Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin

Patagonia Argentina: el sistema Platform Frame y la madera marcan tendencia mundial

La Cámara de la Madera presenta un nuevo complejo de viviendas construidas 100% con madera de pino y eucalipto - tanto en la estructura de tipo platform frame o entramado de madera, como así también en los revestimientos interiores y exteriores, las aberturas y el mobiliario completo – toda madera nacional provista por la empresa Tapebicuá, producto de sus cultivos controlados y certificados en la provincia de Corrientes. La madera es un material renovable, reciclable y carbono neutral que cada vez gana más conciencia mundial por sus beneficios y ventajas competitivas.

La madera sigue liderando las nuevas tendencias de construcción en todo el mundo y Argentina se enfila en este mismo camino. Gracias a los profesionales de CADAMDA – La Cámara de la Madera y a la empresa Tapebicuá, que proveyó toda la madera necesaria para esta obra, hoy es posible conocer las nuevas “Casas con Jopo”, en el Barrio el Once de la siempre bella ciudad de Villa La Angostura, provincia de Neuquén. 

El proyecto fue encargado al arquitecto Andrés Sandoval, de Andrés Sandoval Estudio, quienes siguiendo la última tendencia mundial y para lograr una total armonía con el entorno natural, decidieron realizar este proyecto mediante el sistema de construcción más utilizado en el planeta: "Platform Frame" y luego, a partir de ello, fabricar todos los componentes de las casas, inclusive el mobiliario en madera. Es importante destacar que tanto la madera de pino como de eucalipto utilizada es de cultivo, siendo un material renovable, reciclable y carbono neutral.   
 
El terreno en el cual se desarrollaron las casas está ubicado en el barrio céntrico “El Once” de la ciudad, pero en la periferia, donde todavía hay una fuerte presencia del paisaje natural, mucha vegetación autóctona, un arroyo lindero al terreno y casas bajas dispersas.

El proyecto buscó generar un paisaje que responda al aumento de la densidad urbana, manteniendo las cualidades del sitio. Por las dimensiones del lote se permiten realizar dos volúmenes. El terreno tiene un desnivel de ocho metros en el sentido longitudinal, y acceso por los dos extremos, por lo cual se decidió hacer un volumen en la parte superior y otro en el sector más bajo. Se logró con esta decisión generar cierta fragmentación de la densidad, disminuyendo el impacto de la construcción en el paisaje del barrio y aprovechar la particularidad del terreno, su desnivel y el acceso por los dos extremos.

El volumen superior está compuesto por cuatro viviendas y es la primera etapa de la obra. El volumen inferior se conforma por tres viviendas de mayor superficie, que se encuentran actualmente en obra. Las casas de arriba toman el nivel de la calle como base, para aprovechar las extensas visuales que posibilita. Se accede a través de dos puentes peatonales a un pasillo común, que al modo de un mirador enfrenta al usuario cotidianamente a la inmensidad del paisaje.

La parte pública de las viviendas queda al nivel de las copas de los árboles y las visuales largas a la Cordillera de los Andes. La parte privada, en el nivel inferior, en una relación más cercana al suelo y a los troncos de los árboles. Este volumen se estructura a partir de dos tipologías de vivienda. Las de los extremos, de dos dormitorios y las dos centrales de un solo dormitorio.



Siguiendo con la idea de mantener las cualidades del sitio, se construyó una plataforma de vigas y columnas metálicas despegando las casas del suelo. Se trata de intervenir el terreno lo menos posible, por eso el denso volumen de madera se apoya sobre una delgada estructura metálica, llegando al suelo con cierta ligereza. Asimismo, esta decisión permite que corra el agua libremente, manteniendo las condiciones de absorción del suelo y disminuyendo la posible aparición de humedad en la construcción. Sobre la plataforma metálica se anclaron los tirantes de madera, que conforman la base del sistema de entramado platform frame con el que se construyó el resto de las viviendas.

Según el arquitecto Andrés Sandoval: “Desde el primer momento la intención es hacer casas de madera y generar esa sensación única de habitar casas de madera en un entorno de bosque. Además, esta búsqueda tiene que ver con la relación que existe entre el sistema constructivo y la región, usado desde las primeras estructuras levantadas en la zona”. Por otro lado este sistema no necesita de mano de obra especializada y es muy rápido frente a otros métodos constructivos. El tiempo es una variable muy importante en esta zona, ya que la época de lluvias puede durar largos meses y no llegar a techar antes de que esto suceda, puede retrasar todo el proceso constructivo.

Por su parte, Marcelo Torrisi, Gerente comercial de la empresa Tapebicuá afirmó: “Además de ser un material natural y agradable a los sentidos, la madera es un producto con enorme potencial en el país. Las especies utilizadas como el Pino y el Eucalipto, tienen una de las mejores tasas de crecimiento del mundo en la Mesopotamia argentina, generan trabajo nacional y además su impacto ambiental es muy inferior a otros materiales que reemplaza como el hierro o el hormigón: se utiliza menos energía para producirla y luego la vivienda es mucho más eficiente en consumo de energía ya que la madera es un aislante natural”.  



Descripción Técnica de los materiales provistos por la empresa Tapebicuá





Comentarios

Ingrese para poder comentar