Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin
17.03.17 Tecnología

Una impresora 3D puede construir una casa en 24 horas

La empresa detrás del proyecto asegura que esta puede ser una solución barata y eficiente para reconstruir áreas devastadas por desastres naturales.

¿Cuánto tiempo toma construir una casa? Mejor aún, ¿cuánto tiempo toma imprimir una casa? De acuerdo con Apis Cor, una empresa con sede en San Francisco (EE.UU.), la respuesta es 24 horas.

Este fue el tiempo que le tomó a una impresora en 3D levantar los muros y la estructura básica de una vivienda de 40 metros cuadrados, en una prueba que la compañía realizó en la mitad del invierno ruso.

“Quisimos probar el equipo en algunas de las peores condiciones imaginables para un constructor para así ver cómo se desempeñaba el equipo. Nuestro único problema es que el concreto que utilizamos, la tinta de la impresora, sólo puede ser usado por encima de los cinco grados centígrados. Montamos una carpa grande para lograr la temperatura necesaria y ya. De resto todo salió de maravilla”, se lee en una publicación de la empresa.

El reto de esta prueba era saber qué tan rápido se puede levantar una estructura fuerte y estable utilizando una impresora 3D. La máquina utilizada por Apis logró poner todos los muros de la vivienda en 24 horas. El techo fue instalado manualmente, así como las ventanas y las puertas que, por cierto, fueron las piezas más caras en toda la construcción (US$3.548). Según las cuentas de la empresa, toda la edificación costó US$10.134.  

Ahora bien, la construcción como tal demoró 24 horas, pero el acondicionamiento posterior se llevó, cuando menos, un día más. Esto incluyó la instalación del techo, ventanas, puertas y materiales de aislamiento térmico, especialmente diseñados para soportar hasta 60 grados centígrados bajo cero.

La impresora utilizada por Apis Cor es fácilmente transportable e incluye su propio tanque mezclador de concreto; la mezcla empleada para esta construcción tiene una durabilidad de 170 años, de acuerdo con la empresa. En su blog corporativo, la compañía asegura que esta técnica puede ser ampliamente utilizada en la reconstrucción de áreas afectadas por una catástrofe natural.  

Esta no es la primera construcción que se realiza enteramente con una impresora 3D en el mundo, aunque quizá es sí la más rápida en ser completada. En 2015, un hotel en Filipinas inauguró la primera estructura comercial en concreto completamente hecha con una impresora 3D.

Esta tecnología ya está siendo implementada tanto para aplicaciones comerciales, como para fines educativos y de investigación en universidades.

Se estima que, para 2020, el mercado de la impresión en 3D representará US$5.200 millones en la economía global.


Fuente: elespectador.com

Comentarios

Ingrese para poder comentar