Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin

Premian una Obra Sustentable en Bariloche

La Universidad Nacional de la Plata y el Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires premiaron una vivienda que se está construyendo en Bariloche por sus recursos ecológicos.

El arquitecto Germán Spahr fue galardonado con el Premio de Arquitectura y Hábitat Sustentable 2016 por parte de la Universidad Nacional de la Plata y el Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires, entre otras entidades. La obra que lo llevó al éxito fue, ni más ni menos, que su primer proyecto: una casa bioclimática a la que llamó JJ Ecohouse.

Inspirada en las obras del estadounidense Michael Reynolds, líder mundial en energías renovables y arquitectura sustentable, la vivienda está todavía en construcción en Bariloche, específicamente al sur del Cerro Otto y a menos de diez kilómetros del centro de la ciudad.

La casa debe su forma a la estrategia de recibir la luz y el calor del sol el mayor tiempo del día posible. En este sentido, también se eligieron colores oscuros para captar más el calor en época invernal. Además, se realizará con un sistema constructivo de chapa que genera pieles livianas aptas para encapsular espesores de aislantes de más de quince centímetros. Como broche de oro de climatización, contempla un muro térmico de más de un metro de espesor aislado con materiales reciclados: llantas de caucho rellenas con tierra que retienen el calor durante el día y lo devuelven de noche.

La vivienda contempla la recolección de agua de lluvia a través de una canaleta en el techo, que se almacena en tanques cisterna enterrados y una serie de filtros de ósmosis inversa se encargan de potabilizarla. Dos tanques elevados guardan el agua potable y las aguas grises y, en el exterior, dos tanques sépticos y un lecho nitrificante realizan el tratamiento de los derechos orgánicos.

En cuanto a la generación de electricidad, el proyecto combina dos sistemas: un pequeño mangrullo funciona como mirador y soporte para una turbina eólica que aprovecha los fuertes vientos, mientras que seis paneles fotovoltaicos se ubican en lo alto de la fachada. Además, los espacios de uso diurno están ubicados en la planta alta para que reciba luz natural durante más tiempo del día y no sea necesario prender luminaria.

Fuente: CEDU

Comentarios

Ingrese para poder comentar