Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin
23.12.15 Del Editor

Trabajo informal en la industria de la construcción

En nuestro último editorial reflexionamos acerca del encuadre legal y técnico que sistematiza a la mano de obra de nuestra industria. Un reciente estudio llevado a cabo por el Ministerio de Trabajo denominado “Las características del trabajo informal en el sector de la industria de la construcción en el AMBA”, analiza las posibles causas y ámbitos donde predomina el trabajo informal. Del mismo se concluye que la presencia de trabajadores y unidades productivas informales varía, principalmente, de acuerdo al tipo de intervención, escala de la obra y área geográfica. Las intervenciones destinadas a la reparación, remodelación o ampliación de inmuebles que, en su gran mayoría, se realizan en pequeña escala, y las tareas de poca complejidad que pueden ser efectuadas por trabajadores con escasa calificación, muestran una mayor presencia de informalidad laboral.


 

Por el Arq. Gustavo Di Costa - Editor de Revista ENTREPLANOS -


En las obras de construcción de reducidas dimensiones es donde se observa, relativamente, la más importante concentración de trabajo informal en sus distintas modalidades. En especial, en las que se ejecutan en el interior de los domicilios. Por el contrario, es en la construcción de edificios de gran escala, realizados por importantes empresas, donde se verifican los mayores niveles de formalidad. La presencia en el Gran Buenos Aires del trabajo informal es muy significativa respecto del verificado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.


Con respecto a las causas que facilitan la informalidad, existe una conducta, extendida en amplios sectores de la sociedad, que induce al incumplimiento de las normas y leyes vigentes, siendo parte de ella la conducta empresaria de no respetar las regulaciones respecto a las relaciones laborales formales. Los bajos niveles de educación y de calificación laboral entre los trabajadores contribuyen a limitar las posibilidades de incorporación a otros ámbitos del mercado laboral.


El trabajo informal, que se concentra en el domicilio particular donde el propietario es el contratante, se produce en parte por las diferencias de precios que presentan los servicios de los trabajadores cuentapropistas en comparación con las empresas formales, unido al desconocimiento sobre los riesgos e implicancias económicas para el cliente que acompañan esta forma “espontánea” de contratación.


En cuanto a la movilidad ocupacional, algunos asalariados que se especializan en su oficio comienzan a trabajar en forma independiente y, en la medida en que adquieren capacidad de administración y gestión, contratan trabajadores y conforman una unidad productiva de hecho. En tanto, las unidades productivas formales surgen como empresas, respondiendo a la lógica de rentabilidad y son dirigidas por profesionales universitarios o personas con experiencia en el campo empresarial.


Entiendo que nuestra industria debe incrementar el desarrollo de estrategias de comunicación dirigidas a aumentar los niveles de conciencia y sensibilización sobre el derecho al trabajo formal, tanto en la comunidad en general como en todos los actores involucrados en el sector.


Aumentar las instancias que brindan información, capacitación y asistencia técnica en los aspectos de gestión (legales, contables, tributarios, previsionales, etc.), tanto a empresas medianas y pequeñas como a profesionales que trabajan en forma independiente, creará un marco legal con amplias oportunidades para la suma de los actores involucrados.


Un aspecto que no resulta menor.

Comentarios

Ingrese para poder comentar