Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin

Decks y pisos exteriores de madera: secretos y consejos para disfrutarlos al máximo

La madera es el material perfecto para construir y edificar decks, pisos y áreas exclusivas de tránsito que se encuentran al aire libre, como terrazas, patios y espacios de transición. CADAMDA – La Cámara de la Madera, brinda todo el asesoramiento en cuanto a su cuidado y mantenimiento para preservarlos en excelente estado y disfrutarlos a pleno, ya sea en la intimidad del hogar, piscinas o en las playas, parques y demás lugares de esparcimiento.


El deck o terraza es uno de los elementos de la construcción con madera que más se ha propagado alrededor de todo el mundo.  En sus inicios se utilizaban los decks para facilitar el tránsito en muelles y atracaderos de embarcaciones; hoy son un elemento funcional que se encuentra en los  contornos alrededor de piscinas,  como un espacio de relax en parques y jardines, en forma de caminos entre la vegetación y hasta  en balcones y terrazas, entre otros usos.

 

La palabra deck, en el idioma inglés, significa cubierta, piso y de allí la estandarización de la palabra para denominar a estas áreas. “La proliferación de los decks y pisos de madera tiene su explicación en que este noble material le da un toque importante al hogar y a su vez se le suma la practicidad de su uso en galerías y solariums o caminos. Practicidad porque la madera, al tener poca absorción del calor es apta para caminar descalzo, a lo que se le suma el mínimo mantenimiento, una combinación de múltiples beneficios y ventajas”, explica Daniel Lassalle, gerente comercial de CADAMDA – La Cámara de la Madera. 

 

El deck puede estar casi a nivel del suelo o bien en elevación por medio de pilares para adaptarse así al nivel de cualquier construcción existente. Para la instalación de un deck, se apoyan de forma firme sobre el terreno un conjunto de pilares de madera. Los pilares soportarán una estructura de guías de madera, sobre la cual se coloca finalmente la tarima de madera por donde transitará la gente. En cuanto a sus características, el deck puede proporcionar espacios habitables tanto por encima como por debajo de la estructura. El material de trabajo permite añadir elementos de diseño como pérgolas, celosías, bancos o jardineras, obteniendo ambientes armónicos realizados íntegramente en madera.

 

¿Qué madera elegir?

 

La madera usada en este tipo de estructuras deberá siempre estar preparada y tratada para su exposición al exterior con el fin de soportar las exigencias climáticas como la lluvia y el sol por ejemplo. Hay que diferenciar entre la madera usada para los pilares y la madera que conforma la tarima. Pino impregnado con CCA, pino, incienso, eucalyptus sp, lapacho, quebracho y timbó son las clases de maderas más frecuentemente utilizadas en la construcción de decks. “Teniendo en cuenta que un deck, en general, se encuentra en ámbitos donde hay pérgolas, sillas, reposeras, muebles y equipamiento para el exterior, es muy importante conocer qué tipo de productos se van a utilizar para preservar a la madera de diversos factores potablemente agresivos (como los insectos, hongos, factores climáticos, periodicidad y forma de uso, etc.)” amplía el ejecutivo de CADAMDA – La Cámara de la Madera.

 

En el caso de los pilares por ejemplo, pueden construirse con madera de pino, previamente tratada para el exterior. Los recubrimientos protectores son los que dan la terminación estética del deck. Generalmente estas terminaciones son satinadas o mate al tener en su composición ingredientes hidrorepelentes (ceras, sílices, etc.) y también por ser formadores de micropelículas. En cuanto al entramado, una madera muy difundida y funcional es el eucalipto que tiene grandes condiciones para su uso en el exterior. Ambas maderas son productos renovables y 100 % reciclables, brindando sostenibilidad ambiental al proyecto realizado.

 

La construcción de un deck es una excelente decisión que sin dudas revaloriza y jerarquiza cualquier propiedad, aportando una excelente estética que suma calidez y se mimetiza perfectamente con el entorno natural de un jardín. En lo que a colores se refiere, en general las terminaciones son muy variadas, todas estéticamente posibles de acuerdo a los productos que hay en el mercado. Todo tipo de colores son factibles de lograr en una madera. Sin embargo, considerando la alta exposición al sol de este tipo de pisos, es recomendable productos con alta pigmentación y de tonos oscuros, puesto que los pigmentos ayudan a proteger más a la madera del sol.

 

Los diferentes productos ofrecidos tienen recomendaciones de aplicación diferenciadas según las marcas, por lo tanto recomendamos leer previamente las instrucciones, y en caso de dudas llamar a los respectivos Departamentos Técnicos. El mercado posee hoy gran variedad de maderas y productos para diseñar y construir fácilmente decks y obtener terminaciones decorativas y estéticas a elección de diseñadores y clientes.

 

El tratamiento correcto: preservación y protección

 

—      Preservación de los insectos y hongos

 

—      Protección de los agentes atmosféricos.

 

Ambos procesos son muy necesarios y deben realizarse en forma independiente. Para el primero se recomienda usar preservadores aprobados por el Senasa y aplicarlos a pincel, inmersión o por vacío-presión (método industrial) previo a la protección.

 

Luego se debe proteger de los agentes atmosféricos (sol, lluvia, viento, nieve, polución) ofreciendo una película flexible, que no cuartee y mantenga la madera expuesta en buenas condiciones y que, además, soporte la abrasión. En este paso además se decora y se procura la terminación estética a la madera que está siendo protegida.

 

Por otra parte, además puede hacerse la ignifugación, como paso intermedio entre preservación y protección, obligatorio según algunas legislaciones cuando el deck se encuentra en locales comerciales, bares, etc.


Cinco claves para diseñar y construir un deck


1) El deck debe estar no menos de 15 cm levantado del piso natural o contrapiso y apoyado en listones que permitan que la madera quede aireada al estar separada del suelo.

 

2) Las pendientes de desagüe deben ser respetadas. Si un deck no tiene un mínimo de pendiente para que el agua escurra, las acumulaciones de ésta generan problemas de uso y de secado.

 

3) Para la protección de los agentes atmosféricos se debe elegir un producto especialmente diseñado para tal fin, que soporte la abrasión y no cualquier protector.

 

4) Todas las piezas de un deck (listones de apoyo, listones de clavado, listones a la vista), deben estar preservadas y protegidas con el producto elegido al menos en una mano, sino en dos previo al armado. De este modo superficies que luego son inaccesibles quedarán protegidas.

 

5) También si fuera posible es importante considerar el armado del deck en partes, de modo que éstas puedan ser removidas, y levantadas para tareas de mantenimiento. Si esto está pensado desde el diseño la tarea resulta más fácil y no exige el desarmado de la estructura.


Asesoró CADAMDA – La Cámara de la Madera

Más información y consultas: info@cadamda.org.ar  y www.CADAMDA.org.ar  y en www.maderayconstruccion.com.ar   

Comentarios

Ingrese para poder comentar