Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin
11.03.16 Del Editor

Accidentes laborales en la construcción

En los últimos años se han incrementado los accidentes laborales en todos los ámbitos. Según la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT)  entre 2011 y 2014 hubo más accidentes en la construcción en Argentina que en otras actividades como restaurantes y comercios, entre otros. Los casos más significativos sobre los 62.780 que fueron notificados contabilizan 30,5%, por pisadas golpes o choques con objetos, 20,3% por otras formas, 18,4% por caídas de personas y 16,3% por esfuerzos excesivos.

 


Por el Arq. Gustavo Di Costa - Editor de Revista ENTREPLANOS

 

 

Probablemente, este porcentaje sea mayor pero es imposible saberlo dado que muchos empleados son contratados y remunerados en “negro” (como se dice comúnmente). Ello hace mucho más difícil la situación de dichos empleados -y también- de los empleadores, que al no tener inscriptos a sus operarios tendrían que justificarse y afrontar problemas legales los cuales podrían llegar a juicios. Existen varias formas de prevenir estos accidentes pero ¿Cuáles son las causas de su incremento en el mundo de la construcción? ¿Cómo ayuda la industrialización? ¿Cómo se pueden prevenir?


El principal y gran problema en las obras es la contratación de albañiles inexpertos. Para que un albañil pase de “ayudante” a “oficial” recorre un largo camino que demanda muchos años de práctica. Ya que ellos no solo se encargan de levantar muros o revocar paredes, esta profesión va mucho más allá. Un oficial albañil es responsable de un buen control de calidad de los materiales, su acopio, calculo de las proporciones adecuadas de cada insumo dependiendo su fin, manejo de todo tipo de herramientas, entre otras actividades.


En nuestro país, no es muy bien remunerado el trabajo del ayudante. Entonces todo este proceso de aprendizaje se torna difícil. No ayudan los baches de desocupación que alientan a las personas interesadas a elegir otra profesión que le resulte más reconocida social y monetariamente. Entonces, a los empleadores no les queda otra opción que contratar operarios con muy poca capacitación, quien suele ignorar muchas normas de seguridad.


Dada estas causas, en la industria de la construcción comenzaron a implementarse las maquinarias que ayudaron a disminuir accidentes. En la actualidad, se puede ver como cada vez se disponen más máquinas las cuales demandan menos mano de obra, ayudando a los empleadores a no depender siempre de un albañil.


Gracias a la industrialización también se puede observar como cada persona en obra desarrolla una tarea específica asignada. Así pueden ganar experiencia en sus roles.


Para  evitar accidentes se han establecido normas que llevan a cabo Técnicos en higiene y seguridad. Las básicas -y no por ello menos importantes- se detallan a continuación: Usar el calzado adecuado, despejar las zonas de paso y de riesgos de accidente, almacenar correctamente los materiales, la señalización debe ser visible y se debe respetar, los accesos serán controlados y diferenciados para personas o vehículos, utilizar señalización acústica y chalecos reflectantes, no autorizar subir a determinadas alturas sin las protecciones individuales exigidas, señalizar huecos y bordes con redes y barandillas, evitar caminar sobre materiales frágiles, disponer de un arnés de seguridad el cual no debe tener menos de 2 metros, guantes, calzado y casco, siempre deben estar presentes, entre otros artilugios.

Comentarios

Ingrese para poder comentar