Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin
17.07.15 Textuales

Liderar el cambio cultural de las empresas constructoras (Segunda Parte)

Para cumplir con el concepto que titula el presente informe, no basta con cambiar estrategias, estructuras y sistemas sino que deben transformarse las maneras de pensar que produjeron las mismas. Para ello, se requiere información adecuada y oportuna. Esta información es crucial a la hora de administrar el sistema social de la empresa para que las distintas funciones y empleados trabajen en forma alineada y coordinada. Todas las empresas -cualquiera sea su escala- poseen un sistema social producto de la interacción de las personas que la integran. Ese sistema social influye y es influido por la forma en que las funciones y empleados desarrollan las relaciones, los sentimientos asociados a éstas, comparten la información, hacen acuerdos, se coordinan y alinean, planifican y toman decisiones. Con el tiempo se termina moldeando la cultura de la empresa.

 

 

Escribe: Ing. Civil Martín Roberto Repetto Alcorta

 

Ram Charan, en su libro Know-How, expresa que la forma de trabajar en conjunto genera ganancias o pérdidas de energía determinando si se cumplen los compromisos necesarios a la hora de lograr las metas de la organización. La administración del sistema social de la empresa, para lograr los objetivos empresariales, consta de varias partes interdependientes:

 

1. Establecer la dirección y la estrategia a seguir.


2. Comunicar las mismas y los objetivos a cumplir.


3. Obtener feedback para garantizarse que todos han entendido claramente el nuevo rumbo y la forma en que se espera que se consigan los objetivos.


4. Alinear y coordinar las diversas funciones.


5. Establecer las decisiones críticas que hay que tomar para cumplir los objetivos y los acuerdos previos que se deben lograr.


6. Diseñar los mecanismos operativos necesarios para mantener la llama encendida. Esto es reuniones y sistemas de información para lograr la toma de conciencia del negocio en su totalidad para lograr acuerdos y compromisos de modo de facilitar la adecuada toma de decisiones.


7. Moldear los comportamientos, individuales y de equipo, necesarios para cumplir con los puntos anteriores de manera de orientar las decisiones hacia los resultados empresariales a los que se aspiran.

 

Estos siete puntos interactúan entre sí y redefinen constantemente el sistema social de la empresa y los comportamientos de las personas que la integran. Con el tiempo se va afinando la capacidad colectiva de lograr los resultados propuestos. La estructura organizacional y los silos estancos entre funciones generan divisiones entre las personas y las perspectivas de los gerentes, los que toman decisiones no siempre coordinadas y alineadas. Los individuos que integran una empresa se suelen concentrar en sus especialidades funcionales y sus propios intereses. Estas diferencias y tensiones asociadas, llevan frecuentemente, a que los diversos individuos de una organización traccionen en diferentes direcciones perdiéndose la oportunidad de alinear esfuerzos que maximicen los resultados.


Los conflictos entre funciones forman parte de la estructura organizacional porque generan competencia por los recursos, la necesidad de las partes de imponer sus puntos de vista de modo de alimentar los egos individuales, por ende, conducen a una toma de decisiones ineficaz e ineficiente en la que se logran sólo una parte de los resultados que podrían obtenerse con los mismos recursos.


Por ello, se deben establecer mecanismos operativos para gestionar las interacciones críticas entre las funciones que impactan directa o indirectamente en el cumplimiento de los objetivos de las obras.


Resulta imprescindible diseñar los flujos de la información, la periodicidad adecuada de las reuniones necesarias para sacar a la luz y resolver los conflictos, comprender el panorama general más allá de la perspectiva funcional y de los intereses particulares, moldear los comportamientos de equipo y lograr los acuerdos necesarios para una mejor toma de decisiones conjunta de manera de alinear y coordinar a las distintas funciones en aras de cumplir con los objetivos de las obras.


Nota relacionada: 

Liderar el cambio cultural de las empresas constructoras

Comentarios

Ingrese para poder comentar