Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin
13.09.16 Textuales

Código CyMAT

En el transcurso de la construcción de una obra de arquitectura se suceden un numeroso conjunto de actividades que interactúan entre sí. Ya sean grandes o pequeñas en magnitud, nos encontraremos con distintos tipos de desafíos para resolver. Entendemos por Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (CyMAT), al conjunto de propiedades que caracterizan la situación de trabajo, influyen en la prestación del mismo y determinan la salud del trabajador. Para poder realizar las tareas de los distintos rubros de la construcción, tomaremos con suma importancia la vida y la salud de las personas que conforman el equipo de trabajo. Para ello, no hay que mirar solamente el resultado final, sino que deberíamos pensar en las condiciones de trabajo, siendo responsable el profesional a cargo. 

No es solo una cuestión moral, sino que las CyMAT se encargan de fiscalizar el contexto laboral, velando por el cumplimiento de ciertas disposiciones legales. Para poder establecer un ambiente de trabajo saludable es necesario tener en cuenta el uso y costumbre de los operarios, para también, controlar la interacción entre ellos. En obra existen innumerable cantidad de riesgos los cuales pueden ser minimizados siempre y cuando se tomen las medidas de seguridad adecuadas. Ello no es sólo para actividades de riesgo, sino también, para aquellas situaciones cotidianas, como la movilidad dentro de la obra o accesibilidad, el uso de los sanitarios, espacios y tiempos de descanso, entre otros.

El trabajador debe tener a su alcance las medidas de seguridad que se tomarán en determinado tiempo y lugar. Ya sea por medio de instrucciones dadas en un folleto, manual, a través de carteles, etc. Ello abarca desde el uso del casco hasta la manera de proceder en caso de incendio o cualquier tipo de accidente posible. 

Se respetarán los procedimientos para cuidar la salud de los operarios, ya sea por medio del uso de equipamiento de protección o la preparación de la zona a trabajar, considerando sus peligros y la posibilidad de accidente. Por ende, resulta necesario que el operario permanezca capacitado para realizar su tarea y también la finalidad del mismo.

Ciertos trabajos deben llevarse a cabo con sumo cuidado y según las especificaciones técnicas y constructivas. Su mala acción puede traer consecuencias graves, o en menor escala, vicios ocultos. La formación dentro de la empresa abarca desde el uso del equipamiento de seguridad hasta el método para la realización de las tareas especiales. Para mantener un ambiente social saludable, las personas observarán una sana relación entre ellos. La comunicación resulta un aspecto esencial. 

Además de la obligación de que los operarios estén asegurados por una ART para cubrir accidentes laborales, los responsables de la contratación de los trabajadores están obligados a reducir al mínimo los riesgos por accidentes que afecten su salud. Se debe corregir e instruir en el correcto uso de las herramientas, posiciones equivocadas capaces de causar accidentes en el momento -o enfermedades permanentes que aparecerán en el futuro-.

En un accidente, un golpe puede causar un moretón, o bien, puede generar consecuencias irreparables, como la pérdida de una extremidad, de la visión, enfermedades permanentes y en el peor de los casos, la vida. Para disminuir al mínimo estos accidentes debemos llevar a cabo medidas de seguridad como:

- Protección contra elementos contaminantes mediante el uso de guantes, anteojos protectores, botas, máscaras, etc.
- Cursos de asesoramiento sobre los riesgos asumidos
- Formación por parte de la empresa constructora en la actividad que va a desarrollar
- Inclusión en obra de elementos de seguridad: cinturones, redes, etc.

Las condiciones inseguras pueden verificarse en su totalidad según el medio ambiente de trabajo. Vale decir, el contratista es responsable de los operarios y es quien determina una condición insegura, a través de la falta de elementos de protección, ausencia de supervisión, deficientes condiciones en lugar de trabajo, carencia de señalización, de capacitación y comunicación entre empleadores y trabajadores, malos procedimientos de trabajo, débil manejo del orden y la limpieza en medio de instalaciones eléctricas inadecuadas.
 
Para poder generar un ritmo eficiente de trabajo es necesario invertir tiempo a los fines de planear, planificar y organizar las tareas a realizar, conociendo su metodología y efecto cuando se interactúa con las distintas actividades de una obra de arquitectura. Las CyMAT suelen ser subestimadas por los profesionales a cargo, lo cual conlleva a consecuencias no previstas, y en esos casos, se desearía haberlas planeado de antemano.

En muchos escenarios, se intenta obviar ya que su costo supone ser elevado, pero la correcta toma de medidas de seguridad es indispensable para que el profesional y el cliente se queden tranquilos. Los riesgos no son inevitables, sino que dependen del profesional a cargo de disminuirlos al mínimo, a pesar de resultar imposible el riesgo cero. El objetivo es disminuir la probabilidad del accidente a que ocurra, y también llegado al caso, acotar los daños ocasionados.

Comentarios

Ingrese para poder comentar