Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin

Nuevo pabellón del Museo de Arquitectura y Diseño (MARQ) con sistema steel framing

El proyecto es dirigido por el arquitecto Marcos Polchowski, ganador del concurso de anteproyectos para la ampliación del MARQ organizado por Ternium Siderar y la Sociedad Central de Arquitectos (SCA). Tras completar la etapa de fundaciones y movimiento del suelo, la construcción comienza a tomar forma en la Ciudad de Buenos Aires. Su inauguración está anunciada para diciembre próximo. 


Para ver el álbum de fotos completo click aquí


La ampliación contempla una sala de exposiciones y usos múltiples, además de cafetería, depósitos e instalaciones sanitarias. Tal como lo establecían las bases del certamen, la estructura metálica se erige siguiendo los lineamientos del steel framing, vanguardista sistema constructivo conformado por paneles de perfiles de acero galvanizado.

 

El sistema steel framing se caracteriza por su flexibilidad para adaptarse a distintos diseños, por su eficiencia energética –ya que presenta un mayor aislamiento térmico y acústico-, por su construcción sustentable y la rapidez de los tiempos de obra que este método permite en comparación con los sistemas tradicionales. Además, otorga total flexibilidad en el diseño y estilo arquitectónico, ya que admite la libre elección de materiales de revestimiento interior y exterior. “El steel framing tiene un potencial muy alto, en especial para obras de pequeña y mediana escala. Es un proceso mucho más avanzado que los tradicionales, y obras como la del MARQ permiten poner de relieve sus beneficios”, explica Marcos Polchowski.

 

Una vez finalizada la etapa de fundaciones y movimiento de suelo, se realizará el armado de la estructura de acero. Los próximos pasos a seguir son completar los emplacados horizontales y verticales, así como el emplacado exterior de la fachada de chapa, para cerrar la estructura y finalmente trabajar en la instalaciones sanitarias y de electricidad. Con un plazo de ejecución estimado en seis meses, la inauguración está prevista para diciembre próximo. La obra podrá seguirse y observarse desde un mirador instalado frente al acceso del museo. También se realizarán visitas y recorridos comentados dirigidos a estudiantes y profesionales del sector durante el transcurso de la construcción.

 

Un Museo de Arquitectura

 


 

La formulación de un proyecto de ampliación para un Museo de arquitectura implica un planteo diferente, a nivel proyectual, con el concepto tradicional de Museo: No podemos considerar a este proyecto como si fuera un contenedor o espacio de exhibición y estudio, sino como un espacio de interacción. Inevitablemente el carácter de un museo de arquitectura refleja las inquietudes y aspiraciones actuales de la disciplina dentro de su contexto determinado, y al mismo tiempo debe consolidarse como un lugar de encuentro, debate y difusión de la misma.

 

Sitio. Ciudad.

 

El predio actual del MARQ se encuentra en lo que puede considerarse como un límite urbano entre el tejido consolidado de la zona de Recoleta, y los terrenos ferroviarios ubicados al Norte. Este límite se materializa en la Av. Libertador y tiene la particularidad de albergar, una gran cantidad de puntos de interés cultural y arquitectónico. Estas preexistencias determinaron que el proyecto del Nuevo Pabellón Marq tuviese un carácter definido, materializado en un volumen de líneas reconocibles, que le permitieran tomar protagonismo dentro de dicha situación de implantación.

 

Sitio. Lenguaje

 

Se trata de un proyecto destinado a albergar elementos y actores propios de la disciplina arquitectónica actual, pero que se encuentra dentro un predio que contiene un edificio de historia ferroviaria y arquitectura ladrillera. Por ello, la imagen del proyecto está destinado a generar un diálogo con dicho entorno. El lenguaje utilizado es el de una contraposición respetuosa: A la profusión porosa de cornisas, pilastras y ladrillos de rojo antiguo, y la frondosidad verde del parque existente, se oponen, desde el proyecto, líneas rectas, ángulos definidos, y superficies pulidas en metal color negro, que a veces se transparentan para permitir el diálogo del interior hacia fuera, y viceversa, generando un diálogo armónico entre el nuevo proyecto y las preexistencias.

 

Atemporalidad

 

Se eligió este término para representar un análisis que se tuvo en cuenta al desarrollar el lenguaje y materialización del anteproyecto, referido a cómo éste afrontará el paso del tiempo.

 

La atemporalidad se refiere a la capacidad del proyecto, de tener vigencia arquitectónica a nivel teórico con el paso del tiempo. Por ello es que se buscó un proyecto que fuera reconocible a través de su imagen clara y de la ausencia de ornamentos innecesarios que provoquen una distorsión del lenguaje del proyecto. Es así que el mismo puede identificarse claramente desde su entorno como un prisma neutro, que se abre a la ciudad de diversas formas, y que se adapta al entorno sin intromisiones, pero con carácter decidido.

 

Flexibilidad


 

 

La naturaleza de este Museo de Arquitectura prescinde de la generación de espacios estancos y cerrados, (auditorios, salas de exposición, etc), y requiere de espacios flexibles y de usos múltiples que puedan adaptarse a las distintas actividades que se desarrollen en su interior. Por ello, el espacio se materializa en un ambiente subdividido mediante paneles móviles modulados, que delimitan los espacios de exposición, auditorio, y debate, y se adaptan a las necesidades de cada uso.

 

Por otro lado, los espacios exteriores se delimitan de forma que las proporciones de los mismos permitan generar actividades de distintos usos al mismo tiempo, con distinto grado de intensidad de acuerdo a las características de cada una.

 

Potencialidades. La propuesta de una segunda etapa.

 


 

El diseño del pabellón contempla la adaptación del mismo para el futuro reemplazo de la escalera actual, por otra nueva que contemple las normativas vigentes, y además integre núcleos de sanitarios, y espacios de guardado que sirvan al Museo actual.

 

Además, este proyecto de segunda etapa propone un conector semicubierto entre el nuevo Pabellón, y el edificio existente, que genera un espacio de uso semicubierto en planta baja, pero que además permite la utilización de la azotea del nuevo Pabellón como terraza ajardinada, con tratamiento paisajístico y espacios de descanso y actividades, potenciando de esta manera la espacialidad de todo el conjunto y aumentando la vida cultural del mismo.

 

Concepto estructural

 

Toda la estructura de sostén del edificio está planteada, de acuerdo al pedido de las bases, con el sistema racionalizado Steel Framing, tanto para los paneles verticales, como para la cubierta, de tipo plana.

 

Piel. Apertura y mutaciones.

 


 

La piel del edificio se compone de dos tipos de elementos: Opacos, y translúcidos. Ambos están realizados en paneles de chapa prepintada en color negro, asimilable al color del acero, y de diversos materiales asociados a la actividad y la arquitectura ferroviaria. Las juntas rehundidas verticales entre los paneles, ayudan a una lectura relacionable a la de la piel de los containers ubicados en los sectores aledaños, así como a las líneas verticales generadas por las pilastras del edificio existente.

 

Los paneles opacos son los que conforman la piel “dura” del edificio, en los sectores que no necesitan ninguna transparencia, consolidando el volumen exterior, como los sectores de servicio y la fachada de la calle Quiroga.

 

Los paneles translúcidos son aquellos que se utilizan en los parasoles móviles que permiten la apertura de la piel. Son paneles de chapa perforada, que regulan el ingreso de luz y la visibilidad del interior. Estos paneles pueden ser rotados en conjunto, total o parcialmente, en módulos de tres parasoles, de acuerdo a la necesidad de cada momento.

 

Sistema de generación de energía alternativa

 

La generación alternativa de energía solicitada en las bases, se orientó a suplir los requerimientos de energía relativos a los circuitos de iluminación básicos y el sistema de refrigeración, de manera de permitir el funcionamiento del nuevo Pabellón aún en situaciones de corte de energía, abasteciendo mas del 10% del consumo eléctrico de todo el edificio. El sistema elegido fue el de alimentación mediante colectores fotovoltaicos, colocados en la azotea del Pabellón.

 

El parque. Espacios exteriores

 


 

El espacio exterior del parque se consideró como una extensión-expansión del conjunto conformado por los edificios del MARQ. A través del parque se formuló un recorrido planteado con caminos exteriores y áreas de descanso en las cuales se utilizó el mobiliario exterior existente, así como las esculturas de la exposición permanente, y la escultura recibida en donación por el MARQ. La intención fue la de brindar al usuario la posibilidad de vivir todo el espacio exterior sin intervenir en forma agresiva el espacio verde existente, sino adaptandose al mismo.

 


 

Ficha Técnica:

 

Anteproyecto

Arq. Marcos Polchowski

 

Proyecto final y documentación ejecutiva

Arq. Marcos Polchowski

 

Asesor estructural / Calculista

Ing. Alejandra Fogel

 

Asesor instalaciones sanitarias

Arq. Juan José Lopez

 

Asesor instalaciones termomecánicas

Ing. Carlos Damián Cuirolo

 

Asesor instalaciones eléctricas

Utrel S.R.L.

 

Dirección de Obra

Arq. Marcos Polchowski

 

Construcción y ejecución estructural

Arqsteel / C.L.W. Celerwall S.R.L.


Comentarios

Ingrese para poder comentar