Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin
17.07.15 Del Editor

Eficiencia de las Fachadas Ventiladas, parte 1

Las fachadas ventiladas conforman un sistema de construcción sustentable, puesto que permiten transformar un edificio de construcción antigua y tradicional, con muros sólidos, grandes pérdidas de calor en épocas invernales y mucha absorción de calor hacia el interior en épocas cálidas en las cuales el Sol irradia directamente sobre las paredes; en un edificio sustentable, en el cual se ahorra energía y por ende se cuida el medio ambiente, sin necesidad de involucrar o afectar demasiado el interior del edificio, el cual podría permanecer habitado.


Por el Arq. Gustavo Di Costa

Editor de Revista ENTREPLANOS


Entonces, la fachada ventilada es un sistema de revestimiento de los paramentos de un edificio que deja una cámara ventilada entre el revestimiento y el aislamiento, conformando un eficaz detalle constructivo para resolver el aislamiento del edificio, eliminando los indeseables puentes térmicos, así como los problemas de condensación, obteniendo de este modo un excelente comportamiento térmico. Con este sistema es posible realizar un aislamiento continuo por todo el exterior del edificio, protegiendo de esta manera su espacio interior.


En la cámara ventilada, debido al calentamiento de la capa de aire del espacio intermedio con respecto al aire ambiente, se produce el llamado “efecto chimenea” que provoca una ventilación continua en la cámara, logrando que el aire caliente se eleve y permita la entrada de aire nuevo y fresco desde la parte inferior de la fachada. Dimensionando adecuadamente la entrada y la salida de aire se consigue una constante evacuación del vapor de agua proveniente tanto del interior como del exterior del edificio, manteniendo el aislamiento seco y obteniendo un mejor rendimiento de éste, más un gran ahorro en el consumo energético.

La fachada ventilada, además de incidir en el ahorro de consumo energético, elimina las radiaciones directas o las inclemencias meteorológicas sobre los muros protegiéndolos de las patologías que afectan a los edificios construidos mediante sistemas tradicionales. Es un sistema seguro y liviano que reparte sus cargas sobre los elementos resistentes del edificio.


El efecto chimenea es obtenido -a veces- gracias a un paramento externo continuo con juntas cerradas, pero muy a menudo ello no es posible debido a las aberturas, salientes, molduras y diferentes obstáculos que poseen los edificios, capaces de interrumpir el espesor y la altura de la cámara de aire, provocando que sean en vano los efectos beneficiosos de la ventilación, además crean un fuerte flujo de aire desde abajo hacia arriba, en particular en los meses invernales, que no colaboran en cuanto a la aislación de la pared.


En cambio, se pueden evitar estos inconvenientes con un paramento exterior de juntas abiertas en las cuales la circulación de aire resulte más regular y continua que en el de juntas cerradas ya sea por la acción del viento, por el calentamiento/enfriamiento del aire o porque los vínculos arquitectónicos no influencian mínimamente la beneficiosa circulación de aire contenida en la cámara.


La fachada ventilada actúa como protección de las paredes al tiempo que permite que la humedad producida en el interior de los ambientes pueda difundirse en el exterior sin encontrar obstáculos o barreras, manteniendo los muros y los paneles aislantes secos y en condiciones ideales para su aislamiento y conservación. La implementación de una fachada ventilada posibilita el cabal cumplimiento de las normas de ley con respecto a la aislación acústica, porque siendo un sistema compuesto con varios estratos genera una mayor absorción del ruido y porque la aislación es continua -sin interrupciones- eliminando fácilmente los puentes acústicos. La continuidad del aislamiento en toda la fachada impide la existencia de puentes térmicos y reduce las dilataciones y contracciones de las estructuras al minimizar los cambios de temperatura, evitando la creación de fisuras y grietas en los muros del edificio.

 


Continuara…

Comentarios

Comentó: osvaldo.iglesias - 17.07.15

Realmente muy interesante. Como se puede aplicar esto a edificios ya construidos sin variar demasiado la estética de los mismos.

Ingrese para poder comentar