Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin

¿Tienes una casa saludable? 5 claves para comprobarlo

Esta semana recibíamos los resultados del estudio que el Grupo VELUX ha realizado en colaboración con la Universidad de Humboldt, con motivo del congreso internacional Healthy Buildings Day celebrado en Bruselas. En el congreso se analizaba el estado actual de la salubridad de los hogares europeos y en particular 5 claves para determinar si un hogar es saludable o no.


Algunas son muy obvias, como por ejemplo la cantidad de luz natural. No hay duda de que en un espacio claro y luminoso que recibe directamente del Sol abundante energía solar todos nos vamos a sentir mejor, pero hay otras de las que tal vez no somos tan conscientes. Así que vamos a analizarlas para comprobar si la nuestra es una casa saludable.


La temperatura es uno de los factores fundamentales, puede dar problemas tanto por defecto como por exceso. El estudio revela que los europeos que viven en casas frías son aproximadamente un 50% más propensos a sufrir infecciones de nariz y garganta. Además destaca que el 78% de los europeos viven en casas que resultaron demasiado frías en algún momento del pasado invierno. El estudio también ha revelado que en el 22% de las viviendas españolas hace demasiado frío en invierno y en el 13% de ellas demasiado calor en verano, una buena climatización resulta fundamental.


Las condiciones de sueño influyen de forma directa en nuestro bienestar. Los europeos que tenemos un hogar que permite una buena noche de sueño somos un 50% más propensos a tener buena salud y energía. Lamentablemente el estudio indica que el 71% de los europeos no tienen condiciones de sueño óptimas en su hogar. Al parecer, uno de cada tres reportan su calidad de sueño dentro de las últimas cuatro semanas como muy mala o bastante mala. En España por ejemplo, un 68% de los españoles afirman no disponer de las condiciones de sueño idóneas.


La ventilación es algo que depende directamente de nosotros y que en ocasiones descuidamos. Es interesante hacer notar que los europeos que nunca ventilan sus casas son dos veces más propensos a sufrir bajos niveles de energía que los europeos que las ventilan entre dos y cuatro veces al día. El 59 % de los europeos no ventilan al menos dos veces al día. Sin embargo, el dato en España es del 11%.


Como antes comentábamos, tener suficiente luz natural en casa casi reduce a la mitad el riesgo de tener poca energía. El 40% de los europeos que carecen de luz natural en su salón nunca o casi nunca se sienten enérgicos. Si los niveles de luz natural son adecuados, la cifra cae al 23%. En este sentido, el 18% de los españoles cree que en el interior de sus viviendas se depende demasiado de la luz artificial, dos puntos por debajo de la opinión de los otros europeos encuestados.


Y terminamos con las humedades que a muchos nos traen o nos han traído por la calle de la amargura. Los europeos que tienen moho en su hogar son un 50% más propensos a sufrir sequedad o irritación de la garganta. Entre los europeos con moho en su casa, hasta el 60% experimentan sequedad o irritación de garganta. Para los europeos que no tienen este problema, el porcentaje es del 40%. Hay que destacar que en España, un 36% de las viviendas presentan humedades, un porcentaje ligeramente superior al de la media de los países europeos encuestados que está en el 32%.


Por lo que se ve, son bastantes los hogares que no reúnen condiciones muy adecuadas, también es verdad que hay cosas que no son fáciles de solucionar, pero hay otras que sí. Así que tenemos que intentar, en la medida de lo posible, optimizar las que dependen de nosotros y no consolarnos con mal de muchos. Ventilar varias veces al día, mejorar la climatización y resolver los problemas de humedad puede ser un buen comienzo.


Más información | Healthy Homes Barometer y VELUX

 

Comentarios

Ingrese para poder comentar