Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin
13.03.15 Del Editor

Producción de energías alternativas en edificios

Las energías alternativas en la arquitectura implican el uso de dispositivos solares activos, tales como paneles fotovoltaicos o generadores eólicos que ayudan a proporcionar electricidad sustentable para cualquier uso. Si los techos van a tener pendientes hay que tratar de ubicarlas hacia el mediodía solar tal que se optimice la captación de la energía a fin de que los paneles fotovoltaicos desarrollen la mayor eficacia. 

Por el Arq. Gustavo Di Costa

 

Editor de Revista ENTREPLANOS


Los generadores eólicos se están utilizando cada vez más en zonas donde la velocidad del viento es suficiente. Los sistemas de calefacción solar activos mediante agua cubren total o parcialmente las necesidades de calefacción a lo largo del año de una manera sustentable.


De esta forma, los edificios que utilizan una combinación de estos métodos alcanzan la meta más alta que consiste en una demanda de energía cero. Una nueva tendencia se explicita en generar energía y venderla a la red, para lo cual, resulta necesario contar con una legislación específica, políticas de promoción de las energías renovables y programas de subsidios estatales. De esta forma, se evitan los costos excesivos que representan los sistemas de acumulación de energía en los edificios.


Otras formas de generación basadas en fuentes renovables son la energía solar térmica (para calefacción, agua caliente sanitaria y aire acondicionado), biomasa -o incluso- la geotérmica.


Lo ideal para garantizar el suministro energético durante todo el año, bajo condiciones climáticas y ambientales cambiantes, consiste en combinar las diferentes fuentes.


La arquitectura sustentable incorpora materiales reciclados o de segunda mano. La reducción del empleo de materiales nuevos genera una minimización en el uso de energía propia de cada material en su proceso de fabricación.


En este contexto, los arquitectos sustentables intentan adaptar viejas estructuras y construcciones para responder a nuevas necesidades, y de esta manera, evitar, en lo posible, construcciones que partan de cero.


Entre los materiales a reciclar encontramos la mampostería en forma de escombros para realizar contrapisos, maderas, hormigón que se vuelve a triturar y aplicar en estructuras de menor compromiso de cargas, puertas, ventanas y otras aberturas, aislantes termoacústicas, revestimientos cerámicos, cañerías metálicas, cubiertas de chapa, hierro estructural, rejas, etc.


Una de las grandes preguntas que se formula el ser humano es qué efectos producirán este tipo de edificios y la respuesta parece ser clara: La conservación de recursos (materiales, agua, energías), el principio de las tres "R" (reciclar, recuperar, reutilizar), el análisis de la gestión del ciclo de vida de las materias primas utilizadas, con el objetivo de reducir la generación de residuos y de emisiones nocivas, el uso racional de la energía y del agua, el incremento de la calidad y salud de vida para el usuario o propietario y la comunidad en la que se asienta (urbanización) más la protección general medioambiental del entorno en el que se asienta.


Comentarios

Ingrese para poder comentar