Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin
22.06.16 Empresas

Estructuras modulares, tendencia en construcción

Azzollini Construcciones, se dedica a la construcción desde 1990, tanto de obras civiles como de ingeniería, en el ámbito público y privado. Con un imponente stand, se hicieron presentes en BATIMAT + FEMATEC + EXPO CONSTRUIR 2016 exhibiendo un innovador edificio modular de vivienda.
Federico Azzollini, socio gerente de la firma, en una entrevista exclusiva con Revista ENTREPLANOS nos explica que este sistema industrializado puede ser fabricado de manera completa e integral en la planta y luego, mediante logística de transporte y mano de obra especializada, se puede realizar el montaje en su destino final. “Estamos vendiendo viviendas como si fueran autos”, expuso.

La empresa cuenta con una planta de cadena de ensamblajes, donde ingresa de un lado la materia prima, y sale del otro el producto terminado. Utiliza distintos estándares de calidad y tamaños, en base a la medida máxima reglamentaria transportable: 3,50 x 12 m. “Para reducir incidencias del transporte sobre el m2, hemos diseñado distintos tipos de vivienda en el cual se pueden ir adosando edificios modulares para el tamaño de vivienda que el cliente necesite; y tienen tres tipos de calidades para poder llegar a distintos mercados”, agregó Azzollini.

Este sistema puede ser implementado además en oficinas, centros comerciales, infraestructura pública, garitas de diferentes funcionalidades (policía, turismo,  guarda-parques, etc.) área hospitalaria, centros de primeros auxilios, centros de baja complejidad, estructuras para distintos niveles de educación (maternales, nivel primario, secundario, terciario) centros de investigaciones, entre otros. “Hemos tenido la experiencia de hacer edificios en todo el país y en lugares remotos, donde los climas son muy distintos. Lugares de mucho frío, de mucha amplitud térmica, de mucho calor, en el medio del desierto, en el medio de un bosque”, expuso.

Las estructuras modulares poseen un bajo impacto ambiental porque se montan sobre el destino final, haciendo simplemente unas pequeñas bases aisladas, pilotes o una vía de encadenado; no requiere platea, por lo que economiza tiempo y costos. “El sistema tiene varias ventajas, es rápido; nosotros estamos entregando los edificios en cuatro meses y, en ese tiempo, se pueden ir a haciendo en el lugar las fundaciones y las acometidas, ya sean eléctricas, de agua o desagües cloacales o fluviales, entonces eso ayuda a la rapidez y puesta en marcha. Otra ventaja importante es que se puede reubicar”, comenta Azzollini.  Dicho sistema está muy desarrollado en otros países de Europa, Estados Unidos, Oceanía. “Durante mucho tiempo trabajamos para empresas multinacionales y seguimos trabajando, desarrollando y adaptando sistemas del exterior a la Argentina. Hoy en día estamos, no sólo vendiendo a terceros, sino al público en general para que sea masivo. La idea de estar presentes en la exposición es poder sacarle los prejuicios a la gente de que esto es un contenedor y que lo prefabricado es de baja calidad, esto no es así. Yo vi que ha habido un gran interés con colegas y arquitectos del mismo rubro de la construcción y creo que es un disparador para distintos tipos de negocios alternativos donde el tema de la velocidad y la posibilidad de traslado del edificio completo  sean una ventaja”, concluyó.



Más información en: www.azzollini.com.ar

Comentarios

Ingrese para poder comentar