubros como pintura, conducción de agua y gas unida por termofusión, armado de muebles de madera, construcción de techos e innovación en herramientas inalámbricas, entre otros grandes temas.

Con la consigna “El mejor especialista siempre está al día”, la jornada de capacitación comenzará a las 9 de la mañana y se extenderá hasta las 19:30 hs. Nuevamente, la Gran Feria sorprenderá con un gran show humorístico.

A su vez, este año competirán los tres finalistas de “El especialista del año”, un concurso de libre inscripción con tiempo de anotarse hasta el 7 de marzo. Luego de responder el cuestionario, se seleccionarán los tres participantes que competirán durante la Gran Feria en distintas actividades y espectaculares premios. Para responder las preguntas acceder a: bit.ly/2EZioCu.

Las actividades son completamente gratuitas y para inscribirse, los interesados pueden hacerlo en la página web: www.feriaconstructor.com.ar o en cualquiera de los locales de Sodimac Constructor.

Esta iniciativa anual de Sodimac Constructor se suma a otras acciones que tienen lugar durante todo el año como las más de 150 capacitaciones abiertas y gratuitas que se realizaron en los locales durante 2017. Estas acciones impulsadas a través del Círculo de Especialistas alcanzan a más de 48 mil socios que, además de acceder a seminarios y capacitaciones, pueden visitar fábricas, realizar cortes de madera sin costo, entre otras oportunidades.

FECHA: 17 de marzo.
HORA: de 9 a 19:30 h.
LUGAR: Tecnópolis (Gral. Paz y Av. San Martín s/n, 1603 Villa Martelli).


Entreplanosmarzo 2, 2018
Platform-Frame.jpg

4min849

La construcción en seco con madera, representada por el sistema Platform Frame tiene como principal ventaja el tiempo de ejecución del proyecto, que es hasta en un 60% menor en comparación al sistema tradicional. Esto permite bajar costos, ya que los plazos de la obra se acortan y se cumplen de forma estricta, aspecto difícil en la construcción tradicional.  Y, por su parte, la aislación térmica es entre 7 y 14 veces más efectiva que la de materiales convencionales.

Según la Cámara de la Madera de Argentina – CADAMDA – la construcción con madera podría contribuir con unas 50 mil viviendas extras por año ayudando a reducir el déficit habitacional, principalmente por la velocidad de ejecución de obra. En este sentido se calcula que para la construcción de una vivienda de unos 60m2 con construcción húmeda demanda unos ocho meses para finalizar la obra, en cambio con sistemas de construcción con madera los plazos bajan a tres meses en promedio.

Construcción con madera
Construcción sustentable con madera, el nuevo paradigma habitacional.

No sólo la velocidad y el ahorro de costos son factores determinantes, la sostenibilidad ambiental juega un papel preponderante en el mundo de la construcción. “Hoy la arquitectura de vanguardia apunta a construir de una manera más amigable con el medio ambiente y en este terreno la madera saca enormes ventajas. Si se compara la cantidad de energía que se utiliza para producir por ejemplo aluminio, hierro o cemento con la madera, la diferencia es abismal. Otro punto crítico es la huella de carbono neutral de la madera, ya que en su vida el árbol secuestra carbono de la atmósfera que queda almacenado en una viga o un machimbre, contribuyendo así a mitigar los efectos del cambio climático” explica Daniel Lassalle, gerente comercial de CADAMDA.

Argentina cuenta con una superficie de 1,2 millones de ha. de bosques cultivados y ostenta una de las mejores tasas de crecimiento mundiales, en especies como el pino o el eucalipto, que son de las más utilizadas en el mundo para la construcción. “Un pino natural de Canadá tarda unos 80 años en crecer, aquí en la Mesopotamia se calcula unos 18 años, por las condiciones de suelo y clima. Esto nos da una ventaja enorme para obtener materia prima accesible y renovable. Además esa superficie forestada se puede duplicar o triplicar sin competir con otras actividades rurales”, comenta Lassalle.

Otro punto destacable es el menor consumo de energía de la vivienda, ya sea en verano o invierno, la aislación del sistema de Ballon Frame correctamente instalado, supera en promedio unas 15 veces al hormigón produciendo miles de pesos en ahorro energético y menos contaminación ambiental.

El desarrollo del mercado de la construcción con madera es fundamental para la contribución al déficit habitacional, a la preservación del medio ambiente, al aprovechamiento de los recursos forestales del país y a la generación de empleo y bienestar en múltiples economías regionales. “Sin dudas, es un tren al que Argentina debe subirse para aprovechar de manera sostenible un recurso existente y convertirlo en una gran solución para la población” finaliza Lassalle.



Auspician Entreplanos




Newsletter