Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin
02.12.14 Economia

La construcción se alza como el mejor método de ahorro

Según el 7º Estudio de Opinión Construya, 62% de los encuestados –sobre el total de 548 profesionales- calificaron a la construcción como el mejor método de ahorro en medio de las restricciones cambiarias existentes. La compra de moneda extranjera alcanzó 19% de las respuestas. Los bonos públicos argentinos obtuvieron el 4% y las acciones un 3%. El Sector agropecuario, otros bonos y los plazos fijos un 1% cada uno. 



En general el 24% de los encuestados afirmó haber tenido una fuerte recuperación de su actividad en los últimos doce meses y 50% señaló una retracción. En tanto, el restante 24% consideró que la misma ‘se mantuvo igual’. Entre optimistas y neutrales sumaron 50% del total de respuestas.

 

Respecto a la evolución de la actividad en los últimos doce meses segregada por región, los encuestados de las regiones Buenos Aires y Centro fueron los más pesimistas, seguidos de cerca por los del NEA. En cambio, los entrevistados de la Patagonia fueron los más optimistas, teniendo un total de 66% de respuestas entre optimistas y neutrales. En Buenos Aires la relación entre respuestas positivas (20%) y negativas (55%) cayó a un mínimo de 0,36, justo después de haber alcanzado el máximo histórico en marzo pasado (EOC Nº 6). En la región Centro ocurrió lo mismo. La relación entre respuestas positivas (21%) y negativas (54%) marcó un mínimo de 0,39, cuando en la medición anterior este ratio había sido de 1,69 (el máximo se verificó en noviembre de 2013, EOC Nº 5, con 2,00). En el caso del NEA la relación entre respuestas positivas (22%) y negativas (50%) fue de 0,44. En la medición anterior había sido de 2,15 (el máximo corresponde a noviembre de 2013 en el 5º EOC con 4,67).

 

En NOA, Cuyo y Patagonia, el ratio positivas/negativas también marcó un piso histórico. La diferencia con las otras tres regiones estuvo en que las respuestas negativas no superaron la barrera de 50%. En NOA la relación positivas/negativas fue de 0,62 (28% vs. 45%), en Cuyo también de 0,62 (26% vs. 42%) y en Patagonia de 0,92 (36% vs. 39%).

 

Por categorías, fueron los estudios de arquitectura y los constructores/empresas constructoras los menos pesimistas con 33% y 27% de respuestas positivas, 25% y 27% señaló un mantenimiento y 40% y 45% refirió una caída, en términos respectivos, desplazando al tercer lugar a los distribuidores de materiales. En el otro extremo se ubicaron los desarrolladores inmobiliarios y las inmobiliarias, con 11% y 6% de respuestas positivas.

 

Entre los estudios de arquitectura, un tercio señaló que su nivel de actividad económica creció en los últimos doce meses. Entre los distribuidores de materiales, 26% informó crecimiento y 54% señaló caída del nivel de actividad en los últimos doce meses. De este modo, la relación positivas/negativas cayó hasta 0,48, lo que equivalió a la mitad del ratio logrado en la recesión de 2012 (EOC Nº 2, 0,89). Sólo 20% logró sostener el nivel de actividad.

 

Y entre los desarrolladores se observó algo similar, con un ratio positivas/negativas de 0,16 (11% vs. 69%; en la medición anterior fue de 0,95). Y sólo 19% sostuvo el nivel de actividad. En esta categoría de actividad también la EOC Nº 7 fue la que peores registros obtuvo.

 

Las regiones más optimistas sobre el futuro próximo de la actividad sectorial fueron la Patagonia y el NOA. En estas dos regiones, 29% y 27%, respectivamente, consideró que la actividad crecerá en los próximos doce meses. En tanto, 40% y 39% de los encuestados de cada región señaló que su actividad disminuirá.Las regiones de Cuyo y del NEA se ubicaron en una posición intermedia, aunque también en estos casos el ratio entre positivas y negativas fue inferior a 1 y alcanzó un nuevo piso. En cada caso 24% consideró que la actividad crecerá en los próximos doce meses, al tiempo que 47% y 52%, respectivamente, respondió que espera una caída. Por último, las regiones Buenos Aires y Centro concentraron las mayores proporciones de pesimismo. En el primer caso, sólo 15% de los encuestados consideró que la actividad crecerá y 53% respondió que espera una caída.En el segundo caso, 19% respondió que espera un crecimiento y 48% una caída.

 

Por categorías, las inmobiliarias mantuvieron el mismo porcentaje optimista con un 23%, y otro tanto se inclinó por un sostenimiento de la actividad, mientras que 51% fue pesimista al respecto. En referencia a los estudios de arquitectura, se registró 22% de respuestas optimistas, 27% piensan que se mantendrá y las respuestas pesimistas fueron de 46%. En tanto, los desarrolladores inmobiliarios y los distribuidores de materiales fueron los más pesimistas. En ambos casos 17%  consideró que la actividad crecerá en los próximos 12 meses, al tiempo que 53% y 48% indicaron que la misma se contraerá. Asimismo, 29% de los distribuidores y 31% de los desarrolladores consideró que la actividad se sostendrá.

 

Con respecto a las condiciones que facilitan actualmente llevar adelante el negocio,la respuesta “falta de alternativas rentables donde invertir los pesos argentinos” volvió a liderar el ranking por quinta medición consecutiva. En segundo lugar se mantuvo el “crecimiento de las obras privadas” y el tercer lugar fue compartido por tres indicadores, “las otras alternativas de inversión son muy riesgosas”, “mayor rentabilidad” y “crecimiento de la actividad económica”.

 

En cuanto a la principal dificultad para llevar adelante su negocio, la respuesta más votada fue “incertidumbre por el tipo de cambio”. En segundo lugar se encontró “mayor costo de la construcción”.  Luego se ubicaron la “presión impositiva” y el “menor financiamiento” y en quinto lugar “el costo de los terrenos”. Sólo para los estudios de arquitectura la “presión impositiva” no estuvo entre los principales cinco factores que dificultan el desarrollo de la actividad.

 

Respecto a si las medidas impulsadas por el gobierno para fomentar la construcción y generar empleo impactarán positivamente en el sector donde usted se desempeña, 31% consideró que tendrán impacto positivo y 18% se inclinó por Ns/Nc. Los distribuidores de materiales fueron los más optimistas, y los más pesimistas fueron los desarrolladores inmobiliarios y las inmobiliarias.

 

En cuanto a las tipologías de obra que movilizaron la actividad en los últimos meses, la vivienda unifamiliar lideró el ránking (6,74%), seguida por los edificios (5,45%), la obra comercial (4,83%) y finalmente la obra pública (3,35%).

 

Con respecto a quesegmento impulsa actualmente la demanda en su negocio, los distribuidores de materiales señalaron mayoritariamente a las obras medianas y pequeñas nuevas del sector privado (66%) y a las refacciones/ampliaciones (48%) como los segmentos que mayor impulso tienen sobre su actividad. En tanto, las obras grandes nuevas del sector privado y las obras públicas exhibieron las menores proporciones de respuestas y bien lejos de las dos primeras. En el primer caso, 27%, y en el segundo caso, apenas 16%.


Respecto al perfil actual del cliente, entre las constructoras, los estudios de arquitectura y desarrolladores inmobiliarios encuestados, en la última medición 31% señalaron que sus clientes adquieren las viviendas como bien de inversión. Otro 29% indicó que la adquisición es para uso propio y 23% afirmó que es para refacción o ampliación de viviendas propias. Las categorías otro y NS/NC concentraron 7% y 10% del total de las respuestas, respectivamente. 

Comentarios

Ingrese para poder comentar