Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin
03.10.14 Del Editor

RSE

De acuerdo a la definición de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) “La Responsabilidad Social Empresaria conforma el conjunto de acciones que toman en consideración las compañías para que sus actividades muestren repercusiones positivas sobre la sociedad, afirmando los principios y valores por los que se rigen, tanto en sus propios métodos y procesos internos como en su relación con los demás actores. La RSE conforma una iniciativa de carácter voluntario”.


Por el Arq. Gustavo Di Costa
Editor de Revista ENTREPLANOS

 Entonces, para entender acabadamente el impacto que dichas acciones provocan en la actualidad, basta con echar un vistazo a nuestra historia reciente a efectos de reconocer las tendencias que hoy se desarrollan a los fines de reparar algunas demandas sociales de importancia, capaces todas ellas de mejorar sustancialmente la calidad de vida de amplios sectores de la sociedad.

 

De esta manera, muchos profesionales del diseño trabajan a diario a los fines de generar sistemas capaces de dotar de condiciones de habitabilidad a sus ocupantes. También, generando acciones en favor de la sustentabilidad de nuestro planeta, nuestro hogar: La Tierra.


Dichas acciones hacen a la filosofía de sus productos que buscan no degradar el suelo e interactuar con la naturaleza sin violentar sus valores más notables, aquellos que deberán ser heredados por nuestros hijos, y nietos… Pero cierto es que además, los desequilibrios sociales demandan contención y abrigo. Ello nos permite alimentar las esperanzas en relación a que sólo a partir de un buen presente podremos aspirar a un mejor mañana. Ante este escenario, las empresas comienzan a iniciar acciones de alto valor en las comunidades en las cuales se insertan. El rescate de los más nobles valores y las más altruistas conductas, no afecta hoy exclusivamente a las personas físicas, sino que implica en grado creciente, un importante efecto multiplicador en las diversas estructuras empresarias dentro de la industria de la construcción.


Resulta difícil imaginar una matriz de empleados exitosos, de empresarios ganadores, en medio de sociedades demandantes. Por todo ello, la Responsabilidad Social Empresaria va mucho más allá del cumplimiento de las leyes y normativas vigentes, a las cuales por supuesto, se les brindan un estricto cumplimiento. Las compañías parten para cumplir con su política de RSE por preservar el medio ambiente. Ese es el punto de origen a efectos de cumplimentar acciones concretas respecto de la Responsabilidad Social que involucre a las personas, a la sociedad, y al medio que los contiene como estructura comercial.


Comentarios

Ingrese para poder comentar