Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin
27.03.17 Del Editor

Apuntes sobre "calidad"

Una definición objetiva y universal de “Calidad”, es la de Phill Crosby: “Calidad es cumplir con los requerimientos -o también- el grado de satisfacción que ofrecen las características del producto o servicio, en relación con las exigencias del consumidor”. La Calidad Total puede definirse como el principio unificador que constituye la base de toda estrategia, planificación y actividad de la empresa, basado en la dedicación total al cliente. Como requerimiento se define a la relación Proveedor-Cliente (Arquitecto-Comitente), establecida de común acuerdo entre ellos respecto del cumplimiento de pautas o especificaciones acerca de los bienes o servicios que serán provistos. Si ambas partes coinciden en que las condiciones establecidas son posibles de cumplir, entonces se ha acordado un contrato de calidad.

Por el Arq. Gustavo Di Costa, editor de la Revista ENTREPLANOS.

La Calidad Total en la industria de la construcción es entendida como la optimización de la calidad de todo el proceso de gestión completa de la obra, desde su concepción hasta su etapa de post-entrega, en forma gradual y permanente.La construcción de la obra constituye, fundamentalmente, una tarea de ensamble o montaje de insumos manufacturados de acuerdo a un diseño elaborado. Busca responder al programa de necesidades planteado por el Desarrollador. Esa tarea es generalmente ejecutada por una Empresa Constructora, la cual adopta frente al Comitente el compromiso contractual correspondiente. Puede hacerlo por la totalidad de la obra (concepto “llave en mano”) o bajo otros mecanismos de contratación que luego se desarrollan y en los cuales asume compromisos parciales (Contratista Principal) o limitados en algunos aspectos (Obra Gruesa, Instalaciones, etc.). En todos los casos, para alcanzar una construcción que presente la calidad adecuada, se requiere especial cuidado en la “integración” de todas las acciones necesarias, logrando que el resultado final cumpla con el fin demandado, en el tiempo y con los costos previstos oportunamente.

Como consecuencia de lo expresado, para decidir el nivel de calidad en que un producto debe ser fabricado, aparecen dos funciones: Los “Costos de la Calidad”, que representan los sacrificios necesarios para adquirir el producto, función del nivel de calidad y progresivamente ascendente y los “Beneficios de la Calidad”, el cual expresa el valor de uso del producto, es decir, su utilidad, función del nivel de calidad pero con pendiente decreciente.
Durante la ejecución de la obra vale destacar la gran cantidad de roles que actúan e interactúan, resultando complicado deslindar responsabilidades. Es por ello que el nuevo Código Civil establece que cualquiera de ellos puede ser demandado por el total del resarcimiento correspondiente. Se trata de obligaciones convergentes, existe identidad de objeto, por lo tanto, cada deudor responde por el total, mas allá de las acciones de regreso que pudieran ejercer.

En síntesis, la responsabilidad de los profesionales de la construcción permanece íntimamente relacionada con la calidad. Puestos a tomar real conciencia de dicha situación, debieran racionalmente priorizarla sin dudar ante ninguna razón o motivo.

Comentarios

Ingrese para poder comentar