Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin
26.09.12 Protagonistas

“La construcción industrializada, cuando considera las variables apropiadas, obtiene mejores rendimientos que la construcción tradicional”

COSENO SRL es otra de las constructoras que participó en Extreme Make Over Argentina. En exclusiva para ENTREPLANOS, el arquitecto Felipe Genne, socio fundador de la empresa, detalló el proceso constructivo, las diferentes etapas del proyecto que transitaron e hizo hincapié en lo provechosa que fue la experiencia.




COSENO SRL es una empresa de Córdoba capital que tiene casi 15 años de existencia en el mercado de la construcción en seco. Junto a ella, Felipe Genne desarrolló toda su actividad laboral y profesional vinculada a este sistema constructivo.

-¿Cómo surgió la convocatoria para que COSENO participe del proyecto Extreme Makeover?

-Este proyecto en su faz técnica estuvo desarrollado por Consul Steel y AD Barbieri, ellos son los que propusieron la solución constructiva para que las casas se pudieran hacer en los tiempos que eran requeridos.  Del mismo modo, hicieron los contactos con varias empresas de construcción en seco.

Nos llamaron Sonia Ganem de Consul y Francisco Pedrazzi de Barbieri, nos contaron de qué se trataba y nos propusieron participar. El desafío fue demasiado atractivo para nosotros. Si bien todas las obras son un desafío, hay algunas que lo son de un modo especial. Esta, con el breve plazo para hacerla y con la televisión de por medio, era una de ellas. Recibimos los primeros planos que se habían elaborado, los empezamos a analizar y confirmamos que estábamos dentro.
 
-¿Cómo desarrollaron las diferentes etapas del proyecto?

-Las etapas de ejecución en una obra de estas características están bien diferenciadas y podemos hacer un detalle según las tareas básicas.

Etapa 1: Como nuestro taller está en la ciudad de Córdoba planteamos armar los paneles en el predio de la obra. Apenas se terminó la demolición de lo existente y mientras se desarrollaban las tareas de replanteo, armado y llenado de la platea de hormigón, ingresamos al terreno y en un lateral hicimos todos los paneles previstos por la ingeniería de obra.

Etapa 2: Armado de la “jaula estructural”: montamos sobre la platea de hormigón la totalidad de paneles de tabiques y las cabreadas de la cubierta.

Etapa 3: Rigidización de la estructura: se colocó del lado exterior, tanto en paredes como en cubierta, una placa de OSB trabada y cubriendo la totalidad de las superficies. Esto evitó que la estructura pudiera sufrir posibles deformaciones.

Etapa 4: Impermeabilización: se cubrió todo el OSB con membrana Tybek. Aquí fue donde se colocaron las fijaciones químicas definitivas que anclaron la casa a la platea.

Etapa 5: Cierre final exterior: colocación de placas cementicias en las paredes y la cubierta de chapa para el techo. Incluyendo sellado de uniones de placas y colocación de babetas de chapa. En este momento también se colocaron las carpinterías exteriores (trabajo que hizo el proveedor de las mismas).

Etapa 6: Aislación: con la obra cerrada se colocaron las aislaciones de fibra de vidrio, en todas las paredes perimetrales y el cielorraso con barrera de vapor; y en el resto de las paredes la aislación simple.

Etapa 7: Cierre interior: se colocaron las placas de roca de yeso en paredes y cielorrasos, incluyendo el tomado de juntas de las uniones y tornillos.

Etapa 8: Terminaciones: pinturas interiores y aplicación de revestimientos exteriores.

En este esquema de tareas fueron incluyéndose los trabajos de instalaciones: para las cloacas se previó un canal sanitario en la platea, la provisión de agua y cañerías eléctricas se hicieron al momento de que la estructura estuvo montada y la colocación de artefactos (sanitarios y eléctricos) cuando ya estaban colocadas las placas.

-¿Qué beneficios aportó la construcción en seco al proyecto?


-La construcción en seco lo hizo posible. No creo que fuera factible que la productora hiciera construir cuatro casas de modo tradicional y que en septiembre los programas estuvieran listos para ser emitidos.

La construcción industrializada de viviendas con este sistema requiere un importante desarrollo y planificación previa, pero luego en el terreno se avanza sin desvíos, no hay nada que romper para volver a hacer, y no hay sorpresas.

El beneficio tiene que ver con el tiempo de ejecución, pero también con la precisión de lo construido y con el cumplimiento de lo planificado.  
 
-¿Qué beneficios aportó este sistema constructivo desde el punto de vista de la sustentabilidad y mantenimiento de la obra?

-Esta casa es perfectamente sustentable en el tiempo. La construcción industrializada cuando considera las variables apropiadas de cálculo estructural, diseño del “sándwich” de paramentos y cubierta, uso de materiales con espesores indicados, cálculo de aislaciones térmicas, sellado y protección de uniones, y mano de obra calificada queda a años luz de lo que se conoce en el mercado como “casas prefabricadas”. Incluso obtiene mejores rendimientos que mucha de la construcción tradicional que se realiza.

En cuanto a lo que mantenimiento se refiere no es muy diferente de lo que necesita cualquier otra casa. Por lo general, no hay una cultura de inversión en el mantenimiento de las edificaciones y, al igual que en la construcción tradicional, es recomendable la realización de nuevos sellados y repintados en función del desgaste de los mismos.

 -¿Cómo se gestionó la colaboración de las empresas?

-Todas las empresas fabricantes que proveyeron materiales participaron en base a un canje publicitario.

En un primer momento, nuestra constructora hizo su aporte trabajando al costo. Luego, en el fragor de los días de terminación, tuvimos cantidad de jornales y horas de trabajo que excedieron lo calculado originalmente.

Finalmente terminamos realizando una inversión importante en publicidad, que aunque no repercutió en nuestra evolución como empresa, creemos fue importante para el crecimiento e instalación en el mercado del sistema constructivo.
 
-¿Cómo interactuó el personal de la empresa con los colaboradores y voluntarios que participaron de la materialización de los trabajos?

-Al acordar nuestra participación nosotros especificamos que tareas no realizaríamos. Además de la demolición y la platea de hormigón, no hicimos los trabajos de albañilerías (que eran menores), jardinerías, decoraciones y organización de mobiliario.

COSENO se centró en lo que es profesionalmente y se abocó a la construcción en seco integral de la casa: paredes externas e internas, cubierta completa, aislaciones, cielorrasos y pinturas.
Por formar parte fundamental de la vivienda también asumimos la realización de las instalaciones (eléctrica, sanitaria y gas), incluyendo la colocación de los artefactos y la puesta en funcionamiento de los mismos. La productora coordinó con voluntarios y con otras empresas las tareas complementarias.
 
-¿En qué aspectos cambiarán las condiciones de habitabilidad de las familias que participaron del show a partir de ocupar sus nuevas viviendas?


-Puedo hablar por la vivienda que hicimos nosotros que es de la familia Sanjurjo, debido a que no conozco los otros proyectos ni cómo eran sus casas previas.

En este caso, las condiciones de habitabilidad cambiarán notablemente y tienen que ver con lo diseñado. Pedro, miembro de la familia con una terrible enfermedad y en silla de ruedas, podrá ahora habitar una casa que no tiene desniveles en el piso, con pasillos y puertas del ancho adecuado para que circule, y un baño con  artefactos y barandas para sus recorridos internos. 

Además toda la familia, conformada por un matrimonio y cinco hijos, disfrutará de una mayor superficie en todos los ambientes. Pasaron de tener un solo baño a tres. El mejor confort lo darán también la calidad de los materiales utilizados, así como las ventajas térmicas de la cubierta y las paredes realizadas.
 
-¿Volverían a participar del programa? ¿Cuál es la anécdota más representativa de la participación de la empresa?

-Si, lo haríamos de nuevo. En función de lo que uno como empresa experimenta en cada obra que hace, sabe que al hacerla de nuevo, lo que hará será superador de lo que hizo anteriormente.

Si bien no se trata de la misma obra, se trata del mismo cliente, las mismas condiciones y la misma problemática. Nos ha sucedido en otros emprendimientos y lo aprendido se capitaliza. En este caso, fue una experiencia muy valiosa y enriquecedora, porque las necesidades y prioridades de la televisión son diferentes. Sumarnos a este proyecto implicó aceptar estas condiciones.

Creo que lo más significativo es que no nos guardamos nada para encarar el desafío. No fue una obra más, fue “la obra”. Si bien tenemos personal permanente trabajando en Buenos Aires, organizamos el equipo de trabajo con aquellos operarios de mayor experiencia y mejor rendimiento, no sólo porque nos garantizaba la calidad del trabajo, sino que además significaba un aprendizaje y un estímulo para ellos por el traslado de Córdoba a la ciudad porteña para concretar la obra.

Luego sumamos instaladores locales. Incluso desde la dirección de las tareas, participamos varios de los que habitualmente conducimos nuestras obras.

-¿Cuáles son las obras más significativas en las que participó COSENO a lo largo de su historia?

-Hemos realizado y realizamos obras en muchos lugares del país. De lo más destacado que hemos hecho puedo mencionar:

Buenos Aires: los cielorrasos de la Torre de YPF en Puerto Madero (35.000 m2), parte de la fachada de superboard del DOT Baires Shopping (9.000 m2), los cielorrasos del ex edificio Banco Italia, hoy sede del Superville (6.000 m2)

Ushuaia: toda la construcción en seco del Hotel Arakur en su etapa de habitaciones.

Córdoba: la cadena de hoteles casino Howard Johnson que dependen de la CET: Rio Ceballos, Río Cuarto, Villa María y Alta Gracia. El Hospital Municipal Príncipe de Asturias, inaugurado en 2011. El Sanatorio Allende, sucursal Cerro, y las ampliaciones permanentes del Sanatorio Allende Centro y del Centro de Tomografía Computada.

También hemos trabajado en Mendoza, San Juan, Chaco, Misiones y Neuquén.
Actualmente, entre otras obras, estamos trabajando en la ciudad de Chilecito, La Rioja, culminando las tareas del Hotel Casino Famatina; en Rosario realizando la primer torre de viviendas del Complejo MAUI; en Córdoba culminando las obras del un hotel céntrico para la cadena Solans; y a punto de iniciar la tercera etapa de los Laboratorios Phoenix en Villa de Mayo, Buenos Aires.

Comentarios

Ingrese para poder comentar