Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin
11.03.16 Opinión

Preponderancia del control de calidad

Cuanto mayor sea la dedicación al estudio de la documentación de un proyecto, menores resultarán las modificaciones en la etapa de ejecución y, como consecuencia, menor la pérdida de tiempo y dinero, expresa Juan Carlos Angelomé, titular de la materia Práctica y Organización de Obra en la FADU-UBA. El comitente exige al profesional, justamente, profesionalismo.


La frecuencia en que se incumple con el presupuesto y los plazos de obra han derivado en el deterioro de la credibilidad de los arquitectos. De esta forma el profesional perdió reconocimiento social. El problema presenta dos aristas: las especificaciones técnicas son pobres y existen dificultades ciertas en el empleo correcto de los materiales y elementos constructivos.


Cuando la obra se encuentra bien especificada, la construcción se torna menos aleatoria para la empresa constructora, resultando las cotizaciones más ajustadas.


El control se puede lograr, comenzando por lo más básico, que es el checklist el cual conforma un listado de ítems a controlar, a modo de ayuda-memoria, para la dirección de obra. Algo más complejo es el armado de un panel de control que organiza el seguimiento de la obra a través de indicadores, por ejemplo, el comportamiento del personal o la gestión ambiental de la obra. “La idea es sistematizar los controles para poder usarlos como parámetros”, medir nuestro propio trabajo permite organizarnos, defender las decisiones y poder corregirlas”, señala el arquitecto Mario Fevrè en el libro “Gestión y Producción de Obras” editado por la CAMARCO.


Durante muchos años las empresas más competitivas del sector han dispuesto de sistemas independientes para gestionar la Calidad (Sistema de Gestión de la Calidad), el Medio Ambiente (Sistema de Gestión Medioambiental) y la Prevención de los Riesgos Laborales (Sistema de Gestión del Riesgo Laboral).


Respecto de las ventajas que ofrece integrar los tres Sistemas, podemos señalar:

 

- Facilidad de integración por la similitud -tanto estructural como de gestión- de los tres sistemas.


- El ahorro económico que produce mantener un único sistema en lugar de tres independientes.


- Ahorro de tiempo al poder desarrollar procesos y procedimientos los cuales consideren los tres sistemas.


- Aprovechar las sinergias que se producen entre ellos.


- Sentar las bases para un posible sistema de gestión de la Investigación, el Desarrollo y la innovación (I+D+i).

 

En el caso de una obra en particular ocurre lo mismo. Actualmente, se gestiona de manera independiente la Calidad, la gestión Medioambiental y la Prevención de los Riesgos Laborales. El documento que debiera regir la gestión Integrada de los tres sistemas es el Plan de Calidad para la obra, que entonces pasaría a llamarse Plan Integrado de Calidad (PIC).


Las ventajas que se producen resultan ser diversas pero las fundamentales son: ahorro económico, economía de tiempo y aprovechamiento de las sinergias, como por ejemplo, utilizar el mismo equipo humano (bien planificado y dimensionado) para la supervisión y gestión de la calidad, de los aspectos medioambientales y de la Prevención de los Riesgos Laborales durante la construcción de una obra.


La forma de llevar dicha integración a la práctica equivaldría a incluir en el Plan de Calidad de nuestra obra los capítulos relativos a la gestión medioambiental (en muchos Planes de Calidad ya se incluye) y a la Prevención de Riesgos Laborales (procedimientos para  una adecuada redacción del Plan de Seguridad, anexos, control de subcontratistas, etc.).


El plan de obra (Programa de Trabajos) es uno de los puntos más delicados. En resumen, se trata de un documento que recoge qué es lo que se va a hacer, cómo y cuando (dentro del plazo establecido en el contrato). Al ser un documento con tanta importancia es necesario ofrecer un proceso-procedimiento de supervisión y control de su realización, el cual evite cometer errores desde el comienzo.


El Programa de Trabajos es un documento “vivo” y se tiene que ir revisando cada cierto tiempo. El tener un buen Sistema de Calidad implantado en nuestra organización nos ayuda a llevar a cabo mejor los mencionados programas y sus revisiones, ya que nos puede aportar mucha información y registros basados en datos reales, capaces de permitirnos contrastar la veracidad de nuestra programación de trabajos de partida (partes de trabajo, partes de maquinaria, No Conformidades e incidencias, controles de recepción y acopio, control de suministradores, control de cambios y modificaciones).


En la descripción del Procedimiento para realizar un análisis de un Proyecto Constructivo, solamente nos centraremos en la Sistemática de Actuación dentro del “Desarrollo del Procedimiento”:

 

A. Elaboración de checklist específico para el Proyecto.


B. Análisis del Proyecto Constructivo.


C. Supervisar el Análisis del Proyecto realizado por el Contratista.


D. Comparar y evaluar conclusiones de cada análisis.


E. Elaborar un Informe de viabilidad actual del Proyecto.

Comentarios

Ingrese para poder comentar