Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin
21.08.15 Textuales

La extracción de la arena: del río a los silos

Los procesos utilizados para la extracción de áridos hacen posible su posterior comercialización, dado que de esto depende la preparación adecuada de cada tipo de  arena para cada proyecto a la hora de construir. “El proceso no es definitivamente rutinario, es continuo y cambiante”, expresó el Ingeniero Santiago Ronco, gerente de Logística de Silos Areneros Buenos Aires.  En esta nota proponemos un acercamiento a los procesos de extracción de áridos, uno de los principales materiales del sector de la construcción.


La dinámica fluvial de los ríos es permanente y ello hace que en períodos de tiempo prolongados los bancos de arena sufran modificaciones en cuanto a ubicación, calidad del material, entre otras. Es por ello que la determinación de las zonas de operación para la extracción de arena dentro de las áreas concesionadas cambia conforme también a las demandas del mercado y particularidades de las dragas utilizadas para este proceso.


 “La dinámica permanente de erosión y sedimentación de los ríos es la que repone arena en lugares que habían quedado fuera de explotación tiempo atrás, para volver a ellos algunos años más tarde”, explicó el Ingeniero Santiago Ronco.


El recurso mineral pertenece a las provincias, por lo cual los productores mineros deben solicitar a las respectivas autoridades mineras provinciales el otorgamiento de los permisos de extracción de arena. La Dirección Nacional de Vías Navegables determina las zonas de libre disponibilidad operativa que quedan plasmadas en una declaratoria nacional de no afectación a la navegación, al comercio ni al régimen hidráulico de las zonas de extracción. 


“Nuestra empresa extrae la arena de yacimientos fluviales ubicados en zonas del Río Paraná inferior y Delta del Paraná, en jurisdicción de las provincias de de Buenos Aires y Entre Ríos”, recalcó el ingeniero, quien además explicó que “en cuanto a los canales de navegación son dos las vías troncales o hidrovías por la que los buques unen las zonas de carga y los puertos de descarga: uno es el río Paraná de las palmas y el Canal Emilio Mitre, y el otro es el río Paraná Guazú y Canal Martín García”.


En lo que se refiere a recursos, Silos Areneros posee “la flota más importante del mercado arenero argentino” con un total de nueve buques de dimensiones y potencias variables que le permite a la empresa “ajustar adecuadamente la entrega de material a las distintas cabeceras”, explicó Ronco.


Estos barcos son dragas estacionarias (SH – Suction Hopper) que permiten el dragado de material no consolidado depositado en el lecho del río por medio de bombas centrifugas que elevan la arena hasta la cántara de la embarcación. El barco posee largas cañerías a ambas bandas que se sumergen hasta tocar el lecho del río. La arena mezclada con agua asciende por dichas cañerías de aspiración por el accionar de las bombas y es impulsada hasta la cántara (bodega abierta). “Completada la bodega, se levanta el sistema de caños de succión y el barco navega hasta el puerto de destino, por ejemplo el ubicado en el Dique Cero del Puerto de Buenos Aires en el barrio de La Boca, para realizar allí la descarga del material en los silos de almacenamiento con que cuenta la empresa”, detalló el gerente de Silos Areneros.


Una vez en el puerto se traslada la arena hacia los silos, grandes sedimentadores donde los granos de arena decantan por gravedad. La arena queda en los silos con un alto porcentaje de agua que es eliminada por gravedad a través de filtros y cañerías. Una vez que la arena alcanza un porcentaje de humedad del orden del cinco por ciento, están dadas las condiciones para su despacho desde el silo directamente a los camiones.


El control de la entrega se puede realizar por peso o por volumen. Para el control por peso la empresa cuenta con dos balanzas para camiones certificadas por el INTI y para el control por volumen se dispone de tolvas a la salida de los silos, que permiten el conteo de los metros entregados a cada camión.


“Todo el proceso, desde la extracción en el río hasta su despacho a los camiones, se realiza en forma sustentable, cumpliendo con la normativa vigente para el uso racional de este recurso natural que es la arena y el cuidado del medio ambiente”, concluyó Ronco.


Para más información: www.silosareneros.com.ar

Comentarios

Ingrese para poder comentar