Arquitectura Sustentable
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto    Comentarios compartir en facebook compartir en twitter compartir en linkedin
11.09.12 Protagonistas

“La experiencia de utilizar el sistema de construcción en seco fue increíblemente positiva”

El reconocido programa televisivo “Extreme Makeover” arriba a nuestro país de la mano de Infinito y Endemol. Detrás del show, éste es un proyecto constructivo solidario que llega por primera vez a la región, reconstruyendo en tiempo récord los hogares de cuatro familias. El arquitecto argentino Leonardo Gaetani, que estuvo a cargo de cada una de las obras, cuenta en esta entrevista con Revista ENTREPLANOS cómo fue la realización del proyecto, la colaboración de las empresas en nuestro país y los beneficios que significó usar el sistema de construcción en seco. 



La versión latinoamericana de Extreme Makeover Home Edition, que se estrena el 20 de Septiembre, contará con un total de diez casos, de los cuales cuatro se desarrollan en Argentina. Para la realización de las obras, el show contó con un equipo de profesionales del diseño y la construcción, la colaboración de empresas del sector y de cientos de trabajadores del rubro, para lograr una restauración completa de cada casa en tiempo récord. 

Leonardo Gaetani es arquitecto, escenógrafo y asistente de dirección, tres profesiones que le permiten aportar a Extreme Makeover una mirada diferente, no sólo por el ojo clínico de arquitecto a la hora de gestionar los proyectos, sino por la sensibilidad de un escenógrafo comprometido que se identifica con los casos.

¿Cómo surgió la convocatoria de Infinito y Endemol para que participes del proyecto Extreme Makeover?

Creo que les resultó interesante mi experiencia, y por eso me convocaron.
En principio, soy arquitecto de la UBA y desde que me recibí trabajo de eso. Además, a partir del 2000 incursioné en lo que es escenografía. Con Endemol vengo trabajando hace cuatro años como director de arte en proyectos como “Los exitosos Pells” y “Un año para recordar”. 

Cuando surge Extreme Makeover, ellos necesitaban una persona que no fuera solamente arquitecto, sino que conociera y entendiera la temática. Como arquitecto entiendo los tiempos que son necesarios para la construcción, pero también comprendo las urgencias que tiene una producción televisiva.

En principio, la convocatoria incluía hacer el re diseño de las diez casas, siendo las constructoras las responsables de las obras y nosotros los que supervisáramos que éstas cumplan con los tiempos. Luego, como aún faltaba cubrir un lugar en el equipo de tres conductores, decidieron convocarme para ese rol también. Fue difícil para mí estar del otro lado de la cámara.

¿Qué motivó a Endemol a hacer cuatro capítulos en Argentina?

Fue una decisión en conjunto de Turner Internacional Argentina, que representa al canal Infinito en Latinoamérica, y Endemol Argentina. 

Al tener Endemol base en Argentina, qué mejor que buscar casos en nuestro país, donde íbamos a tener rápidas respuestas y soluciones. Porque si bien se puede planificar y diseñar una estrategia de trabajo, recién cuando “salís a la cancha” ves cómo termina de funcionar todo. Entonces, hacer los primeros casos en Argentina nos aseguró una experiencia más clara para poder continuar en el exterior.

¿Cómo fue el proceso desde que decidieron empezar el proyecto?

Desde Endemol hicimos los planos, el diseño de todos los proyectos, y buscamos  una alternativa constructiva que cuadrara con los plazos que el programa necesita para ser grabado. El sistema de construcción en seco era ideal para los tiempos acotados de los que disponíamos. Para esto, tomamos contacto con Consul Steel, una consultora especializada exclusivamente en Steel Framing, que nos dio soporte para adaptar los proyectos.  

Además, hicimos una convocatoria de empresas que colaboraron en el proyecto, como Fratelli Currao, Weber, Sherwin Williams, FV, Ferrum, Easy, Isover, Durlock, Eternit, Grupo Dema, AD Barbieri, Veka, Fw Iluminación, Lomax, Volcán, entre otros.

A ellas se sumaron tres constructoras: Nueva Era Construcciones, Coseno Construcciones En Seco y Estudio Constructora. 

Estos fueron los elementos importantes que nos permitieron llevar a cabo estas casas.

¿Ustedes hicieron el diseño del proyecto y ellos lo ejecutaron?

No solamente lo ejecutaban sino que fueron los responsables técnicos de cada obra, porque en Argentina las constructoras de Steel Framing dan garantía de sus productos. Digamos que ellos fueron los gerentes técnicos de la obra y nosotros los gerentes ejecutivos y del diseño.

¿Qué beneficios les aportó al proyecto la construcción en seco?

El proceso constructivo ha sido para todos una experiencia muy positiva. Yo no soy un arquitecto que maneje la construcción en seco habitualmente. Construyo cosas en seco pero no es que voy a armar toda una casa, jamás lo hice. 

Elegir este sistema para nosotros fue importante porque nos permitió mostrar un producto de calidad y también cumplir los tiempos. Lo que transmitieron las empresas de construcción en seco fue: “Si, podemos hacerlo rápido. Pero ustedes hagan el diseño y déjenos a nosotros todo lo que es la parte técnica”. 

Para mí fue una experiencia muy novedosa. Por ejemplo, el armado de la panelería es algo increíble. Nos ha pasado de corregir algo del diseño en el momento y poder desmontar una pared, corregirla, y armarla de otra manera. La flexibilidad que tiene el sistema es algo buenísimo, la manera de terminarlo, la practicidad de la aplicación, todo me parece que apunta a hacer una obra práctica y mucho más limpia que una de construcción húmeda. Con el grupo de arquitectos, con quienes estábamos afrontando esto dijimos: “la verdad que da ganas de ponerse a hacer casas así”. 

¿Cómo fueron los costos?

En costos estuvimos parecidos a la obra húmeda. La gente, cuando tiene que decidir entre hacer una obra húmeda o una obra seca, elige lo primero por una cuestión cultural. Uno piensa: “No, yo prefiero una pared que cuando la golpeo siento que me protege”. La verdad, me pasó a mí estando en la obra, y preguntarme “¿esto realmente es bueno?”. Sin embargo, estaba en la casa, y aunque afuera hacía frío, la vivienda no tenía la calefacción, y todavía nunca se había encendido ni una hornalla, adentro estaba cálido. Eso es una evidencia de que el sistema funciona, pese a la resistencia cultural.

¿Incorporaron en las casas características sustentables?

Si. Se usó todo lo que se puede tener en el mercado. Por ejemplo, los artefactos sanitarios tienen mochila para el ahorro de agua y  primera descarga de tanque. También se buscó el ahorro de energía eléctrica, a partir de la aislación que tiene la casa, del tipo de vidrio que tienen las ventanas y la aislación térmica con lana de vidrio, como la provista por Isover.

¿Qué diferencias encontrás con los sistemas constructivos de los otros países en los que se está llevando a cabo el proyecto Extreme Makeover?

En Chile trabajan de una forma muy interesante: la planta baja la hacen de una manera sólida, como si fuese una obra tradicional, y la planta alta la hacen en un sistema parecido al Steel Framing. Para generar en caso de sismos, que la planta baja funcione como una sujeción bien fuerte del piso superior y este pueda moverse con facilidad.

En México observé también muchas obras nuevas en las que utilizan ladrillos ya prefabricados, de los cementicios, pero siguen generando la mezcla. Por otra parte, utilizan también un sistema en el que ya tienen prefabricados como unos encofrados de metal. Estos se aplican con una facilidad increíble, como si fueran ladrillitos “Rasti”. Ahí luego colan un hormigón especial, que seca enseguida. 

¿Cómo se gestionó la colaboración de las empresas?

Se gestó desde su compromiso por participar en un programa con interés social. De hecho la gente de las empresas participaba en la obra como voluntarios, venían con sus hijos, porque veían el programa y se emocionaban por el proyecto. La verdad que fue así.

Si bien un programa puede ser conocido, en Argentina la construcción es muy particular. No todo proveedor necesita estar en un programa de televisión para vender su producto. Es un país que todavía tiene una situación económicamente rara, lo que genera inconvenientes a la hora de donar productos o mano de obra. Muy pocas empresas tienen la espalda para bancarse cuatro casas. No tiene que ver sólo con los materiales, también con el costo de la mano de obra. Por eso es muy importante reconocer a quienes se comprometieron con este proyecto constructivo solidario.

¿Cómo se seleccionaron las familias beneficiadas?

En Argentina, los casos llegaron por medio de ONGs, lugares de asistencia social y fundaciones. Luego nosotros tuvimos muchísimas entrevistas y fuimos seleccionando en base a determinadas historias familiares, problemáticas, la situación particular y las características edilicias de la casa.

También tuvimos en cuenta el lugar y la ubicación de la casa, junto con todo lo necesario para una producción de estas características. Porque si bien el caso es lo prioritario, también teníamos que poder llegar con facilidad, poner un camper, tener cincuenta personas comiendo en un parate para seguir la grabación en una hora, y otro montón de factores que se agregan debido a la realización televisiva.

Los casos fueron cuidadosamente seleccionados: se trata de familias que, habiendo atravesado diversas tragedias, no sólo no se han rendido ante las circunstancias adversas sino que incluso han sabido hacerse tiempo en medio de su dolor personal para desarrollar algún tipo de actividad solidaria para su comunidad. 

El primer caso que se grabó fue el de una mujer que tiene una deficiencia en el hígado, a partir de una operación de cáncer. Quedó muy afectada por ese problema y la dejó anulada durante muchos meses porque tuvo que estar encerrada en su casa ya que no podía estar contaminada con nada. Eso la inhabilitó durante años para poder trabajar, con las obvias consecuencias. 

El otro caso es el de una familia tipo, de clase media. Los padres son médicos generalistas. Tienen un hijo con una enfermedad llamada comúnmente “huesos de cristal” y están muy abocados a el. En la casa hay muchas deficiencias para moverse, con desniveles, que hacen que su hijo no pueda trasladarse. Así que el hogar fue reconstruido adaptándola para que la vida cotidiana de la familia sea mejor.

Después tenemos a la familia Meza, un caso que tuvo en su momento bastante repercusión en los medios. El chico fue atropellado por el ferrocarril. Quedó en silla de ruedas, con un problema en la médula, con dificultades para moverse obviamente, para hablar y para desarrollarse. Está desde aquel entonces en rehabilitación. La familia tuvo que vender su hogar para afrontar los gastos. Ahora tienen una casa que funciona para todos. 

El cuarto caso es una familia de Ezeiza, con una casa afectada totalmente por la humedad, rajaduras y demás problemas. Uno de los hijos, que hoy tiene quince años, tiene una enfermedad cerebral que hace que su cabeza esté desarrollada como la de un bebé de ocho meses. Nosotros le proveímos una cama especial que es toda automatizada y la vivienda se hizo especialmente para que pueda trasladarse. 

En todos los casos nuestro objetivo es darle a cada familia la casa que necesita y que siempre soñó.

Comentarios

Comentó: - 19.09.12

Queridos colegas, proveedores y amigos, solamente decirles..ESPECTACULAR..idea que rondó en mi cabeza desde que conocí hace unos años atrás el programa Extreme Makeover Home..Es muy gratificante saber, que colegas, profesionales y obreros, conformen desde la construcción un nicho para ejercer solidaridad, y además difundir el sistema constructivo en seco, subestimado en Argentina, pero con empresas que apostaron al sistema y lo desarrollan acá comparables en calidad a los desarrollados en E.E.U.U o en cualquier parte del mundo. Gracias Endemol por la apuesta, gracias INCONSE,Consul Steel, flia. AD Barbieri, Tel, y todos los que colaboraron en este proyecto. Mis felicitaciones y mejores augurios. Son orgullo Argentino. Atte. Victor Suter Melior, servicios y construcciones Especialistas en construcción en seco

Ingrese para poder comentar