Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin
21.11.16 Del Editor

Cuestión de calidad

La plena satisfacción del consumidor o cliente conforma uno de los fines de la calidad. Por su parte, el productor cuenta con un determinado número de herramientas y conocimientos para que la demanda de calidad se alimente.

Por el Arq. Gustavo Di Costa
Editor de Revista ENTREPLANOS

Para la norma alemana, la definición de calidad es el grado con el cual se satisfacen las necesidades del cliente. En otros países como en Japón se entiende como calidad a la satisfacción plena del cliente y no como un grado de medición. Para lograr una conceptualización más acabada de calidad, y luego aplicarla a la construcción, se debe considerar que la  calidad  permanece  en constante evolución, ya sea por la voluntad del constructor, por las exigencias del cliente o por los novedosos materiales de última línea y moda. 

Un punto muy importante dentro de la calidad es su control, el cual basa su fuerte en la inspección interna, misión esencial del Director de obra cuya ocupación radica en determinar que cada rubro o subrubro se está llevando a cabo correctamente, comprobando que se cumplan todas las condiciones exigidas en la información del proyecto, aspecto indispensable para que el producto terminado posea ciertas características de calidad.

Se define como control de calidad a todas las acciones de aseguramiento, las cuales entregan medios para medir y controlar las características de un material, una estructura, así como también su mano de obra. En la construcción, hace pocos años, se ha iniciado una preocupación real por el tema de la calidad, más allá del concepto de inspección. Los parámetros de calidad en la industria de la construcción se amparan en las normas estándares o requisitos especiales, los costos y los plazos. Se entenderá por calidad al cumplimiento de los citados requerimientos. Esta definición incluye un concepto: Finalmente, es el comitente o cliente quien evalúa la calidad o la falta de la misma en una obra de arquitectura.

El objetivo de satisfacer al cliente conforma la meta establecida por el constructor o diseñador. Dicha definición plantea la necesidad de lograr un acuerdo entre los distintos participantes de una obra, el cual permita el logro de una óptima calidad en los trabajos, conocidos los requerimientos y medios disponibles para garantizar ese nivel previsto. Se debe establecer un nivel mínimo de calidad de manera que la obra no permanezca sometida a distorsiones. A los efectos de fijar este nivel existen un conjunto de normas, las cuales son de conocimiento general de los trabajadores. 

La descripta conformará la base de desarrollo estándar para una obra. Se pretende también que aplicada la definición anterior, la calidad se convierta en un bien subjetivo. Debemos abandonar el concepto de calidad como el grado de excelencia de un trabajo, sino lograr los medios para garantizar y brindar la confianza suficiente de los niveles exigidos por el cliente. Una de las principales razones para definir la calidad como cumplimiento de los requerimientos es que, a partir de ella, se pueden medir adecuadamente los costos de un proyecto.

Comentarios

Ingrese para poder comentar