Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin
02.03.16 Textuales

Natural Light da vida y luz a Zambia

Las lámparas solares portátiles de Natural Light ya dan luz y una vida mejor a los habitantes de Zambia, donde solo el 20 por ciento de la población tiene acceso a la electricidad. Cuando cae la noche, el resto vive sin energía eléctrica, con lámparas de parafina, candelabros y hogueras como fuente de luz. Incluso los partos durante la noche se producen muchas veces con la luz de un teléfono móvil. 


En todo el mundo, hay 1.200 millones de personas sin acceso a la electricidad. Con motivo del 75 aniversario de VELUX, la compañía decidió abordar este problema. Junto con la empresa social Little Sun y la ONG Plan International están colaborando para llevar luz limpia, fiable y accesible a las regiones fuera de la red en Zambia, Sierra Leona y Zimbabwe.


El VELUX Group ha suministrado 14.500 lámparas Natural Light a África y los primeros receptores ya pueden esperar una mejor calidad de vida. 


Las lámparas generan negocio


Aparte de generar luz en las horas de oscuridad, la lámpara Natural Light también puede ayudar a generar negocio para muchas personas en Zambia. La ONG Plan International ya se ha implicado y formado a un grupo de 70 jóvenes en este proyecto generador de ingresos. Los jóvenes empresarios venden la lámpara, ganando una pequeña comisión por cada una, lanzando así sus propias empresas. Uno de estos nuevos comerciales es Adrian Mwaanga, que ve un gran potencial para Natural Light en Zambia.


"La lámpara Natural Light tiene un enorme potencial aquí en el país. He vendido ocho lámparas en tres semanas, a pesar de que es una gran inversión para muchas personas. Una vez que haces comprender a las personas que la lámpara sale más barata a largo plazo que la parafina para las lámparas de aceite o baterías para una linterna, es fácil vender", explicó Adrian Mwaanga, quien añadió con una sonrisa que "de pronto, una familia puede verse entre sí y hacer algo útil durante las horas de oscuridad, y me ayuda a mantener a mi familia".


Parto a la luz de un teléfono móvil 


La enfermera Bertha Musonda trabaja en una clínica sanitaria local, cuatro horas al norte de Lusaka, y ve las lámparas solares como un paso importante en el trabajo hacia la erradicación de lámparas de parafina, que son un riesgo para la salud y de incendio.


"Vemos a muchos pacientes aquí en la clínica con graves quemaduras de lámparas de parafina o envenenados por ellas. A veces las lámparas caen o los niños entran en contacto con ellas. También vemos muchas quemaduras como resultado de gente que se queda dormida mientras sus lámparas están aún encendidas", dice la enfermera Musonda.


El trabajo de Bertha Musonda como enfermera y comadrona se ha hecho mucho más fácil con la lámpara Natural Light. "Cuando los partos son por la tarde o noche, Natural Light marca la diferencia. Solía trabajar con la luz de mi teléfono móvil. Lo mantenía sujeto con los dientes y así tenía las dos manos libres para ayudar a traer al niño al mundo. Eso era bastante difícil cuando además tenía que hablar con la madre al mismo tiempo", explica la enfermera.  


Distribución de lámparas facilitadas por Plan International


Plan International, que ha desempeñado un papel crucial en la distribución de las lámparas, ve grandes ventajas en el proyecto. "Beneficiarán a comunidades enteras donde la electricidad es un recurso escaso. En países que tienen una tasa de desempleo de más del 60 por ciento, este programa marca una gran diferencia en la vida de las personas. Estamos dándoles la oportunidad de mantenerse por sí mismos", dijo Gwen Wisti, director administrativo de Plan International Dinamarca.

 

Comentarios

Ingrese para poder comentar