Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin

En Japón ya se vive el futuro: ciudades autosuficientes

La revolución tecnológica llegó para quedarse y dar soluciones concretas en torno a energía, movilidad, salud y seguridad. Un claro ejemplo de ello lo componen las ciudades inteligentes o smart cities, que ya iniciaron sus pruebas piloto en diferentes partes del mundo. Uno de los países pioneros es Japón, el cual logró trasladar la sostenibilidad a grandes ciudades como Fujisawa y Yokohama. 

Por Cristian Orquera.

La autora de los proyectos de ciudades inteligentes en Japón es la multinacional Panasonic. La empresa ha replicado el proyecto realizado en Fujisawa –de 1.000 viviendas bajas– sobre su antigua fábrica de Tsunashima, cerca de Yokohama. Además la firma cuenta con otro importante proyecto: Skolkovo, que promete ser la mayor ciudad sostenible de Europa. La misma se situará a 20 kilómetros de Moscú y dispondrá de viviendas para unas 31.000 personas.

Una de las apuestas de estas ciudades autosuficientes es la movilidad sostenible. Además de contar con un sistema de alquiler de bicicletas y motos eléctricas, cuentan con puntos públicos de recarga para autos eléctricos. Asimismo incentivan la modalidad de car pooling o auto compartido afín de minimizar el impacto medioambiental.

Otro de los objetivos es generar un consumo de energía sostenible. Por ejemplo, todas las viviendas y edificios públicos de Fujisawa presentan un sistema de generación de energía solar apoyado con baterías de almacenamiento para el autoconsumo. De esta forma se limita la dependencia de las redes convencionales.

En términos de seguridad han instalado sensores de movimiento a las luminarias LED en la vía pública para que incrementen la intensidad de la luz ante la aparición de un transeúnte. Y, a su vez, las casas cuentan con un sistema inteligente para detectar y prevenir una posible actividad delictiva.




En tierras argentinas existe, en San Juan, un proyecto de 35 viviendas que integran el primer barrio bioclimático en el país. Se trata de un barrio que presenta en sus viviendas: sistemas de ahorro de agua, paneles fotovoltaicos y un medidor bidireccional que permite inyectar energía a la red de distribución.

No se trata de una nueva moda: con los paneles solares se logra un ahorro del 30 por ciento en los costos del suministro. Lo mismo ocurre con la instalación de equipamientos que permiten usar el agua de lluvia, reduce el consumo de agua en el mismo porcentaje.

Por último, cabe mencionar que ante un uso racional de la energía se logra reducir en un 70% las emisiones de CO2.



Comentarios

Ingrese para poder comentar